Anatoly Karpov se sincera

06/07/2005 – En agosto, el 12º Campeón del Mundo, que ya tiene 54 años, tomará parte en una cumbre de veteranos en Maguncia (Mainz), con Unzicker, Spassky y Kortchnoi. Para promocionar el acontecimiento, ha concedido a los organizadores una amplia y muy sincera entrevista sobre Kirsan Ilyumzhinov ("huevón"), Kasparov ("lamentable") y la situación general del mundo del ajedrez. Traducción al castellano.

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

La entrevista completa se ofrece traducida más abajo. Fue realizada por los organizadores del Mainz Chess Classic donde Karpov participará en una celebración especial en agosto, en honor del octogenario Wolfgang Unzicker. Junto con Boris Spassky, Viktor Kortchnoi y el propio Unzicker, jugará una liga a doble vuelta de partidas rápidas. La "Unzicker Gala 80" se disputará los días 9 y 10 de agosto en el Rheingoldhalle de Maguncia (Mainz), Alemania.

He aquí algunas citas provocativas entresacadas de la entrevista con Karpov:

·         Kasparov se dejó KO a si mismo y se convirtió en víctima de su propia lamentable diplomacia. Tras ello se retiró del ajedrez, lo que no es bueno para el ajedrez en general en absoluto.

·         Incluso un huevón haría mejor trabajo que Ilyumzhinov. El caos del mundo del ajedrez está causado por “líderes” que son incapaces de hacer bien su trabajo.

·         Ilyumzhinov debe irse tan pronto como sea posible. También el resto de su banda, que están saqueando la FIDE.

·         Es absurdo tener a gente como Zurab Azmaiparashvili en el equipo de la FIDE, que ataca policías como un loco, o el indio Ummer Koya, declarado culpable por un tribunal.

·         Cuando Ilyumzhinov se encontró con que el título del campeonato mundial y los nombres de Karpov y Kasparov eran mucho más interesantes que el nombre del presidente de la FIDE, decidió devaluar el título, pues no podía soportar el hecho de que otros fueran más populares. Bueno, tuvo éxito pero desgraciadamente también destruyó el ajedrez.

·         La gente conoce unos 110 años de historia del ajedrez. Hoy en día nadie es capaz de decir el nombre del campeón del mundo de 2000.

·         Espero que Bobby Fischer esté a salvo en Islandia ahora. Estoy muy contento de que esa historia de Japón haya terminado pacíficamente para él. Todo este lío no sólo ha dañado la imagen de Fischer, sino también la de USA.

·         Mis relaciones con Kortchnoi dependen de si ha dormido bien. Si tuvo pesadillas, suelta mucha basura por la boca.


Entrevista con Anatoly Karpov
”Incluso un huevón haría mejor trabajo que Ilyumzhinov

Por Hartmut Metz

Anatoly Karpov aún es capaz de dar titulares. El embajador de UNICEF está comprometido con un proyecto sobre niños con deficiencia de yodo. Tiene más de 50 escuelas de ajedrez repartidas por el mundo y también está trabajando en sus propio interés: Anatoly Karpov es uno de los candidatos para seguir los pasos del impopular presidente de la FIDE, Kirsan Ilyumzhinov. La European Chess Union (ECU) está postulando a la leyenda del ajedrez frente al presidente de la República de Kalmykia. Aunque hoy en día, a sus 54 años, apenas vemos frente al tablero al que fuera campeón del mundo, Karpov sigue amando el juego. Los días 9 y 10 de agosto (Hora de comienzo: 16:00) Karpov jugará la Unzicker Gala, para celebrar el 80 cumpleaños de Wolfgang Unzicker, en el Rheingoldhalle de Maguncia (Mainz). No sólo participará el gran maestro de Munich: Boris Spassky y Viktor Kortchnoi completarán la nómina de ajedrecistas.

Pregunta: ¿El mejor ajedrecista aún juega o se retiró del ajedrez?

Karpov: No, sigo jugando.

Al contrario que Gary Kasparov, de 42 años, que se retiró del ajedrez este año, usted sigue jugando. Recientemente ganó otro torneo en la ciudad francesa de Burdeos.

Karpov: Correcto: gané mi torneo internacional número 161. En Burdeos gané la partida decisiva contra el fuerte jugador Hichem Hamdouchi de Marruecos. Francia parece que es un buen sitio para jugar yo. El año pasado también gané mi torneo número 160 en Francia, en Aix-en-Provence para ser exactos.

¿Así que no está cansado del ajedrez y no busca nuevas metas en la vida como obviamente parece que intenta Kasparov? ¿Va a jugar al ajedrez tanto como su archirival Viktor Kortchnoi, que aún juega a pesar de sus 74 años?

Karpov: Me sigue encantando jugar al ajedrez, así que no gasto ni un minuto en la posibilidad de retirarme.

¿Qué piensa de la repentina decisión de Kasparov de dejar de jugar torneos de ajedrez?


Karpov durante una reciente sesión de simultáneas en Baden Baden, Alemania

Karpov: Supongo que sus propias estratagemas políticas con Kirsan Ilyumzhinov lo han agotado. Cambió su forma de pensar al menos tres veces. En un momento dado era un buen amigo del presidente de la FIDE; poco después era su más fiero enemigo, pero un mes más tarde mantenían buenas relaciones otra vez. Kasparov incluso viajó a Kalmykia para negociar su última oportunidad para jugar en el ciclo del campeonato del mundo, pero Ilyumzhinov le hizo trampa una vez más y tras ello volvieron a ser enemigos otra vez. Al final se se dejó KO a si mismo y se convirtió en víctima de su propia lamentable diplomacia. Tras ello Kasparov se retiró del ajedrez, lo que no es (quiero que quede claro) bueno para el ajedrez en general en absoluto. En conjunto, la actual situación del mundo del ajedrez deja mucho que desear.

Para cambiar esa situación, se supone que usted va a hacerse cargo de la presidencia de la FIDE. La European Chess Union (ECU) quiere que usted sea candidato al puesto.

Karpov: Por supuesto, Incluso un huevón haría mejor trabajo que Ilyumzhinov. La situación ya no puede empeorar más, así que sería muy fácil mejorar al principio. El caos del mundo del ajedrez está causado por “líderes” que son incapaces de hacer bien su trabajo. La prioridad debe ser la unificación de los títulos mundiales para enderezar las cosas. Pero ya no deberíamos esperar más para cambiar la situación, puesto que estamos quedándonos sin tiempo.

Si la ECU tuviera que hablar con una sola voz, tendría 53 votos y federaciones tras usted. ¿Sería una poderosa alianza que resultaría suficiente para desbancar a Ilyumzhinov, no cree?

Karpov: No, no, es obvio que la ECU debería actuar como una alianza fuerte en beneficio del ajedrez. En este momento es más que claro para todo el mundo que Ilyumzhinov debe irse tan pronto como sea posible. Pero no sólo él debe hacer las maletas, también el resto de su banda, que están desvalijando la FIDE. El problema es que nunca se puede estar seguro si estos funcionarios de la FIDE están diciendo la verdad o están mintiéndote a la cara otra vez. Por supuesto, lo último es lo más probable. Es bastante más difícil pillarlos diciendo la verdad (sonríe).

En caso de victoria, seguiría los pasos del holandés Max Euwe. Fue Campeón del Mundo y presidente de la FIDE.

Karpov: No entremos en eso. Una cosa, sin embargo, está muy clara: necesitamos un nuevo presidente de la FIDE y un nuevo equipo en la FIDE. Es absurdo tener a gente como Zurab Azmaiparashvili en el equipo de la FIDE, que ataca policías como un loco, o el indio Ummer Koya, declarado culpable por un tribunal. ¿Y qué hay del rumano Crisan arrestado? Un estupendo grupo de personas, ¿no? No es sorprendente que el ajedrez tenga una mala imagen en la actualidad. Tenemos que cambiarla y no deberiamos olvidarnos de que el ajedrez tiene también algo positivo que ofrecer. En concreto pienso en las escuelas de ajedrez. En USA más de 3200 niños compitieron en un evento. En Kansas tengo una escuela de ajedrez. Los niños pueden recibir lecciones en esa escuela por medio de Internet y pueden lograr puntos adicionales por ejemplo en Geografía o Historia. Eso suena muy prometedor y es una base fantástica para los futuros pasos.

¿Cuantas escuelas de ajedrez de Karpov hay actualmente en el mundo?

Karpov: No es una pregunta fácil de responder. Tengo que admitir que no sé exactamente cuantas escuelas llevo. El año pasado abrí unas cuantas nuevas. Sólo en Lituania abrí no menos de tres. En este momento tengo 25 escuelas en Rusia. Creo que se pueden encontrar escuelas en más de 20 países del mundo. Más de 50 escuelas, diría.

El Karpov Chess Centre aquí en Baden-Baden fue uno de sus primeros proyectos en este campo.

Karpov: Sí, el próximo año celebraremos su décimo aniversario. Sólo en Rusia comencé antes con mis escuelas. Baden-Baden significó un gran avance en la globalización del proyecto. Al principio nadie podía imaginarse que tenía sentido hacer que el ajedrez fuese una parte integral de la educación, pero afortunadamente ese punto de vista ha cambiado.

También colabora con UNICEF como embajador.

Karpov: En concreto, estoy luchando contra la falta de yodo en los niños. Por ello, se quedan retrasados en su desarrollo, lo que ocurre a menudo en muchos de los 29 países de Europa del Este en los que estoy trabajando como embajador de UNICEF. Entre tanto, más de dos tercios de estos países hicieron leyes para mejorar la situación de estos niños. Según las últimas estadísticas, estos países no sólo mejoraron en los estándares de Europa Occidental sino que los han sobrepasado. Bulgaria es el primer estado que ha sido recompensado por la UNICEF por su excelente lucha contra la deficiencia de yodo. El próximo año deberíamos haber alcanzado todas nuestras metas, así que tendré que buscar un nuevo reto. Me gusta realizar proyectos en los que se pueden ver los resultados estadísticos. Me siento muy contento por todos esos niños pequeños, que han sido el mayor grupo de víctimas de la deficiencia de yodo.

Volvamos a Baden-Baden: ¿ha pensado alguna vez en jugar la Bundesliga con el equipo local, OSC Baden-Baden? Algunas superestrellas del ajedrez juegan aquí.


Jugando las simultáneas en Baden-Baden

Karpov: No me resulta atractivo jugar aquí. No me gusta el sistema de la Bundesliga con dos partidas en un fin de semana. ¡En concreto jugando temprano un domingo por la mañana! Se pasa más tiempo viajando que sentado delante del tablero y jugando. No, no quiero sacrificar cuatro días por dos partidas. Mi tiempo es demasiado valioso para ello.

¿Quién es el campeón del mundo real en este momento?

Karpov: Ahora sí que me ha preguntado algo difícil (sonríe). No lo sé. Bien, Kasimdzhanov ganó este torneo, este torneo del KO. No quiero devaluarlo, por supuesto, pero no es el campeón del mundo real. Quiero darle un ejemplo para mostrarle el valor de un campeón del mundo en la actualidad: Alexander Khalifman recibió unas pocas invitaciones tras llegar a ser campeón del mundo y jugó en Linares. ¡Tras el torneo concedió entrevistas en las que dijo que estaba contento por no haber terminado en el último lugar! Como puede ver, es obvio que el título que se gana en un torneo por KO no es atractivo, ¡que es exactamente lo que Ilyumzhinov quería! Al principio tenía algunos objetivos claros y buenos. Pero cuando se encontró con que el título del campeonato mundial y los nombres de Karpov y Kasparov eran mucho más interesantes que el nombre del presidente de la FIDE, decidió devaluar el título, pues no podía soportar el hecho de que otros fueran más populares. Bueno, tuvo éxito pero desgraciadamente también destruyó el ajedrez. Quizás esté contento ahora, pero a muchos otros no les hace felices esta situación. Necesitamos fuertes personalidades y sólo un campeón del mundo para atraer patrocinadores.

Así que, si fuera presidente de la FIDE, ¿una unificación del título mundial sería el primer punto de su agenda?

Karpov: Exactamente. Estoy convencido de que Kasimdzhanov nunca hubiera llegado a campeón del mundo si hubiera jugado ocho o más partidas por eliminatoria. En Trípoli mostró que tenía buenos nervios, pero eso no es suficiente para merecer el título. En primer lugar, debemos volver al control de tiempo clásico. Sin embargo, no es bueno jugar encuentros maratonianos como los que yo mantuve contra Kortchnoi o Kasparov. Además, el ajedrez clásico no debe mezclarse con el ajedrez rápido o las partidas relámpago. Si hubiéramos jugado así en el pasado, Mikhail Botvinnik o Boris Spassky nunca hubieran sido campeones mundiales.

En el pasado, la gente sabía el nombre del campeón del mundo. Hoy en día todo el mundo es canjeable.

Karpov: Es cierto. La gente conoce unos 110 años de historia del ajedrez. Hoy en día nadie es capaz de decir el nombre del campeón del mundo de 2000.

En agosto jugará la Unzicker Gala en el torneo Chess Classic Mainz. ¿Puede compartir algunos recuerdos que tenga cuando piensa en Wolfgang Unzicker?

Karpov: Oh, sí. Hace mucho tiempo que conozco a Wolfgang, a pesar de que es de otra generación. La primera vez que jugamos fue en Hastings, a principios de los setenta. En 1974 nos encontramos en Niza, durante la Olimpiada de Ajedrez. Unzicker era uno de los mejores jugadores del mundo, así que todo el mundo necesitaba saber quien era. Hasta los maestros muy jóvenes deberían analizar sus partidas. ¡Quedé muy sorprendido cuando oí que ya tenía 80 años!

Todos los campeones del mundo vinieron de Rusia, excepto Bobby Fischer. En teoría el gobierno Ruso los llamaba “aficionados”, pero ¿consideraría a Unzicker como un campeón del mundo amateur, puesto que trabajaba como juez?

Karpov: Es posible. Durante cierto periodo de tiempo fue uno de los aficionados más fuertes, sin duda. Es difícil, sin embargo, hacer comparaciones. El gran maestro islandés Fridrik Olafsson, que trabajaba como abogado, fue tan fuerte como Unzicker, pero es de otra generación.

¿Qué piensa sobre la batalla con los veteranos gigantes en Maguncia (Mainz) con Unzicker, Spassky y Kortchnoi? ¡Con 54 años es usted el benjamín del grupo!

Karpov: Me gusta el torneo. No he jugado contra Spassky y Kortchnoi desde hace algún tiempo. Y el último encuentro con Wolfgang se jugó hace 25 años en Bad Kissingen.

Así que podría decirse que sólo falta Bobby Fischer en esta exquisita nómina de participantes.

Karpov: Espero que esté a salvo en Islandia ahora Estoy muy contento de que esa historia de Japón haya terminado pacíficamente para él. Todo este lío no sólo ha dañado la imagen de Fischer, sino también la de USA. La forma en que los estadounidenses trataron a uno de sus ciudadanos más populares no ha causado una impresión muy positiva en el mundo.

Se mostró usted incluso un poco desilusionado cuando el organizador principal Hans-Walter Schmitt le informó de que tenían que jugar ajedrez normal en vez de ajedrez960. ¿Quizás aún es posible un encuentro contra Fischer, si usted juega ajedrez 960, la variante que inventó el propio Fischer?

Karpov: Me encantaría jugar ajedrez960 contra Fischer. No es necesario invertir años en preparar algunas variantes de apertura, porque sencillamente no hay teoría. Es importante estar en buena forma y tener la mente clara. Entonces puedes jugar contra Fischer e incluso ganarlo. Sin embargo, dudo que alguna vez juguemos un encuentro. Sólo sería posible si Fischer necesitase el dinero desesperadamente.

Viktor Kortchnoi estará muy motivado para jugar contra usted. Parece que aún está ansioso por vencerle, a pesar de que tiene 74 años. ¿Cómo es su relación con él en la actualidad?

Karpov: Depende de si ha dormido bien. Si tuvo pesadillas, suelta mucha basura por la boca.

Asumo que desea ganar su torneo 162 en Maguncia. ¿O es posible que veamos a un Anatoly Karpov amable y no tan ambicioso, especialmente en las partidas contra Unzicker, cuyo cumpleaños se celebra?

Karpov: ¡Este torneo está dedicado por completo a Wolfgang, no importa si yo gano otro torneo! Será un gran regalo para los aficionados poder ver grandes maestros, estupendos grandes maestros de distintas generaciones y ver partidas emocionantes.


Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro