ChessBase Logo Shop Link
Idiomas :
Buscar :
OK

Lenier Domínguez, el nuevo Capablanca

18/02/2009 – A setenta años de la última gran actuación del genial José Raúl Capablanca, en la Olimpiada Mundial de Buenos Aires 1939, todo parece indicar que, por fin, un nuevo ajedrecista cubano podrá elevarse sin vértigos por los cielos de Caissa. Aunque desde los tiempos de Capablanca también surgieron prometedoras figuras como Juan González y Rosendo Romero, en los años cincuenta, Eleazar Jiménez y Eldis Cobo, en los sesenta, Silvino García en los setenta y a continuación Walter Arencibia, Jesús Nogueiras, Guillermo García, Reynaldo Vera, Amador Rodríguez y, más recientemente, Lázaro Bruzón. Sin embargo, hasta la llegada de Lenier Domínguez, ningún ajedrecista cubano pudo nunca estabilizar sus resultados en el más alto nivel de la práctica magistral. Artículo de Nelson Pinal Borges y Antonio Rodríguez...
 

Aplauso mutuo de Lenier y Capablanca:

“Es imposible comprender el mundo del Ajedrez sin mirarlo con los ojos de Capablanca” (GM Mijail Botvinnik)

Por Nelson Pinal Borges (Santo Domingo, República Dominicana) y Antonio Rodríguez Salvador (Jatibonico, Cuba)

A setenta años de la última gran actuación del genial José Raúl Capablanca, en la Olimpiada Mundial de Buenos Aires 1939, todo parece indicar que, por fin, un nuevo ajedrecista cubano podrá elevarse sin vértigos por los cielos de Caissa. Aquel excelente resultado conseguido por Capablanca, había sido el canto de cisne de su brillante carrera: en Argentina, ganó 7 partidas y entabló 9, invicto, lo cual le valió conquistar la medalla de oro por el mejor resultado individual en el primer tablero, por encima de grandes jugadores como Alexander Alekhine, Paul Keres, Vladas Mikenas, Gedeón Stahlberg, Xavielly Tartakower y  Vladimir Petrov, entre otros.


GM Lenier Domínguez

Desde entonces, en Cuba, surgieron prometedoras figuras, y algunas de ellas, en determinado momento, realizaron memorables actuaciones. En los años 50 destacaron, sobre todo, los nombres de Juan González y Rosendo Romero. En los años 60, Eleazar Jiménez y Eldis Cobo, mientras los años 70 vieron elevarse a Silvino García, primer Gran Maestro de la isla (después de Capablanca) desde que la FIDE instaurara ese título. En los años subsiguientes, el ajedrez cubano obtuvo importantes éxitos: recordemos, por ejemplo, los campeonatos mundiales juveniles conseguidos por Walter Arencibia en el año 1986 y Lázaro Bruzón en el 2000, la condición de Candidato alcanzada por Jesús Nogueira en 1985 tras quedar segundo en el Interzonal de Taxco, México, amén de otros destacados desempeños de los GM Guillermo García, Reynaldo Vera y Amador Rodríguez. Sin embargo, hasta la llegada de Lenier Domínguez, ningún ajedrecista cubano pudo nunca estabilizar sus resultados en el más alto nivel de la práctica magistral.  


Lázaro Bruzón


Domínguez en 2008 cuando conquistó el título cubano

Debieron transcurrir setenta años desde aquella última memorable actuación de Capablanca, para que un compatriota suyo consiguiera la ansiada consistencia en las alturas. Un jugador a quien de pronto los calificativos de “promesa” y “talentoso” le resultan estrechos; porque ahora, muchos han comenzado a considerar a Lenier Domínguez una brillante estrella en el firmamento ajedrecístico.

Así parece confirmarlo, por ejemplo, su muy reciente actuación en el fuerte Torneo Corus en Wijk aan Zee, Holanda. Nunca antes, el GM Lenier Domínguez había jugado un torneo de categoría XIX, con un Elo promedio de 2716 puntos, donde confluyeran varios de los más importantes ajedrecistas del momento. Allí se dieron cita once jugadores con Elo superior a los 2700, varios de ellos clasificados entre los diez mejores del mundo: el número 3 Vassily Ivanchuk, el 4 Magnus Carlsen, el 5 Alexander Morozevich, el 6 Teimour Radjabov, y el 10 Sergei Movsesian. En esta relación, sin embargo, no podemos omitir a otros ilustres jugadores del momento: el armenio Levon Aronian, el norteamericano Gata Kamsky y el ucraniano Serguei Karjiakin, quien a la postre fue ganador del torneo.


Lenier Domínguez con su novia Yisel Martinez en Wijk aan Zee en enero de 2009


Gata Kamsky


Magnus Carlsen


Sergey Karjakin


Levon Aronian

Si meritorio fue el balance positivo alcanzado por Lenier Domínguez en Wijk aan Zee (+3, =8, -2), también importante resultó el hecho de que llegase a la última fecha con posibilidades de ganar el torneo. En esa ronda final, hasta se permitió el lujo de rechazar las tablas ofrecidas por su rival Karjakin en plena apertura —un medio punto que hubiese garantizado estar entre los tres primeros lugares— y, decidido, fue a por todas. Ciertamente, la derrota lo llevó a ocupar el sexto puesto en la clasificación definitiva, pero también, de este modo, dio al mundo un aviso importante: Lenier Domínguez posee la ambición y la confianza en sí mismo que caracteriza a los grandes.

Dominguez Perez,L (2717) - Morozevich,A (2771) [B90]
Corus A Wijk aan Zee NED (5), 22.01.20091.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ae3 e5 7.Cb3 Ae6 8.Dd2 Cbd7 9.f3 b5 10.0–0–0 Tc8 11.g4 Cb6 12.g5 b4 Parece una novedad. 13.Ca4 Cxe4 14.fxe4 Cxa4 15.Dxb4 Dc7 16.Td2 Ad7 17.Da5 Dc6 18.Axa6 Tb8 19.Td5 Ae7 20.Aa7 Ta8

Una posición pintoresca por aparecer en una partida de grandes maestros. 21.Ab5 Db7 22.Dxa4 Txa7 23.Ca5 Dc7 24.Thd1 Axb5 25.Dxb5+ Rf8 26.Rb1. Tras la diversión y el juego, llegamos a la pesadilla de cualquier jugador de la Najdorf, la posición del buen caballo contra el el alfil malo. 26...g6 27.Cc4 Tb7 28.Da4 Db8 29.b3 Ta7 30.Dc6 Tc7 31.Tb5 Da7 32.Dd5 Df2 33.Dd2 Df3 34.Cxd6 Axg5

En este momento, Fritz pide 35.Cf5!! a gritos. Frederic Friedel, sugirió en Playchess.com que alguien en Wijk aan Zee se acercase a la mesa para tocarle el hombro a Lenier y avisarle que 34.Cf5 gana. Parece que alguien lo hizo, o bien se dio cuenta él mismo. 35.Cf5!! Tc8 36.Tb8! 1–0.
[Haga clic para reproducir...]

Apenas dos meses antes de su actuación en Wijk ann Zee, en noviembre del 2008, el GM Lenier Domínguez había ganado invicto el Campeonato Mundial de Ajedrez Relámpago, celebrado en Almaty, Kazajstán. Mucho se habló de esa actuación, y no pocos despachos noticiosos destacaron que antes otro cubano, José Raúl Capablanca, había sido un extraordinario jugador de blitz. Pero ese paralelismo va más allá de habilidades técnicas para el juego, pues, tanto como un siglo atrás ocurrió a Capablanca, también fue gracias al ajedrez relámpago que Leinier ha podido acceder con celeridad a torneos de la mayor jerarquía mundial.

Memorable es la ocasión en que, siendo apenas un joven desconocido, Capablanca consiguió derrotar al entonces campeón mundial Emanuel Lasker en un torneo de ajedrez rápido celebrado en el Manhattan Chess Club de Nueva York. El hecho ocurrió el 16 de abril de 1906, en la ronda decisiva del torneo, lo cual hizo que Lasker le expresara: “Es notable, joven, pero usted jugó la partida sin cometer errores”.


Emanuel Lasker

Ese resultado, entre otros similares, permitió a Capablanca enfrentar en 1909 al reconocido jugador norteamericano Frank J. Marshall, a quien consiguió derrotar en un match con abultado marcador de ocho victorias por una.

Un siglo después, el relevante resultado de Leinier en el Campeonato Mundial de Ajedrez Relámpago celebrado en Almaty, le permite acceder al exclusivísimo torneo de Linares de 2009, el más fuerte que se celebra en el mundo cada año.

Ya en el año 2006 Lenier Domínguez había asombrado gratamente a los entendidos. Brillante fue su triunfo en el Torneo Casino Barcelona, donde consiguió alcanzar el extraordinario rendimiento de 2902 puntos Elo, gracias a que obtuvo 8 puntos de 9 posibles, invicto, para así superar ampliamente a jugadores de la talla de Vassily Ivanchuk, Víctor Bologan, y Jan Timman. De notable interés fue la partida que en la ronda final ganó al renombrado Gran Maestro ucraniano Vassily Ivanchuk.


Vassily Ivanchuk

L. Domínguez-V. Ivanchuk (Casino de Barcelona 2006) Defensa Moderna  

1. e4 g6 2. d4 d6 3. Cc3 Ag7 4. A e3 a6 5. f4 b56. A d3 Ab7 7. Cf3 Cd7 8. e5 Ch6 9. De2 Cb6 10. O-O-O Dd7 11. Thg1 O-O 12. g4 Cxg4 13. Cg5 Cxe3 14. Dxe3 e6 15. Dh3 h6 16. Cxf7 Cxf7 17. Txg6 Dxf4+ 18. Rb1 Tf7 19. Tdg1 Rh8 20. T6g4 Dd2 21. Dh5 Taf8 22. a3 Te7 23. Txg7 Txg7 24. Rxg7 Tf1+ 25. Axf1 Rxg7 26. Ad3 Dg5 27. De8 dxe5 28. dxe5 Dxe5 29. De7+ Rg8 30. De8+ Rg7 31. De7+ Rg8 32. Ah7+ Rh8 33. Ag6 Ag7 34. Dd8+ Dg8 35. Df6+ Dg7 36. Dd8+ Dg8 37. Dxc7 Cd5 38. De5+ Dg7 39. Db8+ Dg8 40. De5+ Dg7 41. Dxe6 Df6 42. Dxf6+ Cxf6 43. Af5 Rg7 44. Rc1 Ce8 45. Ce4 Axe4 46. Axe4 Cd6 47. Ad3 a5 48. Rd2 Rf6 49. Re3 Re5 50. Rf3 b4 51. axb4 axb4 52. Rg4 Rf6 53. Rf4 Re6 54. b3 Rf6 55. A c4 Cf5 56. Re4 h5 57. Ae2 h4 58. Ag4 Cd6+ 59. Rf4 Cb7 60. Af5 Cc5 61. Rg4 h3 62. Ah7 Ce6 63. Ad3 Re5 64. Rxh3 Cf4+ 65. Rg4 Cxd3 66. cxd3 Rd4 67. h4 Rc3 68. h5 Rxb3 69. h6 1-0

Sin embargo, el 2004 marca el comienzo de su asalto a las alturas. En ese año gana del Torneo Internacional Capablanca in Memoriam con un performance rating de 2808 de Elo. Pocos meses después, resulta impresionante su rendimiento en el Campeonato Mundial de Trípoli, ocupando el quinto lugar, tras ser superado en las partidas rápidas del desempate de los cuartos de finales, por el GM azerí Teimour Radjabov. Nunca antes otro cubano, posterior a Capablanca, se había acercado tanto al título universal.


El GM azerí Teimour Radjabov con su padre

La progresión del Elo en Lenier Domínguez resulta impresionante por su estabilidad. Según el sitio digital de la FIDE, el gráfico progresivo de su ráting es como sigue:

De acuerdo con lo recogido en el mismo sitio digital mencionado anteriormente, veamos el comportamiento por trimestre desde el 2004 hasta la fecha.

 Periodo 

 Elo

Partidas

Enero de 2009 

 2717 

10 

Octubre de 2008 

 2719 

15 

Julio de 2008 

 2708 

19 

Abril de 2008 

 2695 

15 

Enero de 2008 

 2691 

15 

Octubre de 2007 

 2683 

11 

Julio de 2007 

 2680 

Abril de 2007 

 2678 

Enero de 2007 

 2677 

19 

Octubre de 2006 

 2655 

Julio de 2006 

 2658 

12 

Abril de 2006 

 2647 

Enero de 2006 

 2638 

Octubre de 2005 

 2635 

11 

Julio de 2005 

 2639 

27 

Abril de 2005 

 2658 

19 

Enero de 2005 

 2661 

11 

Octubre de 2004 

 2645 

10 

Julio de 2004 

 2629 

20 

Abril de 2004 

 2612 

16 

Enero de 2004 

 2605 

11 

De la anterior tabla se desprende que los años 2007 y 2008 han sido fundamentales en la consolidación de resultados. Desde enero de 2007, hasta su excelente actuación en Wijk ann Zee 2009, el GM Leinier Domínguez ha jugado en total de 115 partidas, con un saldo de 41 victorias, 68 tablas y solo 6 derrotas, para un 65 % de efectividad: algo sencillamente estupendo a esos niveles

Especialmente el año 2008 resultó muy fructífero para el GM cubano. Al ya antes referido éxito en el Campeonato Mundial de Ajedrez Relámpago de Almaty, habría de agregársele otros como el de los torneos Internacionales de Biel y Sarajevo. En ambas competencias consiguió llegar en segundo puesto, superando a prestigiosos jugadores de la élite mundial.

En el torneo Magistral de Sarajevo , terminó invicto (+2, =8, -0), punto y medio por detrás de Alexander Morozevich, y uno por delante de Serguey Movsesián.


Alexander Morozevich


Sergey Movsesian

Mientras en el Festival de Biel (+4, =5, -1), aventajó por medio punto a Magnus Carlsen, y compartió el primer puesto con Evgeny Alekseev (posteriormente cayó en el tie brek de partidas rápidas).


Lenier Domínguez en el torneo de Biel 2008 donde compartió el primer lugar con Evgeny Alekseev


Los tres primeros clasificados en Biel 2008: Domínguez (plata), Alekseev (oro) y Carlsen (bronce)

Maestro Internacional a los 14 años, Gran Maestro a los 17 y campeón cubano en los años 2002, 2003 y 2006, Lenier Domínguez es el segundo jugador nacido en el hemisferio occidental —después del legendario GM norteamericano Robert Fischer— que sobrepasa la barrera de los 2700 puntos Elo. Actualmente es el ajedrecista latinoamericano de mayor valoración Elo, con 2717 puntos, ocupando el lugar número 23 de los mejores jugadores del mundo, y por ello, con justicia, muchos aficionados, y buena parte de la prensa especializada, comienzan a compararlo con su compatriota José Raúl Capablanca.


José Raúl Capablanca

Y, ciertamente orgulloso debe estar Capablanca a la diestra de la diosa Caissa, mientras, desde su trono en el Olimpo Ajedrecístico, contempla el desenvolvimiento de su compatriota Lenier Domínguez, su más ventajoso representante y mejor discípulo. Otra vez le parecerá estar escuchando aquella grandiosa ovación, quizá la mayor de su vida, que recibiera mientras el presidente de Argentina, Sr. Rigoberto M. Ortiz, la imponía la medalla de oro por el mejor resultado en la Olimpiada Mundial de 1939. Así, el reconocimiento es mutuo: un aplauso de Lenier a Capablanca, y otro de Capablanca a Lenier. Una ovación a la que nos sumamos también con este artículo.

Enlaces:

 

Feedback and mail to our news service Please use this account if you want to contribute to or comment on our news page service

Quizás también le interese

Comentar

Normas sobre los comentarios
    Aún no eres usuario? Registro