Crítica y apoyo al Presidente

05/05/2006 – Al regreso del campeonato ruso de clubes, Alexei Shirov descubre que la FIDE, en lugar de desvelar los detalles sobre los torneos de candidatos previstos, ha anunciado el duelo Topalov - Kramnik, y lo critica duramente. Al mismo tiempo, Veselin Topalov explica su posición en este asunto y declara su apoyo al Presidente Ilyumzhinov. Opiniones de Shirov y Topalov

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Los ajedrecistas decepcionados otra vez con la FIDE

Por Alexei Shirov

Hoy, cuatro de mayo, he vuelto a casa, después de la liga rusa, para disfrutar del descanso necesario antes de la Olimpiada de Turín y para intentar planificar mi calendario deportivo para el resto del año.Y es aquí donde empiezan a surgir las preguntas.

¿No anunció la FIDE el 24 de marzo que abrirían las plicas y revelarían los datos de los próximos encuentros de candidatos?

Al examinar la web de la FIDE encontré el documento fechado el 5 de enero y me di cuenta de que no estaba soñando. Por supuesto, ya sucedió en el pasado que la FIDE se quedaba repentinamente en silencio al llegar la fecha prevista para anuncios importantes, pero esta vez de ninguna manera puede decirse que la FIDE estuviese inactiva en abril de 2006.

Por contra, el 14 de abril de 2006 anunciaron el encuentro Kramnik-Topalov.

Hay muchos pensamientos y dudas que surgen a partir de este hecho escandaloso; aquí intentaré sólo hacer un resumen:

Oficialmente el encuentro Kramnik-Topalov entra en la nueva regla de los 2700 que básicamente dice que cualquier jugador fuerte puede aportar un patrocinador y disputar un duelo por el Campeonato del Mundo. Pero cuando resulta que el patrocinador es el propio presidente de la FIDE (al menos eso es lo que se puede deducir del anuncio oficial) y favorece a un determinado jugador, que resulta que es paisano suyo, veo un claro abuso en esta nueva norma.

La propia norma es escandalosa. Un jugador que tenga acceso a gran cantidad de dinero puede, simplemente, comprar el derecho a jugar por el título y, en caso de derrota, de hecho se asegura el subcampeonato. Descanse en paz el juego limpio. Cuando intenté explicárselo a Georgios Makropoulos en correo particular (Por alguna extraña razón resultó ser miembro del ‘Comité de la FIDE de clasificación y titulaciones') en enero de este año su respuesta fue que esta nueva regla no molesta a otros jugadores porque la FIDE garantiza la conclusión del ciclo de candidatos a tiempo y la realización del Campeonato Mundial a ocho en 2007. Creo que ahora se puede ver lo inexacto que fue, especialmente si se tiene en cuenta que según los rumores que circulan (o al menos según mi interpretación del artículo en ruso sobre la rueda de prensa en Moscú) el perdedor del encuentro Kramnik-Topalov puede ser el noveno jugador de aquella liga, recibiendo así  (especialmente si el derrotado es Kramnik) nuevos y espurios privilegios deportivos y financieros.Muchos periodistas interpretan el encuentro Kramnik-Topalov como el encuentro de ‘reunificación del título’ que culmina los ‘Acuerdos de Praga’ de 2002. Pero hay poderosas objeciones en contra:

Kramnik no se convirtió en Campeón del Mundo oficial en 2000; todos sabemos como se ‘clasificó’ para un encuentro y de hecho, por el bien de la historia, nunca ha sido Campeón del Mundo hasta ahora.

Los acuerdos de Praga rehusaron firmarlos jugadores tan destacados como Anand y Grischuk entre otros, incluyendo este su seguro servidor. Ya se vió en 2002 que el ‘cisma de Praga’ dañaba al ajedrez como deporte; no deja de ser divertido que los dos actuales contendientes por la presidencia de la FIDE tengan una responsabilidad absolutamente igual en este cisma.

Kramnik y su agente a tiempo parcial Joel Lautier declararon que ‘Prague estaba muerto’ en 2004. Y de hecho era cierto, ya que en 2002 no se suponía que los jugadores debían esperar para siempre.

A Kramnik se le ofreció una oportunidad inigualable de poner su título en un juego limpio en San Luis 2005 (En aquel entonces él aún estaba clasificado por puntuación para el Campeonato del Mundo) pero lo rechazó. ¿No sería más lógico que Topalov jugase en encuentro contra Anand, que fue segundo en San Luis?

En este preciso momento, Kramnik es básicamente un jugador con el número nueve sin título, con una relativamente modesta (aunque este su seguro servidor está, por supuesto, contento de haber logrado algo similar tras las últimas competiciones) puntuación de 2729. También ha estado bastante inactivo últimamente (por ejemplo, ni apareció en la clasificación de la ACP incluso aunque tomo parte en dos torneos que fueron computados). Y aunque todo el mundo le desea una exitosa recuperación, también está claro que tiene que demostrar su nivel tras la enfermedad dada a conocer. Obtener en esas circunstancias los derechos y beneficios del número dos o incluso el número uno no pasarían en ningún otro deporte serio. ¿Por qué sucede eso en el que amamos?

La respuesta viene de la situación actual de la política rusa. No es ningún secreto que el presidente de la Federación Rusa de Ajedrez Alexander Zhukov (que también es responsable de los presupuestos del estado en el gobierno ruso) puso como condición a Ilyumzhinov que debería darle este encuentro a Kramnik si quería seguir como presidente de la FIDE. Ya que por casualidad Bulgaria aún disfruta de buenas relaciones con Rusia y el presidente búlgaro a veces viaja a Moscú, por ejemplo, para estar presente en la adjudicación del ‘Oscar’ a Topalov, el encuentro se está convirtiendo en un asunto político cerrado. Creo que incluso en los peores tiempos soviéticos, los derechos de los mejores jugadores del mundo de otros países no sufrieron tanto daño. Ahora mismo deben contentarse con jugar en torneos y ligas por cantidades (calculadas por partida) que son entre 30 y 50 veces menores que Topalov y Kramnik en su encuentro, mientras que la clasificaciones mundiales no justificarían tales diferencias desde un punto de vista deportivo y social.

Quisiera dejar claro que respeto totalmente a Topalov y a Kramnik en su calidad de jugadores destacados y sé que probablemente disputarán partidas muy interesantes ¿Pero que otra cosa se puede esperar si sus equipos de analistas incluirán jugadores que podrían incluso jugar ellos mejor ajedrez, como Svidler y Bareev, según se demostró en el último Campeonato de Rusia? Un motivo para meditar desde un punto de vista ético.

Por supuesto, hay muchas más dudas sobre el estado actual de la política de la FIDE y las decisiones que toma. Si tuviera un voto probablemente se lo daría a Bessel Kok en las próximas elecciones aunque también resulta claro que el cambio debe ser mucho mayor que el del equipo presidencial. Debe haber un cambio general de actitud hacia los principios del deporte democrático y el respeto por los deportistas. Sólo entonces el ajedrez puede dar un real (¡Y gigantesco!) paso adelante.

Alexei Shirov


P: Ilyumzhinov ha anunciado que los contratos para el enfrentamiento Topalov-Kramnik se han firmado.

Topalov: No ha sido ninguna sorpresa para mi que lo anunciase. Estábamos esperando a que se publicara la fecha del enfrentamiento. Así que, ahora que ha ocurrido, nos relajamos. Estoy muy contento de que el duelo realmente vaya a disputarse.

P: Como Campeón del Mundo apoyas a la FIDE y personalmente al Presidente Ilyumzhinov. ¿Cambiarías tu actitud si después del Congreso de la FIDE se encargara otra persona de la presidencia de la Federación Internacional de Ajedrez?

Topalov: No, no lo haría. Cien años atrás no existía semejante organización y era el propio Campeón del Mundo el que tomaba las decisiones sobre con quién se iba a enfrentar y cuándo. Yo creo que la FIDE debe ser una autoridad reguladora. El título del Campeón del Mundo pertenece a la FIDE y el campeón lleva el título durante una determinada temporada. El campeón debería asistir a FIDE en cualquier caso. Yo, personalmente, aprecio a Ilyumzhinov porque conserva el principio del deporte de que el campeón debe demostrar prácticamente que es el mejor. Y Kirsan siempre ha procurado ver realizado este principio en el ajedrez. Yo mismo realmente creo en este principio. Independientemente de los resultados de las elecciones FIDE yo asistiría a la FIDE. Sin embargo, estoy convencido que Kirsan Ilyumzhinov ganará a pesar de que por primera vez desde hace mucho tiempo se han presentado unos rivales en serio.

P: ¿Y el millón de dólares que recibirá el campeón por el duelo?

Topalov: Desconozco los detalles de mi contrato. Sobre este tema mejor deberías consultar a mi agente Silvio Danailov; me fío plenamente de él en este tipo de asuntos. Llevamos trabajando juntos 15 años y, si él plantea alguna cosa, realmente merece la pena hacerla. Con respecto al millón de dólares... Eso automáticamente obliga al campeón a jugar el encuentro. Si el fondo de premios es inferior, el campeón puede elegir. Yo creo que ese será al principio para el próximo encuentro por el título. No estaba dirigido a mi personalmente. Un millón de dólares es la medida adecuada para hacer jugar un campeón en un encuentro. Pero yo no rechazaría la oferta en ningún caso; coincido con los deseos de FIDE.P:

¿Piensas que el título del Campeón del Mundo carecerá algo de valor si el perdedor (Topalov o Kramnik) no pudiese competir por el título hasta el 2009?

Topalov: La razón de la actual situación de exclusión es porque está cambiando el sistema del campeonato. Por supuesto, el número de participantes en el torneo por el campeonato podría cambiarse. Pero la decisión la toma la FIDE y no yo.

P: El título de Campeón del Mundo, ¿ha traído privilegios u obligaciones adicionales?

Topalov: Mi remuneración por participar en los torneos ha aumentado. No creo que tenga privilegios adicionales por el título. Si no fuese por el enfrentamiento con Kramnik, participaría en el Campeonato Mundial en 2007 en las mismas condiciones que los demás jugadores. Desde luego, lo que sí tengo son obligaciones adicionales.

P: Imagínate que tuvieras el control total como "Campeón Dictador", ¿qué reformas harías en el ajedrez?

Topalov: La tarea principal es conseguir y proveer apoyo económico para el ajedrez. El resto tiene una importancia secundaria.

P: ¿Qué opinas sobre la “regla de Sofía" que no admite ofrecer tablas?

Topalov: ¡Me agrada esa idea! Eso sólo puede bueno para todos los torneos profesionales. Si la gente recibe dinero por disputar partidas que terminan en tablas cortas, eso sólo puede hacer daño a los organizadores. Se sentirán engañados. Debería existir algún sistema o medio para evitarlo.


Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro