Leontxo García desde Sochi

por Leontxo García
07/11/2014 – Carlsen destronó hace un año a Anand con tal autoridad que todos dieron por hecho el declive del pentacampeón del mundo, cuyos resultados en los torneos anteriores tampoco habían sido brillantes. Pocos meses después el indio sumó otra hazaña más a su brillantísima carrera: ganar el Torneo de Candidatos con claridad a los 44 años. Previa...

ChessBase 15 - Mega package ChessBase 15 - Mega package

Find the right combination! ChessBase 15 program + new Mega Database 2019 with 7.6 million games and more than 70,000 master analyses. Plus ChessBase Magazine (DVD + magazine) and CB Premium membership for 1 year!

Más información...

Campeonato del Mundo 2014 en Sochi

El duelo que nadie esperaba

Yo también pensé que la carrera del Rápido de Madrás en la superélite había terminado. Recuerdo que tras la entrevista con él al día siguiente de ser destronado en Chennai, con la grabadora ya cerrada, le sugerí: “Si quieres seguir jugando, quizá deberías hacerlo sólo en los torneos que te gustan, y renunciar al ciclo del Campeonato del Mundo”. Me miró sorprendido, sonrió y contestó: “Aún no lo he decidido, pero no me quieras tan mal, Leontxo”.

Mi sugerencia tenía la mejor intención, porque es lo que yo hubiera hecho en su lugar: sacudirme de encima la enorme tensión nerviosa y las presiones deportivas, políticas, mediáticas y económicas [aunque Anand ha ganado dinero más que suficiente para vivir muy bien el resto de sus días] que conlleva el ciclo del Mundial y luchar sólo en los torneos que me apetezcan, de vez en cuando. Pero, a pesar de que ya ha ganado el Mundial en tres formatos distintos (eliminatorias largas y cortas, y torneo de liga), Vishy decidió saltar de nuevo a la arena de los gladiadores de élite (más de 2.700 puntos Elo), entre quienes sólo hay cuatro con más de 40 años: Anand, Adams, Guélfand e Ivanchuk.

Se supone que el excampeón y ahora aspirante cuenta con dos factores psicológicos favorables: ya no siente el peso de la corona y esta vez la presión de los medios de comunicación indios no será ni la décima parte de lo que sufrió en Chennai. Pero he escrito “se supone” porque cuando le pregunté por ello ante el público durante la Final de Maestros de Bilbao noté claramente que a él no le gusta hablar de eso, ni siquiera un año después, como si todavía no hubiera podido asumir del todo la derrota.

Aronian y Anand en Bilbao 2014

Levon Aronián y Vladímir Krámnik, con quienes hablé esta semana en Moscú durante el Memorial Petrosián, coinciden en que la psicología es el primer factor decisivo del nuevo duelo. “Para Vishy es fundamental lograr la iniciativa en las primeras partidas y mantenerla, que no sea Magnus quien marque el camino de las partidas. Si lo consigue, la pelea puede ser muy dura”, me explicó el armenio. Krámnik fue aún más claro, en la misma línea: “El principal error de Vishy en Chennai fue permitir que Carlsen llegase a esas posiciones secas donde es el mejor del mundo sin duda alguna, y quizá el mejor de la historia. Para ganarle es fundamental complicar el juego, obligarle a arriesgar y a calcular variantes con mucha precisión. En la medida en que Anand logre eso, tendrá sus oportunidades, porque yo creo que Carlsen juega más incómodo contra rivales de mi generación que de la suya”.

Vladimir Kramnik y Levon Aronian

Tanto Aronián como Krámnik discreparon conmigo en cuanto a la importancia del factor físico, lo cual me sorprende mucho, porque a mí me parece evidente: Anand es 21 años mayor; Carlsen, como el año pasado, hará cuanto pueda para que las partidas sean muy largas; es obvio que la resistencia física del noruego es mayor, aunque también es cierto que Anand siempre ha mantenido dos horas de gimnasio diarias en su preparación. Por otro lado, no es menos cierto que lo psicológico y lo físico van muy unidos: si el marcador le es favorable o está igualado, Anand resistirá mucho mejor el cansancio porque estará muy motivado para vaciarse.

En todo ello venía yo pensando en el vuelo de Madrid a Moscú, donde paré tres días para acudir al Memorial Petrosián, organizado en condiciones de gran lujo por la empresa armenia Tashir (Petrosián era armenio). En la fiesta de inauguración me encontré con la madre de Kaspárov, Clara Shagenovna, en gran forma, haciendo honor a la energía descomunal que siempre tuvo, y que transmitió a su hijo. Pero más impresionante aún fue hablar con Yuri Áverbaj, quien a punto de cumplir 93 años -¡casi medio siglo más que Anand!- conserva una agilidad mental impresionante a pesar de que apenas ve y también tiene mermada su capacidad auditiva. Gran maestro, entrenador, presidente de la Federación Soviética, director de la revista Shájmaty durante media vida, escritor, conferenciante, historiador de primera fila mundial… Áverbaj debería tener el derecho a no morirse. Dos días después tuvo la extraordinaria amabilidad de ejercer de guía de lujo mientras mi colega Dirk Jan Ten Geuzendam (New in Chess) y yo visitábamos el espléndido Museo del Ajedrez en el mítico Club Central, situado en el bulevar Gogolevsky, así como su impresionante biblioteca.

Clara Shagenovna, la madre de Kasparov (Foto: Nadja Wittmann, ChessBase)

También fue muy amable –y con mucho mérito, porque más de una vez ha sido objeto de mis críticas- el vicepresidente de la FIDE Israel Gélfer, con quien me encontré en el vuelo Moscú-Sochi. La FIDE tiene doce vicepresidentes (sin contar los honorarios, que incluyen ahora al español Javier Ochoa de Echagüen como una de las prebendas por haber votado al ínclito Kirsán Iliumyínov el pasado agosto), pero las opiniones de Gélfer son especialmente interesantes porque lleva ahí desde los años ochenta. Y me sorprendió su sinceridad: “Ahora tenemos un problema grave con el Mundial femenino; no hay forma de lograr un patrocinador. Y este caso es una muestra clara de uno de los grandes puntos débiles de la FIDE. Todas las personas o empresas que hemos contratado para encargarse de buscar patrocinadores han fracasado”. Como le prometí que el resto de la conversación sería confidencial, y siempre respeto ese tipo de acuerdos, sólo recordaré aquí una vez más mi opinión sobre el asunto: Iliumyínov no ha logrado un solo patrocinador internacional corporativo en 19 años porque su imagen pública es nefasta, por su pretendido secuestro por extraterrestres y por su reivindicada “amistad” con los sanguinarios Sadam Hussein, Gadafi y Assad. No tiene sentido que una multinacional quiera mezclar su imagen con la de Iliumyínov.

Mi llegada a la Villa Olímpica de Sochi, donde se juega el Mundial, empezó con una frustración y una gran alegría. Las medidas de seguridad alrededor del enorme complejo de pabellones son dignas de una central nuclear, lo que me impidió visitar la sala de juego y recoger mi acreditación. Pero en la cena de anoche se me quitó el cabreo: de pronto, alguien a quien llevan en una silla de ruedas se para al llegar a la altura de mi mesa, y pronuncia mi nombre. Le miro, y tardo unos segundos en reconocerlo: ¡¡Borís Spassky!!

Boris Spassky en 2007 en el mercado de Portugalete

Leontxo García y Boris Spassky en Bilbao en 2008 (Foto: Nadja Wittmann, ChessBase)

Spassky en Bilbao (Foto: Nadja Wittmann, ChessBase)

Spassky en 2008 (Foto: Nadja Wittmann, ChessBase)

Hemipléjico (tiene paralizada la mitad izquierda del cuerpo) y muy avejentado, pero con buen funcionamiento mental, el excampeón del mundo, de 77 años, se escapó en agosto de 2012, ayudado por su actual compañera, Valentina, de la casa que compartía con su esposa, Marina, en París, y reside ahora en Moscú. Como todos los excampeones del mundo, ha sido invitado por la FIDE a Sochi. “Recuerdo muy bien los momentos que he pasado contigo”, me dice de inmediato. “Sobre todo, la visita a las trincheras de la Guerra Civil en Alcubierre [Huesca] en 2009”, añade con total precisión antes de despedirse. Hoy me ha invitado a sentarme a su mesa en el desayuno, me ha contado que está escribiendo sus memorias, y la conversación ha ido ganando en interés hasta que Valentina la ha cortado en seco: “Este desayuno va a ser largo, y seguro que usted tiene mucho trabajo. Es mejor que se vaya”.

Boris en junio de 2013 (Foto: Eteri Kublashvili)

Pues eso, que me voy, a la rueda de prensa con Carlsen y Anand, y a la ceremonia de inauguración, donde seguro que capto muchas más cosas interesantes para mis lectores. Lo fundamental en un Campeonato del Mundo son, por supuesto, las partidas. Pero no todas suelen ser apasionantes para el aficionado medio. Sin embargo, en los pasillos siempre pasa algo que merece la pena contarse. Hasta pronto.

Leontxo García

La rueda de prensa en directo en la web oficial

Enlaces

Twitter




Es periodista deportivo, especializado en ajedrez, de cuyas virtudes es gran comunicador y difusor.
Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro

Carlos Peñaloza Carlos Peñaloza 08/11/2014 05:05
Pienso que campeonato del mundo debería realizarse cada dos años. Al igual que el de mujeres. Así habría descanso para los jugadores y más facilidad para conseguir patrocinadores.
1