El plan de Nunn para el Campeonato Mundial de Ajedrez

09/06/2005 – El ajedrez es un juego que está actualmente en expansión, pero esta tendencia no se ha reflejado en el ajedrez de alto nivel debido a problemas de organización. La FIDE ha realizado intentos para reorganizar el Campeonato Mundial, pero ¿están haciendo lo adecuado? No lo suficiente, piensa el Dr. John Nunn, y presenta él mismo un plan global.Detalle del plan, en castellano

ChessBase 15 - Mega package ChessBase 15 - Mega package

Find the right combination! ChessBase 15 program + new Mega Database 2019 with 7.6 million games and more than 70,000 master analyses. Plus ChessBase Magazine (DVD + magazine) and CB Premium membership for 1 year!

Más información...


El plan de Nunn para el Campeonato Mundial de Ajedrez
 

Introducción

Escribí la primera versión de este plan para un campeonato del mundo en febrero de 2005. Aquel documento no era para publicar pero se hizo circular entre un pequeño grupo de jugadores y directivos. Al terminar el torneo de Linares, Frederic Friedel lo discutió con el presidente en funciones de la FIDE, Georgios Makropoulos, y el vicepresidente Zurab Azmaiparashvili. Desde entonces la FIDE ha anunciado el próximo Campeonato Mundial a celebrar en Argentina durante los meses de septiembre y octubre de 2005. No puedo afirmar que mis ideas hayan tenido influencia, ¡pero ese acontecimiento mantiene una destacada similitud con mi sugerencia! Sin embargo, la FIDE no ha recogido (¡aún!) mis ideas sobre el sistema de clasificación para los futuros Campeonatos Mundiales. Este plan puede tener algún interés para el público del ajedrez, así que lo ofrezco más abajo.

Posteriormente, tuvo lugar una reunión entre la FIDE y la ACP, y una de las sugerencias realizadas en la misma tiene relación con mis ideas. Lo comentaré al final.

En primer lugar, he aquí lo que escribí en febrero, ligeramente condensado:

Antecedentes

Desde 1948 a 1990, el Campeonato del Mundo de Ajedrez fue organizado por la FIDE (Fédération Internationale des Échecs), la Federación Internacional de Ajedrez. Durante esta etapa, el Campeonato del Mundo FIDE era reconocido universalmente como el legítimo. Sin embargo, en 1993, se fundó un campeonato mundial disidente y desde entonces el mundo del ajedrez ha estado dividido. La FIDE ha seguido organizando campeonatos mundiales, aunque empleando un sistema bastante distinto del anterior. Su sistema ha dado lugar a una serie de ganadores del título que no están entre los 10 primeros de la clasificación mundial, lo que mina seriamente la legitimidad del título del Campeonato Mundial FIDE.

En 2002, se firmó un acuerdo en Praga para reunificar el Campeonato del Mundo, con la participación de la mayor parte de los jugadores destacados y de las organizaciones ajedrecísticas. Sin embargo, dicho acuerdo estuvo sometido a presiones desde su inicio y ahora se ha colapsado completamente. Una de las principales razones del colapso del acuerdo de Praga fue que conllevaba una compleja serie de encuentros que se alargaban durante un considerable lapso de tiempo. Mientras que algunos de esos acontecimientos llegaron a organizarse, otros no pudieron y, dado que todos estaban interconectados, el fallo de uno solo de ellos condujo al colapso de toda la estructura.

La solución

1. Generalidades

Debería organizarse un Campeonato Mundial cada dos años. Debería tener lugar durante lo que actualmente es una parte inactiva de la temporada ajedrecística. Septiembre sería una buena opción, pero hay otras posibilidades. Este Campeonato Mundial consistiría en un acontecimiento único, un torneo de 8 jugadores en el que cada uno se enfrentase con los demás dos veces. Al considerar el Campeonato del Mundo como un acontecimiento único, se evitan los problemas que han plagado los sistemas anteriores y el patrocinio no se diluiría al tener la publicidad compartida entre varios acontecimientos.

2. Selección de jugadores

Para la primera competición, los jugadores deberían seleccionarse en función de la puntuación Elo. La cifra a emplear sería el promedio de los jugadores en los 12 meses anteriores, ponderado según el número de partidas jugadas en cada periodo.

Un problema obvio de un sistema de clasificación basado en la puntuación Elo es que una vez que un jugador ha logrado una puntuación alta, pudiera decidir no seguir jugando para asegurarse la clasificación. Me parece que si alguien desea jugar por el campeonato del mundo, su clasificación debería fundarse en el juego actual más que en quedar sentado en casa, así que para los subsiguientes campeonatos del mundo, la cifra a emplear debería ser la puntuación Elo (calculada según en párrafo anterior) más un plus de actividad.

El plus de actividad sería el número total de partidas evaluadas jugadas desde el campeonato del mundo anterior dividido entre dos. El plus de actividad tendría un tope de 75 puntos. Así, un jugador que hubiera estado activo recientemente se situaría por encima de uno inactivo, incluso si sus puntuaciones Elo fueran las mismas. Este sistema estimula la actividad ajedrecística en general y, en particular, anima a los jóvenes y a los jugadores en fase de mejora que quieran clasificarse a ser muy activos. También asegura publicidad adicional para el patrocinador al crear una competición por la clasificación durante varios meses antes del propio acontecimiento. Es importante advertir que el plus de actividad sólo se usa para calcular la clasificación; no afecta al Elo del jugador y las puntuaciones Elo seguirán calculándose de la forma habitual.

El ganador de un torneo no recibiría automáticamente plaza en el siguiente. Esto no sucede en otros deportes y las plazas aseguradas sólo animan a la inactividad. Los cálculos se realizarían tres meses antes del acontecimiento y las invitaciones y los contratos con los jugadores se materializarían tan pronto como fuera posible a partir de ese momento.

3. Calendario de competición

Hay 14 rondas. El calendario sería:

Día 1    Recepción y sorteo de emparejamientos
Día 2-5    Rondas 1-4
Día 6    Descanso
Día 7-10    Rondas 5-8
Día 11    Descanso
Día 12-15    Rondas 9-12
Día 16    Descanso
Día 17    Ronda 13
Día 18    Ronda 14
Día 19    Posibles desempates y entrega de premios
Día 20    Día de regreso


El límite de tiempo para las partidas debería ser de 40 movimientos en 2 horas, luego 20 jugadas en 1 hora, luego 30 minutos para las jugadas restantes. A partir de la jugada 60 cada jugador recibirá un incremento de 10 segundos por movimiento.
 

4. Desempates

En caso de empate, debe haber un procedimiento para dilucidarlo.

4.1: Si el empate es entre dos jugadores, el empate consistirá en dos partidas rápidas jugadas al ritmo de 30 minutos por jugador más 10 segundos por movimiento.

4.11: Si persistiese el empate, se jugarían otras dos partidas rápidas más, al ritmo de 10 minutos por jugador más 5 segundos por jugada.

4.12: Si continuase aún el empate, entonces los jugadores disputarían unas series de partidas relámpago al ritmo de 5 minutos por jugador más un segundo por movimiento. La primera partida decidida, determinará el título.

4.2: Si el empate es entre más de dos jugadores, el desempate consistirá en una competición de partidas rápidas por liga a una vuelta, al ritmo de 30 minutos por jugador más 10 segundos por movimiento.

4.21: Si persistiese el empate y este fuese entre dos jugadores, se resolverá según lo dicho anteriormente en 4.11 y 4.12.

4.22: Si el empate continuase entre más de dos jugadores se dilucidaría en una competición de partidas rápidas por liga a una vuelta, al ritmo de 10 minutos por jugador más 5 segundos por movimiento. Si persistiese el empate y este fuese entre dos jugadores, se resolverá según lo dicho anteriormente en 4.12

4.23: En el caso extremo y poco probable de que siguiese habiendo empate entre más de dos jugadores, se disputarían competiciones de partidas relámpago por el sistema de liga a una vuelta, con el mismo límite de tiempo que en 4.12 hasta que resultase un ganador.

5. Coste

A la vista de la situación caótica en el mundo del ajedrez, un Campeonato Mundial sería reconocido por la participación de todos los jugadores punteros en una competición diseñada para conseguir un justo vencedor. Es crítico que la credibilidad de la prueba se establezca sin lugar a dudas, de forma que se reconozca como Campeonato del Mundo de Ajedrez. No es probable que esto pueda lograrse de forma barata.

Estimo que el coste del acontecimiento sería de 2,5 millones de dólares. La bolsa de premios sería de 1,5 millones de dólares, que podría distribuirse como sigue (en dólares):

 650.000
 300.000
 150,000
 120.000
 100.000
 80.000
 60.000
 40.000

Unos reembolsos razonables incluso para los puestos inferiores asegura que se de una consideración muy valiosa a los puestos clasificatorios y por lo tanto los jugadores se verán animados a jugar más para subir su puesto en la clasificación y lograr un buen ‘plus de actividad’. La lucha por la clasificación generará publicidad adicional para la competición principal.

El millón de dólares restante sería para gastos de organización, incluido el alquiler de la sede y la publicidad. Un buen sitio web con partidas en directo y comentarios es ineludible en un acontecimiento de este tipo.

Resumen

El ajedrez es un juego con amplio seguimiento, no solo en Occidente sino también en otras muchas partes del mundo. Actualmente hay un auge del juego en Internet y los programas de ajedrez a menudo ocupan lugares preeminentes en las listas de programas más vendidos. Sin embargo, esta prosperidad no se ha visto reflejada en el ajedrez de alto nivel debido a problemas de organización. Esta propuesta ofrece una oportunidad para resolver los problemas que rodean al Campeonato del Mundo, a la par que brinda a un patrocinador la ocasión de generar un impacto masivo con un acontecimiento único.

Esto es lo que escribí en febrero. En mayo tuvo lugar una reunión entre la ACP y la FIDE. En el sitio web de la ACP, se da el detalle de la reunión e incluye lo siguiente: “La ACP está de acuerdo y añade que los jugadores inactivos deberían perder puntuación. La FIDE está de acuerdo”. Esto puede sonar similar a la idea del ‘plus de actividad’ presentada más arriba, pero de hecho es muy diferente y, en mi opinión, una idea muy mala. No se dan detalles de la propuesta de la ACP, pero con el fin de argumentar asumamos que se deducirán un cierto número de puntos por cada periodo inactivo.

Muchos ajedrecistas en la lista Elo (¡Incluso Grandes Maestros!) pueden tener un periodo de inactividad por razones muy variadas; por ejemplo, carrera, familia, enfermedad, embarazo o cuidado de hijos. Debería explicar que en este momento, si permaneces inactivo algún tiempo, la puntuación no se publica pero permanece invariable y si vuelves a jugar, recuperas tu antigua puntuación. Sin duda es deseable tentar a los jugadores inactivos a volver a competir, pero forzarlos a recomenzar con una puntuación Elo inferior y a trabajar para volver a ascender desincentiva enormemente volver a jugar. Pueden imaginarse la reacción a “Bueno, Garry, por supuesto nos encantaría que volvieses a jugar, pero tendrías que volver a empezar en 2200.” Judit Polgar demostró que puedes pasar por un periodo de inactividad y volver con plena fuerza, y no hay ninguna razón especial para suponer que un periodo de inactividad sea necesariamente dañino.

Quizás podría entender esa propuesta si se hubiera perpetrado algún abuso grave en el mundo del ajedrez por los jugadores inactivos que mantienen su puntuación, pero no he podido ver nada de eso. Por lo tanto, esa propuesta parece no tener efectos positivos, sino un incuestionable efecto negativo. Me parece que los ajedrecistas deberían tener la libertad para elegir cuando y donde jugarán, sin temor a consecuencias negativas y me sorprende que la ACP, que es la organización de los ajedrecistas, tenga tantas ganas de socavar esta libertad.

Recuerdo que hace varios años hubo una propuesta, que también surgió del lado de los jugadores, para desposeer a los grandes maestros de su título si su puntuación Elo bajaba de 2500 (Esto fue defendido con entusiasmo por Nigel Short, por ejemplo). Afortunadamente, esa propuesta no llegó a ningún sitio. Debe existir alguna extraña singularidad en los ajedrecistas por la que les entusiasma castigar a sus colegas. ¡Quizás un psicólogo pueda arrojar algo de luz sobre el tema!

Dr John Nunn
 

Dinos tu opinión
Tenemos interés en conocer tu opinión sobre la situación del ajedrez mundial y las propuestas que ha presentado aquí John Nunn.



Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro