De piezas y pelotas

por Ana Matnadze
09/02/2016 – ¿Son muy diferentes el ajedrez y otros deportes? ¿Hay similitudes que a simple vista se nos escapan? ¿Podríamos aplicar los conocimientos de un deporte a otros, para seguir mejorando? No hace mucho Josep Guardiola revelaba sus estrategias ajedrecísticas para planificar los partidos de fútbol. Ahora Ana Matnadze, David Doblas y Abel Amón nos hablan de ajedrez y baloncesto...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Ajedrez y baloncesto

Un buen y soleado día, charlando sobre temas generales de ambos deportes, David Doblas me dijo: “- ¿Oye, y por qué no hacemos una investigación sobre los puntos comunes entre el ajedrez y el baloncesto? Yo creo que tienen mucho en común. ¡Me parecería sumamente interesante!”

La propuesta me intrigó enseguida. “Obviamente, hay cosas en común, como en cualquier otro deporte...” pensé. “Es una competición, una lucha, intercambio de tácticas, estrategias... Pero, ¿puede ir más allá de eso? ¿Realmente daría para algo digno de un estudio – investigación?” Empecé a pensar y buscar, y rebuscar, y preguntar, y preguntar, y preguntar... y, ¡voila! No me lo podía creer. Éste gran jugador de baloncesto (hace poco cumplía sus 300 partidos en la ACB) me había abierto nuevos horizontes en... ¡ajedrez!

En cuanto le den la pelota, David Doblas está con ganas de morder (Foto: ACB media)

Por si no os habíais dado cuenta todavía, David no solo es un jugador espectacular de baloncesto indiscutible, sino también tiene un nivel bastante alto en ajedrez, y que mejora cada día (¡doy fe!).

Ni que decir tiene que aceptamos el reto ambos, y nos pusimos manos a la obra. A continuación os presentamos la primera parte de nuestra interesantísima “colaboración”.

Nuestro primer invitado Abel Amón (Twitter: @AbelAmon ) es un ex jugador ACB de baloncesto, actualmente dedicándose al mundo empresarial. Jugaba profesionalmente durante 7 años, en la posición de pívot. Es un gran apasionado del ajedrez, sigue muy de cerca tanto la actualidad ajedrecística, como el baloncesto.

Abél Amón (Foto: Pivotworld)

“Desde muy pequeño me gustó el ajedrez", nos comenta. “Recuerdo que pronto me compré un libro de todas las partidas de Bobby Fischer. En varios equipos de basket en los que jugué, jugabamos partidas de ajedrez que nos hacían soportar mucho mejor los desplazamientos. Incluso en un viaje para un partido en Andorra me compré una máquina de ajedrez que lógicamente siempre me ganaba.

Hablando de tecnología: internet ha hecho que vuelva a aficionarme al juego, gracias a las partidas online, aunque tambien juego “en vivo” e intento, por ejemplo, suelo participar en las simultáneas que organiza el club de ajedrez al que van mis hijos. Tengo un nivel medio, no-federado, es decir, muy menor. Admiro profundamente dentro y fuera del deporte a Garry Kasparov. Es muy inteligente y valiente y ojalá llegue a ser Presidente de Rusia (como utopía no está mal)”.

Vamos a descubrir algunos puntos comunes entre el ajedrez y el baloncesto con Abel. Nosotros le preguntamos partiendo de la base ajedrecística, y él lo “traduce” al baloncesto:

Ana y David: Abel, en ajedrez se recomienda que, cuando juguemos contra jugadores más “fuertes” que nosotros, intentemos complicar la posición, no simplificarla; pues en las primeras ellos también podrían equivocarse; en las segundas, en cambio, te ganarán con más facilidad porque la mayoría de las veces dominarán mejor los conceptos estratégicos y el marcar el ritmo. ¿Cómo es esta situación en cuanto al baloncesto? ¿Similar? ¿Diferente? ¿Cómo?

Abél: Para jugar contra rivales de superior nivel en baloncesto (un RMadrid, o FCBarcelona) recuerdo la táctica de un gran entrenador por desgracia fallecido, la de Manel Comas. La táctica del “conejo” consistía en no dejar que el rival se fuera de muchos puntos en el marcador y en los últimos minutos, asestarle un golpe y ganarle. En ajedrez algo similar sería ir levemente por debajo de ese rival superior (por ejemplo con desventaja de un peón, entregándolo por la iniciativa o un contrajuego remoto) y en los minutos finales de la partida, intentar sorprender con un mate ante un posible despiste o unas tablas por repetición. En ambos deportes es más facil decirlo que hacerlo, claro...

Le habrán "dado mucho la pelota" a David (como mínomo tres veces) (Foto: Gipuzkoa Basket)

Es más importante no cometer errores que intentar hacer impecables jugadas. No se ganan partidas por hacer buenas jugadas, en cambio sí se pierden por hacer las malas.

Efectivamente, tanto ajedrez como basket son deportes de “fallos” y suele ganar o bien el que tiene mucho talento o bien el que menos fallos comete. En el caso del basket hay que asegurar los pases y no perder balones, no fallar tiros fáciles, tener una sólida defensa (como en ajedrez) , asegurar los rebotes...

Contraatacar en el centro suele ser una buena estrategia ante un ataque de flanco.

El contraataque es una jugada fundamental en basket, pues permite hacer un tiro fácil debajo del aro. Para ello hay que contar con una buena defensa, dominio del rebote, un buen pase pasador y un equipo en buena condición física.

Si tienes ventaja de material, hay que tratar de cambiar piezas, no peones. Cuando tengas desventaja de material, trata de cambiar peones. ¿Alguna cosa que corresponda a esta estrategia?

En baloncesto hay que cuidar las faltas personales al final del partido para no quedar eliminados. Sin embargo, hay un dicho segun el cual si haces solo  3 faltas (juegas flojo)  te pitarán 2 o 3 . Sin embargo, si juegas duro al límite y haces 8 casi-faltas te pitarán tambien 3.

Contrariamente a lo que muchos piensan, el aprendizaje de los finales es un paso primordial para tener un dominio del juego del ajedrez. Estudiar finales es más efectivo que memorizar variantes de apertura.

Este ejemplo que pones, me recuerda a las situaciones de final de partido de basket en las cuales un equipo inteligente bien dirigido, sabe que hacer en cada momento, con el apoyo de su entrenador en los tiempos muertos finales. Es fundamental.

Por otro lado, coincido en que se sobrevaloran las aperturas predeterminadas, igual que se exageran en basket el valor de los “sistemas” de ataque. En la NBA los jugadores no juegan tan encorsetados como en España, donde los entrenadores tienen muchos sistemas que coartan, creo, la iniciativa del jugador.

¿Prioridad absoluta a las jugadas y aperturas que tú practiques (se debe ser selectivo ante el exceso de información) o al revés?

Repito que se tiende a sobreestimar el valor de los sistemas. Son necesarios, por supuesto al igual que las defensas alternativas. El caso del ajedrez es quizá distinto, pues, aunque no se empiece con una apertura “formal”, las 10 primeras jugadas ya están registradas de alguna partida que ha tenido lugar en algún torneo en el mundo. La informática creo que ha ayudado mucho al ajedrez, en ese sentido y en otros.

Tocado, jugado (Foto: Karlos Aguinaga)

¿Se analizan los partidos de los mejores del baloncesto (GM y súper GM en ajedrez) sin escuchar/mirar los comentarios o al revés? En el ajedrez se recomienda hacer lo primero, y una vez que hayas realizado tus análisis, comprobar que tus análisis difieren de los comentarios realizados por los jugadores de la partida.

Es fundamental el uso del vídeo en el baloncesto moderno para: primero analizar los puntos débiles del próximo rival y segundo, estudiar nuestros fallos en partidos anteriores. Creo que para que la sesión de vídeo sea efectiva, no debe prolongarse demasiado tiempo. Los comentarios que se oyen en esas sesiones son las del entrenador jefe y la de algún ayudante dedicado al scouting.

En el ajedrez , las condiciones para iniciar un ataque han de ser alguna o varias de las siguientes:

  • Que el jugador que defiende no domine el centro.

El base del equipo ganador marca el tempo correctamente, los pivots dominan el rebote y se producen continuos contrataques con canastas fáciles.

  • Que la dama defensora esté desplazada del escenario de la lucha y no pueda defender el rey.

En el baloncesto de mi época y en los equipos en los que jugué, la figura de la dama hay que asociarla con la figura del "americano" del equipo, un jugador netamente superior al resto del equipo tanto física como técnicamente. El equipo contrario también tenía su “dama” (= masculina), que curiosamente podía ser blanco o negro. Era fundamental la defensa de dicho jugador, aunque se asumía que iba a hacer un 20-10 y además intimidar. Una buena táctica era hacerle entrar en faltas personales rápidamente.

Abél Amón en unas simultáneas con Olga Alexandrova

Hoy en día los equipos son más sólidos y no dependen de semejantes jugadores. Bueno, en la NBA si que existen esos súperjugadores desequilibrantes: LeBron, Durant, Curry o bien Pau Gasol en la seleccción española.

  • Que haya superioridad de las piezas atacantes.

El "americano" rival eliminado o con cuatro faltas o bien neta superioridad física que me permite coger rebotes en mi canasta y contratacar y además coger rebotes en la canasta rival tras fallo de mis tiradores.

¿Qué piezas corresponderían a qué jugador? (La torre, por ejemplo es claramente el pívot. ¿El resto?) ¿Qué jugada o estado sería el enroque?

La dama ya la he explicado. El alfil sería un alero, el caballo un ala-pivot habilidoso y contundente, a la vez que los peones serían los jugadores suplentes que pueden tener su tarde de gloria y coronar. El propio ajedrecista sería el entrenador o su prolongación en la cancha, que es el base. El enroque lo asocio a una defensa en zona donde tratamos de proteger nuestro rebote y evitar las faltas que se hacen en la defensa individual. Eso sí, el enroque es mucho más común en ajedrez que las defensa en zona en el basket actual.

No se debe atacar si nuestro contrincante no tiene algún punto débil. Entonces, lo que se tiene que hacer es intentar crear debilidades para luego atacarlas.

Efectivamente, en caso de ser inferiores, debemos emplearnos en defensa, no cometer errores en pases o tiros fáciles, cerrar el rebote y, a lo mejor, tenemos chance y podemos aplicar la “táctica del conejo" al final.

No es conveniente que una pieza defienda más que un punto, ya que se puede producir una sobrecarga que dé origen a temas tácticos.

Obsesionarse con un solo jugador rival puede ser un error. Igual entonces le hemos frenado a él, pero mientras tanto, sus compañeros han podido jugar libremente y nos han metido canastas fáciles y nos han ganado.

En una situación de apuros de tiempo, es mejor sacrificar material y mantener la iniciativa, que tener que defenderte. Las jugadas decisivas son muchas veces las más difíciles de encontrar y las más peligrosas a la hora de cometer errores. Es mejor hacer las jugadas decisivas una vez pasados los apuros de tiempo.

En ambos deportes, el cronómetro es fundamental. En el baloncesto debemos saber qué hacer en cada tipo de final aunque no haya unanimidad al respecto. Por ejemplo, los entrenadores americanos, cuando van 3 arriba, nunca forzarían una falta del rival para que éste tire dos tiros libres. Ellos son partidarios de defender esa posesión y no permitir un tiro de tres rival. En España por aquello de la picaresca, se suele hacer falta al rival. 

El "puente de Lucena" (famosa estrategia teórica para coronar un peón tapándose con la torre), ¿a qué jugada podría corresonderse?¿ Podría ser algo relacionado con el “Low Post”?

Ana Matnadze (Foto: Juan Lazkano)

Sí, se podría comparar a aquella jugada donde el pívot hace un bloqueo o pantalla a su mejor tirador, para que éste tire sin apenas oposición.

¡Muchísimas gracias, Abel, por tu tiempo y por tan interesante entrevista! ¡Nos vemos en Playchess.com!

David Doblas en acción (Foto: @BaloncestoVAVEL en Twitter)

Texto: Ana Matnadze y David Doblas - como invitado: Abel Amón

David Jesús Doblas Portilla

Nació en Santander, el 6 de agosto de 1981 y es baloncestista español. Con 2.06 de estatura, juega en la posición de pívot.

Trayectoria

Se forma en las categorías inferiores del Saski Baskonia, coincidiendo con Ricardo Uriz y José Manuel Calderón. Con únicamente 18 años es cedido por el equipo vitoriano al Melilla Baloncesto y luego al Rosalía de Castro. Sus dos siguientes equipos serían el CB Granada, donde demuestra un gran pundonor, y el CB Algeciras de la liga LEB. Con 24 ficha por el San Sebastián Gipuzkoa Basket Club, equipo que marcaría su carrera deportiva, ya que se convertiría en un jugador franquicia y capitán en el equipo donostiarra durante 10 años, en los que se ha conseguido dos ascensos de Liga LEB a Liga ACB. En la temporada 2007-2008 tuvo un breve paréntesis en su estancia en San Sebastián, ya que fichó por el Menorca Bàsquet, pero únicamente jugó durante 5 partidos en el equipo menorquín, volviendo al San Sebastián Gipuzkoa Basket Club.



Ana Matnadze, jugadora profesional de ajedrez, entrenadora y jefa de prensa y relaciones públicas del Magistral Ciudad de Barcelona.
Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro