El ajedrez español no sabe de sexos

07/05/2008 – La mejor jugadora española de ajedrez es una transexual que dejó los tableros como Josep Parés Vives en 1998 y que ahora ha regresado a las competiciones como Natalia Parés Vives. Puede elegir entre disputar torneos femeninos o masculinos, como hace exclusivamente la húngara Judit Polgar. Natalia Parés, de momento, sólo ha medido sus fuerzas con hombres, aunque en un futuro no muy lejano no descarta participar en pruebas femeninas. ¿Qué opina la Campeona de España Mónica Calzetta, la FEDA y el Comité Olímpico? Interesante artículo de Jesús J. Boyero...

El ajedrez español no sabe de sexos

Natalia Parés, la historia de una ajedrecista transexual

Por Jesús J. Boyero
(Reproducción del artículo con el amable permiso de Jesús Boyero y MARCA)

La mejor jugadora española de ajedrez es una transexual que dejo los tableros como Josep Parés Vives en 1998 y que ahora ha regresado a las competiciones como Natalia Parés Vives. La última partida oficial de Josep terminó con una victoria ante Salvador Armengol; la primera de Natalia, de 52 años, ha comenzado con un triunfo, defendiendo el primer tablero del Club Comtal de Barcelona, ante Julio Hernando, del Barceloneta B, en el Campeonato de Cataluña por Equipos. Y es que las mujeres, al contrario que los hombres, puede elegir entre disputar torneos femeninos o masculinos, como hace exclusivamente la húngara Judit Polgar, que en la actualidad ocupa el puesto 22 en las listas absolutas de la Federación Internacional (FIDE). Natalia Parés, de momento, sólo ha medido sus fuerzas con hombres, aunque en un futuro no muy lejano no descarta participar en pruebas femeninas.


Natalia Parés

Durante esta década alejada de los escaques, Natalia dejó a un lado el mundo del deporte para acercar la postura de su colectivo a la sociedad, llegando su implicación hasta el grado de que en la actualidad es presidenta de la CTC de Transexuales de Cataluña. Cuando en su DNI ponía Josep, destacaba en el panorama ajedrecístico catalán y nacional, fue subcampeón de España juvenil en 1974, llegando incluso a disputar ese mismo año el Campeonato del Mundo sub-20 en Manila (Filipinas). Parés se enfrentó y ganó a algunos de los mejores jugadores españoles en los años 80, e incluso midió sus fuerzas ante el ruso Gary Kasparov en una exhibición de partidas simultáneas con reloj en Barcelona, en 1988.


Pares antes de convertirse en mujer


Pia Cramling vs. Josep Parés Vives


Josep Parés Vives

“Deje de competir en pruebas oficiales cuando resolví la cuestión de mi sexualidad; fueron momentos difíciles, con una decisión que en aquella época no era tan fácil de tomar. No podía tener mi mente en varias frentes, y el ajedrez paso a un lado pese a que durante muchos años fue una parte importante de mi vida. Es más, incluso tuve un negocio de informática y ajedrez, la verdad algo ruinoso, y realicé la primera revista de ajedrez electrónica de España en 1992”, comenta Natalia. En todos estos años de ausencia, Parés, que como hombre y ahora también como mujer fue un jugador muy extrovertido que gozaba de enorme popularidad entre sus colegas, sólo jugó algunas partida amistosas, también llamadas de café, con amigos de toda la vida. “Durante bastante tiempo, más bien años, mucha gente me pidió que regresara y siempre daba largas: ‘Qué si tengo mucho trabajo, que si estoy desentrenada, que si no voy a ganar ninguna partida....’.


Natalia Pares vestida de gala

Me insistían mucho, pero una persona, Juan Emilio Cabello, delegado del Club Comtal, consiguió que volviera”, añade Parés. Lejos de jugar en el quinto o el sexto tablero, el capitán decidió alinearlo en el primero, donde casi todos los contrarios son jugadores de gran nivel, semiprofesionales o incluso profesionales, con mucha experiencia y que participan con regularidad en competiciones.

Los seis primeros resultados de Pares han sido buenos, hasta el punto de que ha cumplió con las expectativas matemáticas de su Elo, que en el momento de su retirada era de 2380 puntos. “No me he sentido intimidada en mi regreso; no he sufrido ni he notado ningún tipo de broma desagradable, al contrario, muchísimos jugadores me han demostrado su afecto y me han felicitado de manera efusiva por mi reaparición. Ha sido todo muy entrañable, muy normal, como podía haberle ocurrido a alguien que por cualquier otra circunstancia no puede intervenir en una competición y vuelve pasados los años”.

La duda que surge siempre después de una retirada, como ocurrió con el mismísimo campeón estadounidense Bobby Fischer tras marcharse en 1972 y reaparecer en 1992, o en la actualidad Kasparov, es siempre acerca del nivel real de juego después de no tocar apenas un tablero en años: “Mi ajedrez ha mejorado en compresión; entiendo mejor lo que está sucediendo en la partida, quien tiene la iniciativa, como valorar una u otra maniobra....; sin embargo, he perdido capacidad de cálculo, reflejos, algo que por desgracia ocurre cuando tienes más edad”, manifiesta Natalia.

De acuerdo a la puntuación Elo de la FIDE, que rige muchas veces los destinos y los dineros de los profesionales del tablero, Natalia Pares ocupará con 2.340 puntos la primera posición en las listas femeninas por delante de la joven canaria Sabrina Vega o de la actual campeona de España de la categoría, la mallorquina Mónica Calcetta. El Consejo Superior de Deportes (CSD), después de la pertinente consulta de la FEDA, ha autorizado a Parés a participar en los torneos femeninos y a representar a España en pruebas oficiales, lo que en la práctica podría significar defender el primer tablero de la selección nacional en la Olimpiada de Ajedrez por Naciones que se disputará en Dresde (Alemania) el próximo otoño. “No te tomado todavía la decisión de acudir al Campeonato de España femenino, tengo un trabajo en una oficina que no me hace fácil compatibilizar fechas laborables con fechas de torneos, pero es probable que lo juegue. Además de por lo deportivo, quizá participe para reivindicar la normalidad de una situación como la que yo he vivido, algo que puede servir de referencia para otras personas que estén en una situación vital parecida”.

¿Por qué las mujeres juegan peor que los hombres?

¿Por qué las mujeres juegan peor que los hombres al ajedrez?, es una pregunta recurrente en muchos debates sobre la igualdad/desigualdad de sexos. Con la excepción de las hermanas Polgar, que revolucionaron el mundo del ajedrez y juegan a un nivel parecido al de los hombres, no ha habido féminas que hayan seguido su estela pese al esfuerzo en este sentido de algunas de las 162 federaciones que integran la Federación Internacional (FIDE). “No tengo una contestación clara al respecto, pese a que es un tema que he hablado con algunas jugadoras, como mi amiga la madrileña Nieves García, campeona de España femenina en 11 ocasiones. En Cataluña, hay muchísimas niñas jugando al ajedrez en edad escolar con tan buen juego y resultados como los niños, pero por alguna razón conforme van cumpliendo años y se acercan a la adolescencia pierden el interés. Se habla de factores culturales, de que el ajedrez es más de hombres que de mujeres, pero esto podía tener alguna razón de ser hace 30 años, cuando la sociedad estaba mucho más diferenciada”, comenta Natalia Parés. Sobre la supresión de las categorías masculina y femenina, como en su momento propugnaba la Federación Española (FEDA), Parés cree que si bien esta medida es integradora, en la práctica es mejor la situación actual, dado que hay una jugadora por cada cien jugadores federados, en la que se puede elegir una u otra opción dependiendo del nivel de juego y de la capacidad competitiva.


Natalia Pares en la actualidad

Entrevista con la actual Campeona de España Femenina


Mónica Calzetta, Campeona de España

Mónica Calzetta, de 35 años, actual campeona de España, es una de las jugadoras que pueden verse afectadas por la participación de Natalia Parés en pruebas femeninas. Lejos de mostrar dudas o recelos, Calzetta, que no conoció a Parés antes de cambiar de sexo, es clara al respecto: “Es un excelente refuerzo para la selección nacional, y por mi parte, y que creo que también por el de mis compañeras, será muy bien acogida. Me obligará a esforzarme mucho más si quiero conquistar nuevamente el título de campeona de España”. La ajedrecista mallorquina añade “que su decisión ha sido muy valiente, en un mundo tan masculinizado como el ajedrez, y la apoyo totalmente”.

A propósito del COI

El Comité Olímpico Internacional (COI) aprobó en 2004 una propuesta para que los deportistas que se hayan sometido a una operación de cambio de sexo puedan ser seleccionados para las Olimpiadas si su nuevo sexo ha sido reconocido legalmente. Los atletas, además, deberán ser sometidos a una terapia postoperatoria de hormonas durante dos años si quieren participan en los Juegos. Una normativa de la que el CSD informa a la Federación Española (FEDA) en referencia al caso de Natalia Parés, y que a juicio de esta es absurda: “En el ajedrez todo esto de la hormonación no tiene mucha razón de ser; porque no se encuentran los mejores movimientos por el uso o no de estas sustancias”. En cuanto a algunos de los controles del COI, Parés es contundente: “Me parecen denigrantes las pruebas de saliva que se hacen a las mujeres para comprobar su masculinidad o feminidad. En mi opinión, sería más justo establecer handicaps en función del peso y la altura. ¿Cómo va a lograr las mismas marcas una mujer que mida 1,60 metros y pese 50 kilogramos que otra de 1,90 metros y 80 kilogramos? “.

Otros deportistas transsexuales

La tenista Renee Richards, anteriormente Richard Raskind, es el caso más conocido de transexualismo en el mundo del deporte. En categoría masculina había tenido un nivel aceptable, pero en femenina se convirtió en una aspirante a campeona porque era más alta y más fuerte que sus colegas, que protestaron ante la Corte Suprema de EE.UU. Los tribunales dieron la razón a Richards, y pudo jugar el circuito de la WITA de 1976 a 1981. Pese a que entonces tenía muchos años para el deporte, 43, alcanzó la final de dobles del Open de EE.UU y llegó a cuartos en el torneo individual femenino en 1977. Martina Navratilova, una de las mejores jugadoras de todos los tiempos, se interpuso en su camino en ambas ocasiones. “Si Renée Richards hubiera nacido para el tenis femenino a los 25 años, habría sido invencible”, declaró Navratilova, nueve veces ganadora de Wimbledon. Richards, que hoy en día ejerce la oftalmología, es contraria a las posiciones generales del COI y vota porque la evaluación de los transexuales se haga de acuerdo a casos individuales.


Renee Richards (foto: wikipedia)

Otro caso destacado fue el la polaca Stanislawa Walasiewicz, que ganó la medalla de oro de los 100 metros lisos en las Olimpiadas de 1932. Afincada en EE.UU, cuando se le hizo la autopsia después de que muriera a manos de unos atracadores, se descubrió que, además de cromosomas femeninos y masculinos, tenía pene y los testículos atrofiados.

En la actualidad, la transexual más conocida es la australiana Mianne Bagger, la primera en jugar un torneo femenino de golf profesional.

Entrevista con Javier Ochoa de Echagüen


Javier Ochoa (foto:ChessBase), Presidente de la Federación Española de Ajedrez

Las mujeres, al contrario que los hombres, pueden elegir entre disputar torneos femeninos o masculinos, como hace exclusivamente la húngara Judit Polgar, que en la actualidad ocupa el puesto 22 en las listas absolutas que publica trimestralmente la Federación Internacional. En su esfuerzo por potenciar el nivel de las jugadoras, la Federación Española (FEDA) suprimió durante algunos años el Campeonato femenino al entender que integrando las competiciones de hombres y mujeres aumentaría el nivel de estas últimas. “Fue una decisión”; comenta Javier Ochoa de Echagüen, presidente de la FEDA, “que tuvo polémica, pero al final la revocamos por las quejas de algunas jugadoras que opinaban que lejos de salir beneficiadas, eran perjudicabas. De todas maneras, todas las pruebas juveniles y de categorías inferiores continúan siendo mixtas”. Ochoa, que en su época de jugador se enfrentó a Josep Parés, añade: “Es la primera vez que se presenta un caso similar en el ajedrez mundial. Natalia Parés cumple todos los requisitos legales –registro civil, etc-, y por ello tiene los mismos derechos que cualquier jugadora. Enviamos un escrito a la Federación Internacional consultando sobre el título de Maestro FIDE que tenía anteriormente Parés, y nos contestaron que lo mantienen pero que no lo convalidan con el de Gran Maestra Femenina”. Curiosamente, pese a toda el interés periodístico suscitado por Parés, el Campeonato de España femenino es la única prueba que todavía no tiene sede, al contrario que el campeonato absoluto, el de equipos o el juvenil.

Fotos: Antoni López Manzano y Federación Catalana de Ajedrez

 

Enlaces:

Feedback and mail to our news service Please use this account if you want to contribute to or comment on our news page service



Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro