Una historia de las trampas en el ajedrez (I)

07/01/2012 – A penas pasan unos meses en los que no haya alguna información de gente que hace trampas en torneos internacionales de ajedrez. El problema se ha agudizado, pero no es nuevo. En 2001 Frederic Friedel contribuyó con un trabajo al respecto en el libro "Advances in Computer Chess 9". En él se rastrean las muchas formas de manipulaciones ilícitas en el ajedrez y, una década después, parece desconcertantemente de actualidad y puesto al día. Hemos preparado una traducción al castellano del artículo, que les ofreceremos en cinco entregas. Aquí tienen la primera...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Las trampas en el ajedrez

Por Frederic Friedel

Este artículo apareció como una contribución al libro "Advances in Computer Games 9" (Avances en juegos de ordenador 9), editado por los profesores H. J. van den Herik (Universidad de Maastricht) y B. Monien (Universidad de Paderborn) Fue publicado por la Universidad de Maastricht en 2001. El artículo sobre las trampas fue escrito y enviado por el autor en 2000.

Resumen

En la actualidad, los ajedrecistas de todos los niveles pueden beneficiarse de la ayuda de ordenadores durante una partida. Es una evolución y un serio problema para el juego. Esta contribución enumera las formas principales de hacer trampa y aporta algunos casos prácticos. El más destacado (Allwermann en el abierto de Böblinger) se sitúa en un contexto histórico con la descripción de casos de trampas anteriores. Por último, el problema de las trampas se enfoca sobre el nivel de juego más alto. ¿Qué posibilidades hay y como podemos prevenir las tramas a esos niveles? Puesto que no hay una solución clara, el tema de las trampas sigue en la lista de tareas a abordar muy seriamente en el futuro próximo.

1. Introducción

El problema de las trampas en el ajedrez sin duda no es nuevo. Se ha agudizado en épocas recientes, pero no debemos olvidarnos que las trampas han estado presentes durante mucho tiempo. Probablemente los primeros jugadores no honrados surgieran nada más inventarse el juego  (hacia el año 600) y las trampas se perpetuaron a lo largo de la historia del ajedrez, más o menos sin cambios, hasta el presente.

Las formas principales de hacer trampas son:

  1. Manipulación de la posición (eliminando o cambiando piezas, haciendo más de una jugada, etc.) Eso se ve poco en el ajedrez de torneos y es más una práctica del ajedrez de café.
  2. Empatar o perder a posta, a cambio de alguna recompensa. Es la forma que se encuentra más comúnmente en los torneos internacionales.
  3. Consulta con un jugador más fuerte durante la partida. Lamentablemente es bastante común en los campeonatos por equipos, en los que un jugador del tablero más alto puede ayudar a su colega más débil, o de hecho ayudar a un jugador de un equipo distinto si está jugando contra un fuerte equipo rival.
  4. Otras formas diversas de hacer trampas.

Ya en la Edad Media tenemos ejemplos de prácticas dudosas a cargo de maestros de ajedrez. La más conocida (sin duda, la más citada) son las que mencionan  Lucena (“Procura jugar después de que tu rival haya comido o bebido abundantemente”) y Ruy López (“Sitúa el tablero de forma que el sol dé en los ojos de tu oponente”). Ejemplos más recientes incluyen llevar un gato a la sala de juego cuando se sabe que el rival es alérgico a esos animales (presuntamente hecho por Alekhine), fumar puros o, de forma más abrumadora, amenazar con fumarlos (como en la famosa historia de Vidmar contra Nimzovitsch), juguetear con algo, murmurar o incluso situar las piezas descentradas si se sabe que el oponente (por ejemplo, Meking) está obsesionado con el orden, e incontables estratagemas similares.

1.1 Un atraco clásico

En ajedrez es importante distinguir entre hacer trampas y “liar”, que es una forma perfectamente legar de tender un ardid al rival sin infringir ninguna de las reglas del ajedrez. Aquí tienen un ejemplo de un ardid clásico.

Short, Nigel D (2440) - Radulov, Ivan (2465) [A36]
Hamburg op Hamburg (6), 1981

En 1985 un chico de 15 años llamado Nigel Short estaba jugando un torneo de GMs en Hamburgo. En la ronda seis había superado al gran maestro búlgaro Ivan Radulov con blancas, llegando a la posición mostrada más arriba. La única acción razonable para Radulov hubiera sido rendirse. En vez de eso, suponiendo que su joven rival era poco experimentado, puso en práctica un pequeño e inteligente ardid:

38...Df3 39.Txd7 Dd1+ 40.Tg2. Las jugadas se realizaron con rapidez, como si las negras hubieran encontrado algún tipo de jaque continuo. Y ahora llega la añagaza: 40...De2+. Naturalmente Nigel estaba esperando que su rival diese el siguiente jaque en d2 o c2 y ya tenía pensado jugar 41.Th3. Si lo hubiera hecho mecánicamente, habría perdido la partida.

Por suerte, Nigel no cayó en la trampa. Cuando vio lo que su rival había hecho lo castigó de forma divertida. Se sumió en una profunda meditación. había una multitud de espectadores mirando la partida y todo el mundo comenzó a reírse. Radulov solo pudo sonreír tímidamente y tendió su mano en señal de rendición. Nigel jugó 41.Dxe2 antes de aceptar.

1.2 Un ejemplo de trampas genuinas

Un caso de auténticas trampas sucedió durante un torneo en Zagreb, que Fischer estaba dominando por delante de Smyslov, Petrosian y Korchnoi. En su partida contra un relativamente no comprometido Kovacevic, el imparable norteamericano tendió la siguiente trampa:

Fischer,Robert James - Kovacevic,Vlatko [C15]
Rovinj/Zagreb Zagreb (8), 21.04.1970
1.e4 e6 2.d4 d5 3.Cc3 Ab4 4.a3 Axc3+ 5.bxc3 dxe4 6.Dg4 Cf6 7.Dxg7 Tg8 8.Dh6 Cbd7 9.Ce2 b6 10.Ag5 De7 11.Dh4 Ab7 12.Cg3 h6 13.Ad2 0-0-0 14.Ae2 Cf8 15.0-0 Cg6 16.Dxh6 Th8 17.Dg5 Tdg8 18.f3

Parece que las negras pueden ganar tras 18...Ch4 19.De5 Cd7 20.Df4 Cxg2 21.Txg2 Th4 y las blancas deben ceder la dama o reciben mate: 22.De3 Txh2+ 23.Txh2 Dh4+ 24.Tg1 Txg3+ 25.Tf2 Tg8#.

Sin embargo, Petrosian y Korchnoi, que estaban viendo la partida, vieron la mortal intención de Fischer: 18...Ch4 19.fxe4! Txg5 20.Axg5 y son las blancas quienes van tras la victoria. No obstante, la esposa de Petrosian, famosa por su partidismo radical, había seguido el análisis de los dos GMs soviéticos. Para horror de Korchnoi, atravesó la sala hasta el tablero y susurró las variantes a Kovacevic. Jugó 18...e3 y el desconcertado Fischer finalmente perdió la partida. Fue la única derrota de Fischer en el torneo de 17 rondas y terminó primero, con dos puntos de ventaja sobre Korchnoi y Smyslov (Petrosian quedó medio punto por detrás de ellos).

[Event "Rovinj/Zagreb"] [Site "Zagreb"] [Date "1970.04.21"] [Round "8"] [White "Fischer, Robert James"] [Black "Kovacevic, Vlatko"] [Result "0-1"] [ECO "C15"] [PlyCount "60"] [EventDate "1970.04.12"] [EventType "tourn"] [EventRounds "17"] [EventCountry "YUG"] [Source "ChessBase"] [SourceDate "1999.07.01"] 1. e4 e6 2. d4 d5 3. Nc3 Bb4 4. a3 Bxc3+ 5. bxc3 dxe4 6. Qg4 Nf6 7. Qxg7 Rg8 8. Qh6 Nbd7 9. Ne2 b6 10. Bg5 Qe7 11. Qh4 Bb7 12. Ng3 h6 13. Bd2 O-O-O 14. Be2 Nf8 15. O-O Ng6 16. Qxh6 Rh8 17. Qg5 Rdg8 18. f3 {[#]} e3 ({Parece que las negras pueden ganar tras} 18... Nh4 19. Qe5 ({Pero las blancas tienen} 19. fxe4 $1 Rxg5 20. Bxg5) 19... Nd7 20. Qf4 Nxg2 21. Kxg2 Rh4 {y las blancas deben ceder la dama o reciben mate:} 22. Qe3 Rxh2+ 23. Kxh2 Qh4+ 24. Kg1 Rxg3+ 25. Kf2 Rg8#) 19. Bxe3 Nf8 20. Qb5 Nd5 21. Kf2 a6 22. Qd3 Rxh2 23. Rh1 Qh4 24. Rxh2 Qxh2 25. Nf1 Rxg2+ 26. Ke1 Qh4+ 27. Kd2 Ng6 28. Re1 Ngf4 29. Bxf4 Nxf4 30. Qe3 Rf2 0-1

(Continuará)

Copyright ChessBase


Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro