Llaman al móvil y... equipo descendido

18/05/2006 – Un club de ajedrez grande del norte de Alemania estaba disputando la última ronda del campeonato con el objetivo de defenderse del descenso de categoría (No vamos a mencionar los nombres de los involucrados aquí aunque ya han sido publicados por la prensa ajedrecística especializada...) En mitad de la ronda, cuando el equipo ya iba por delante en el marcador 3:2, de repente sonó el teléfono móvil del capitán. Era para preguntar qué tal iba todo. "¿Antes o después de tu llamada...?", podría haber sido la respuesta del capitán. Y eso cuando es tan fácil evitarlo... ¡si se tiene el tono de llamada adecuado!

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

El otro día en Alemania...

Thomas S. (Su nombre real es conocido por la redacción), capitán del equipo en cuestión, explicó como pudo sonarle el teléfono móvil:
"Pensaba que el móvil estaba en otra zamarra. Normalmente suelo sacarlo ya la noche anterior a la partida. Pero esta vez se me olvidó".


¡Nunca se olvide!

Desde luego, se desconoce porqué se le ocurrió al presidente del club hacer una llamada al capitán del equipo en medio de la competición para saber el resultado. Si el teléfono móvil hubiese estado apagado, no se podría haber comunicado con el capitán y su llamada habría sido en vano. Tal y como sucedió en la realidad, sí que se pudo comunicar con el capitán, pero al mismo tiempo consiguió el descenso del equipo porque, según las reglas, la llamada significó el final de la partida y la derrota del equipo. Al parecer el presidente estaba tan preocupado por su equipo, que ya no se dio cuenta de qué consecuencias podría tener su llamada.

Al menos el presidente del club ha hecho feliz a otras personas: los oponentes. Se trataba del equipo de ajedrez de un conocido club de fútbol, que le le regaló una camiseta con el rótulo "Retter" ("Salvador"), firmada por todos los jugadores del equipo, para agradecerle su "ayuda".


Camiseta "Salvador" (del club de fútbol hamburgués St. Pauli)

En el futuro muchos teléfonos móviles tendrán tonos de llamada en formato mp4, es decir, que también podrán emitir y recibir vídeos. En ese caso no habría pasado nada, porque simplemente arrancaría vídeo en el bolsillo del capitán (quizá mostrando al presidente del club, haciendo mímica, sin que el árbitro lo pueda oír, para preguntar qué tal está la cosa) Sólo un rayo de luz que saliese del bolsillo de la zamarra del capitán podría llamar la atención del árbitro... pero sólo si estuviese mirando justamente en este momento.



De momento eso son elucubraciones sobre el futuro y, mientras tanto, habrá innumerables ajedrecistas más que tendrán que comprobar si está o no apagado su móvil, porque si no seguro que en algún momento sonará música de gaita por todo lo alto y perderán la partida. ¡Pero no hace falta que sea así!

He aquí dos tonos de llamada en formato mp3 con los que tendrán buenas oportunidades para escaparse. El tono de llamada número 1 ofrece tablas y, al menos, reduce el posible daño a la mitad. El tono de llamada número 2, según la regla tradicional, le permitirá prácticamente cualquier cosa. Lo único que tiene que hacer el jugador para disimular será mover la boca un poco, al más mínimo sonido que haga el móvil...

Tono de llamada 1: ¿Tablas...?

Tono de llamada 2: ¡J'adoube...!

Epílogo

Después de la primera parte del artículo en la página web alemana de ChessBase hubo bastante polémica. Nuestros lectores nos indicaron que, de todas formas, la competición habría terminado con el descenso del equipo en cuestión. Aunque la metedura de pata por la llamada al teléfono móvil hizo que el resultado final fuera de 3,5:4,5, ni siquiera el 4:4 habría evitado el descenso de categoría. Además, el capitán, en el momento de la llamada, estaba en un posición en la que, como máximo, hubiera podido lograr una tablas... Por eso nos han dicho que el título de nuestro reportaje no era el correcto. Sin embargo, entendemos que, puesto que la partida ya había superado la jugada 40, bien pudiera haber ocurrido que a la partida hubiera tomado un rumbo inesperado, como ocurre con cierta frecuencia en los finales.

Además nos hemos enterado de otra anécdota:

Una vez terminadas todas las partidas, el capitán Thomas S. se dispuso a comunicar el resultado al presidente de su club, para lo cual lo llamó al  Con este fin, le llamó al teléfono móvil. Justamente en este momento, el presidente entraba a la sala de juego y... ¡su teléfono móvil tocó la Marsellesa! En este instante, capitán y presidente del club sólo estaban separados por unos 10 metros de distancia.

Texto: André Schulz

Traducción: Nadja Woisin


Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro