Sin tregua ni pausa

23/11/2006 – Al cabo de poco más de tres semanas, y aunque Kramnik todavía está tocado por el duelo de neuronas contra Topalov, ya es inminente su próximo duelo, esta vez contra el programa Deep Fritz, en Bonn. Dagobert Kohlmeyer habló con el ajedrecista ruso, en su refugio del Sarre, sobre el próximo duelo Hombre - Máquina, sobre el "retrete-gate" y también se enteró de que Kramnik desea volver a jugar en la Bundesliga. Entrevista con Kramnik...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

"El ordenador castiga todos los errores sin piedad"
Entrevista con el Campeón del Mundo de Ajedrez Vladimir Kramnik
Por Dagobert Kohlmeyer

A partir del sábado, 25 de noviembre, el ruso Vladimir Kramnik se enfrentará en un duelo a seis partidas contra el programa de ajedrez, "Deep Fritz", con un premio de un millón de dólares. El patrono del desafío es el Ministro de Economía de Alemania, Peer Steinbrück y el patrocinador principal es la Ruhr AG Essen (RAG). Steinbrück y el Presidente del consorcio RAG, Werner Müller, realizarán la jugada inaugural. Vladimir Kramnik tiene la posibilidad de ganar un millón de dólares USA (es decir, puede doblar sus honorarios iniciales de 500.000 USD) si derrota a Deep Fritz.

Después de su victoria frente a Veselin Topalov en el duelo por el título mundial, el enfrentamiento con Deep Fritz será otro reto más para el mejor jugador del mundo. "El duelo va a ser brutal y completamente distinto que uno contra una persona", explica Kramnik hablando por su propia experiencia.

¡Felicidades de nuevo por el título mundial! ¿Qué sensación fue volver a ganar la corona del ajedrez por tercera vez?

Muchas gracias. Esas emociones no han sido nuevas para mi. Es que no ha sido la primera vez que gané un duelo por el título mundial. Las sensaciones no han sido igual de intensas que en el año 2000 cuando destroné a Kasparov. Pero después de una competición tan difícil, claro que me alegré de haber ganado de nuevo.

¿Cuándo estuviste convencido de que lo ibas a lograr?

El duelo fue tan igualado que solo pude estar seguro después del último movimiento. Afortunadamente al final logré imponerme a mi oponente. Lo que me ha ayudado mucho fue pensar siempre que ganaría.

¿Cuál ha sido el momento más bonito de la competición?

Cuando hubo terminado la última partida y me quité de encima la tensión.

¿Y el más difícil?

Aquella "pausa técnica" después de las feas maniobras de mi oponente, fue emocionalmente muy desagradable. Cuando perdí la quinta partida por no comparecencia, no fue una situación fácil para mí.

¿Cómo ves el tema del "retrete-gate" desde la distancia, tras haber pasado varias semanas?

Mi punto de vista sigue siendo el mismo; mi oponente no se ha comportado correctamente. Sin duda, mi reacción entonces fue muy emocional porque el otro bando había actuado con mucha injusticia. Pero voy a olvidarme de los malos momentos del duelo en Elista y ahora me concentro en la competición en Bonn.

La mayoría del mundo de ajedrez estaba de tu parte durante el Campeonato Mundial. ¿Recibiste muchas felicitaciones?

He recibido muchísimo correos. Hubo algunas felicitaciones muy originales. Por ejemplo, me escribió un cirujano que llegó tarde a una operación porque antes quería ver el resultado final de la última partida de desempate.

¿Cómo lo ha celebrado la gran nación del ajedrez, tú país Rusia? ¿Te felicitó Vladimir Putin?

Personalmente no me ha felicitado el Presidente, pero cuando estuve dos días en Moscú han organizado una recepción oficial en mi homenaje.

¿Sabes qué le ha parecido tu triunfo a Garry Kasparov?

No he tenido noticias suyas.

El duelo en Elista te ha costado muchas fuerzas. ¿Cómo te has recuperado de los esfuerzos para prepararte al enfrentamiento con Deep Fritz?

No he tenido la oportunidad de recuperarme mucho, eso solo será posible a finales del año. Después de Elista, he comenzado directamente con los preparativos para el enfrentamiento con Deep Fritz, una parte del entrenamiento la he llevado a cabo en el Sarre.

¿Tendrás ahora suficiente fuerza para jugar el duelo contra la máquina?

Se verá en las partidas. Naturalmente, estuve cansado como consecuencia del duelo por el Campeonato Mundial, pero creo que mi forma física será lo bastante estable. Me siento relativamente bien y espero que mis fuerzas serán suficientes para mantenerme contra el "monstruo". Independientemente de eso, mi oponente tiene una tremenda fuerza de juego.

¿Quién forma parte de tu equipo en el enfrentamiento con "Fritz"?

Son otros ayudantes. Esta vez no hace falta tener un numeroso equipo. En Bonn me apoyarán dos dedicados expertos: el GM Christopher Lutz de Colonia y el especialista de ajedrez informático Stefan Meyer-Kahlen.

¿Piensas que tienes mejores oportunidades porque, al formar parte del equipo Stefan Meyer-Kahlen, cuentas con el apoyo de un programador?

Eso seguro que es una ventaja. Para ese duelo, los conocimientos sobre los ordenadores es más importante que los preparativos de la teoría de apertura. Por eso apuesto por los especialistas. Stefan ha desarrollado el excelente programa de ajedrez "Shredder“ y Christopher es un fuerte gran maestro que ya me ha ayudado en Bahrein hace cuatro años en mi enfrentamiento contra uno de los predecesores de "Fritz 10".


Ahmed Al Fatih Moschee


Gente de Bahrein jugando a las damas


La inauguración con halcones de caza


Vladimir Kramnik, el Príncipe Heredero Salman, Frederic Friedel


Kramnik con varios niños


La sala de descanso de Kramnik en Bahrein

En el año 2002, en Bahrein, ya has podido cosechar bastantes experiencias contra "Deep Fritz". ¿Qué será diferente en Bonn?

El oponente ya no es el mismo. El programa de ajedrez es mucho más fuerte que entonces, y el ordenador en el que corre también. En Bahrein, la máquina calculaba cuatro millones de jugadas por segundo y ahora alcanza entre ocho y diez millones de jugadas por segundo, es decir que es más de dos veces más rápido. Pero he podido aprender del duelo en Bahrein y procuraré no repetir los errores que cometí allí.


El hardware de entonces


Grandes maestros en Bahrein: King, Hodgson y Lutz

¿Así que ya no habrá sacrificios de caballos en f7 como entonces, en la sexta partida?

¡Mejor no! (Se ríe.) Depende de la situación. Pero si me parece que es lo correcto a lo mejor también volveré a sacrificar alguna pieza.


Mathias Feist agobiado


El comienzo de la partida

El ordenador no permite meteduras de pata de las persona. ¡"Fritz“ no habría pasado por alto el mate en tres en la segunda partida del Campeonato Mundial en Elista, como lo hizo Topalov!

Eso es cierto. En los enfrentamientos con las máquinas los hombres no se pueden permitir ninguna debilidad. Eso sería castigado inmediatamente. Hay que intentar evitar posiciones tácticas, entonces las cosa no es tan desesperada.

El duelo contra Fritz esta vez es más corto: solo serán seis partidas. ¿Cómo es tu estrategia?

Pues, es muy fácil. Hay que jugar cada una de las partidas por separado y no hay que fijarse en la tabla de resultados. No quiero desvelar los detalles, pero lo tengo todo muy bien pensado. Todo depende mucho de cómo arranque. El duelo seguramente será muy "brutal".


Werner Müller, Vladimir Kramnik, Peer Steinbrück


El Director del consorcio RAG, Werner Müller


Kramnik y el Ministro de Finanzas Steinbrück

¿Este será tu último enfrentamiento con un ordenador?

Depende del resultado. Naturalmente cada vez es más difícil mantenerse contra unos programas de ajedrez tan refinados. Ya no se puede esperar ganar, hasta un empate sería un tremendo éxito. El duelo en Bonn contestará la pregunta si la competición entre el hombre y la máquina aún seguirá teniendo sentido en el futuro.

Los últimos resultados de los grandes maestros de primera fila mundial fueron más que desilusionantes.

Manifiestan la fuerza de la máquina. Michael Adams, uno de los mejores diez del mundo, perdió sin ninguna oportunidad contra el ordenador "Hydra“. No ha logrado ganar ni una de las seis partidas que se disputaron. Lo mismo pasó en los Campeonatos Mundiales Hombres vs. Máquinas en Bilbao, España donde los grandes maestros siempre solían salir vencidos por los ordenadores. Espero, no obstante, que mi enfrentamiento en Bonn sea interesante y que todavía no sea el último capítulo en los duelos entre el Campeón y el chip.

¿Cómo seguirá el "ajedrez humano"? ¿Hacia donde irá nuestro deporte?

Es obvio que los jóvenes están cada vez más presentes. Los grandes maestros como Karjakin o Carlsen ya están tocando en la puerta del Olimpo del Ajedrez. De momento, aún siguen encabezando la lista mundial los jugadores de mi edad. Pero dentro de unos años se habrá llevado a cabo el cambio generacional. Es que el ajedrez es tan complejo: no es solo Arte o Ciencia, sino también es un duro deporte. En esto, por supuesto, los jóvenes naturalmente tienen ventajas.

¿Cuáles son tus planes? ¿Te veremos más a menudo en las salas de juego en los torneos de 2007?

Después de Bonn, antes de nada tocará relajación. Los dos duelos del otoño requieren que me reponga. En enero jugaré en Wijk aan Zee y en primavera en Mónaco. Después sigue un enfrentamiento de ajedrez rápido contra Peter Leko en Miskolc y luego el torneo en mi "distrito", Dortmund. Es decir, mi calendario para los próximos meses está bien repleto.

En los años 90 jugaste en la Bundesliga por una temporada. ¿Eso volvería a ser un reto para ti como Campeón del Mundo?

¿¡Por qué no?! Como joven gran maestro eso siempre fue muy interesante para mi. Jugaba para el Club Empor Berlín. Curiosamente, de momento no tengo ninguna oferta. En todo caso, no rechazaría tal invitación a priori.

Texto y Fotos: Dagobert Kohlmeyer

Traducción: Nadja Woisin

 


Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro