De piezas y pelotas (3)

por Ana Matnadze
07/03/2016 – Además de superestrella de baloncesto, es hijo del famoso medallista olímpico del 84 José Manuel Beirán. Ana Matnadze y David Doblas estaban de acuerdo en que era un verdadero lujo tenerlo hablando de ajedrez. Es alero del Iberostar Tenerife, el fin de semana pasado cumplió su partido número 250 en la Liga ACB y lo celebró con una victoria. Entrevista con Javier Beirán...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Ajedrez y baloncesto

Nuestro siguiente invitado de lujo no es otro que Javier Beirán (en Facebook y en Twitter) es alero del Iberostar Tenerife, el fin de semana pasado cumplió su partido número 250 en Liga ACB, y lo celebró con una victoria. Además es licenciado en Administración y Dirección de Empresas, está estudiando Periodismo, mientras disfruta de sus múltiples aficiones en las que figuran escribir (escribe relatos), leer, la fotografía.

Ana y David: ¡Antes de nada, muchas gracias, Javi, por aceptar nuestra invitación! Las “reglas” ya las conoces: te vamos a hacer algunas preguntas específicas para nuestra investigación que tiene como fin encontrar aún más puntos en común entre el ajedrez y el basket. Partiremos de la base ajedrecística, y tú lo “traduces” al baloncesto. Primera pregunta: ¿Qué pieza de ajedrez correspondería a qué jugador de baloncesto, en tu opinión?

Javier Beirán: Los peones serían los jugadores de equipo. No son estrellas pero, son muy importantes para que las cosas funcionen. Las torres y los alfiles serían los escoltas y aleros que pueden recorrer todo el tablero/pista y son de los más rápidos. Los caballos serían los ala-pivot que ofrecen una movilidad increíble. Los más difíciles de elegir son los bases y los pivots, pero diría que el rey correspondería al pivot por esa poca movilidad en el tablero/zona pero muy importante y fuerte en el juego, y por último la dama con el base por ser quizás la pieza fundamental del equipo y del tablero.

En ajedrez: si en algún momento de la partida no sabes qué plan seguir, intenta simplemente mejorar la posición de tus piezas. Esto no puede prolongarse mucho tiempo, pero es vital emplearlo en situaciones de generar un juego estático sin decisiones drásticas, para evitar los errores precipitándote.

En baloncesto a veces las cosas no te salen como esperabas pero, sigues en el partido y tienes que seguir. Lógicamente esa mala racha no puede durar mucho para no distanciarse en el marcador. Es el momento de hacer las cosas sencillas sin precipitarte al contraataque y esperando el momento para volver a atacar como sabes.

El valor real de las piezas siempre es relativo y depende de la posición en el tablero en cada momento. El valor general que viene en los libros o te explican cuando empiezas, es solo eso – muy general.

Sabemos que las canastas valen dos o tres puntos y los tiros libres uno. Pero, la realidad es que una canasta en el último segundo de posesión o de cuarto suele animarte muchísimo más y sobre todo cabrear muchísimo al entrenador contrario. O las canastas que temen de churro después de una buenísima defensa lógicamente valen lo mismo que una entrada solo pero las sensaciones que deja son muy diferentes.

Un caballo que defiende a otro suele ser una sobrecarga para cada uno de los dos.

Esta pregunta es de las más complicadas pero podríamos verlo como dos aleros que corren el contraataque por el mismo lado o “calle”. Tanto los aleros como los caballos individualmente son muy útiles y pueden llevarnos a situaciones de ventaja pero cuando uno depende del otro se perjudican.

Siempre existe alguna casilla de nuestro adversario que es más débil que las demás. Sobre ese objetivo debemos dirigir nuestro “ejército”. La tarea de un buen jugador es identificar tales casillas.

Al igual que en el ajedrez intentas encontrar el punto débil de tu rival, en el baloncesto preparamos muy bien los partidos. Sobre todo los entrenadores con el tema de videos, estadisticas etc, intentan ver y buscar las debilidades del equipo contrario y luego nos las transmiten para que las entrenemos y las tengamos más en cuenta. A veces esas debilidades van saliendo durante el partido y los buenos jugadores son los que se adaptan a ellas o se dan cuenta y pueden sacar beneficio de eso durante los cuarenta minutos.

Cuando el rey contrario pierde el enroque, hay que intentar atraerlo hacia el centro aunque sea a base de sacrificios. De modo que, quedaría muy expuesto y más vulnerable a nuestras amenazas.

Cuando el equipo contrario tiene algún jugador grande, normalmente un pívots, como David, o muchos otros, la idea es intentar sacarle de la zona, de su sitio de confort porque le costará mas recuperar y porque será más fácil anotar. Para ello, intentas jugar bloqueos directos con los jugadores que estén defendidos por esos pivots o intentas jugar más rápido y con más ritmo para que no les de tiempo a posicionarse cerca del aro.

En la dinámica de una posición táctica (mucho ataque, mucha actividad) la mayoría de las veces hay que intercalar alguna jugada tranquila, silenciosa, para “corregir” la denominada “puesta en escena”, y después seguir con el procedimiento táctico.

Muchas veces intentas imponer un ritmo alto, con ataques rápidos y con fluidez en los pases pero casi siempre es necesario que algún jugador, normalmente el base, sea capaz de parar y mandar alguna jugada más pausada, más ordenada para luego ya seguir con ese ritmo que tienes desde el principio.

(Ana): Uno de los mejores entrenadores que tuve, me decía que un jugador de alto nivel debería saber tener el denominado plan A, el plan B y un plan B*. Este plan B* tendría que tener que ver con el plan A, y es algo que la mayoría de las veces nunca llega a ver la luz. Pero, tenerlo preparado es importante y muy influyente en el resultado final de la partida. Es como un“recurso” en caso de que nada de lo que tenías planificado funcione, pero se diferencia de un recurso normal en que es para seguir intentando ganar. Esta estrategía es una especie de extensión de su versión más light – las “jugadas candidatas”.

Tanto a nivel de equipo como a nivel personal tienes que preparar los partidos. Entrenas durante la semana muchas cosas imaginandote que te puede hacer el otro equipo y viendo un poco que puedes hacer tu contra ellos, pero siempre tienes un plan B por si las cosas no salen, no son como esperabas o simplemente no estás realizando bien las cosas habladas. Dentro de tu plan de partido (A) tienes variantes que muchas veces no usas porque no se te ocurren, no son necesarias o simplemente no te salen en ese momento, pero están entrenadas ensayadas y esperando a su ejecución.

El mismo entrenador me decía que hay varios tipos de roles que adquieren las piezas durante el transcurso de la partida. Dos de ellos son fundamentales: 1) pieza que va al trabajo y 2) pieza que trabaja desde casa. Estas últimas son las que más suelen confundir a un jugador inexperto: pues la mayoría de las veces se cree que dicha pieza “no hace nada ahí”, o que “está mal colocada”. La clave es que todas las piezas “trabajen”, algunas “desde casa” y otras en su “puesto de trabajo” o “despacho”, y que cada uno “presente su informe” cuando sea el momento. Si una pieza está realmente mal colocada, y es imposible, o lento, entrarla en el juego, ¡dale trabajo allí dónde está!

Todos los equipos tienen estrellas y jugadores que destacan por encima del resto y suelen salir más en los medios, los carteles, etc. Pero hay muchos jugadores que no son tan conocidos y que muchas veces no esperas que sean determinantes en el partido pero que de repente aparecen con un rebote de ataque, un par de robos y un triple y rompen el partido a tu favor. Está claro que a veces hay jugadores que por su juego o por su actitud se desvían un poco de la línea del equipo. Es misión de todos los jugadores y del entrenador de ayudarle e intentar sacar beneficio de sus cualidades porque si está ahí siempre se podrá sacar provecho.

Los peones centrales son fundamentales; en cambio, los laterales pueden ser la guinda que coronen la obra. OJO, hay que tener mucho cuidado en si avanzarlos o no, y cuándo hacerlo. Si se contempla un final inferior para nosotros, es mejor NO TOCARLOS, pues será mucho más complicado para el rival llegar a ellos. En cambio, si la posición está a nuestro favor, y estamos atacando, pero el adversario se está defendiendo sólida y pasivamente, son un arma letal para aumentar nuestra ventaja. (ejemplo muy claro y magistral) Ataque en ambos flancos a la vez. Coordinación de piezas.

Aquí la cosa ya es más compleja pero, nos podíamos poner en situación. Cada vez que juegas bloqueo directo, normalmente en el centro, el pase para el tiro de tres puntos es una de las opciones más buscadas y que más peligro crean pero a la vez es una de las más esperadas. En cambio, el corte a la espalda es una situación que hace mucho daño a la defensa y que puede ser determinante en algunos momentos del partido. Logicamente tiene algún pero, y es que si no encuentra pase al corte es verdad que sobrecargas la zona y dejas menos espacio para la ejecución de la jugada.

Al fin y al cabo son dos opciones diferentes de atacar el bloque directo, que es la situación más buscada en el baloncesto actual. Tienes que tener en cuenta el marcador y las ventajas o desventajas que llevas para atacar de una forma más agresiva o conservadora.

El famoso tema táctico “Rayos X” a qué jugada podría corresponderse? Ejemplos: https://www.youtube.com/watch?v=LWQG6CbMg_E

Yo personalmente intento buscarle siempre las cosquillas a las jugadas y busco alguna "pirula" o canasta fácil que a lo mejor no se aprecia a simple vista o que necesita de un pequeño engaño para conseguirlo. Por ejemplo, alguna vez pido el balón en la banda sabiendo que no me lo van a pasar y corto como yéndome hacia el otro lado y en ese momento que el defensor se gira tira el balón por encima y anoto una canasta bastante fácil.

Otra jugada que se me está ocurriendo que podría tener relación con los rayos X es: En el momento en el que se está jugando un bloqueo directo (2x2) aparece un tercer jugador que mete un bloqueo ciego (bloqueo a la espalda) al defensor del bloqueador para dejar libre al pivot que había puesto el bloqueo y crear una situación de ventaja.

Muchísimas gracias, Javi, por esta entrevista tan interesante y tan inspiradora! Seguro que a muchos ajedrecistas y muchos jugadores de baloncesto (y otros deportes) les ayudarán a abrir nuevos horizontes tus respuestas y ¡que sirva para descubrir cosas nuevas y para seguir mejorando!

Muchas gracias por contar conmigo para una entrevista tan peculiar y divertida. No ha sido fácil intentar encontrar las similitudes entre los dos juegos pero está claro que hay varias. Al final, tanto el ajedrez como el baloncesto son juegos muy tácticos en los que en la mayoría de veces las victorias o derrotas vienen dadas por pequeños detalles. Espero que disfrutéis con mi lectura y aunque no soy muy buen jugador, si alguno me quiere retar por Internet, aquí le espero :-). Un abrazo y muchas gracias.

¡Perfecto, perfecto! :) ¡Nos vemos en Playchess.com!

Texto: Ana Matnadze y David Doblas 

David Jesús Doblas Portilla

Nació en Santander, el 6 de agosto de 1981 y es baloncestista español. Con 2.06 de estatura, juega en la posición de pívot.

Trayectoria

Se forma en las categorías inferiores del Saski Baskonia, coincidiendo con Ricardo Uriz y José Manuel Calderón. Con únicamente 18 años es cedido por el equipo vitoriano al Melilla Baloncesto y luego al Rosalía de Castro. Sus dos siguientes equipos serían el CB Granada, donde demuestra un gran pundonor, y el CB Algeciras de la liga LEB. Con 24 ficha por el San Sebastián Gipuzkoa Basket Club, equipo que marcaría su carrera deportiva, ya que se convertiría en un jugador franquicia y capitán en el equipo donostiarra durante 10 años, en los que se ha conseguido dos ascensos de Liga LEB a Liga ACB. En la temporada 2007-2008 tuvo un breve paréntesis en su estancia en San Sebastián, ya que fichó por el Menorca Bàsquet, pero únicamente jugó durante 5 partidos en el equipo menorquín, volviendo al San Sebastián Gipuzkoa Basket Club.



Ana Matnadze, jugadora profesional de ajedrez, entrenadora y jefa de prensa y relaciones públicas del Magistral Ciudad de Barcelona.
Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro

Vieito Vieito 07/03/2016 07:31
Bueno, debe ser que ambos deportes se atraen. Yo soy Entrenador Superior de Baloncesto y Monitor Superior de Ajedrez.
1