Cuaderno de bitácora del árbitro principal

19/10/2006 – El 29 de septiembre de 2006 a las 15:22 (hora local), el árbitro principal Geurt Gijssen arrancó los relojes en la quinta partida del Campeonato del Mundo de Elista. Veselin Topalov estaba delante del tablero, Vladimir Kramnik estaba protestando en su sala de descanso. A las 16:22 Gijssen detuvo los relojes y adjudicó la partida a Topalov, lo que casi conllevó el colapso del encuentro. Gijssen da su punto de vista

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Cuaderno de un árbitro

Por Geurt Gijssen
(Reproducido con permiso de ChessCafe.com)

Elista 2006

En el momento de escribir esto, estoy en Elista y acaba de terminar la novena partida. Comprendo que los lectores no estén interesados en todos los detalles de esta partida, sino que estén más interesados en mi opinión sobre la quinta partida. Bueno, hice una declaración, pero probablemente es mejor publicarlo también aquí.

Introducción

Fui designado como Árbitro Principal del Encuentro por el Campeonato del Mundo entre V. Topalov y V. Kramnik, a celebrar en Elista, entre el 21 de septiembre y el 13 de octubre de 2006 y llegué a Elista el 10 de septiembre de 2006. Estuve cooperando activamente con el Comité Organizador con respecto a la gestión de este acontecimiento y el Sr. P. Nikolopoulos fue designado como Ayudante del Árbitro Principal.


Los árbitros Panagiotis Nikolopoulos y Geurt Gijssen en Elista

Los hechos

El 28 de septiembre, el equipo de Topalov elevó una reclamación al Comité de Apelaciones del Encuentro, que adoptó una resolución, notificada a todas las partes involucradas en el encuentro, incluyendo al Árbitro Jefe.

El 30 de septiembre de 2006 sobre las 14:50, tras una inspección rutinaria a cargo de un policía, el Sr. Kramnik me informó verbalmente que no jugaría porque consideraba que la decisión del Comité de Apelaciones era una violación del contrato que tenía con la FIDE. Esto sucedió en su sala de descanso.

El Sr. Makropoulos, Presidente Adjunto de la FIDE, me informó que el Presidente de la FIDE, que estaba en Sochi en aquel momento, había escrito una carta al Sr. Kramnik, que supuestamente iba a entregársele al Sr. Kramnik antes de las 15:15. Por lo tanto, intenté aplazar el comienzo de la partida unos quince minutos. Fui hasta el Sr. Topalov y le informé sobre dicha carta y pedí su anuencia para retrasar el comienzo de la partida cinco. El Sr. Topalov estuvo de acuerdo y el Sr. Kramnik sabía que yo había estado con el Sr. Topalov.

La carta llegó a su debido momento y el Sr. Kramnik y yo la leímos juntos en su sala de descanso. En ese medio tiempo, el Sr. Nikolopulos entregó la carta al Sr. Topalov. Tras haber leído dicha carta, el Sr. Kramnik repitió su decisión de no comenzar la partida. Le dije que yo no tenía alternativa y que debía dar comienzo a la partida y el Sr. Kramnik no protestó.

Fui a estrado y arranqué el reloj del Sr. Kramnik a las 15:22 hrs. El Sr. Topalov estaba presente en la sala de juego, listo para disputar la partida. A las 16:22, detuve los relojes y declaré que el Sr. Kramnik había perdido la partida de acuerdo con el Artículo 6.7:

Cualquier jugador que se presente ante el tablero con más de una hora de retraso sobre la hora programada para el comienzo de la sesión, perderá la partida salvo que las bases de la competición o el árbitro decidan otra cosa.

El Sr. Topalov y yo firmamos las planillas y luego informamos a los espectadores sobre la adjudicación de la partida. Durante todo ese tiempo, el Sr. Kramnik permaneció en su sala de descanso y nunca apareció en el estrado.


El Árbitro Principal Geurt Gijssen anuncia que la partida se ha retrasado 15 minutos


Veselin Topalov comparece para la partida cinco y a las 15:22 se arranca el reloj de su rival


Topalov firma la planilla con la asignación del triunfo con los árbitros del encuentro


Topalov feliz por haber recibido el punto entero en la quinta partida

Observaciones adicionales

Todas mis decisiones se fundamentaron en dos documentos:

  • Las Leyes del Ajedrez de la FIDE en vigor desde el 1 de julio de 2005.
  • Las normas y reglamentos del Encuentro por el Campeonato del Mundo 2006 entre Veselin Topalov (BUL) y Vladimir Kramnik (RUS).

Se me notificaron por escrito la protesta del equipo del Sr. Topalov y la decisión del Comité de Apelaciones. El Comité de Apelaciones tenía potestad para resolver esta reclamación según el Artículo 3.17.1 de las Normas del Encuentro, cuyo apartado f) es crucial:

El Comité podrá decidir sobre los siguientes temas:
a) una reclamación contra la decisión de un árbitro,
b) una protesta contra el comportamiento de un jugador,
c) una queja que alegue una falsa interpretación de las normas,
d) una petición de interpretación de normativas concretas,
e) una protesta o queja contra cualquier participante o
f) todas aquellas otras materias que el Comité considere importantes.

El Artículo 3.17 también establece (El resaltado se ha añadido):

La resolución por escrito del Comité de Apelaciones sobre cualquier disputa en relación con estas normas será definitiva.

En mi opinión personal, no compete al Árbitro Principal juzgar las decisiones del Comité de Apelaciones y por esa razón di comienzo a la partida.

Retrasé el comienzo de la partida porque estaba esperando la carta del Presidente de la FIDE. Había una posibilidad de que el Sr. Kramnik pudiera cambiar su decisión en función del contenido de la carta. Por ejemplo, el Artículo 3.23.1 de las Normas del Encuentro da al Presidente el derecho a intervenir en situaciones especiales:

En cualquier momento durante el transcurso de la aplicación de estas normas, cualquier aspecto que no esté recogido o cualquier acontecimiento imprevisto será remitido al Consejo Presidencial o al Presidente de la FIDE, para su resolución definitiva.

El párrafo crucial en la carta al Sr. Kramnik era:

He leído con detenimiento la carta abierta que hoy me dirigiste y por la presente te informo de mi plena confianza en los miembros del Comité de Apelaciones del Encuentro y en su última decisión tomada al respecto de la reclamación del equipo de Topalov fechada el 28 de septiembre de 2006.

Fin de la declaración

Espero sinceramente que esto aclare mi decisión. Como ya dije, hubo algunos elementos decisivos:

  • Según las normas aceptadas, el Comité de Apelaciones tenía las atribuciones para tomar una decisión y la misma era definitiva. No importa si es acertada o errónea.
  • El hecho de que un jugador rehúse jugar no es motivo para retrasar una partida. Por supuesto, entiendo su decisión, pero la resolución del Comité de Apelaciones era definitiva. Por lo tanto, todas las partes tenían que aceptarla.
  • La Leyes del Ajedrez y las Normas del Encuentro son los únicos documentos aplicables por el árbitro. El árbitro no tiene nada que ver con los contratos entre los jugadores y la FIDE.

Intenté todo lo posible no leer los comentarios sobre el encuentro en Internet. Jan Timman una vez me contó que no leía el periódico durante una competición ajedrecística, porque podía influir en su forma de pensar durante el torneo y sólo ahora entiendo completamente lo que quería decir.

Por ejemplo, recibí una copia de un artículo del GM Yasser Seirawan titulado The Layman’s Guide to World Chess Match Officials ("Guía para profanos sobre los Cargos en el Encuentro por el Campeonato del Mundo"), que simplifica excesivamente las cosas.


El comentarista de Playchess: GM Yasser Seirawan

Según Seirawan, el Comité de Apelaciones está allí para estudiar las reclamaciones referidas a las decisiones del Árbitro Principal y da el siguiente ejemplo:

En un apuro de tiempo, un jugador puede que falle al cubrir la planilla. Cuando cae la bandera, el árbitro principal puede establecer un ganador (El Sr. Seirawan probablemente quiere decir que el Árbitro Jefe puede dar la partida por perdida [G.G.]), pero en tales casos los jugadores pueden hacer una reclamación oficial dentro de las dos horas siguientes al final de la sesión de juego. (Si así está escrito en las normas de la prueba [G.G.]) La decisión del Árbitro Principal puede ser confirmada o revocada por el Comité de Apelaciones. Después, cualquier jugador que quiera proseguir con la reclamación puede hacerlo, en última instancia, ante el Presidente de la FIDE, que tiene potestad para anular al Comité de Apelaciones. (Estimado Sr. Seirawan, ¿podría decirme dónde está escrito esto? Por cierto, no es esta la primera vez que advierto que se refiere a normas no existentes [G.G.])

Bueno, veamos las Normas del Encuentro Topalov – Kramnik. Supongo que el Sr. Seirawan las ha leído. El Artículo 3.17 de las Normas establece:

3.17 Comité de Apelaciones.
3. 17. 1 El Presidente o su sustituto será el Presidente del Comité de Apelaciones. Habrá otros dos (2) miembros, todos de federaciones distintas. Ningún miembro del Comité de Apelaciones podrá ser de la federación de alguno de los jugadores.
Todas las reclamaciones deberán realizarse por escrito ante el Comité de Apelaciones no más de dos (2) horas después de la sesión de juego pertinente o de la infracción concreta sobre la que se reclame.
El Comité podrá decidir sobre los siguientes temas:
a) una reclamación contra la decisión de un árbitro,
b) una protesta contra el comportamiento de un jugador,
c) una queja que alegue una falsa interpretación de las normas,
d) una petición de interpretación de normativas concretas,
e) una protesta o queja contra cualquier participante o
f) todas aquellas otras materias que el Comité considere importantes.
Si es posible, el Comité resolverá en no más de dos (2) horas tras la presentación de una reclamación. El proceso de apelación incluirá las representaciones por escrito y una resolución escrita. El Comité se esforzará por encontrar soluciones vinculantes que estén dentro del verdadero espíritu del lema de la FIDE Gens Una Sumus. Cada reclamación debe acompañarse con el depósito de una fianza de USD 5.000 (cinco mil dólares estadounidenses) o la cantidad equivalente en moneda local. Si se acepta la reclamación por encontrarse lógica y razonable, se devolverá la fianza incluso aunque se falle en contra de ella. Las fianzas que no se devuelvan debidas a reclamaciones irrazonables se adjudicarán a la FIDE.
La resolución por escrito del Comité de Apelaciones de cualquier disputa con respecto a estas normas será definitiva.

Por lo que sé, las Normas del Encuentro fueron aceptadas por ambos equipos. Además, me gustaría puntualizar que la decisión del Comité de Apelaciones, sea correcta o equivocada, es definitiva. No es posible recurrir ninguna decisión del Comité de Apelaciones. La noción de que el Presidente de la FIDE puede anular cualquier decisión es, por supuesto, una tontería. En primer lugar eso no está escrito en las normas y en segundo término, las normas prohiben que el Presidente de la FIDE sea presidente del Comité de Apelaciones:

Ningún miembro del Comité de Apelaciones podrá ser de la federación de alguno de los jugadores.

Tras haber escrito esto, vi un artículo escrito por el GM Macieja de Polonia y la reacción del Sr. Seirawan fue la siguiente (El resaltado ha sido añadido):

Muchísimas gracias por tomarte el tiempo de escribir un artículo tan interesante. Tus correcciones muestran claramente que mis conocimientos profanos están desfasados. La potestad del Comité de Apelaciones ha sido enormemente ampliada con la actual administración de la FIDE. Parecería que con el punto  f (“todas aquellas otras materias que el Comité considere importantes”) el Comité podría convertirse en el responsable de todo o de nada. Una destacada usurpación de poderes por parte del Presidente Ejecutivo de la FIDE  Makropoulos y su Comité del Campeonato del Mundo de Ajedrez de la FIDE..

SObre mi propio papel en estos acontecimientos, el Sr. Seirawan escribió:

Ahora el Árbitro Principal Geurt Gijssen compuso los dos primeros errores cometiendo otro el mismo: 22 minutos después de que la partida cinco hubiera debido comenzar, pulsó el reloj y dio comienzo oficialmente la partida. A posteriori, puede verse perfectamente que Gijssen debería haberse dado cuenta de que las condiciones de juego habían cambiado sin la aprobación de ambos jugadores. En realidad era bastante obvio para todos que un jugador, Kramnik, estaba en su zona de descanso, protestando claramente porque la puerta de su baño estuviese cerrada. Al escribir esto, tengo clavada en la retina una foto concreta de Elista. Muestra una partida anterior del encuentro a punto de comenzar. Gijssen está de pie entre los jugadores sentados con las palmas de sus manos abiertas y parece listo para dirigirse a ambos jugadores con el familiar: “¿Caballeros, están listos para comenzar?” Claramente cuando arrancó el reloj en la partida cinco algo no cuadraba. Kramnik había desaparecido y ciertamente no estaba preparado para empezar.

En vez de arrancar el reloj, Gijssen debería haber solicitado un retraso adicional para liquidar el tema del baño. En realidad debería haber insistido en que se restableciesen las condiciones de juego de las partidas anteriores hasta que ambos jugadores estuvieran de acuerdo. Si el asunto no se pudiese resolver de forma oportuna, Gijssen debería haber declarado la partida como aplazamiento oficial.

Una vez arrancado el reloj, el descarrilamiento del tren estaba en marcha. El final era claro. Kramnik perdió por incomparecencia la partida cinco. Topalov firmó la planilla, lo mismo que Gijssen. Kramnik no. Si la hubiera firmado, La partida hubiera sido oficialmente una derrota suya. Punto final.

De este modo puede verse que la crisis sucedió porque los funcionarios del encuentro fallaron en cumplir sus deberes adecuadamente.

Bueno, está claro que el Sr. Seirawan está equivocado sobre mi papel. Como ya expliqué, el Comité de Apelaciones tenía la potestad para adoptar la decisión. Así que me temo que el Sr. Seirawan no puede explicarme lo que hice mal.

Retrasé el comienzo de la partida porque la carta estaba camino de Elista, que confirmaba la decisión del Comité de Apelaciones. En ese momento no tenía ninguna otra opción que no fuese arrancar el reloj. También era imposible retrasar más la partida. Dejenme citar el Artículo 3.3 de las Normas del Encuentro:

No se permitirá el retraso de ninguna partida excepto con permiso del presidente de la FIDE.

Lo que en realidad me molesta es el hecho de que el Sr. Seirawan no se haya disculpado por lo que escribió sobre mi decisión, incluso después de que hubiera recibido la reacción del GM Macieja. Un segundo aspecto es que el artículo sigue publicado en Chessbase, donde se describe como sigue: “Un experimentado gran maestro explica la situación exhaustivamente en este importante documento”. Dado que el Sr. Seirawan admitió que sus conocimientos estaban desfasados, una referencia al artículo de Macieja parecería adecuada. Aprecio mucho el artículo del GM Macieja porque muestra que se esforzó en descubrir los hechos.

Está claro que no fue un encuentro fácil. Hubo más reclamaciones en este encuentro a doce partidas que en dos de los encuentros Kasparov – Karpov, que totalizaron 48 partidas. La tensión fue más alta de lo que nunca antes había visto. Así que no me sorprendió que mi tensión sanguínea subiera en un momento dado a 220, pero me recuperé con mucha rapidez gracias al excelente tratamiento de los médicos kalmukos.

El comportamiento de los jugadores delante del tablero fue excelente. Antes de la partida cinco, incluso analizaban un poco tras el juego, pero no después de este incidente. Las ofertas de tablas tampoco fueron nunca un problema, se miraban, había una pequeña sonrisa y firmaban las planillas. Hubo unos pocos momentos críticos, en los que pareció que el encuentro iba a suspenderse, pero en tales instantes el Presidente de la FIDE mostró que es un excelente diplomático.


Geurt Gijssen (derecha) preparado para dar comienzo a la partida final del mundial

Todos los presentes en Elista elogiaron la forma en que se organizó el encuentro. El Comité Organizador, con el liderazgo impecable de Valery Bovaev, fue capaz de cumplir casi todos los deseos. Esto no es sorprendente, porque el Sr. Bovaev es un organizador muy experimentado. Organizó el XIV Campeonato de Rusia, el encuentro Karpov – Kamsky de 1996, la Olimpiada de 1998 y el Campeonato del Mundo Femenino de 2004. Menciono todo esto como reacción a la observación del Sr. Seirawan sobre el Sr. Bovaev:

En la página web oficial, aparece como Presidente del Comité Ejecutivo del Encuentro por el Campeonato del Mundo 2006. (Si tiene alguna experiencia en encuentros por el campeonato del mundo es otra cuestión)

Bien, Sr. Seirawan, como puede ver, el Sr. Bovaev es un organizador muy experimentado y grandemente apreciado. Punto final.

Quizás los lectores estén sorprendidos por el tono de este artículo, pero tienen que entender que aún estoy enfadado. Por último, me gustaría decir que Kalmukia mostró una vez más que es sinónimo de hospitalidad.


Este texto apareció publicado originalmente en inglés, el 18 de octubre de 2006, en la sección "Arbiter's Notebook" de ChessCafe.com. Puesto que es una columna periódica, sus contenidos en un momento dado son reemplazados en un momento dado con otro artículo. Entonces podrán encontrar el artículo original en los archivos de Chess Cafe. Copyright 2006 CyberCafes, LLC. Reservados todos los derechos.


Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro