Juga di Prima: arte, pasión y misterio

por Leontxo García
03/02/2016 – Las partidas inmortales emocionan tanto como La Novena o Las Meninas. Ver y escuchar a Juga di Prima (nombre artístico) ayuda a entender lo que sintieron Beethoven y Velázquez al crear esas maravillas. Esta misteriosa cantautora chilena de 31 años ha fusionado el ajedrez, la música y otras artes bajo su hilo conductor: la pasión por la vida. Perfil por Leontxo García...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Para seguir las partidas en directo

Perfil de Juga di Prima

Ajedrez, música, danza e imagen se fusionan en la obra de esta chilena vital y polifacética.

“El ajedrez canaliza la energía bélica de los humanos de manera muy pacífica, bella y armoniosa, a través de la inteligencia. Por muy violenta que sea una partida, y con independencia de su resultado, al final los dos guerreros se dan la mano y todo queda en paz. Incluso es probable que la analicen juntos. Creo que es la manera más evolucionada y liberadora de sublimar la violencia”, explica por la mañana Juga di Prima mientras mira hacia las aguas de El Estrecho a través de los ventanales del hotel La Caleta, minutos antes de disputar una partida en los torneos para aficionados. Y remacha: “Ojalá algún día los ejércitos sean las selecciones olímpicas de ajedrez. Ese día, las combinaciones bellas producirán reacciones parecidas a lo que ocurre hoy cuando los grandes equipos de fútbol meten un gol”.

Juga di Prima (Foto: Sophie Triay)

Juga di Prima canta, compone, escribe guiones, toca el ukelele y el piano, baila, produce vídeos de coreografía muy cuidada, da conciertos en varios países, se inspira en el blues, el rock clásico, la opera y la chanson francesa… (en este portal de Internet puede apreciarse su obra). Obviamente, para ella el ajedrez es también arte, entendido como “manifestación del espíritu con sentido estético”. Pero incluso lo supera en algunos aspectos: “El ajedrez es un lenguaje universal, que por sí mismo permite una comunión con otra persona de inmediato, haciendo la primera jugada en un tablero, sin necesidad de un idioma común ni preámbulo alguno. Es verdad que la música y otras artes tienen también algo de eso, pero con importantes matices; por ejemplo, los estilos o gustos musicales de cada persona, que pueden dificultar esa comunicación”.

En ese punto de la conversación, los expresivos ojos de Juga di Prima son un volcán en erupción: “El ajedrez es poesía. Cada jugada se proyecta hacia el pasado (tu memoria), el presente y el futuro a la vez. El reloj de competición aporta una dimensión trascendental, a la manera de Lewis Carroll en Alicia a través del espejo. Las blancas y las negras, como las teclas del piano, las líneas geométricas, el humilde peón que se trasforma en dama, los sacrificios de piezas como símbolo del espíritu y la materia… Todos esos son elementos poéticos”.

A los 4 años cantaba ante un espejo, utilizando el mando a distancia a modo de micrófono. A los 6 le dijo a su padre que su vocación era la música. Y lo hizo con tal convicción que él lo vio muy claro, y sólo le puso una condición: “Intenta ser buena”. A los 12, en un viaje con él, pasaron por la Isla de Pascua (Rapa Nui, territorio chileno en Polinesia, a 3.500 kilómetros de la metrópoli), y dos ideas muy fuertes quedaron fijadas en la mente de Prima di Juga: “Viajar es la mejor escuela de vida. Y yo tenía que volver a Rapa Nui con más tiempo”. Lo hace cada año, y ha logrado que el ajedrez sea popular en ese paraíso de 5.000 habitantes cuyo idioma nativo es el rapanui o pascuense. A veces disfruta allá de largas temporadas; en una de ellas produjo un disco (El orden de las cosas).

Pero no todo es de color de rosa cuando alguien intenta mezclar el ajedrez con el arte, porque una gran parte de los ajedrecistas no aprecian esa fusión, ni les interesa lo más mínimo. Sin embargo, hay excepciones muy importantes, como la de Judit Polgar: “Me alegra tremendamente ser parte del directorio de la Fundación Judit Polgar, que tiene como objetivo integrar el ajedrez en la educación y otras áreas de la sociedad. Soy la única mujer y el único artista, así que eso me hace sentir un gran orgullo”.

El 1 de febrero, mientras celebraba su cumpleaños, Juga di Prima mostró a sus amigos su nuevo vídeo, Henûa (tierra, en rapanui), que se estrenará en su canal de YouTube en pocos días (donde ahora se puede ver el vídeo Volveré por ti y varios más), grabado en el desierto de Utah (Colorado, EEUU) con un estilo que ella califica de “osado” en alusión a los cuerpos desnudos y pintados con motivos de ajedrez. Al disfrutarlo, uno recuerda aquellas palabras de André Breton: “El ajedrez es una lucha cuerpo a cuerpo entre dos laberintos”.

Volveré por tí

El vídeo de "Volveré por tí" por Juga di Prima

Ella lo describe así: “Es un canto de amor y pertenencia a un lugar. Hablo a la isla de Pascua pero también a cualquier persona que busca su futuro en otro país pero añora el suyo. Hablo de la paciencia, que en el ajedrez es tan importante. Y hay un abrazo amoroso a la muerte como parte de la vida. El ajedrez es un nacer y morir constante, porque hay muerte todo el tiempo. Se mueren las piezas, la estrategia, las ideas, la partida… es un constante nacer y morir. En el video hay también una alusión al libro Arte del sacrificio de Spielmann, y a Fundamentos del ajedrez de Capablanca, a Marcel Duchamp y a Borís Spassky”.

Como todo, esta conversación también debe morir, pero antes Juga di Prima subraya dos ideas más. Una es de Shakespeare: “El ajedrez es un juego honrado”. Y la cantautora apostilla: “En cualquier otro juego hay suerte de por medio. En el ajedrez no hay cartas bajo la manga, no hay dados ni azar. Es la abstracción de la verdad. Tú y yo estamos frente a lo mismo. A la espera de qué eres capaz de ver tú y qué soy capaz de ver yo. Ese enfoque del ajedrez me parece fascinante”.

Y para compensar el lirismo de esta entrevista, Juga di Prima decide terminarla con una idea mucho más pragmática, al hilo de la etiqueta #jugajedrez, que promueve en Twitter: “Con ella quiero incitar a la bravura. El ajedrez y el arte (por ejemplo, salir a un escenario en un teatro lleno de gente) requieren muchos cojones”.

Enlaces



Es periodista deportivo, especializado en ajedrez, de cuyas virtudes es gran comunicador y difusor.
Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro