Duelo de revancha Reshevsky – Najdorf (Capítulo VIII)

18/02/2010 – En la partida final Najdorf venció claramente y de ese modo achicó al mínimo el puntaje de su derrota. Reconoció Najdorf: "Me ganó bien. El Gran Maestro Reshevsky me ha ganado dos matches. Por consiguiente, es mejor que yo. No es esto una vergüenza, porque no es vergonzoso jugar al ajedrez menos bien que otro, sino mera contingencia del deporte. Vaya en mi descargo que si he perdido ha sido sencillamente porque no pude hacer nada mejor". Ambos jugadores fueron recibidos en la Casa de Gobierno por el General Perón y Reshevsky dijo: "Es el momento más importante de mi vida". La octava y última entrega del estudio de Juan Morgado...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Jueves, 18 de febrero de 2010

Duelo de revancha Reshevsky – Najdorf (Capítulo III)

Por Juan Morgado


En la partida final Najdorf venció claramente, y de ese modo achicó al mínimo el puntaje de su derrota. Reconoció Najdorf:

—Me ganó bien. El Gran Maestro Reshevsky me ha ganado dos matches. Por consiguiente, es mejor que yo. No es esto una vergüenza, porque no es vergonzoso jugar al ajedrez menos bien que otro, sino mera contingencia del deporte. Vaya mi descargo, que si he perdido ha sido sencillamente porque no pude hacer nada mejor—
Ambos jugadores fueron recibidos en la Casa de Gobierno por el General Perón, y Reshevsky dijo:
—Es el momento más importante de mi vida—

Los multi-funcionarios

En forma reiterada se han podido ver en estas notas los nombres de los dos principales funcionarios gubernamentales que han organizado este encuentro: el Presidente de la Confederación Argentina de Deportes (CAD), Doctor Rodolfo González Valenzuela, y el Presidente de la FADA, Doctor Juan Carlos Laurens, algunas veces mencionado por su grado militar de Mayor de Intendencia. Lo llamativo de ambos casos, es que ellos ejercían, al mismo tiempo, los cargos de Presidente de la Corte Suprema de Justicia, y Director General de Aduanas, respectivamente.

Mini-biografía de Juan Carlos Laurens

Nació el 1º de enero de 1914. Luego de la asunción Perón en 1946, el tema aduanero fue objeto de múltiples cambios. Se centraliza en la Administración General de Aduanas y Puertos. El primer interventor fue Walter A. von Rentzell, y luego es designado como administrador Juan Carlos Laurens, ya con el nombre de Dirección General de Aduanas. Laurens provenía del ejército, donde revistaba como Mayor de Intendencia. En 1949 es designado Presidente de la FADA, con el apoyo oficial a través de la CAD, en una elección donde vence en la votación a Carlos Querencio, que buscaba su reelección, apoyado por el Club Argentino. Laurens renuncia a ambas funciones luego de la caída de Perón, en setiembre de1955.


Ajedrez Universal nr 3, 30 de setiembre de 1953

Mini-biografía de Rodolfo González Valenzuela

Nació en La Plata el 20 de noviembre de 1904. Se recibió de abogado en la Universidad de esa ciudad en 1930. A partir del Golpe de Estado de 1943 comienza a escalar posiciones, gracias a su amistad con el entonces Coronel Perón, quien lo designa Asesor, y luego Delegado Regional de la Secretaría de Trabajo de Salta. Integró el núcleo más cercano de allegados de Eva Perón.

En 1948 fue nombrado Presidente de la Confederación Argentina de Deportes (CAD) y del Comité Olímpico Argentino (COA), entidad que se unificó como CADCOA. Allí intervino en la organización de numerosas actividades deportivas. Por ejemplo, fue Presidente de la Junta Directiva de 10 miembros del I Torneo Panamericano, realizado entre 25 de febrero y el 9 de marzo de 1951 en el estadio "Presidente Perón", del Racing Club, y que contó con la presencia de 19 países, entre otros, Brasil, Cuba, Colombia, Ecuador, Chile, México, Venezuela, Perú, Paraguay y Estados Unidos. Perón y Eva fueron declarados huéspedes de honor.

Presidió la Corte Suprema de Justicia por acuerdo del 29 de mayo de 1952, aunque asumió el 4 de junio de ese año, junto con la asunción de Perón en su segundo mandato presidencial. Fue reelegido en esa función el 2 de junio de 1955. Durante este último período se dictaron las acordadas de homenaje a Eva Perón, y de apoyo a Perón durante las crisis de finales de su gobierno.
¿Con agentes soviéticos en Helsinki?

La Embajada norteamericana en Montevideo remitió entre 1950 y 1952 varios despachos con informaciones sobre las conexiones comunistas con Perón. Uno de ellos, con fecha 17 de julio de 1952, señala que ¨durante octubre y noviembre de 1951 se realizaron negociaciones secretas entre los gobiernos de la Unión Soviética y Argentina¨, aunque luego se consigna que el representante en la ONU, J. H. Paz, negó que se hubiera firmado algún pacto con Moscú, afirma que las negociaciones se realizaron también en Helsinki, cuando el Presidente de la Suprema Corte de Justicia, Doctor (Rodolfo González) Valenzuela ¨viajó para entrevistarse con agentes soviéticos¨. Paz me negó la especie. Aparentemente, éstos y otros despachos ponían de relieve las sospechas norteamericanas de que Buenos Aires y Moscú volvían a analizar el modo de activar sus relaciones, lo que ocurriría en 1953. [El Oro de Moscú, Isidoro Gilbert, Planeta, Buenos Aires, 1994, pág. 153]


Tapa de la revista PBT 814, 25 de abril de 1952

18ª partida, 29 de junio

(18) Najdorf,Miguel - Reshevsky,Samuel Herman [D24]
Buenos Aires match Buenos Aires (18), 1953
[Juan S. Morgado]
1.d4 d5 2.c4 dxc4 3.Cf3 Cf6 4.Cc3 Cbd7 5.e4 Cb6 6.a4 a5 7.Ce5 c6 8.Cxc4 e6 9.Ad3² [9.Ae3 h6 10.h3 Cxc4 11.Axc4 Ab4 12.Dc2² Sorkin,I (2265) -Godes,D (2390)/Kfar Sava] 9...e5?! [9...Ae7 10.0–0 0–0 11.Ae3² Werbeck,T-Schmidt,H/Germany] 10.dxe5?! [10.Cxe5 Dxd4 11.Cf3 Db4 12.0–0‚] 10...Cg4 11.Cd6+ Axd6 12.exd6 Dxd6 13.Ae2 Dxd1+ 14.Cxd1 Ae6 15.f3 Cf6 16.Ae3 Cfd7 17.Ad4 0–0 18.Ce3 f6 [18...f5 19.exf5 Axf5 20.Cxf5 Txf5 21.Rf2‚] 19.Rf2 Tfd8 20.g4 c5 21.Ac3 Ce5 22.g5 Rf7 23.gxf6 gxf6 24.f4 Cd3+ 25.Rf3 Cb4 26.Thg1 Cc6 27.f5 Ab3 28.Rf4?! [28.Ta3 c4 29.Cg4 Cd4+ 30.Rf2 Re7 31.Ad1 Td6 32.Axd4 Txd4 33.Axb3 cxb3 34.Txb3±] 28...Cd4 29.Ah5+ Rf8 30.Tg2 Af7? [30...Cxa4÷] 31.Axf7 Rxf7 32.Cg4 Re7 33.Ch6 Td7 34.Ae1 Rd6 35.Ah4 Tf8 36.Cg8 Rc6 37.Axf6 Cb3 38.Te1 Cc4 39.Ac3 Cd4 40.Ch6 Ce6+ 41.Rg4 Cd4 42.Rf4 [42.Rh5 es la jugada que citan otras fuentes]  1–0
[Haga clic aquí para reproducir la partida...]

El Mundo

Abandona Reshevsky la última partida

Ajedrecísticamente considerada esta dura prueba, tiene su aspecto peculiar, y debemos concederle a Najdorf la inquietud de la misma y el aspecto dinámico de los cotejos, mientras que Reshevsky ha desarrollado la lucha poniendo en práctica una implacable estrategia de guerra, más efectiva pero más estática, de acuerdo con los antecedentes de que venía precedido. Reshevsky, sostenido por sus nervios de acero, ha impuesto su poderosa personalidad en esta brega de titanes del tablero. En su aspecto de propaganda del ajedrez, ha obtenido un éxito inusitado, que demuestra la clara visión de sus dirigentes. La popularización del ajedrez ha quedado así incorporada a las emociones del gran público, saliendo por las calles para ganar un puesto que hasta ahora estaba reservado a las alternativas de los deportes físicos. Así lo entendieron también el Presidente de la CAD, doctor Rodolfo G. Valenzuela, fiel intérprete de los deseos del Primer Magistrado, General Juan Perón, así como el doctor Juan Carlos Laurens, Presidente de la FADA. [El Mundo, 1º de julio de 1953]

La Nación

Favorece a Najdorf la última partida

Se jugó en el Salón de Actos Presidente Perón la 18ª y última partida del match. Al comenzarse el juego, Reshevsky, ya ganador del match, tenía una ventaja de 9½:7½. Éste inició el juego con Peón de Dama, planteando el Gambito, que Reshevsky aceptó directamente. La partida siguió un camino atractivo y poco usual en este planteo. Ambos maestros parecían haberse librado de ese gran peso que fue, sin duda, para ellos, la responsabilidad de su desempeño en los cotejos anteriores. Las blancas sellaron su jugada 42ª, y el final proseguirá hoy a las 20 en el Club Argentino. Como consecuencia del cambio de las damas, se produjo un interesante juego de piezas menores, y a partir de la jugada 20ª Najdorf inició acciones en el sector del rey, teniendo en cuenta la debilidad del PAR de las negras. Con sutiles y precisas maniobras, fue dominando hasta ganar ese peón en la jugada 37ª. Al cumplirse las 5 horas de juego reglamentarias, el Campeón Argentino, que actuó notablemente, selló la 42ª jugada en posición que puede considerarse ganadora para él. Cuando los adversarios interrumpieron el juego, la concurrencia que colmaba el recinto prorrumpió en una prolongada ovación. El maestro Reshevsky, visiblemente emocionado, agradeció los aplausos, expresando que la diaria presencia de los aficionados argentinos había sido un gran estímulo para él, y que llevaría de Buenos Aires un inolvidable recuerdo. Requerido por los asistentes, habló enseguida el maestro Najdorf, quien después de oportunas consideraciones, dijo que si Reshevsky había sido ganador del match, era, sin duda, por haber jugado mejor que él, renovándose entonces y prolongándose por largo rato las demostraciones de agasajo para ambos maestros. [La Nación, 30 de junio de 1953]

La Prensa

El consuelo de Najdorf

A pesar de que el trascendental match quedó definido a favor de Reshevsky después de jugarse la penúltima partida, una extraordinaria cantidad de aficionados concurrió anoche a la Caja Nacional de Ahorro Postal para presenciar el encuentro final. Inició el juego Najdorf con un Gambito de la Dama, que fue aceptado por su adversario. Luego de las movidas preliminares del planteo, Reshevsky inició una contra-demostración con el avance del peón rey a la 4ª casilla, con vistas a una rápida liberación de su juego, pero las blancas tomaron ese peón, y dos jugadas después lo devolvieron, forzando a las negras a cambiar uno de sus alfiles por un caballo, lo cual dejó al primer jugador con la ventaja teórica del par de alfiles. Al cambiarse damas se acentuó esa superioridad de las blancas, las que ante una situación de debilidad producida en el flanco rey enemigo, optaron por un ataque enérgico a base del inmediato avance del peón caballo rey. Siguió aumentando la superioridad de las blancas al quedar la columna caballo rey abierta, y aunque Reshevsky se defendió con gran tesón, no pudo evitar que las blancas consiguieran una posición netamente ventajosa. En esas condiciones se suspendió la partida, para ser continuada esta noche a las 20 en el Club Argentino. [La Prensa, 30 de junio de 1953] (Foto 4)

Amílcar Celaya, Noticias Gráficas

¿Dios es argentino o extranjero?  

¡Terminó el match por el simbólico título –no oficial– de Campeón Mundial de Occidente! La última partida no se continuará, porque el flamante campeón ha resuelto rendirse, vista la inutilidad de toda resistencia. Los dos peones centrales de Najdorf, pasados y ligados, son irresistibles, y el Gran Maestro norteamericano no quiere prodigarse en un combate tan penoso como estéril. Con ello, el score final fue de 8½:7½ para Reshevsky; imposible pedir mayor paridad de fuerzas. En lo que vamos a decir no influye para nada la natural simpatía que ha despertado el campeón nacional entre todos los aficionados del país, ni tampoco la circunstancia de ser Najdorf Campeón Argentino. Nos expresamos con la mayor objetividad, y sin tomar partido por nadie. Es inconcebible que en un match de ajedrez haya gravitado tanto el azar como en éste que acaba de desarrollarse en Buenos Aires.

Es inconcebible que después de haber jugado tan admirablemente bien, como lo hizo Najdorf, en 15 de las 18 partidas, se pierda el encuentro por la mínima diferencia, diferencia que pudo haber desaparecido, y aún cambiado totalmente en su significado. Es decir, pudo haber favorecido al argentino en lugar del norteamericano, a poco que la suerte se hubiera mostrado pareja. Mil veces, comentando la estrella de nuestro país, se ha dicho que Dios es argentino. Será cierto esto en los terrenos político, económico y en muchos otros, pero en el ajedrez, desgraciadamente, tenemos que llegar a la conclusión de que Dios es extranjero. Najdorf tiene varias maneras de ganar la primera partida… y la pierde. Ofrece tablas otra partida, en circunstancias en que disponía de dos procedimientos –uno oculto y magistral, pero otro sencillo– para ganarla.

No puede adjudicarse la 13ª a pesar de tener un caballo de ventaja. Pierde partidas tablas, que, sumadas, le hubieran significado mucho más que ese magro puntito que ha consagrado a Reshevsky Campeón de Occidente. Lleva la iniciativa del combate casi todo el tiempo, anima la lucha, rechaza a montones las insistentes propuestas de tablas de su rival…, y sin embargo, cae precisamente sobre la misma meta. ¡Es como para desesperarse! Pero el chaparrón ha pasado, y el Campeón Argentino sólo piensa ahora en el Campeonato Mundial, que con rusos y todo, comenzará en Zurich en setiembre próximo.

Se nos objetará que nada de esto es culpa de Reshevsky; que, sea por razones positivas o negativas, es el justiciero triunfador. No lo negaremos ni opondremos reparos a su meritorio lauro, confirmatorio de una brillante actuación en los Estados Unidos y en el mundo entero. A lo que oponemos reparos, y muchísimos, es a la derrota del Campeón Argentino. La diferencia entre ambos es tan poca, que este match, lejos de haber zanjado el viejo pleito entre los dos, no ha hecho más que renovarlo. Cuando Tschigorin, en el siglo pasado, perdió dos matches con el bohemio Steinitz, medio mundo quedo convencido de que, a pesar de todo, Tschigorin seguía siendo el mejor de los dos. Estamos seguros de que muchos aficionados, en los centros ajedrecísticos del orbe entero, tampoco habrán quedado ahora convencidos de la superioridad del norteamericano sobre su poco afortunado rival. Najdorf, antes de iniciar la partida, nos declaró:

—Ahora que no estoy nervioso porque no tengo nada que perder, abriguen ustedes la certeza de que ganaré esta partida. ¡(Apuesto) cien por ciento a que gano!—
Y cumplió su promesa.

La última partida se inició con un chiste de Reshevsky, el primero y único del pequeño Sammy. Manifestó a los periodistas que se hallaban presentes, que por primera vez aceptaba el Gambito de la Dama en una partida de responsabilidad, y así se consignó en una crónica, y se transmitió por las radios. Afirmar eso es casi lo mismo que asegurar que ignora el movimiento de las piezas, porque no sólo el maestro norteamericano ha aceptado el Gambito de la Dama en decenas de partidas importantes, sino que en este match también aceptó el gambito en la partida 12ª. ¿Cómo no se lo recordaron nuestros muchachos de prensa? A 4.C3AD de Najdorf, Reshevsky respondió con la poco habitual 4…CD2D. Najdorf pudo maniobrar con gran soltura, y presionar constantemente a su rival, hasta conseguir un peón de ventaja, y una posición en extremo favorable. Le quedaron dos peones unidos y pasados en el centro del tablero, destinados a ser artífices forzosos de su victoria. Vimos otra vez a Najdorf rayar a esa gran altura a la que nos tiene acostumbrados. Al suspenderse la partida, Reshevsky expresión su intención de hablar al público argentino, la que fue saludada con muchos aplausos. El Gran Maestro norteamericano se acercó al proscenio, y sonriente, empinándose en todo lo alto de su reducida estatura, leyó, en inglés, cuatro líneas que acababa de escribir en ese momento:

—He podido conquistar este triunfo gracias al interés, el entusiasmo y el estímulo de los ajedrecistas argentinos, que me han acompañado noche a noche en la dura brega, por lo que es justo, y es mi deseo, hacerles partícipes, también, de la victoria—
Cuando el Presidente de la FADA, doctor Juan Carlos Laurens, tradujo las palabras del norteamericano, nutridos aplausos acogieron esta simpática despedida del señor Reshevsky. Entonces, a instancia de la concurrencia, habló el maestro Najdorf. Como se negase a hacerlo, el insistente requerimiento de los aficionados le hizo cambiar de opinión. Declaró:

—El Gran Maestro Reshevsky me ha ganado dos matches. Por consiguiente, es mejor que yo. No es esto una vergüenza, porque no es vergonzoso jugar al ajedrez menos bien que otro, sino mera contingencia del deporte. Vaya mi descargo, que si he perdido ha sido sencillamente porque no pude hacer nada mejor. Nunca me he preparado para un encuentro más cuidadosamente que en esta oportunidad, y nunca he puesto tanto mis cinco sentidos para triunfar, como en la presente ocasión. Rotundos aplausos rubricaron estas palabras, al punto que el público entero pedía:

—¡Maestro, no descorazonarse! Ahora, ¡a ganar en Zurich!—

Excelente ha sido la organización  de la Caja Nacional de Ahorro Postal y el Club Argentino, instituciones que dieron realce a este acontecimiento histórico, realizado merced a la intervención personal del Primer Magistrado, General Perón, cuyo generoso apoyo a la CAD se encargó de llevar a la práctica. [Amílcar Celaya, Noticias Gráficas, 30 de junio de 1953]   

Carlos Guimard, Democracia

Muchas enseñanzas, y agradecimiento al General Perón

El match Najdorf  Reshevsky puede dividirse en dos aspectos claramente definidos: lo que significa como expresión técnica, como aporte para el mejor conocimiento de la teoría, y el estrictamente deportivo en toda su proyección. Ambos aspectos arrojan un saldo ampliamente favorable que justifica plenamente la realización de estos eventos. Es lógico también que nos refiramos a quienes hicieron posible la justa. El Primer Magistrado de la Nación, General Juan Perón, con su apoyo moral y material a todos los deportes, y en especial al ajedrez en esta oportunidad, ha sido el principal mentor de este extraordinario match. La lid contó también con el valioso aporte de la CAD, la FADA y el Club Argentino, lo mismo que el juez del match, doctor Rafael Castells Méndez, y los fiscales Roberto Cavanna, Lelio Favre, Dionisio Cabrero y Hernán Talla Sim, quienes han merecido los más cálidos elogios de ambos jugadores y del manager de Reshevsky, Alexander Bisno. [Carlos Guimard, Democracia, 30 de junio de 1953]

La Nación

Saludaron al Presidente Perón los maestros Najdorf y Reshevsky

El presidente de la Nación recibió ayer por la mañana en su despacho oficial de la Casa de Gobierno a los maestros Miguel Najdorf y Samuel Reshevsky, a quienes acompañaron autoridades del match que acababan de disputar en nuestra capital. El maestro visitante y su representante, señor Alexander Bisno, entregaron al General Perón fotografías especialmente dedicadas, mostrándose el Primer Magistrado sumamente complacido, felicitando a los maestros por su excelente comportamiento. El presidente de la Nación se interesó por distintos aspectos del estado actual del ajedrez en la Argentina, y durante la cordial entrevista de habló del ajedrez en las escuelas, y de un posible match entre América y Europa.

El maestro Reshevsky agradeció al General Perón todas las atenciones recibidas en nuestro país, y agregó que ése era el momento más importante de su vida, y que nunca olvidaría la forma afable con que lo había tratado el Presidente de la Argentina. [La Prensa, 1º de julio de 1953]

Ayer por la mañana, acompañados por el Presidente de la CAD, doctor Rodolfo G. Valenzuela, el Presidente de la FADA, doctor Juan Carlos Laurens, el Presidente del Club Argentino, Escribano Enrique Ibáñez, y el juez del match, doctor Rafael Castells Méndez, los maestros Najdorf y Reshevsky y el señor Alexander Bisno concurrieron a presentar sus saludos al Presidente de la Nación, General Perón, con quien departieron largo rato. [La Nación, 1º de julio de 1953] 

El Ajedrez Argentino

Crónica oficial del match

En otro tiempo, el ajedrez era un vínculo de acercamiento entre hombres de distintos países y de diversas razas, como lo demostraron nuestros jugadores al entablar amistades perdurables luego de jugar varios Torneos de las Naciones. Posteriormente, por razones políticas, establecieron una división en los seres humanos que creó una barrera entre el Este y el Oeste, con lo que el ajedrez perdió mucho de su misión cosmopolita, desenvolviéndose separadamente en estos dos hemisferios ideológicos. En el nuestro, al medirse los mejores valores, establecieron rivalidades internacionales que fueron conocidas mundialmente. Es así que en los numerosos e importantes torneos internacionales, realizados en esta parte del orbe, se perfilaban como los hombres de primera fila dos talentosos maestros del juego ciencia, el Campeón Argentino Najdorf y Reshevsky. Sus victorias alternativas o sus empates en lides magistrales, inspiraron a aficionados norteamericanos y a las autoridades de ese país, de México y de El Salvador a concretar un match entre estos dos astros, que se llevó a cabo hace un año en las ciudades de Nueva York, México y San Salvador, y en el que se impuso Reshevsky por 11 a 7.

El mismo gran jugador norteamericano quedó sorprendido por su tan terminante triunfo, por lo que, considerando que Najdorf actuó por debajo de sus verdaderas aptitudes, accedió gustosamente a concederle el desquite, al cursarle el Presidente del Club Argentino, Esc. Enrique Ibáñez, un cable invitándolo a disputar el match en Buenos Aires. Así se le presentó a nuestro campeón la ansiada oportunidad de rehabilitarse ante uno de los jugadores más fuertes de la actualidad. El nuevo cotejo pudo concertarse merced a la intervención y franco apoyo del Presidente de la Nación, General Perón, activo intérprete de los anhelos del deporte argentino en todas sus manifestaciones, mediante la Confederación Argentina de Deportes, cuyo Presidente, Dr. Rodolfo González Valenzuela, fue activo gestor de las tramitaciones.

La organización del match estuvo a cargo del propio Club Argentino, y esta entidad adoptó todas las providencias para que el público pudiera seguirlo con comodidad y en forma gratuita. Ofició de Director del match el Dr. Rafael Castells Méndez; fue Sub-Director Paulino Alles Monasterio, y como fiscales actuaron Roberto H. Cavanna, Lelio A. Favre y Hernán Tralla Sim.

El Comité de Arbitraje estuvo constituido por el Dr. Juan Carlos Laurens, Presidente de la FADA, el escribano Enrique Ibáñez, Presidente del Club Argentino, y el Sr. Alexander Bisno, Presidente del Manhattan Chess Club y Vicepresidente de la Federación Norteamericana. El match se disputó en el Salón de Actos Presidente perón de la Caja nacional de Ahorro Postal, y algunas partidas, especialmente las suspendidas, se jugaron en la sede del Club Argentino. Los días de juego fueron los lunes, miércoles, sábados y domingos a las 19 horas, los martes y viernes fueron destinados a la prosecución de las partidas suspendidas, y el viernes fue siempre el día de descanso. Todas las sesiones fueron de cinco horas de juego, a razón de 40 jugadas en dos horas y media, y luego 16 jugadas por hora.

Los maestros utilizaron la mesa y las piezas empleadas en el año 1927 por los famosos Alekhine y Capablanca en el memorable match que sostuvieron (en 1927) en Buenos Aires por el título mundial. El Gran Maestro norteamericano llegó el 27 de mayo por la tarde al aeródromo Ministro Pistarini, en un avión de la Panamerican Ways, acompañado de su manager Alexander Bisno. Les dio la bienvenida un nutrido grupo de aficionados, entre los que se encontraba el Presidente de la FADA Juan Carlos Laurens, el Presidente del Club Argentino Enrique Ibáñez, el Vicepresidente de la FADA Paulino Alles Monasterio, el Tesorero de la misma Marcial Ruiz, y los maestros Guimard, Pilnik y Najdorf.

El 28 de mayo Reshevsky y Bisno fueron presentados por el Director del match al Dr. Rodolfo González Valenzuela, Presidente de la Confederación Argentina de Deportes, y luego al Presidente de la Caja de Ahorro Postal, Contador Alberto V. Musis. Durante su visita a la Confederación, y como una deferencia, Reshevsky jugó una partida contra el Dr. Rodolfo González Valenzuela, que a su propuesta terminó tablas.

El 30 de mayo se realizó el sorteo de las piezas que conducirían los contrincantes en la primera partida. Estuvieron presentes las autoridades de la FADA, dirigentes de clubes y numerosos aficionados. El azar de las bolillas determinó que Reshevsky condujera las piezas blancas en la primera partida, y en las subsiguientes impares. El 1º de junio a las 18.30 se inició el acto de inauguración del histórico match en el Salón de Actos Presidente Perón de la Caja Nacional de Ahorro Postal, ante un numeroso público que colmó todas las instalaciones. Minutos antes de empezar la ceremonia llegó al recinto el edecán de turno del Presidente de la Nación, Capitán de Fragata Ricardo A.

Lascano, acompañado por el presidente de la Confederación Argentina de Deportes Rodolfo González Valenzuela, quienes fueron recibidos por el Presidente de la FADA Juan Carlos Laurens, el Presidente de la Caja Nacional de Ahorro Postal Alberto V. Musis y el Presidente del club organizador Enrique Ibáñez. Luego de la ejecución de los himnos nacionales de Estados Unidos y Argentina, que fueron largamente aplaudidos, hizo uso de la palabra Laurens, quien destacó en conceptuosos términos el apoyo brindado a la trascendental iniciativa por el Gobierno del General Perón, y por el Presidente de la Confederación Argentina de Deportes, como también la significación del gran cotejo. Después el Esc. Enrique Ibáñez ponderó, en su discurso, el relieve internacional del match, y subrayó su alcance y la expectativa mundial concentrada en esta magna lid del tablero.

Finalmente habó el Director del match Dr. Rafael Castells Méndez, quien se refirió a la simpatía y comprensión que había hallado en todo momento la iniciativa del Club Argentino de Ajedrez en el Presidente de la Nación, y el apoyo que le había prestado permitiendo que se concretara tan importante proyecto. Terminó diciendo que el juego ciencia, aunque en él intervengan reyes y reinas, es y será en la Nueva Argentina un juego del pueblo.

Cerraron el acto el maestro Reshevsky, quien saludó en inglés a la afición argentina, expresando sus deseos de que triunfara el mejor, y el maestro Najdorf, que dirigió un cordial saludo a los ajedrecistas argentinos y agregó que haría lo humanamente posible para reeditar sus mejores actuaciones. Acto seguido dio comienzo el match. La crónica continúa en el número siguiente, del mes de julio. El cotejo entre Najdorf y Reshevsky (...) constituyó uno de los acontecimientos ajedrecísticos de la órbita occidental del mundo. Luego de una lucha reñida y emocionante se impuso el estadounidense por 9½:8½, adjudicándose el título no oficial de campeón de ajedrez de Occidente.

(...) Cabe aplaudir a todos los dirigentes y organizadores del magno cotejo. El Salón de Actos Presidente Perón de la Caja Nacional de Ahorro Postal, donde se realizó la disputa de la mayor cantidad de los encuentros, estuvo siempre colmado, siguiendo el público las jugadas en un tablero mural ubicado detrás de los jugadores. Los que no podían entrar a la sala se hallaban en el vestíbulo de acceso, enterándose ahí, en otro tablero mural, de la situación de la lucha por los análisis que hacían el Gran Maestro Pilnik y el Maestro Internacional Guimard. Además de una muchedumbre, ansiosa de seguir el desarrollo del cotejo, al no poder procurarse las entradas que gratuitamente se repartían en los clubes y círculos de ajedrez de la Capital, se agolpó siempre junto a la entrada del edificio, donde el Presidente de la Caja, contador público Alberto V. Musis, hizo instalar un monumental tablero mural iluminado, construido en los talleres de la mencionada entidad. En este tablero reproducía y explicaba incansablemente las alternativas del juego el fuerte aficionado y teórico José María Suárez. Sin reparar en el rigor de la estación invernal.

(...) La información sobre la marcha de las partidas llegaba por teléfono a los distintos clubes de la Capital, y fue además transmitida por radiotelefonía a cargo del maestro Carlos Máximo Portela; los maestros Luis Palau y Carlos F. Juárez reproducían partidas enteras por Televisión. El GM Reshevsky y su manager Bisno fueron agasajados dos veces en el Club Argentino, y el Sr. Bisno ofreció un cóctel en el Club Americano en homenaje a las autoridades del match y periodistas.

(...) A los dos maestros, al Sr. Bisno y a las autoridades del cotejo les fue concedido el honor de ser recibidos por el Presidente de la Nación el 30 de junio, departiendo un largo rato con él. Los dos huéspedes regresaron el 2 de julio, desde Ezeiza a los Estados Unidos. En oportunidad de la despedida Bisno dijo que nunca había podido imaginarse la simpatía que el pueblo argentino les demostró durante su estada en esta Capital, y destacó especialmente la cordialidad del primer magistrado durante la audiencia, dándole la impresión de que hiciera años que tenía el honor de conocer personalmente al Presidente de los argentinos.  [El Ajedrez Argentino 2ª época nº 6-1953, pág. 163/6, y nº 7-1953, pág  194/8] Alexander Bisno era un apasionado y mucho le debe el ajedrez de los Estados Unidos. No sé cuántos hoteles, casinos y restaurantes tenía en Las Vegas. Tuvo la previsión de dejarle una renta vitalicia a Reshevsky. Menos mal, porque las cosas no le fueron bien (...) Solía jugar con los maestros partidas rápidas. Si ganaba, no cobraba. Si perdía, sacaba su inagotable billetera y pagaba 25 dólares. [Miguel Najdorf, Clarín 1983]

Paulino Alles Monasterio, PBT

Reshevsky, tranquilo; Najdorf, excitado

Este cotejo de dos titanes del tablero no ha sido solamente el choque de dos temperamentos y de dos voluntades, sino también el encontronazo de dos escuelas. En cuanto al temperamento, se lo ha visto a Reshevsky dominar todas sus emociones, y al parecer, mostrarse tranquilo, como si nada podría suceder que él no pudiera dominar como un gran señor del tablero. A Najdorf lo hemos visto sometido a su tremenda excitación creadora, hurgando entre las piezas con su fantasía irrestañable (Sic), levantándose, dando vueltas alrededor de la meas, poseído de una indescriptible inquietud. Es que siempre se le ha visto jugando de la misma manera en los torneos marplatenses. Najdorf parece haber nacido jugador de torneos, así como Reshevsky es jugador de matches. Aquél necesita en todas las actividades, cada día un nuevo problema por resolver; éste se ve mejor repitiendo, con pequeñas variantes, lo que tiene aprendido desde niño, o lo que ya traía aprendido como niño prodigio, y que no va a olvidar jamás: lo perenne del tablero, lo trascendental, lo práctico, lo explotable. Por eso, decimos que en Buenos Aires se han encontrado dos extremos del mundo occidental. [Paulino Alles Monasterio, bajo el seudónimo de Martín de la Torre, PBT, 10 de julio de 1953]

Revista del Club Jaque Mate

Najdorf reconoce: —Me ganó bien—

El maestro Reshevsky me ha ganado por segunda vez un match, y cuando esto ocurre hay una explicación: me ha ganado porque juega mejor. Les digo que nunca en mi vida me preocupé tanto por responder a la confianza que ustedes depositaron en mí. Soy el primero en sentirme afectado por esto, pero me consuelo, pues aún con este resultado adverso sé que las partidas han dejado, en su faz técnica, interesantes aspectos para la investigación. Agradezco a todos el estímulo que me brindaron.
Por su parte, Reshevsky, que habló en inglés, traduciendo sus palabras el Presidente de la FADA Juan Carlos Laurens, manifestó:

—No quiero alejarme de Buenos Aires y de este gran país sin saludar y agradecer a todos los aficionados que supieron alentarme. Crean ustedes que esa simpatía gravitó en mi triunfo— [Jaque Mate nº 15, julio de 1953; nº 16, agosto de 1953]

Carlos Portela, El Trencito (Revista para niños)

Alexander Bisno, entusiasta jugador

Mr. Alexander Bisno, que acompañó como manager al maestro Samuel Reshevsky, además de Vicepresidente de la Federación Norteamericana y Presidente del tradicional Manhattan Chess Club de Nueva York, es un entusiasta jugador. Si no alcanza la categoría de maestro, tiene chispazos que muestran sus condiciones. Mister Bisno se granjeó en Buenos Aires muchas simpatías. [Carlos Portela, El Trencito, 28 de julio de 1953]

Leandro Espuña, Revista Femenina Estampa

Multitudes

El encuentro concitó tanto entusiasmo y afluencia de público, que resultaron insuficientes las hermosas instalaciones del edificio de la Caja Nacional de Ahorro Postal para cobijar tan siquiera a la mitad de los interesados en presenciar los cotejos, interés que obligó a informar diariamente a la afición por radio y por video, con comentarios analíticos a cargo de verdaderas autoridades, como en el caso del veterano y prestigioso maestro don Carlos Portela. [Leandro Espuña, Estampa, 17 de agosto de 1953 

Najdorf y Reshevsky. Parado, de anteojos, Rafael Castells Méndez, y a su lado Paulino Alles Monasterio. A la derecha, Arnoldo Ellerman.

Todos los derechos reservados
Copyright Juan Sebastián Morgado

El duelo Reshevsky vs. Najdorf en 1953

Enlaces:


Temas Morgado
Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro