El estudio Djaja: cómo humanos y ordenadores encontraron la solución

20/08/2009 – En el Chess Classic de Maguncia surgió el estudio de un problema de ajedrez que resultó ser muy difícil de solucionar. El módulo de ajedrez "Rybka", Campeón del Mundo de Ajedrez Informático, lo logró. Pero tardó más de un minuto en encontrar la solución (para "la pececita" eso es mucho tiempo). Ahora les vamos a dar la solución del problema. Y también les contaremos que tal salieron los intentos de los grandes maestros a la hora de encontrarla. Hasta Garry Kasparov, desde su domicilio de vacaciones en la costa del Mediterráneo, dio señales de vida, indicando que había encontrado la solución, en un minuto o dos. "Pero solo por la pista que nos disteis. Si Rybka ha tardado más de un minuto en una posición abierta, esto solo puede significar una cosa: ¡jaque continuo!" Bien pensado, Garry. Pero analicémoslo tranquilamente. Anécdotas, citas y la solución...

El problema Djadja y la solución

En el Campeonato del Mundo Livingston de Ordenadores en la modalidad de ajedrez 960, surgió un problema de ajedrez que a las personas les costó mucho solucionarlo.

Fue el árbitro del Campeonato del Mundo de Ordenadores, Hans Secelle, de Bélgica, quien nos mandó la posición en cuestión. Nos dio una hoja de papel con la posición y nosotros se la enseñamos a los jugadores con los que tropezamos a continuación. Fue un análisis de un compositor (desconocido para nosotros), prescindiendo de las jugadas anteriores. He aquí la posición:


D. Djaja 1972


Juegan las blancas y empatan

En su libro "El Rey" ("The King"), el GM Jan Hein Donner escribe: "¡Las blancas realizan un solo movimiento más y la partida concluye en tablas! Keres, los dos Byrnes, Lothar Schmid, Bisguier y yo estuvimos examinando la posición durante más de media hora. No hemos podido encontrar la solución. ¿Usted podrá?"

Hans estaba convencido de que los ordenadores también fracasarían. Frederic Friedel apostó una copa de whisky en el bar a que Rybka iba a encontrar el movimiento clave. "Aunque Rybka no comprenderá por completo porque son tablas", comentó Friedel, "sí encontrará el movimiento, al encontrar todas las jugadas que pierden de manera rápida y mala". Hans perdió la apuesta. Rybka encontró la estrategia adecuada en un minuto y dos segundos.

Antes de desvelarles la interesantísima solución, he aquí las citas de algunos de los grandes maestros de la elite mundial a los que enfrentamos con el problema en Maguncia, acompañadas por algunas historias simpáticas relacionadas con sus intentos.

Uno de los primeros jugadores a los que enseñamos el problema fue Levon Aronian (a la derecha en la foto arriba), entre sus partidas en el Campeonato del Mundo de Ajedrez Rápido GrenkeLeasing. Resolvió el problema al instante, pero confesó: "Es que conozco la posición. ¡He leído el libro de Donner!" Levon agregó: "Enséñaselo a Gabriel Sargissian". [Gabriel es el entrenador de Aronian que aparece con él en la foto por arriba]. "Este tío es un mago a la hora de solucionar problemas de ajedrez. Para cualquier problema que recibe, encuentra la solución al instante. Es un milagro". No, no lo logró. Gabriel no encontró la solución y nos suplicó desvelársela.

A continuación les enseñamos el problema a Evgeny Najer (2663), Daniel Fridman (2665) y David Navara (2709, de izda. a dcha. en la fotografía superior) y también a otros grandes maestros que se encontraban en la sala. Nadie resolvió el problema al instante. Más tarde por la noche, Fridman, que había rumiado el problema durante mucho tiempo, nos presentó la solución.

Durante la cena de los campeones, todos querían resolver el problema. En la foto de arriba, Vugar Gashimov (Elo 2740) y su hermano y representante Sarkhan (sin título pero con Elo 2351) y Viktor Bologan (2689) probaron su suerte. En la misma mesa también estaba sentado Ivan Sokolov (2655) y el ganador del Abierto Ordix, Shakhriyar Mamedyarov (2717)

A ver si adivinan, quién de los dos hermanos Gashimov encontró la solución. ¡El menos fuerte! Tiene casi 400 puntos menos que su hermano. Sarkhan es el director de proyectos de Hewlett-Packard en Azerbaiyán, habla inglés perfectamente y tiene un gran sentido del humor. Escribe su nombre "Hashimov", cosas de los rusos.

Shakhriyar Mamedyarov fue otro de los súper grandes maestros que solucionaron el problema, tomando varias cervezas y estudiando el problema en la hoja con detenimiento.

Otra anécdota que se merece ser contada es la siguiente, aunque vamos a callar los nombres de los protagonistas, por razones obvias. Uno de los grandes maestros de elite (no necesariamente tiene que ser alguno de los jugadores ya mencionados) estudió el problema durante un rato y luego lo dejó. Un rato después quiso ver la hoja con el problema de nuevo y esta vez, tras unos minutos de reflexión empezó a sonreírse y nos dio la solución correcta. Muy bonito. Solo que más tarde por la noche una señorita distraída nos contó lo siguiente: "Salió fuera y nos pidió la solución y el espabilado (Gabriel) se la dio! Dijo que no te lo comentase bajo ningún concepto, pero me parece que no puede ser". Vaya, vaya... Pero en fin, nos cae bien el tipo.

Finalmente está Garry Kasparov, que actualmente está disfrutando de sus vacaciones de verano en la costa del Mediterráneo. Pero aún así sigue las noticias de ajedrez. Nos llamó por teléfono para comentarnos que había solucionado el problema en uno o dos minutos. "¡Pero solamente porque hubo una pista muy grande en esta historia!", comentó Garry. Explicó su razonamiento de la manera siguiente: "si Rybka tarda más de un minuto, eso es mucho para encontrar la solución en una posición abierta. Entonces solo cabe una posibilidad: ¡tiene que ser jaque continuo!" ¡Bien pensado, Garry Kimovitch!

Bueno, aquí va la solución para nuestros pacientes lectores que por ahora han sufrido bastante. El problema ha sido tomado de un libro de Donner y se puede encontrar en su página Chessville. Donner dice que el estudio Djaja circuló en la Olimpiada de Skopje, en 1972, y llevó a la desesperación a muchos de los participantes. Aquí está:

Estudio por el compositor yugoslavo, Djaja

Juegan las blancas y empatan

La posición de las blancas parece desesperada porque no hay manera de parar el avance del peón negro para coronarse y llegar a ser dama. Por ejemplo, 1.Cf5+ Rd8 2.Cxd4 a2 3.Cc2 Tb2 y las negras ganan. Nuestro ordenador nos cuenta que las blancas probablemente se podrían defender con 2.Cxd4 a2 3.Tb7 a1D 4.Txb6 Dxd4 5.a7. Sea como sea, concentrémonos en la línea principal: 1.Cf5+ Rd8 2.Ta8+Rxd7 3.a7 Ta4 4.Tg8 Tba6 esto nos conduce a la posición que les hemos enseñado a los jugadores en Maguncia:

En esta posición hay que encontrar una sola jugada de las blancas y pocos segundos después la partida termina en tablas. La solución 5.Ch6!! Habrá que añadir las palabras "¡...y ahora las blancas dan jaque continuo en la columna g!" Compruébenlo: la torre está protegida en cualquier casilla que el rey negro pueda atacar: g1-g3 por el rey blanco, g4 y g8 por el caballo y g6 por el peón. Las únicas casillas desprotegidas son g5 y g7, pero no pueden ser alcanzadas por el rey enemigo porque f5 y f7 se ven atacadas por el caballo. [Haga clic para reproducir el análisis...]

¿No les parece un problema interesante? ¿Pero cómo pueden resolver los ordenadores semejantes problemas? Cuando le planteamos la apuesta a Hans Secelle nuestra idea fue utilizar la "Función Monte Carlo" de Rybka. Entonces el programa juega miles de partidas contra si mismo a una velocidad muy rápida y, aunque igual no podrá comprender el por qué, en todo caso uno de los movimientos simplemente no causará la victoria para las negras (mientras que todos las demás sí lo harían). Sin embargo, Rybka también encuentra la solución en el modo normal:

En el ejemplo mostrado arriba, Rybka corre en un sistema quad estándar : la solución sale en solamente 28 segundos y sigue sla línea principal durante todo el tiempo. ¿Y otros módulos?

Este es nuestro amigo Fritz, corriendo en el mismo ordenador (calculando casi diez millones de posiciones por segundo). El programa tiene la posición en 32 segundos.



Rybka 3 – Campeón del Mundo de Ajedrez informático

Rybka 3, el programa de ajedrez más fuerte del mundo, encabeza todas las clasificaciones con holgura, con puntuaciones bastante por encima de 3000. Ahora llega Rybka 3, con una considerable mejora en su fuerza de juego de 80 puntos Elo. Rybka, que puede traducirse como "pececito", es la estrella emergente del ajedrez informático y el vigente Campeón del Mundo al haber ganado el título en Amsterdam, en 2007. Pero la fuerza no lo es todo. Hoy en día la tarea principal de los programas informáticos de ajedrez es el análisis interactivo. La fuerza de juego superior de Rybka ayuda a valorar rápidamente una posición, pero el análisis con Rybka 3 es mucho más que la mera indicación de valoraciones  y mejores jugadas. En la interfaz, diseñada por ChessBase, Rybka 3 introduce varias funciones de análisis innovadoras.

Precios

Versión multiprocesador: Deep Rybka 3   99.90 euros
Versión para un procesador: Rybka 3   49.99 euros
Libro de aperturas de Rybka 3   24.99 euros
Feedback and mail to our news service Please use this account if you want to contribute to or comment on our news page service



Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro