Fernando Arrabal cumple 85 años

por Nadja Wittmann
11/08/2017 – ¿Una persona de 85 años tiene que aparcarse en una residencia? ¡Bobadas! ¡Y menos si se trata de Fernando Arrabal! ¡85 es el nuevo 28! ¡A vivir! ¡A morder! ¡A pasear por los jardines de las delicias! ¡A dar vueltas en bicicletas y triciclos! ¡A dormir bajo puentes (alojado en hoteles de categoría)! ¡A disfrutar al máximo de la vida y nunca perder la juventud mental! ¡Que la salud y la alegría le acompañen muchos años más! Lo decimos también por puro egoísmo: ¡para tenerlo ahí y disfrutar de su creatividad y energía!

¿Por dónde anda el niño del cumple?

Así fue como comenzó el año 2017:

 

¡¿Y después?! ¡Pues muuuuuuuchísimas cosas!

Fernando Arrabal planteándose un año 2017 de viajes y gloria

Fernando Arrabal planteándose un 2017 de viajes y gloria

¿Últimamente? Pues, basta con leer sus tweets más recientes. Está viajando a lo loco-sano:

 

 

 

 

 

 

Y así sin parar...

Sí estuviese en Nueva York, por casualidad o por lo que fuere, hasta el día 13 de agosto se representará su obra de teatro "El jardín de las delicias"

____________________________________________________

The Plaxall: "El jardín de las delicias" de Arrabal 

Cartel "Jardín de las Delicias" por Fernando Arrabal en Nueva York 2017

www.dirtcontained.com

“El Jardín de las delicias"de Arrabal es una fiesta surrea-pata-pan-dada-sáfica en el corazón de la Gran Manzana"

Texto por el Teatro The Plaxall

Cuando la noche del viernes en el teatro The Plaxall se vivió el estreno, los espectadores parecieron “conmocionados por tan singular experiencia teatral”. Una obra que trata de las relaciones “de la mujer con la mujer precisamente hoy y ahora”.

 Y, sin embargo, la obra fue escrita hace medio siglo, durante la estancia de Arrabal en la cárcel madrileña de Carabanchel . "El Jardín de las delicias" explora la practica del amor a través del viaje fantástico, a lo Jerónimo El Bosco, de sus dos protagonistas.

En la obra asistimos a las juegos paradisíacos e infernales de las dos protagonistas. Con la fantasía  de lo poéticamente fenomenal. La obra encuentra inspiración en el tríptico de El Bosco. A pesar de haber sido representada a menudo internacionalmente no se estrenó en España hasta el año 2011.

El polifacético poeta y cineasta acudió como espectador a la función del estreno el viernes. El colectivo Artistas de la City (LIC-A por sus siglas en inglés) ha preparado una muestra temática sobre la producción del espectáculo, que se exhibe en el mismo espacio. Fernando Arrabal (Melilla, 1932), es un poeta y artista incombustible. Se hospeda en la habitación de un céntrico hotel neoyorquino . A sus pies Times Square y la manos gigantes de una poeta “colosal como el deslumbramiento”. A punto de cumplir los 85 años, Arrabal afirma: « Fueron realmente maravillosos esas mujeres y hombres, esos titanes, que eligieron el destierro y que colaboraron con el surrealismo o con dadá o con la patafísica para hacer un mundo diferente ¿y mejor?».

Arrabal regresa a Nueva York después de la crisis cardiovascular de 2013. Y ahora, como siempre, recorre las calles y avenidas de la gran ciudad “a lo loco”, a lo espontáneo, a lo súbito. Luce una camiseta con su imagen inserta en un cuadro de Courbet. (“El origen del mundo”). Hasta 2013 Arrabal viajaba todos los años a Nueva York. En 1959 llegó por primera vez becado por la Fundación Ford como una de las seis jóvenes promesas de la literatura europea con Tomlinson, Hugo Claus, Gunter Gras o Italo Calvino.

La extensa y prolífica trayectoria profesional del poeta surrealista, patafísico y más tarde fundador del Teatro Pánico, lo convierte en una figura clave de la historia cultural del siglo XX. Pero Arrabal rehúsa medirse con Duchamp, Dalí, Breton, Tzara, Warhol, Beckett y todos aquellos grandes artistas con los que compartió amistad y espacio creativo. «Ellos pensaron que probablemente  la posteridad no hablaría de sus obras. En mi modesto caso ¿solo se referirán al milenarismo?».

“La trama del “Jardín de las delicias” es embrujadora. Hay diferentes grados en ella, diversas galaxias o paraísos. Si el arte de la poesía es la ambigüedad elevada al nivel de sueños o pesadillas  (y, dicho sea de paso, este es el caso) entonces esta obra ¿es la más poética que se pueda imaginar?”.

El lenguaje flota, salta y centellea. La obra ha sido traducido por Helen Gary: con toda evidencia ha hecho un excelente trabajo. Hay una  deslumbrante locura de palabras cruzando lo etéreo :  como estrellas de diamantes.

La pieza como una confrontación se desarrolla en un edén/infierno. Los conflictos y el amor son los símbolos de la condición humana  a su nivel creador. “O, quizá el modo en que todos,  nosotros somos nuestro propio mensaje. Nos decimos que en todos nosotros hay una Lais alguien que necesita construir y controlar. Y una mujer que necesita destruir .”

Tan poliédrico como enigmático, el universo arrabalesco es un mundo dominado por la poesía, el juego, la representación . Arrabal se esquiva a la hora de tener que responder a la pregunta de saber quién hay detrás del escritor . «Aún hoy mis colegas vienen a verme como si yo fuera solo el hijo de mi padre.   Muchos cuando me rinden homenaje en realidad honran al condenado a muerte».

Poeta y apasionado de ajedrez defiende la buena salud de la creación mundial y obviamente de la española. «Muchos dicen lo mismo que Quevedo:   'Miré los muros de la patria mía'. Y solo ven excrementos , destrucción y desencantos. Pero quizás todos como Quevedo no quieren comprobar que viven codo con codo con Cervantes, Tirso, Lope o Góngora».

« Nadie ha ido tan lejos (según mi experiencia) ni ningún otro dramaturgo ha logrado antes  presentar este cataclismo trepidante y ordenado  en  las tablas. Este meteórico instante. Con la gracia de lo fantástico y la corteza de lo real”.

 Sobre lo que aún le queda por decir y hacer como artista, Fernando Arrabal afirma: «Tengo la impresión de que no me queda tiempo, de realizar lo mucho de lo que aún me queda por hacer. Pues solo soy un hacedor». Lo que deseo es que, aquí y ahora, el “Jardín de las delicias: «siga siendo una fiesta sáfica, surrealista, patafísica, pánica y dadaísta en el corazón de la Gran Manzana».

Bajo la dirección de Maria Swisher la obra es protagonizada por Tana Sirois (Lais), Maria Swisher (Miharca), Olivier Rinaud y Adam Giannonne.  Personajes que fueron creados hace medio siglo en el Théâtre Antoine de París por Delphine Seyrig, Marpessa Dawn, Bernard Fresson  y Jean-Claude Drouot.

____________________________

¡Feliz cumpleaños, Fernando Arrabal!

Fotos y reproducción de los tweets: por cortesía de Fernando Arrabal

Enlaces


Editora de la web de ChessBase con noticias en castellano
Feedback and mail to our news service Please use this account if you want to contribute to or comment on our news page service



Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro