Otras 48 horas con Garry Kasparov en Argentina

30/08/2011 – Cuando hace casi un año de su última visita a la Argentina, el ex campeón mundial Garry Kasparov regresó al país a modo de devolución de favores al gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli y ratificó su interés en el avance del ajedrez como asignatura en los centros educativos de la región. En la segunda jornada, en el Círculo de Villa Martelli, Kasparov participó de una rueda de prensa y brindó una exhibición de simultáneas contra 20 jugadores de la Liga Nacional de Ajedrez, en la que se impuso por 20 a 0. Reportaje por Carlos Ilardo y Graciela Manteiga...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Martes, 30 de agosto de 2011

Con Kasparov en Argentina

Por Carlos A. Ilardo, con fotos de Graciela Manteiga

Para Kasparov, la única verdad es la realidad

A más de un lustro de su retiro profesional y a casi doce meses de su última vista al país, el ruso Garry Kasparov, de 48 años, todavía arrastra voluntades; su figura y carisma, aún concentra la atención de los expertos y entendidos. Ya no realiza jugadas magistrales ni gesticula para resolver ecuaciones frente al tablero, pero su voz, monocorde y firme, es capaz de silenciar un auditorio. Con gestos y ademanes su discurso enciende pasiones, transmite seguridades y convence con la fe de un predicador. En su 5ª visita al país, Garry Kasparov, acaso una de las estrellas más rutilantes de este juego, pasó 48 horas promocionando la práctica del ajedrez. Su mayor pasión.

Invitado por la secretaria de deportes de la Provincia de Buenos Aires, el ex campeón mundial llegó a la Argentina el pasado viernes 26, a las 7.30, acompañado de su esposa Dasha y del matrimonio brasileño Dayse y Giovanni Vescovi. Tras un breve descanso, cerca del mediodía porteño, Kasparov y Vescovi acompañados por el Ing. Mario Petrucci -Presidente de la Liga Nacional de Ajedrez y el Círculo de Villa Martelli-, viajaron hasta la ciudad de La Plata.

Kasparov visitó la residencia del gobernador bonaerense -pese a que este no se encontraba pues viajó de urgencia al exterior por algunos problemas personales de salud, junto a su mujer (Karina Rabollini)-, donde fue homenajeado por el Jefe de Gabinete y el Secretario de deportes bonaerense, Alberto Pérez y Alejandro Rodríguez, respectivamente. Durante el acto, el Ogro de Bakú, dejó inaugurada una sala de ajedrez en el Salón de Usos Múltiples en la ciudad de La Plata ante la presencia de más de 150 alumnos de escuelas públicas y municipales que participaron del evento, los que aprovecharon la ocasión para posar en una sesión de fotografías junto a una de las K más famosas del mundo de los escaques y los trebejos.
Durante el acto de bienvenida e inauguración, se oyó decir:

 “El deporte ha sido un eje fundamental de esta gestión, por todos los valores que transmite a la ciudadanía respecto del cuidado de la salud, el desarrollo intelectual de los chicos y los valores que recrea en todos los sectores de la sociedad”.

“La presencia del más grande jugador de ajedrez de todos los tiempos está enmarcada en esta política desarrollo del deporte, por lo que transmite a toda la sociedad y especialmente a los chicos”, agregó el titular de la mesa ministerial, para luego destacar el “esfuerzo, trabajo y responsabilidad”.

“Si la ciudadanía nos acompaña, a partir de nuestro segundo mandato vamos a incorporar el ajedrez como materia en los colegios, tanto primarios como secundarios”, señaló Alberto Pérez.

Por su parte, el secretario de Deportes, Alejandro Rodríguez, calificó de “honor increíble” la presencia en La Plata, por segundo año consecutivo, de Gary Kasparov, “el más grande ajedrecista de la historia”.

“El objetivo es democratizar el derecho al deporte para todos los bonaerenses –remarcó-. El ajedrez es una herramienta maravillosa, que tiene características infrecuentes, no sólo como herramienta de inclusión social sino porque permite competir a personas de diferentes edades, sin divisiones por grupos etarios o categorías”. 

Por su parte, Gary Kasparov expresó que “no fue difícil cumplir con mi promesa de volver porque siempre me ha encantado ser parte de grandes eventos, y también estoy feliz de que los políticos mantengan sus promesas”.

“Siento que el ajedrez está siendo más popular, y existe un apoyo continuo del gobernador Scioli para promocionar el juego. Desearía ver que el ajedrez escolar es parte del sistema en todo el país, y creo que Argentina puede enviar una gran señal a todo el continente”. FOTO 06
A continuación el Sr. Alejandro Rodríguez le regaló a Kasparov el modelo del balón de fútbol utilizado en la última Copa América que se adjudicar el equipo de Uruguay.


Aquí puede observarse a Lionel Messi con el mismo balón durante el torneo de fútbol

Luego fue el momento de la foto junto a los escolares, y el punto final para la 1ª jornada.


Kasparov con su esposa

El sábado comenzó muy temprana la actividad para Garry; tras el desayuno junto a su esposa, se mostró agradable e interesado en hablar con Chessbase. El gran maestro brasileño Giovanni Vescovi también se sumó a la charla.

“Mi regreso a la Argentina se trató de una devolución de favores al gobernador Daniel Scioli, que me invitó el año pasado y nos ayudó mucho en la causa que llevábamos con Anatoly Karpov para cambiar la dirigencia de la FIDE”, dijo Kasparov, durante la charla en el lobby del hotel Four Seasons. Y agregó, “pero lo realmente positivo ha sido que Scioli como político cumplió con lo prometido, el impulso del ajedrez en la provincia de Buenos Aires, el avance del ajedrez escolar y la inauguración de nuevos espacios para su práctica”.

 “Tenemos que trabajar más duro si queremos conseguir cambios en el ajedrez mundial. Yo he diseñado un plan; para ello necesitamos crear redes en distintos continentes con gente que quiera sumarse a este proyecto. No tenemos que hacerle fácil el camino a la FIDE, y que nuestro proyecto este orientado a sólo una persona. Así sería más fácil para ellos poder vencer a nuestro único candidato. Por eso hay que trabajar con grupo poderosos de gentes en los distintos puntos del planeta”.

¿Y cómo sería ese trabajo y en qué lugares?

En principio he creado la Fundación de Ajedrez Kasparov, que ya lleva varios años en Estados Unidos. Ahora también tenemos presencia en Europa y próximamente desembarcaremos en África y América.

¿La Argentina puede ser uno de esos sitios?

En la primera etapa estoy trabajando para que sea en Brasil, pero es necesario que Brasil y Argentina estén unidas en el ajedrez. Es muy rica e importante la historia del ajedrez en este país, pero aquí hay varias dificultades internas que deberán primero resolverse para luego avanzar en este nuevo proyecto.

¿Su carisma puede ser aprovechado para ser candidato a la presidencia de FIDE?

(risas)… no sé, tal vez, pero no es algo que por ahora me preocupe. Para postularme primero debería contar con tres membresías de tres federaciones distintas a la que pertenezco. Hoy sólo tengo dos, Croacia y Francia. Pero estoy pensando en otras cosas, creo que lo valioso es hacer cosas, demostrar que podemos hacerlas y hacerlas bien. Que el ajedrez puede tener un mayor crecimiento si los políticos y los gobiernos nos apoyan. Con incluir el ajedrez en las escuelas ya estamos dando un gran paso y en ese aspecto me pone muy contento lo que están haciendo aquí en la Argentina, en la ciudad de Buenos Aires, en la Provincia de Buenos Aires, en Villa Martelli y en San Luis, brindándole tanto apoyo a esta actividad.

¿Y el siguiente paso?

Es volver a recuperar el protagonismo, no puede ser que América desaparezca del mapa de la FIDE, que los mejores torneos se juegan siempre en Europa u otras partes. ¿Cómo puede ser que desde 1978 no se juegan olimpíadas de ajedrez en América?. Tenemos que trabajar y creer que en 2016, la Argentina pueda ser sede de una nueva olimpíada. Hay material de sobra para trabajar en eso.

En el mediodía del sábado Kasparov visitó el Círculo de Villa Martelli y allí dio una breve conferencia, previo al comienzo de una exhibición simultánea frente a 20 jugadores, representantes de los equipos con franquicia de la Liga Nacional de Ajedrez.

En la charla con la prensa contó: “El ejemplo de Perú en América es muy claro; en un lugar sin tanta historia del ajedrez han surgido destacados jóvenes ajedrecistas, entre ellos los más famosos los hermanos Cori Tello. Esto quiere decir que los talentos están, que sólo hay que buscarlos y para ello necesitamos del esfuerzo de todos, de los padres, los gobiernos y los dirigentes de ajedrez”, sostuvo el ajedrecista que en dos ocasiones  se enfrentó ante la computadora Deep Blue, en Filadelfia y Nueva York, respectivamente (en 1996 ganó Kasparov, en 1997 venció la máquina).
Por eso, a continuación el Ing. Mario Petrucci, presidente del Círculo de Ajedrez de Villa Martelli y de la Liga Nacional de Ajedrez, junto a Kasparov y Alejandro Rodríguez participó del anuncio del lanzamiento de la Escuela Nacional y Latinoamericana de Alto Rendimiento de ajedrez. Un área del edificio del círculo de Martelli, en la que casi una decena de maestros se ocuparán del entrenamiento gratuito de las mejores promesas del ajedrez latinoamericano.

“Este es un gran paso que estamos dando en Villa Martelli, con el apoyo de la gobernación, que nos permita seguir avanzando para un mejor ajedrez. Las visitas de Kasparov y antes las de Karpov y Polgar sólo tienen el objetivo de promover nuestro ajedrez”, dijo Petrucci durante la ceremonia.

Más tarde, Garry Kasparov salió a escena para enfrentarse de manera simultánea ante 20 rivales; pese a los años de alejamiento de la alta competencia, el ex N°1 del mundo, volvió a mostrar lo mejor de su repertorio. Tras cinco horas de sesión se retiró con todos los aplausos. Se impuso 20 a 0.

Un joven del sur argentino, de la Provincia de Tierra del Fuego (representante del Club Jaque Mate de Ushuaia) fue el último rival en capitular. Su partida se extendió durante las casi 5 horas de sesión y tras 53 movimientos. Todo un logro que recibió el reconocimiento del propio Kasparov y su representante en América, el GM Vescovi.

Luego fue el tiempo de los saludos de despedida, junto a su esposa Dasha, y su representante, el gran maestro brasileño Giovanni Vescovi emprendió el regreso. Atrás habían quedado 48 horas a todo Kasparov. Dos días de intenso ajedrez, de agradecimientos, promoción y lucha.

Texto: Carlos A. Ilardo
Fotos: Graciela Manteiga

Enlaces:


Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro