Impresiones de la Conferencia de la FIDE sobre el Elo 2010

13/06/2010 – En la Conferencia de la FIDE sobre el Elo que se desarrolló la semana pasada en Atenas (Grecia) se pasó bastante tiempo analizando el problema de la inflación de las puntuaciones. Se mantenían básicamente dos opiniones diferentes, una del estadístico de ajedrez estadounidense Jeff Sonas y otra representada por el GM polaco Bartlomiej Macieja. La materia no es fácil de comprender, pero nuestro colega Michalis Kaloumenos ha hecho un esfuerzo importante para que no sea tan ardua. Alimento para la mente...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Domingo, 13 de junio de 2010

Impresiones de la Conferencia de la FIDE sobre el Elo 2010

Por Michalis Kaloumenos

Estaba bien preparado para acudir a la Conferencia de la FIDE sobre el Elo que se iba a celebrar en Atenas (Grecia) entre el 1 y el 4 de junio. Elaboré un plan y escribí preguntas que buscaban respuestas que me ayudarían a cumplir mi cometido. Me presenté y les dije que quería escribir con palabras sencillas un artículo sobre el sistema de puntuación y el desarrollo de la reunión, de forma que la gente normal pudiera comprender el debate. “Buena suerte” dijo Stewart Reuben y pronto me encontré con que su deseo era sabio: ¡no había respuestas fáciles a mis preguntas!

Participantes en la Conferencia de la FIDE sobre el Elo 2010 (de izquierda a derecha): Mikko Markkula (presidente de la comisión de puntuaciones de la FIDE), Stewart Reuben (secretario de la comisión de puntuaciones de la FIDE), Nick Faulks (consejero de la comisión de puntuaciones de la FIDE), David Jarrett (director ejecutivo de la FIDE y moderador), Jeff Sonas, Bartlomiej Macieja y Vladimir Kukaev (director de la oficina de la FIDE en Elista)

Me uní a la sesión del miércoles por la tarde, cuando Jeff Sonas presentó sus gráficos sobre el problema de la “inflación de la puntuación”. El muy conocido estadístico ha invertido años de investigación para analizar el sistema de puntuación usando como materia prima las listas de la FIDE y para aplicar sus propias ideas a posteriori a lo largo de los pasados años, incluso reconstruyó clasificaciones de torneos a partir de las bases de datos de ajedrez, porque antes de 2006 la FIDE requería solo la puntuación final de un jugador y el Elo medio de sus rivales para calcular la puntuación y no los resultados individuales detallados. Sin embargo, a pesar de tantos años de análisis, el problema de la inflación del Elo  carece de una definición aceptada. Para aceptar una situación como un problema, se necesita una definición que identifique el problema. Así que Jeff Sonas dibujó un gráfico de las puntuaciones de los jugadores situados en los puestos 5, 10, 20, 50 y 100 de las clasificaciones de la FIDE durante los últimos años y encontró que han aumentado.


Inflación de los 100 primeros desde 1975

Bueno, toda moneda tiene su cruz. Es un comentario habitual referido al problema de la inflación del Elo que la lista de mayo de 2010 incluye a 37 jugadores por encima de 2700 puntos, comparados con los 11 que había en la lista de julio de 2000. Cuando se puso en funcionamiento el sistema Elo en 1971, solo Bobby Fischer estaba por encima de ese umbral. Desde este punto de vista, Bartlomiej Macieja tenía una explicación. Presentó una gráfica con el número de jugadores clasificados en intervalos de 100 puntos. En vez de emplear el número absoluto de jugadores en cada tramo, usó la proporción de dicha cantidad en relación con la población total de la clasificación. El resultado fue sorprendente. Esa normalización mostraba que la distribución de jugadores en el mismo intervalo no ha cambiado a lo largo de los años. Según Bartek el problema de la inflación del Elo es el resultado del aumento de la población. En la actualidad hay casi 112.000 jugadores con puntuación Elo FIDE en comparación con los 33.384 del año 2000.


Figura 6: distribuciones normalizadas de puntuaciones en 1997, 2001, 2005 y 2009

Este ejemplo es característico del diferente enfoque entre los dos oradores principales de la conferencia. Ambos quieren mejorar la precisión de la fórmula de puntuación, pero entienden esa sencilla palabra "precisión" de forma distinta. Para Jeff Sonas la fórmula es precisa si aporta una distribución de resultados esperados idéntica a la distribución de resultados real para todas las circunstancias (jugadores sin Elo, jugadores estabilizados, con Elo alto, con Elo bajo). Cuando se observe una desviación, es necesario un retoque. Por el contrario, el GM Bartlomiej Macieja pide que se esté precisamente clasificado en la lista Elo FIDE. Una razón simple para ello: a veces los puntos Elo sirven para clasificarse para los torneos de la FIDE. ¿Comprende la diferencia?

Para Jeff, los números facilitan la materia prima necesaria para mejorar el sistema de puntuación. Para Bartek, se necesita más interpretación de las cifras. Esta investigación puede conducir a nuevos factores que deban tenerse en consideración (Por ejemplo, ¿alguna vez ha observado que hay jugadores que seleccionan los torneos con cuidado de forma que un posible mal rendimiento no les ocasione una gran pérdida de puntos?) Cuando David Jarrett abrió el tema “hacia el futuro”, Bartlomiej Macieja recomendó un cambio radical: abandonar completamente el sistema Elo y adoptar en su lugar el sistema Glicko. Comparó el sistema de Arpad Elo con la mecánica de Newton y el sistema de Marc Glickman con la teoría de la relatividad de Einstein. Es decir, el sistema Elo es un caso particular del sistema Glicko. Glickman permite la valoración y uso de factores cualitativos, que el sistema Elo ignora completamente. Sin embargo, la construcción de la fórmula precisa ampliamente aceptada, con la que todos estén de acuerdo está lejos de ser evidente.


Jeff Sonas, siempre delante de su ordenador

De pronto quedó claro para mi que la situación no era bipolar sino más bien triangular. Es responsabilidad de la FIDE organizar y gestionar un diálogo creativo entre todos los interesados para encontrar la solución correcta capaz de sobrevivir al menos durante los próximos diez años. Tal y como señaló David Jarrett (y todos estuvieron de acuerdo),  preferirían preparar cuidadosamente una propuesta sólida para la Asamblea General de 2012 y emplear  yeso para tapar los agujeros hasta ese momento.

Desde un punto de vista técnico, cualquier solución se puede aplicar. Según confirmó Vladimir Kukaev, seis clasificaciones al año ofrecen unas puntuaciones más precisas que cuatro clasificaciones al año. Incluso es posible una publicación mensual (si así se decidiese). De hecho, el sistema facilita cambios inmediatos en la puntuación  (disponibles en el perfil de cada jugador) tan pronto como se introducen en el sistema los resultados de un torneo. Sin embargo, es imposible forzar a los directores de torneos a actualizar las puntuaciones de los jugadores todos los días. Además, los organizadores de torneos no facilitan los resultados ellos mismos. Las federaciones de cada país son los miembros de la FIDE acreditados para dicha tarea. Como resultado, transcurre un cierto número de días antes de que los resultados se incorporen al sistema.


Vladimir Kukaev es el responsable de la publicación bimestral de las clasificaciones de la FIDE

Imaginen que incluso un ligero cambio al sistema actual puede causar fuertes objeciones. Por ejemplo un factor K único (K=25) puede conducir a los jugadores de alto nivel a una deliberada inactividad parcial. Otro ejemplo: doblar las partidas necesarias (actualmente son 9) para que un jugador sin Elo  consiga su puntuación inicial es una solución matemática aceptada para lograr una primera entrada en la clasificación que sea más precisa, pero creo que a determinadas federaciones nacionales no les gustaría, especialmente si están luchando por desarrollar el ajedrez en su país y aportar muchos recién llegados al sistema con un apoyo financiero limitado no les permite organizar muchos torneos. Otros cambios (sin mencionar uno que sea revolucionario) exigen diplomacia, política y una propuesta bien elaborada que pueda ser finalmente votada en la Asamblea General de la FIDE.

¿Así que de qué trató toda esta conferencia? Los oradores principales presentaron los datos de sus análisis recientes, examinaron la significación de cada parámetro de la fórmula, intercambiaron opiniones con el resto de los participantes y finalmente el equipo decidió tomar nota de los cambios que deberían considerar en el futuro, si fuera necesario algún cambio en el sistema actual. No me gustaría mencionar esta parte de la reunión por dos motivos: a) esta conferencia tenía simplemente in propósito consultivo, puesto que van a proponer posibles cambios al Consejo Presidencial y luego se elevarán a la Asamblea General y b) espero que pronto se producirá un anuncio oficial. Es más, espero que Jeff Sonas y Bartlomiej Macieja publiquen sus ideas y conclusiones y que faciliten todos los detalles técnicos para alimentar un debate público. Al final todos estaban satisfechos con los cuatro días especialmente productivos que pasaron en Atenas. Tal y como señaló Mikko Markkula, el sistema de puntuación FIDE es estable y muy apreciado y la conferencia encontró el cauce correcto para el debate de modo que pueda incluso mejorarse.

 

Mikko Markkula (presidente de la comisión de puntuaciones de la FIDE). Delante tiene un ejemplar muy desgastado por el uso del libro de Arpad Elo “The Rating of chess players, Past and Present”. El ejemplar de Bartek estaba en un estado mucho mejor.


Michalis Kaloumenos y Stewart Reuben

Parece que a medida que el ajedrez se desarrolla globalmente, el Elo se convierte en un sistema más complejo y dinámicamente cambiante que requiere continua atención y reevaluación. ¿Fue más fácil calcular el Elo en el pasado? Realmente no lo sé, pero teniendo en cuenta que la primera clasificación de julio de 1971 incluía solo 592 jugadores, debe haber sido una tarea más sencilla generar la clasificación. Por cierto, descubrí que se dice que esa primera lista fue preparada por la Sra. Elo en solitario (no el Sr. Elo) en su cocina y ni siquiera usó una calculadora. Esta sorprendente información me fue revelada confidencialmente por SR, un respetable inglés de 71 años que desea que su nombre permanezca en secreto.

Apéndice

Cuando ya iba a enviar mi artículo a ChessBase, recibí un mensaje de correo electrónico del GM Bartlomiej Macieja:

Jeff tiene el siguiente enfoque: quiere que un jugador situado en el puesto N (por ejemplo 10º o 100º) mantenga el mismo Elo a lo largo de la historia. Si no sucede eso, él dice que hay inflación o deflación. Para mi ese enfoque no es muy interesante. Si quiero ver qué jugador estaba más cerca de la cima en sus tiempos, sencillamente compruebo su posición en una clasificación publicada en aquella época. ¿Por qué necesito doblar columnas para obtener la misma información?

Lo que a mi me gustaría medir es lo que sucede con las clasificaciones de los jugadores que mantienen su nivel. Si su puntuación aumenta, lo llamo inflación; si su puntuación disminuye, lo llamo deflación.

Para todos está claro que Kasparov es mucho más fuerte de lo que lo era Steinitz. Con el enfoque de Jeff, las puntuaciones de Kasparov y Steinitz serían más o menos las mismas. Eso se puede ver en sus clasificaciones "chessmetrics":

Según mi enfoque. debería haber una gran salto en las puntuaciones entre Kasparov y Steinitz. También se puede mirar de otra forma. A medida que hay cada vez más jugadores buenos, con el planteamiento de Jeff si un jugador mantiene su nivel, su Elo debería disminuir. Puede conducir a situaciones en las que los jugadores no quieran jugar (estar activos), porque en promedio, con el enfoque de Jeff, deberían perder Elo al jugar partidas. De hecho, nadie se escapa, porque Jeff también quiere penalizar a los jugadores inactivos.

En otras palabras, con el planteamiento de Jeff, un jugador necesita progresar constantemente para mantener su Elo estable. Con mi enfoque, un jugador necesita mantener su nivel para mantener su puntuación.  

Referencias


Unas palabras sobre el autor

Michalis Kaloumenos es un ingeniero informático y eléctrico que se graduó en la Universidad Técnica Nacional de Atenas. Vive en la capital griega con su esposa y tres hijos. Michalis es un experto en programas ChessBase. Desde 2006 a 2009 fue responsable de la columna “Ajedrez y ordenadores” en la revista griega de ajedrez “Skaki gia olous”. Llevó a cabo y editó muchas entrevistas para la revista, incluyendo una con Georgios Makropoulos y otra con el módulo de ajedrez Fritz 10. Su actual proyecto ajedrecístico se refiere a la construcción y gestión de la web www.e-skaki.gr (solo en griego) junto con sus antiguos amigos del equipo editorial de la revista.

Copyright ChessBase


Temas FIDE
Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro