2006 termina con un sensacional hallazgo

31/12/2006 – Hace unos días apareció en Italia un importante manuscrito renacentista sobre ajedrez del matemático Luca Pacioli, que se daba por perdido desde hace siglos, y en el que pudo haber participado Leonardo da Vinci. "Como es habitual en mí, no me gusta opinar sobre estas cosas sin la consulta directa del documento, pero el haber podido acceder a dos páginas del mismo, me permite asegurar una primicia", nos comenta emocionado el historiador José Antonio Garzón. Más sobre el manuscrito reencontrado...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Sensacional hallazgo del libro de ajedrez del matemático Luca Pacioli

Por José Antonio Garzón

Mi buen amigo José María Gutiérrez Dopino, director de la acredita revista Capea me ha informado estos días de un acontecimiento, que se recoge en el próximo número de la revista, que solo de tarde en tarde acontece en el campo de la bibliografía de ajedrez. Gutiérrez Dopino recibe la noticia de Adolivio Capece, director de L´Italia Scacchistica, y luego le es confirmada con detalle por la Dra. Serenella Ferrari, Coordinadora Cultural de la Fundación Palacio Coronini de Gorizia, Italia, en cuya rica biblioteca ha aparecido tan importante manuscrito.

Pido disculpas al lector por esta apresurada reseña, circunscrita más al campo periodístico, por la trascendencia del descubrimiento, y confío, tras el estudio en detalle del manuscrito, poder ofrecer una información mucho más completa y exacta, como requiere una cuestión como esta.

Para poner antecedentes al lector me sirvo del comunicado de prensa que nos ha hecho llegar la Fundación.

El bibliófilo e historiador Duilio Contin durante su investigación bibliográfica sobre Pietro della Francesca y Luca Pacioli, para el Centro de Estudios del Museo Aboca de Sansepolcro, solicitó permiso a la prestigiosa Fundación Coronini Gronberg de Gorizia para sumergirse en su vasta biblioteca, nutrida con más de 22.000 volúmenes.

Gracias a las indicaciones de la Dra. Serenella Ferrari Benedetti tuvo conocimiento de una manuscrito anónimo sobre el ajedrez, ignorando entonces que se trataba el libro más buscado del famoso matemático Luca Pacioli ( c.1445-1517). El trabajo ajedrecístico de Pacioli había sido citado a menudo en documentos bibliográficos, y era conocido con el apelativo “Schifanoia”, teniéndose constancia de que estaba dedicado a Isabella d´Este, marquesa de Mantua y gran aficionada al ajedrez.

Tras un estudio de la filigrana del papel y el pertinente examen paleográfico Contin llega a verificar el portentoso hallazgo. La autoría de Pacioli viene avalada, asimismo, por el profesor de Lingüística Italiana de la Universidad de Perugia, Enzo Mattesini, experto en la obra escrita de Pacioli.

El manuscrito Coronini consta de 48 hojas, jalonadas con problemas o partidos de ajedrez, que incluyen la solución. Las piezas están pintadas de rojo y negro.

Contin indica que el manuscrito se debió de escribir en torno al año 1500. Y establece una hipótesis fascinante: que el artista que hizo los dibujos fuera el mismísimo Leonardo da Vinci. La idea se nutre del importante hecho de que Pacioli y da Vinci, grandes amigos y mutuos colaboradores, estaban juntos en diciembre de 1499 cuando el rey de Francia, Luis XII invade el ducado de Milán. Los dos amigos huyeron a Mantua, obteniendo el amparo de Isabella d´Este, a quien va dedicado el manuscrito.

Hasta aquí un bosquejo de la historia. Aun con las reservas señaladas y con más celeridad de la aconsejable, me veo no obstante impedido a complementar esta información con algunas precisiones técnicas-ajedrecísticas que he podido percibir, con la escasa información que poseo del manuscrito. Ante todo quiero reiterar el feliz acontecimiento que supone recuperar este tesoro renacentista.

Es necesario consignar, por la importancia que tiene, el excelente artículo que sobre el libro de ajedrez de Pacioli escribió, de forma visionaria, el historiador italiano de ajedrez Alessandro Sanvito (1). En él, con el rigor al que nos tiene acostumbrados Sanvito, da cumplida información de las noticias históricas conocidas sobre el tratado del célebre matemático, y sus relaciones con el gran Leonardo da Vinci. Merecen destacarse, como hace Sanvito, dos rigurosos trabajos sobre el tema del profesor Adriano Chicco (2).

Sanvito ya adelanta algunas cuestiones que hoy son trascendentales y que reclaman un profundo estudio del manuscrito, para que puedan discernirse adecuadamente.

Por la nota de prensa que hemos comentado parece confirmarse, hecho que es vital, que viene la dedicatoria a los marqueses de Mantua Francisco Gonzaga e Isabella d´Este. En su notable artículo Sanvito ya nos indica que esta dedicatoria se había conservado (3), y era por tanto un trazo firme de la existencia del tratado. Pero en ella se habla, por lo que al libro de ajedrez concierne, de “jocondo et alegro tractato de ludis in genere cum illicitorum reprobatione spetialmente di quello de scachi in titti modi detto schifa noia ”, es decir, parece referirse a una obra sobre los juegos en general, incluido el ajedrez. Las noticias que hemos ofrecido parecen identificar a un manuscrito exclusivo sobre ajedrez. Es necesario precisar este punto. Porque podría tratarse de dos trabajos diferentes.

La idea de introducir a un genio como Leonardo en el reino del ajedrez, es muy sugestiva. Pero como señala acertadamente Alessandro Sanvito en el artículo referido, realmente no tenemos ninguna prueba explícita de su dedicación al juego. Y eso que se ha movido por cortes europeas (en Cesena, al servicio de César Borgia, y años más tarde en la corte de Francisco I de Francia) donde puede testimoniarse la práctica del ajedrez, y con toda seguridad ajedrez de la dama (4). Es más, este hecho, es en sí mismo elocuente y de haberse dado el interés de Leonardo por el ajedrez deberían de haberse encontrado testimonios. ¿Es una prueba el manuscrito Coronini?

Sinceramente tengo mis dudas. La estancia de Leonardo y Pacioli en Mantua fue muy breve, inferior a tres meses (5). De este período es el retrato que Leonardo realizó a Isabella d´Este que se conserva en el Louvre. Cuando sepamos la verdadera magnitud técnica del tratado de ajedrez, podremos colegir si un corto período inferior a tres meses es suficiente para su elaboración, algo que, a priori, no parece probable. Comoquiera que la relación con la marquesa no se perdió con el paso de los años, al menos en el caso de Leonardo como atestiguan diversas cartas, es más plausible que fuera en este breve período cuando Pacioli supo de la afición al ajedrez de Isabella y el tratado fuera unos años posterior.

La idea se refuerza por la noticia que exhuman Chicco y Sanvito, en sus trabajos mencionados. Sanvito nos informa que el 24 de diciembre de 1508, Luca Pacioli solicita el privilegio para imprimir varias obras en Venecia y entra ellas “un´opera intorno al giuoco degli scacchi” (6). ¿Es este, finalmente, el tratado descubierto en Gorizia?

Felizmente mi amigo José María Gutiérrez me ha facilitado dos páginas del manuscrito que la Dra. Serenella Ferrari amablemente le envío. Tras un breve estudio de las posiciones, que es necesario completar con el resto del tratado, estamos en condiciones de ofrecer una gran primicia a los lectores, pues afecta al contenido técnico del mismo y engrandece su valor como documento para la Historia del ajedrez. En una primera apreciación, el diseño de las piezas de ajedrez recuerdan de forma especial, más que a ningunas otras, a las que figuran en la edición princeps del libro de Damiano (Roma, 1512; remito a mi última obra para la cuestión de la identidad de quien se esconde bajo el pseudónimo “Damiano”), y, personalmente, dudo de la participación en su dibujo de Leonardo da Vinci (7). Todo ello sugiere una datación más próxima al documento veneciano de 1508.

En una de las páginas tal y como ocurre en los importantes ms. de Perugia y Cesena, aparecen dos juegos de partido en un único diagrama (aunque no viene la leyenda duo partita). Ambas son posiciones conocidas en el repertorio medieval. En la parte superior se encuentra un problema que es una versión del juego 151 del conocido grupo de mss. Civis Bononiae. En la parte inferior viene esta posición:

Para esta problema es más complejo buscar el antecedente medieval. Pero es una versión del problema del manuscrito llamado Köbell por Murray, y que el insigne erudito dató en torno a 1520. Es el problema número 6, y al igual que aquí, los peones son en realidad alferzas:

Mate en 5

1.Ff4 Rf8 2.Ff7 Rf7 3.Th8 Rf6 4.Th7 Rf5 5.Tf7#

La tercera posición que ha llegado hasta nosotros, a día de hoy, contiene la primicia comentada y es la que tiene que otorgar en el futuro el justo valor al manuscrito Coronini, tras un estudio concienzudo. Aunque no se indique, se trata sin duda de una posición de ajedrez moderno, alla rabiosa, y es por tanto, en virtud de la datación del manuscrito (1500-1508; aunque es necesario un estudio completo del resto de los juegos de partido) uno de los primeros testimonios de la práctica del ajedrez moderno en Italia, y en el mundo, anterior al ms. de Chachi de la Biblioteca Casanatense de Roma (fechado en Roma el 30 de junio de 1511), y probablemente también al ms. It. de la Bibilioteca Nacional de Florencia (XIX.7.51). Podemos adelantar, por la poca información que conocemos, que al igual que estos tratados mencionados parece corresponder al periodo de tiempo (principios del siglo XVI) en la que las dos formas de jugar, antigua y moderna, coexisten.

Imagen cortesía de la © FONDAZIONE PALAZZO CORONINI BRONBERG, GORIZIA (ITALIA)

Tenemos la certidumbre de que se trata de una posición de ajedrez moderno pues hemos encontrado el mismo juego de partido en el mencionado ms. It de Florencia, partido 30.

Se trata de un mate en 2 jugadas. Tras la clave: 1.Aa8 (tomando la dama negra). El mate es inevitable con la Torre (pontata), pues puede cubrirse de los jaques del negro, dando a su vez el mortal jaque a la descubierta con el alfil de h2. Es llamativa la presencia de un peón blanco en la primera fila.

It. 30 / ms. de Luca Pacioli

Es probable que el ms. atribuido a Pacioli tenga más posiciones en común con el ms. It. de la Biblioteca Nacional de Florencia. Y tal vez ello explique la procedencia de algunas posiciones alla rabiosa (la mayoría mates en 2 o tres 3 jugadas, donde se prima el elemento geométrico sobre la dificultad) que no tenían antecedentes en los tratados españoles donde se consagra el ajedrez de la dama (Vicent, 1495; Lucena, 1497; y el ms. O.II.3, de la Real Biblioteca de El Escorial, elaborado entre 1500 y 1505). La redacción del texto de las soluciones y el tipo de escritura, en mi opinión, también les emparienta.

En la presente reseña prevalece el interés periodístico, las razones se han expuesto, sobre el científico, que inopinadamente requiere una cuestión como esta. Confío que haya permitido destacar la importancia del tesoro bibliográfico recuperado por la Fundación Palacio Coronini, a través de los trabajos de investigación de Duilio Contin, y la contribución de la Dra. Ferrari.

Un estudio serio y profundo se hace necesario para poder otorgar al manuscrito, especialmente en lo que concierne a la parte técnica, su lugar en la Historia del ajedrez, como uno de los primeros tratados técnicos italianos con la gran revolución del ajedrez de la dama en sus páginas.

José A. Garzón, Valencia

(1) SANVITO, Alessandro. “Il libro di Scachi di Luca Pacioli”. Revista CAPEA, año 21, números 66-70, diciembre 2004-diciembre 2005, pp- 129-143.

(2) CHICCO, Adriano. Fortuna degli scacchi nel ´500, Milano 1946.
CHICCO, Adriano. “Il rebus di Leonardo da Vinci”, Scacco, S. Maria Capua Vetere, 1978.

(3) La dedicatoria se encuentra en el códice nª 250 de la biblioteca Universitaria de Bolonia, folios 17 recto a 18 verso.

(4) Cf. GARZÓN ROGER, José A. El regreso de Francesch Vicent. La Historia del nacimiento y la expansión del ajedrez moderno. Generalitat Valenciana, 2005. Ediciones en español e inglés, pp. 56-59 y 476.

(5) El traslado debió producirse en los últimos días de 1499, pues todavía realiza Leonardo una transferencia de fondos en Milán con fecha 14 de diciembre 1499. Con toda seguridad su estancia en Mantua fue muy breve, pues una carta que recibe la propia Isabella d´Este testimonia que Leonardo se encuentra en Venecia el 13 de marzo de 1500. Cf. NICHOLL, Charles. Leonardo, el vuelo de la mente. Taurus, Madrid, 2005, pp. 360 y 366.

(6) Cf. SANVITO, Alessandro. Artículo citado de CAPEA, pág. 135. El manuscrito donde viene la importante noticia histórica se conserva en el Archivo General de Venecia.

(7) Mostrándole el diseño a mi amigo, el bibliófilo y escritor Rafael Solaz Albert, especialista en dibujo y conocedor de la obra de Leonardo, me manifiesta su certidumbre de que no cree que sea obra del genio renacentista.


Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro