Falleció el MI chileno René Letelier

05/07/2006 – El 2 de julio ha fallecido en Santiago de Chile el MI René Letelier Martner. Nació en San Bernardo, el 21 de febrero de 1915 y se inició en la práctica del ajedrez en 1927, junto con su hermano Gustavo, a raíz de la atracción que el encuentro Capablanca – Alekhine de Buenos Aires ejerció sobre él. Entre sus logros sobresale su triunfo frente a Bobby Fischer en Mar del Plata (Argentina, 1959) Participó en la mayoría de los Abiertos de Mar del Plata hasta 1999 y, dado que su primer torneo fue el de 1936, es una marca digna del Guiness que haya jugado en el mismo certamen 64 años después. Necrológica a cargo de Juan Morgado...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

René Letelier – Su fallecimiento

Por Juan Sebastián Morgado

El 2 de julio ha fallecido en Santiago de Chile el Maestro Internacional René Letelier Martner. Había nacido en San Bernardo el 21 de febrero de 1915. Fue el menor de 17 hermanos, y su nombre completo era Sergio René, pero según contó él mismo, siempre prefirió llevar solamente el de René "por pura pretensión artística".


René Letelier Martner en el tablero el pasado mes de abril

Se inició en la práctica del ajedrez en 1927, junto con su hermano Gustavo, a raíz de la atracción que ejerció sobre él el match Capablanca – Alekhine en Buenos Aires. Alrededor de 1930 ya jugaba en el recientemente fundado Círculo de Ajedrez de Providencia, y enseguida pasó al Club de Ajedrez Chile, donde ganó el Campeonato de Segunda Categoría.

Participó del primer Campeonato Chileno en Valparaíso, en 1932, donde ocupó el 4º lugar. En 1934 tiene su segunda oportunidad, y finaliza subcampeón, detrás de Mariano Castillo. Luego jugaría unos 30 Campeonatos de su país, obteniendo el título de campeón en 1957, 1959, 1960, 1964 y 1973.

En 1936 ya participa en torneos internacionales, comenzando por el Sudamericano de Mar del Plata, donde se nota su inexperiencia, pero vence entre otros a Jacobo Bolbochán.. En 1937 juega un nuevo Sudamericano, esta vez en Sao Paulo, finalizando en segundo lugar. Había comenzado a estudiar Leyes, pero su pasión por el ajedrez lo aleja de la carrera universitaria, cuando en 1938 es invitado a participar en el Torneo de Carrasco, donde participa el mismísimo Campeón Mundial Alekhine. Luego del certamen, Letelier participó en un torneo rápido con "chicharra"(1), donde venció a Alekhine, aunque finalmente éste ganó el certamen, y Letelier finalizó en 5º lugar. En estos dos años dirige la revista "El Ajedrez Chileno".

Sin estudios y sin trabajo, Letelier debió buscar un trabajo para sobrevivir. Lo consigue gracias al Vicepresidente de la Caja Nacional de Empleados Públicos y Periodistas, ex Ministro del Gobierno de Aguirre Cerda, don Guillermo Labarca, quien se enteró de las dificultades del maestro y lo designó empleado de la institución.

En 1939 se produce el debut de Chile en las Olimpíadas, y René integra el equipo que viaja a Buenos Aires, donde sorprende venciendo al fuerte maestro polaco Paulin Frydman y al lituano Luckis.

En tiempos de guerra, y hasta 1945, solamente puede jugar en certámenes locales sin mucha relevancia, en Santiago y Viña del Mar. Pero precisamente ese año, en Viña del Mar se organiza un torneo más importante que los anteriores en enero y febrero, de nivel internacional, donde finaliza 5º detrás del vencedor Carlos Guimard, Najdorf, Mariano Castillo y José María Cristiá. A partir de ese momento, a René le llueven las invitaciones una tras otra, y él las va aceptando gustoso. Primero participa en el VIII Torneo Internacional de Mar del Plata, que se realiza en el mes de marzo, donde entabla con Stahlberg, y vence a Renato Sanguinetti e Iliesco. Inmediatamente, en abril, es invitado por el Club Argentino de Ajedrez a participar en el torneo donde celebraba su 40º Aniversario.

Habiendo solicitado en su trabajo todas las licencias normales y especiales, no le quedó otra alternativa que renunciar, radicándose en Buenos Aires hasta 1949, solventándose los gastos como empleado de una empresa. En tanto, participa en todos los torneos que puede, la mayoría de ellos rápidos, hasta que en diciembre es nuevamente convocado para un certamen de nivel: el Magistral de Quilmes, donde comparte el 2º lugar detrás del sueco Gedeon Stahlberg, y gana un premio de $ 91,25. En 1981, edita un librito con todas las partidas del mismo, con sus comentarios.

El año siguiente lo encuentra muy activo, ya que en enero participa en el Magistral de Paraná 1946, donde ocupa el tercer lugar, invicto, detrás de Stahlberg y Pilnik, y en marzo en el IX Torneo Internacional de Mar del Plata, donde vuelve a empatar con Stahlberg en un maratónica partida que finaliza luego de 100 jugadas, y vence a Pilnik y Maderna, entre otros. Luego, en julio, participa en el Torneo del Club La Regence, donde empata el primer lugar junto a Skalicka, venciendo a Feigins y Reinhardt.

El 12 de enero de 1947 se realizó la Fiesta del Ajedrez en el Club Italiano de Buenos Aires, organizada por la Asociación Metropolitana –entidad disidente de la Federación Argentina, con el objeto de clausurar las actividades del año 1946. Concurrieron delegaciones de Uruguay y Chile, y allí estaba Letelier, que fue el mejor score en las sesiones de simultáneas.

Entre el 6 y el 30 de junio el Círculo de Ajedrez organizó el III Memorial Grau, que fue ganado muy ampliamente por Stahlberg, con 11 puntos sobre 12, seguido por Letelier con 8,5. En julio el Círculo organizó dos torneos "ping-pong": el primero lo fue ganado por Czerniak, y el segundo por Michel, seguido por Letelier.

Luego, en setiembre ocupa el 4º lugar en el Torneo Anuel de Primera Categoría del Círculo de Ajedrez, detrás de Czerniak, C. Haman, y Góliz.

El 27 de noviembre de 1948 Letelier participa en el Campeonato Argentino Relámpago, en el Club Argentino, donde participan de 26 jugadores de Primera Categoría, donde Letelier ocupam el 4º/5º lugar junto con Renato Sanguinetti, y detrás de los ganadores Najdorf y Luckis, y el tercero Wexler 11,5.

En marzo y abril de 1949 toma parte en el XII Torneo Internacional de Mar del Plata, donde ocupa el 6º lugar, detrás de Rossetto, Guimard, Eliskases, Czerniak y Luckis, y delante de Edward Lasker y Pomar, entre otros. Vence a Guimard y Czerniak.

En mayo de 1949 Letelier jugó un importante Torneo de Maestros en el Círculo de Velez Sarsfield, donde venció Guimard con 8,5 puntos sobre 11, y a continuación quedaron Letelier y Marini con 8.

En 1950 integra el equipo chileno que participa en la Olimpíada de Dubrovnik, donde empata con Rossetto y Trifunovic, y vence a Palda. Allí lo invitan a intervenir en el Torneo de Venecia, donde comparte los lugares 5º/7º, detrás de Kotov, Smyslov, Pachman y Rossolimo, y obtiene su primera norma de maestro internacional.

Entre el 14 de marzo y el 20 de abril interviene en el I Zonal Sudamericano de la FIDE, que se jugó en dos etapas: la primera en el Hotel Provincial de Mar del Plata, y la segunda en el Automóvil Club Argentino. Vencen Julio Bolbochán y Liskases, y él finaliza 8º, obteniendo un premio de $ 750.-

Entre el 16 de diciembre de 1951 y el 4 de enero de 1952, participa en el certamen internacional en el Gran Hotel Casino San Rafael, de la localidad uruguaya del mismo nombre, quedando en tercer lugar detrás de Eliskases y Torán 10.

En marzo de 1952 se lo puede ver nuevamente en Mar del Plata, donde ocupa un discreto 11º lugar en la XV edición del Torneo Internacional, pero vence nuevamente a Maderna y a Luckis.

El año 1953 parece no comenzar bien para René, ya que no es tenido en cuenta para el XVI Torneo de Mar del Plata, pero inesperadamente es convocado a último momento, por la ausencia de Pomar. Tiene una actuación consagratoria, finalizando 6º detrás de Gligoric, Najdorf, Julio Bolbochán, Trifunovic y Cuellar Gacharná. Sus mejores resultados son los empates ante los yugoslavos Gligoric y Trifunovic, y las victorias ante Pilnik, Steiner y Maderna. Aquí obtiene su segunda norma de maestro internacional.

En noviembre de 1954, Letelier obtiene su éxito más resonante en el Torneo Internacional de Maestros en Montevideo, organizado por la Intendencia Municipal de la Capital uruguaya, como un homenaje a la UNESCO, cuyo Congreso tuvo lugar allí. Se jugó en el Hotel Hermitage, sito en el balneario de Pocitos. El sorpresivo resultado de dos partidas alteró el ritmo del certamen: Letelier y el veterano Ossip Bernstein (70 años) lograron brillantes victorias sobre Najdorf, determinando que finalmente ocuparan los dos primeros puestos: Letelier con 14,5 puntos y Dr. Bernstein con 14, sobre 18. Najdorf también quedó con 14, pero con inferior puntaje de desempate. Letelier obtuvo su tercera norma de maestro internacional.

Entre el 9 y el 30 de marzo de 1955, integra nuevamente la lista de los participantes en Mar del Plata, donde se jugó el XVIII Torneo Internacional en el Salón de las Nueve Columnas del Hotel Provincial. Ocupa un modesto 12º lugar, pero tiene la satisfacción de empatar nuevamente con Gligoric.

Entre los días 10 y 25 de setiembre de 1956 se jugó la Olimpíada en Moscú, y Letelier formó parte del equipo chileno. Hechos muy pintorescos matizaron la concurrencia de Letelier y parte del equipo chileno a ese memorable certamen. En primer lugar, de seis jugadores que componían el equipo, cuatro no tenían asegurados los pasajes de regreso, aunque la Federación Chilena les había garantizado que les serían remitidos ene l curso del mes que duraría la competencia. En el ánimo de ahorrar detalles, diremos que los dos jugadores que pagaban la totalidad de sus pasajes, Flores y Ader, emprendieron su regreso tan pronto como hubo finalizado el torneo. Los cuatro restantes tuvieron que viajar a París, por gentileza de la Federación Soviética, a esperar la llegada de los pasajes para volver a Chile. Los jugadores Jáuregui y Jiménez encontraron soluciones particulares a su problema, y regresaron a Chile por sus medios. Quedaban Mallet y Letelier. Los dirigentes cumplieron, aunque nadie imaginó que demorarían cinco meses. Los pasajes en cuestión eran para el buque carguero chileno Aconcagua, que tenía comodidad sólo para diez pasajeros. El Aconcagua, después de estar diez días en proceso de desratización en el puerto de Hamburgo, zarpó hacia Valparaíso. El viaje demoró unos 45 días. (2)

En 1957 juega otro Zonal Sudamericano, esta vez en Río de Janeiro, finalizando 7º, con empate frente a Panno y victoria con Engels.

Los años siguientes lo muestran siempre sumamente activo. El siguiente es un breve resumen de su actividad hasta los años 80:

En 1958 vuelve a Mar del Plata, donde vence Larsen, y Letelier ocupa el 11º lugar. Logra vencer a Pelikan y a Pilnik.

En 1959 viaja a Lima, donde ganan Ivkov y Pachman, y Letelier finaliza 7º. En el Magistral de Santiago, ocupa el 9º lugar, pero tiene la gran satisfacción de vender al ganador, Ivkov. En el Torneo Internacional de Mar del Plata obtiene un formidable 5º lugar, y vence al mismísimo Robert Bobby Fischer, a Rossetto, a Jacobo Bolbochán y a Pilnik. Obtiene su cuarta norma de maestro internacional, y la FIDE le otorga el título directamente, sin esperar el pedido de la negligente Federación Chilena.

En 1960 toma parte en el Torneo de Asunción, donde vencen Gligoric y Szabó, seguidos por Rossetto. Letelier ocupa el 4º lugar, venciendo entre otros a Guimard. En el Interzonal de Sao Paulo, donde gana Julio Bolbochán, comparte los lugares 8º/10º. En el Torneo Internacional de Mar del Plata obtiene un excelente 7º lugar, detrás de Spassky, Fischer, David Bronstein, Olafsson, Bazán y Wexler. Vence a Olafsson y Eliskases, y empata con Bronstein. En la Olimpíada de Leipzig, jugando en el primer tablero, vence a Alberic O’Kelly y Ghitescu, y empata nuevamente con Stahlberg.

En 1961, ocupa el 6º lugar en el Torneo Internacional de Mar del Plata, empatando con Robert Byrne, Matanovic y Filip. En un torneo en Montevideo finaliza 4º, y en Santa Fe (Torneo Angel Cassanello), 6º.

En el fortísimo Torneo Internacinal de Mar del Plata 1962 (1º Polugaievsky, 2º/3º Smyslov y Szabó, 4º/7º Robert Byrne, Najdorf, Raúl Sanguineti y Parma), finaliza en los lugares 13º/14º, aunque liogra vencer a Rossetto y Pilnik.

En 1963, comparte los lugares 3º/4º en el Torneo Panamericano (Cuba), detrás de Eleazar Jiménez y Eldis Cobo. Luego es invitado a participar en el monumental Memorial Capablanca (Cuba), que fue ganado por Korchnoi, seguido de Tal, Geller, Pachman, Ivkov, Barcza, Darga, Uhlmann, Trifunovic y otros, sobre 22 participantes. Letelier ocupa el 13º puesto.

En 1964, participa en un nuevo "supertorneo", el Magistral Internacional de Buenos Aires (1º/2º Keres y Petrosian, 3º Robert Byrne, 4º Najdorf, 5º/7º Eliskases, Guimard y Julio Bolbochán), donde finaliza 16º entre 18 participantes, pero vence a Najdorf en una brillante miniatura. Viaja nuevamente a Cuba, donde participa en otro multitudinario Memorial Capablanca (1º/2º Uhlmann y Smyslov, 3º Taimanov, 4º Evans, 5º Portisch, 6º/7º Padevsky y Stahlberg); ocupa el 17º lugar entre 22 participantes, logrando tablas frente a Uhlmann, Portisch y Smyslov, y venciendo a Darga. En la Olimpíada de Tel Aviv representa nuevamente a Chile en el primer tablero, venciendo entre otros a Olavo Yépez y a Andreas Duckstein.

En 1965, en el gran Torneo Internacional de Santiago (1º Smyslov, 2º Geller, 3º Foguelman) ocupa el 9º lugar, obteniendo meritorios empates frente a los dos primeros.

En 1966, nuevamente juega en Cuba el Torneo Panamericano (1º Eleazar Jiménez, 2º Jesús Rodríguez), compartiendo los lugares 10º/11º junto a Rogelio Ortega. Luego, en la Olimpíada de La Habana tiene una discreta performance.

En 1967 se advierte un marcado descenso en su nivel de juego. Interviene una vez más en el Memorial Capablanca (1º Larsen, 2º Taimanov, 3º Smyslov, 4º Polugaievsky, 5º/6º Filip y Gligoric), finalizando en el último lugar, en su actuación más desafortunada.

En 1968, juega el fuerte Torneo de Cárdenas, Cuba (1º Silvino García, 2º Olavo Yépez), donde comparte los lugares 8º /9º, y el I Abierto de Mar del Plata.


Letelier (en el centro) charlando con Fidel Castro

En 1969, Abierto de Mar del Plata.

En 1970, Abierto de Mar del Plata, el pequeño Torneo de Miramar, donde finaliza 6º.

En 1971, Match Argentina – Chile, y un nuevo Memorial Capablanca, donde finaliza penúltimo.

En 1972, en La Serena (1º Savon, 2º Pilnik) finaliza 6º/9º. En el Abierto de Mar del Plata termina 25º entre 94 participantes.

En 1973, en el Abierto de Mar del Plata termina 7º entre 75 jugadores. Como todos los chilenos, Letelier también sufrió los coletazos del golpe militar. A comienzos de 1974 fue exonerado del cargo que ocupaba en el Ministerio de Vivienda. ¨Muchos viajes a Cuba¨, fue la justificación que dio a tan drástica medida la nueva autoridad. En realidad, no había ninguna otra razón, pues Letelier no tenía militancia política de ninguna especie; no obstante, se escudriñó concienzudamente para inculparlo. Esto posibilitó que presentara su trámite de jubilación, la que al decretarse determinó una pensión mensual de 7000 escudos. Consecuencia de todo esto, el Maestro Letelier tuvo que exiliarse nuevamente por propia voluntad en Buenos Aires, en busca de trabajo. En la capital trasandina, desde fines de 1977 hasta 1978, se hizo cargo de la sección de ajedrez del diario La Tercera, de Santiago, en la que sirvió hasta marzo de 1983, con el beneplácito de muchos aficionados que aún recuerdan la magnífica labor didáctica que realizó a través de su columna. (3)

En 1974, interviene en un nuevo Abierto de Mar del Plata, y luego integra el equipo chileno que concurre a la Olimpíada de Niza, aunque juega pocas partidas.

En 1975, participa en el Torneo 70º Aniversario del Club Argentino (1º Schweber, 2º/4º R. García, Grinberg y Rossetto), finalizando 8º/11º. En el Abierto de Mercedes (Uruguay), termina 5º entre 51.

En 1976, el Torneo de Mar del Plata toma nuevamente la forma de un certamen internacional cerrado (1º/2º Brond y Raúl Sanguineti, 3º/4º Rubinetti y R. García), y a Letelier se lo ve fuera de forma, finalizando último.

En 1977, juega en el Abierto de La Falda (Córdoba). En 1980 nuevamente se lo ve en bajo nivel, y finaliza último en el Magistral de Santiago (1º Cámpora). En 1984, en el Magistral de Casilda (Santa Fe), finaliza 8º, empatando con Roberto Cifuentes, Héctor Rossetto y Luis Bronstein.

Participó en la mayoría de los Abiertos de Mar del Plata hasta 1999. Habiendo sido su primer torneo de Mar del Plata en 1936, es un record digno del Guiness que haya jugado en el mismo certamen 64 años después.


Letelier en el 2006

Entre las innumerables anécdotas, citamos las siguientes, relatadas por él mismo:

Fui amigo de don Arturo Alessandri, quien resultó mi mejor ¨hincha¨. A menudo jugaba con él en (el Palacio Presidencial) de La Moneda. En una oportunidad, un dìa sábado llegaron dos agentes de investigaciones a buscarme a mi casa. No me encontraron. Volvieron varias veces, y así llegó el domingo. A primera hora mis requisitores me sacaron de la cama y fui a dar al Cuartel General de General Mackenna. ¨Son órdenes del Presidente¨, me dijeron. Estuve como dos horas detenido, en medio de mi asombro y mi inquietud. Por fin todo se aclaró. Vinieron de La Moneda a buscarme y me llevaron hasta donde don Arturo. Se había sentido con ganas de jugar ajedrez, y recurrió a lo que creyó más expedito para conseguirme. (4).

Cuando estábamos en Moscú jugando la Olimpíada, la Federación no envió los pasajes en avión para que regresáramos. Entonces, los periódicos de izquierda se fueron en eontra de la Federación por nuestro abandono. Publicaron en grandes titulares: "Cuatro chilenos se mueren de hambre en Moscú", y como destacado, "Duermen bajo los puentes del Volga". De inmediato el presidente hizo retirar esas publicaciones, prometiendo enviar los pasajes lo más pronto posible. (...) Fuimos en tren hasta Alemania, para abordar un barco que nos llevaría a Chile. El viaje duró 45 días. Pasamos por el Canal de la Mancha, por Estados Unidos, etc. (5)

1) La modalidad de ajedrez con ¨chicharra¨, muy popular en la época, consistía en que debía hacerse una jugada cada 5 segundos, cuando sonaba un timbre.

2) La vuelta al ajedrez en 90 años, Ángelo Guiñez Jarpa, Fundación Chilena de Ajedrez, Santiago, 2005, pág. 20/1.

3) Ibíd., pág. 23.

4) Ibíd.., pág. 27/8.

5) Ibíd., pág. 32.

Nota: Las fotos son gentileza de Angelo Guiñez Jarpa, autor del libro arriba citado. Las fotos históricas son de Sertal.


Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro