Arrabal, Caballero de la Legión de Honor

04/12/2006 – El pasado 29 de noviembre, Fernando Arrabal recibió en la Fundación Cartier para el Arte Contemporáneo de París, la insignia de Caballero de la Legión de Honor de manos del ex ministro francés de Cultura Jack Lang, quien actuaba en nombre del Presidente de la República Francesa. Juan Antonio Montero, en su artículo, ha intentado resumir las hazañas de Arrabal relacionadas con el ajedrez y también encontró unas cuantas buenísimas jaculatorias del multidisciplinar gran maestro del ingenio. Bonito reportaje...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Fernando Arrabal, Caballero de la Legión de Honor

Por Juan Antonio Montero, Secretario General del Club de Ajedrez Linex-Magic

La Légion d’Honneur es la más importante de las condecoraciones francesas. Fue establecida por Napoleón Bonaparte en 1802 y se concede a hombres y mujeres, franceses o extranjeros, por méritos extraordinarios desarrollados dentro del ámbito civil o militar. Steven Spielberg, Monserrat Caballé y Álvaro Mutis han sido reconocidos con esta distinción entre otros.

El pasado 29 de noviembre, Fernando Arrabal recibía en la Fundación Cartier para el Arte Contemporáneo de París, la insignia de Caballero de la Legión de Honor de manos del ex ministro francés de Cultura, Jack Lang, quien actuaba en nombre del Presidente de la República Francesa.


Fernando Arrabal con sus condecoraciones

Fernando Arrabal es uno de los grandes del teatro del siglo pasado y del actual; es además un gran novelista, poeta, fotógrafo, pintor, director de cine, guionista... Y también es un enamorado del ajedrez, que derrocha entusiasmo por este juego y que además es muy buen jugador. Precisamente, por una novela que trata sobre dos personas separadas por un tablero de ajedrez (y sobre mucho más), “La torre herida por el rayo”, recibió el Premio Nadal de 1984.

El Premio Nacional de Teatro de España, el de Teatro de la Academia Francesa, el Oby Prize de Nueva York, el Premio Espasa de Ensayo, el Nabokov de novela y muchos otros grandes premios jalonan la carrera de este creador infatigable. Seguramente le falte en el palmarés un premio de ajedrez: no un Linares ni una final de Candidatos, sino uno parecido al que acaba de conseguir: una especie de insignia de Caballero de la Legión de Honor del Ajedrez.

Y esto porque Arrabal ha sido una de las personas que más han contribuido a prestigiar y a difundir este juego en las últimas décadas, pero con el añadido de la genialidad que caracteriza a este grandísimo literato.

Desde hace más de treinta años realiza la crónica de ajedrez del prestigioso semanario italiano L’Espresso; publicó además un mágnifico libro en 1998 titulado “Éxitos y fracasos sobre el tablero”, donde se pueden encontrar análisis de partidas magistrales, opiniones sobres grandes hechos del ajedrez, reflexiones, citas... un compendio de todo lo que puede anhelar el buen aficionado al ajedrez.

En las múltiples y brillantes conferencias que ofrece Arrabal por todo el mundo, en sus entrevistas, en sus escritos en la prensa, en sus inimitables “jaculatorias” (eyaculaciones, del latín “jaculari”) y “arrabalescos”, Arrabal aprovecha la ocasión para dejar pinceladas brillantes de su amor y admiración por el juego del ajedrez.

Veamos algunas de ellas:

“Quisiera jugar una partida con Dios y ganársela.”

”Matemáticas + ajedrez = teatro”

”El antirracionalismo me sirve para jugar al ajedrez, las matemáticas para meditar y los arrebatos sensuales me conducen a Dios.”

”El ajedrez es la esencia de lo inútil y de lo sabio.”

”Vivimos actualmente una época formidable en su triple acepción: bella, hermosa y que da miedo. El ajedrez y las matemáticas lo muestran mejor que nadie.”

”En el ajedrez, lo más importante no son el rey y la reina, sino los peones, el hombre.”

”En ajedrez de nada sirve pensar; hay que reflexionar antes.”

”Cuando me siento abatido me doy jaque mate a mí mismo.”

”Juego al ajedrez como si mi partida fuera a analizarla mi enemigo.”

El ex ministro francés de Cultura y de Educación, Jack Lang, fue el encargado de concederle la insignia de Caballero de la Legión de Honor. Dijo de él que nunca había dejado de atravesar las fronteras físicas y del arte, y lo definió como un “desobediente congénito”. Esta desobediencia congénita, como tan bien la expresó el ex ministro, se manifiesta contra las injusticias y contra el mal uso del poder, como se puede apreciar, entre otras manifestaciones, en las cartas públicas que escribió al general Franco y a Castro. O también, y más recientemente, como el maravilloso artículo que publicó en ChessBase, adobado con poesías y jaculatorias, que denominó “El “presidente Ubu” y el “retrete-gate”, en el mejor estilo de Arrabal.

Para quien no conozca todavía ese estilo, hay una buena muestra en el argumento de un vodevil. Una pieza menor de este autor (creador de obras magnas del teatro como “El triciclo”, “El cementerio de automóviles” o “El arquitecto y el Emperador de Asiria”), inspirada en los vodeviles tradicionales, donde lo que prima es el enredo y la hilaridad de las situaciones, y que nuestro autor desarrolla con su estilo característico: en una pareja, el novio está bastante desesperado porque la chica es un dechado de perfección: campeona de ajedrez y modélica en casi todo lo que hace. La criada hará de mediadora entre ellos. El campeón de ajedrez de Estados Unidos aparece en escena y le pide a la protagonista que juegue con ella una partida, previamente a un importante torneo. Para empezar a enredar las cosas, si ya no se estaban enredando, aparecen un alcahuete cobardica, dos siniestros personajes del hampa en busca de cocaína, una chica de moral dudosa (aparte de sadomasoquista), y alguno más que acabarán por conformar una situación que termina de forma delirante. Como no podía ser menos, el título de la obra es el de “Apertura Orangután”.

Hemos tenido en el Club Linex-Magic el placer y el orgullo de recibir del propio Fernando Arrabal la noticia de esta distinción. Por muchas razones nos alegramos enormemente. Pero sentimos estar en desacuerdo con él en una cosa. Cuando recibía la insignia, exclamó en español: "¡Qué suerte!". No hay suerte que valga. Se la merecía.


De izquierda a derecha: Jacques Prévert, Jean Dubuffet, Andrés Onna, Marcel Duchamp, Gustavo Charif, Michel Leiris, Max Ernst, Raymond Queneau, Joan Miré, Alfred Jarry, René Clair, Bons Vian, Eugéne lonesco, Man Ray, Jean Baudrillard, Fernando Arrabal, Dario Fo, Thierry Fouic, Crocodile, Luce Moreau, Umberto Eco

Enlaces:

Página web de Fernando Arrabal

Linex - Magic


Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro