Cambio de horizontes

02/06/2003 – Cada año tenemos la sana costumbre de reunirnos y salir a disfrutar de unas horas en la naturaleza: el cielo, los bosques, los pastizales, los campos de colza, el río Elba sustituyen gratamente por un tiempo nuestro horizonte diario de ordenadores, servidores, libros... El mundo deja de girar entorno a blancas y negras, a bites y bytes, para pasar a cobrar una dimensión distinta. La excursión de este año nos condujo a otra zona muy guapa del norte de Alemania, a las llamadas "Elbtalauen", las vegas del Elba que se encuentran remontando el río desde Hamburgo hacia el sudeste, a partir de la zona de Lüneburg. Visitamos castillos y fuertesnavegamos por el Elba, comimos Krustenbraten y Gulasch y hasta descubrimos una cafetería llamada Fritz... Aquí puede ver a quienes hacen los programas, a quienes responden a sus consultas o gestionan sus pedidos fuera del torbellino de la actividad diaria.Reportaje fotográfico exclusivo

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Reportaje fotográfico de un día de primavera especial

A las 9 h de la mañana nos reunimos en City Nord, donde está la oficina de ChessBase, para subir al autocar que nos iba a llevar a Bleckede.

Llegamos a Bleckede. El GM Rainer Knaack y el programador de Shredder Stefan Meyer-Kahlen:

Martin Fischer:

Camino del castillo de Bleckede

Mathias Feist y Ben Bartels cruzando el puente del castillo:

El castillo de Bleckede desde el torreón:

 

En el patio del castillo

"Café Fritz" ¡Vaya casualidad! ¿O quizás lo instalaron en honor de nuestro programa de ajedrez?

Los programadores de Fritz en el "Café Fritz"

El castillo se ha convertido en el centro de interpretación del parque natural que lo rodea.

La atalaya del Castillo de Bleckede:

Lutz "ojo de águila" Nebe descubrió entre el entarimado una ficha de las que sirven para accionar las puertas del castillo y se propuso sacarla con ayuda de 2 bolígrafos:

Helga Wellershaus, Steffen Giehring y Oliver Reeh le daban ánimos y buenos consejos

¡Y el pulso de Lutz venció a la tozudez del trozo de metal!

La gente de la excursión (menos André Schulz que era el fotógrafo)

Vista de Bleckede desde la cima del dique que sirve de muralla frente a las inundaciones. 

Wolgang Haar disfrutando de los radiantes pastizales:

Ben Bartels contándonos historias fantásticas de la gente de mar

¡Menos mal! Ya ha llegado la furgoneta con el avituallamiento para la travesía.

La contable Mira Kowalski y programador Wolfgang Haar

Martin Fischer, Matthias Wüllenweber y André Schulz:

El Bleckeder Löwe ("León de Bleckede") acercándose al embarcadero:

Frederic Friedel disfrutando

Steffen Giehring

Peter Schreiner

Los jefes: Frederic Friedel y Matthias Wüllenweber

Steffen y Ben

MI Oliver Reeh

Frans Morsch observa atentamente las orillas

Mathias Feist en la mesa de los no fumadores

El león de Bleckede en manos de los leones de Mexikoring:

Matthias Wüllenweber parece que le ha cogido el truco al timón:

El Terminator holandés: Jeroen van den Belt

Rainer Knaack y Stefan Dieckerhoff

"Mira"me a los ojos Kowalski 

Contable número dos: Yvonne Gerstorff

Llegando a Hitzacker

Parte de las damas:

Por favor, señoras y señores, ¡suban al autocar! ¡Vamos hasta el fuerte de Dömitz!

En esta temporada del año el año hay campos de colza en flor por todos los lados:

Cruzando el Puente de Dömitz:

Vista de Dömitz desde la torre del fuerte. Antes de la caída del Muro pertenecía a la República Democrática de Alemania:

La entrada al fuerte

Frans Morsch y André Schulz recorriendo los patios del fuerte

Rincones pintorescos en un sitio que fue acuartelamiento y luego cárcel:

Steffen Giehring y Lutz Nebe

 

El Puente de Dömitz visto desde el fuerte

En el museo del fuerte. Una cocina de la época Biedermeier

Una antigua farmacia:

Una tienda de antes:

Stefan Meyer-Kahlen paseando por Hitzacker en buena compañía:

¿A dónde va esa gente?

Pues a tomarse una caña en Hitzacker antes de volver a Hamburgo

Nadja Woisin lejos del mundo de los procesadores de texto y los diccionarios:

Jeroen van den Belt satisfecho:

¡El próximo año, más y mejor!


Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro