"No hubo ningún 'fracaso humano'"

29/03/2005 – En el Primer Campeonato Mundial Hombres – Máquinas disputado hace poco tiempo en Bilbao el equipo humano (Topalov, Ponomariov, Karjakin) sufrió una derrota brutal e inesperada contra sus colegas de sicilicio (Deep Junior, Hydra, Fritz) por el resultado de con 3,5:8,5. ¿Llevan ahora las máquinas la voz cantante? El Dr. Robert Hübner opina lo contrario. Por un lado, desde el punto de vista ajedrecístico no hubo ningún "fracaso humano" porque las partidas no se decidieron por pérdidas torpes de material sino debido a otros factores. No obstante, según Hübner no debería resultar imposible lograr por lo menos tablas realizando un juego sólido. Pero, por otro lado, es muy difícil superar la fuerza de defensa de las máquinas que nunca flaquea. El GM alemán de primera fila nos esclarece de manera muy instructiva los puntos críticos de estas interesantes partidas. El artículo completo (traducido al castellano)...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Reflexiones sobre el enfrentamiento hombres contra máquinas
Por Dr. Robert Hübner

Hace poco tiempo tuvo lugar en Bilbao una medida de fuerzas amplia y profunda entre los jugadores humanos y las máquinas. Fue, que yo sepa el primer acontecimiento de este tipo. La humanidad fue representada por Topalov, Ponomariov y Karjakin y en el bando de programas de ajedrez participaron DEEP JUNIOR, FRITZ, HYDRA. Empezaron por el sistema Scheveningen: cada uno de los seres humanos se enfrentó con cada uno de los programas. De esto resultaron nueve partidas. Después se añadió otra ronda más por medio de sorteo de manera que al final hubo doce partidas en total. El plazo para reflexionar era de dos horas por 40 jugadas y después una hora para el resto de la partida.

El resultado final fue triste para los humanos, pues para ellos terminó +1 –6 = 5 o bien 3½ : 8½.

Alguno que otro se preguntará cómo se puede valorar este resultado. ¿Es que ahora los programas logran superar a los conocimientos ajedrecísticos de los fuertes Grandes Maestros? ¿Fue la postura errónea de expectativa y de lucha que impidió que los hombres desarrollasen su plena fuerza de juego? ¿O hubo otras razones prinicipales para la parcialidad del resultado?

Para pisar sobre seguro es indicado echar un vistazo a las partidas antes de nada. Hace falta examinarlas con respecto a sus propiedades estructurales. Intentaré fijarme lo menos posible en los detalles. Me parece más importante la impresión general que deja el estilo juego en ambos lados.

1.  Ponomariov – HYDRA

-Posición después de 16.Te1-

Ponomariov ha aspirado una posición cerrada. Esto sigue pareciendo un sistema apropiado contra los programas de ajedrez como demuestra la próxima jugada de las negras. Las negras jugaron la jugada inútil 16...Ag5. A mi después de una preparación adecuada 16...f5 y g7-g5 y f5-f4 me parece la forma correcta de proceder.

Las blancas aquí, sin embargo, actuan de manera muy optimísta. Con 17.a4 resucitó al alfil de las casillas blancas de las negras: 17...ba4: 18.Ta4: Ab5. Después de 19.Ta3 Cf6 de hecho tenía la audacia de incorporar a su alfil de rey en el ataque en el flanco de damas: 20.Af1. Está claro que el cambio de alfil de las casillas blancas debiliza la posición de manera siniestra. Quizá no creía capaz a su oponente de incorporar al peón “h” en el ataque.

No es tan fácil indicar en el diagrama la continuación más prometedora después de 16...Ag5 porque las blancas no tienen ventaja alguna. Pienso que 17.f4 aquí sería la jugada más prometedora. Después de 17...ef3: 18.Cf3: las blancas entran en un juego bastante efectivo y si la posición se mantiene cerrada, las blancas se podrán dedicar con toda tranquilidad a la tarea de abrir la columna “a”. Jugando contra un programa también se podría tomar en consideración la continuación 17.a3 yt Ta1-a2 y Dd1-a1 para preparar a3-a4. Aún se podrían realizar algunas jugadas parecidas como 16...Ag5.

Después de 16...Ag5 17.a4 ba4: 18.Ta4: Ab5 19.Ta3 Cf6 20.Af1 siguió 20...a6 21.Da1 Tab8 22.Ab5: ab5: 23.Ta7 Dc8 24.Da6 De6 25.Ta1 h5

-Posición-

Las blancas ahora jugaron 26.Tc7; después de 26...h4 27.Tc6: Df5 28.Da2 (28.Tf6: tampoco es lo suficiente porque el alfil blanco de las casillas es demasiado impotente) 28...Cg4 las blancas pronto recibieron mate.

En vez de 26.Tc7 es imprescindible que se realice 26.h4. Después de 26...Ah6 (26...Ah4: no debería ser correcto) 27.Cf1 g5 28.hg5: Ag5: 29.Da2 y Da2-e2 las blancas se pueden defender.

Ponomariov – HYDRA para reproducir...


2. FRITZ – Karjakin

-Posición después de 12.f3-

Las blancas jugaron 12...Ae6. Me parece que un cambio de damas sería más sólido. Después de 12...De2: 13.Ae2: Ae6 14.Ab2 Ae7 la posición de las blancas en principio es sana.

La continuación de la partida 12...Ae6 13.Ab2 d5 14.cd5: Cd5: 15.0-0-0 Dg5 será jugable; las blancas probablemente podrán equilibrar las debilidades en la estructura de peones con un juego activo de piezas. Pero, para ello hace falta una exactitud tremenda y las negras no se puede permitir realizar jugadas descuidadas.

-Posición después de 21.Ac4-

Las negras jugaron 21...Ad6. A mi me parecería adecuado 21...a5. La partida después de 21...Ad6 continuó con 22.Ce4 The8 23.Cd6: Rd6: 24.The4; ahora la situación de las blancas ya es practicamente desesperada.

FRITZ – Karjakin para reproducir...


3. DEEP JUNIOR – Topalov

-Posición después de 9...Ce4-

Las blancas jugaron 10.a3. Para mí es difícil de comprender por qué renunciaron a 10.Da4, como en la partida inicial de L. Paulsen – Rosenthal, en Baden-Baden en 1870. Existen las posibilidades siguientes:

I 10...Ae7 11.Ac6:+ bc6: 12.Dc6:+ Rf8 (12...Ad7 13.Dd5: Cc5 14.Cc3 es sin esperanzas para las negras) 13.Cc3 Cc3: 14.Dc3: Las blancas tienen un sano peón adicional.

II 10...a5 es más fuerte.

A)    11.a3 Ae7 12.Ac6:+ bc6: 13.Dc6:+ Ad7 14.Dd5: siguió en la partida citada por arriba de L. Paulsen – Rosenthal, en Baden-Baden en 1870. Ahora las negras podrían haber iniciado un contrajuego más eficaz con 14...Cc5 (él jugó 14...Cg5?) 15.Cc3 c6 14.Dc4 Ae6.

B)     11.Ac6:+ bc6: 12.Dc6:+ Dd7 (12...Ad7 13.Dd5: Cc5 14.Rg1 es insuficiente para las blancas), y ahora:

Ba) 13.Da8: Db5+ 14.Rg1 0-0 conduce a una situación confusa

Bb) 13.Dd7:+ Ad7: 14.a3 Ab5+ 15.Rg1 Ae7. Las negras tienen compensación por el peón sacrificado y las blancas tienen delante una lucha sin alegría por el empate.

La jugada de texto es mala. Llama la atención que las blancas evitan a toda costa el cambio de su alfil de las casillas blancas también en el cambio que sigue.

En la continuación de la partida las negras establecen una estructura sólida.

-Posición después de 20.Ae1-

Las negras continuaron 20...h5 21.Ch2 h4. La maniobra sirve para hacer imposible la ruptura h3-h4 para siempre e impide la pérdida del peón después de f2-f3. Pero, de esta manera las negras también pierden posibilidades dinámicas y las blancas pudieron sobrevivir.

DEEP JUNIOR – Topalov para reproducir...

4. Karjakin – DEEP JUNIOR

En esta partida karjakin consiguió aprovechar de manera perfecta las debilidades estructurales en los conocimientos de su oponente.

-Posición después de 10.Cd5-

Las negras jugaron 10...Ad5: En posiciones de este tipo siempre es recomendable mantener el alfil de las casillas blancas en todo caso si no hay ninguna desventaja visible. Yo habría preferido 10...Cd5: 11.ed5: Af5.

Después de 10...Ad5: 11.ed5: Cbd7 12.Ae2 (entra en consideración 12.Ca5) las negras deberían haber jugado 12...a5 para ganar apoyo en las casillas negras del flanco de damas. La continuación 12...Tc8 fue menos exacta aunque evitaba 13.Ca5 porque 13...Tc2 es desagradable para las blancas.

Siguió 13.c4 y ahora remataron las negras 13...h4. Esto parece ser una pérdida de tiempo. (Mejor 13...b6, para evitar Cb3-a5.) Después de 13...h4 sucedió 14.0-0 h3 15.g3 0-0 16.Ca5 Dc7 17.b4

-Posición después de 17.b4-

y la posición ya es desesperada para las negras desde el punto de vista estructural y las blancas solo deben tener cuidado de no cometer errores graves. Y eso fue lo que hizo.

Karjakin – DEEP JUNIOR para reproducir...


5. Ponomariov – FRITZ

Las blancas establecen una estructura fija. Escogen la variante de cambio en la India de Rey. Obtienen algunas buenas posibilidades pero, no basta para ganar.

-Posición después de 20...Rf8-

Aquí parecerá más prometedor la continuación 21.a4 que la jugada de la partida 21.Tdc2. La jugada del texto permite a las negras el ataque a5-a4-a3. Después lograrán mantener el contrajuego contra el peón en a2 durante toda la partida. Comparemos la posición siguiente:

 

 

 

-Posición después de 38...Tg8-

Las blancas jugaron 39.Rf1 y las negras se defendieron con 39...Tge8; las blancas no pueden avanzar. Sin embargo 39.Ae5 tampoco basta para ganar. Después de 39.Ae5: Ae5: 40.Te5: Te5: 41.Te5: Tg1 42.Th5 Ta1 43.e5 Ta2:+ 44.Rd3 Ta1 45.Th7:+ Rd8 46.Th8+ Rd7 47.Ta8 a2 48.Re2 Re7 las blancas no pueden avanzar.

Ponomariov – FRITZ para reproducir...


6. Topalov – HYDRA

Topalov se esfuerza para conseguir dos metas: Mantener la posición cerrada y tener la oportunidad de atacar al rey. Desde mi punto de vista, sigue sus planes de manera no muy sana y demasiado exclusiva, pero, el éxito le dio la razón.

-Posición después de 14...d4-

Las blancas jugaron 15.h4. Tengo que admitir que la posición que resulta después de 15...dc3: 16.bc3: Ad3 no me parece agradable para las blancas. También después de la continuación de la partida 15...d3 16.Ab3 no me habría sentido especialmente a gusto pero, las negras desvelan su desamparo en posiciones de este tipo de manera drástica: ¡16...Dc7 17.a4 Dc8 fue su intento para afrontar los problemas posicionales!

Las blancas rodearon al peón en d3 sin problema.

-Posición después de 31...h6-

Las blancas jugaron 32.Af2 y ahora las blancas siguieron con 32...h5. Quizá 32.h5 es más prometedor que la jugada de texto.

Parece interesante la pregunta si las blancas podrían ganar el final que surgió más tarde por medio de un cambio de damas.

-Posición después de 47...Re8-

Aquí una continuación lógica sería 48.Dd3 Dd3:+ (las blancas no se pueden mantener firmes si intentan eludir el cambio de damas) 49.Rd3: El plan de victoria de las blancas consiste en el procedimiento siguiente: Llevar el Rey a f3, jugar g3-g4, f4-f5 y fijar al alfil de las negras con f5-f6 para siempre en f8. Ahora se acerca el Rey a la casilla a4, se juega Ac3xa5 y en el caso de que las blancas renunciasen a b6xa5 seguiría con Aa5xb6, Rb7xb6, b2-b3 y ganando.

La dificultad para realizar esta idea es que las blancas no deben dejar escapar al alfil del oponente a c1 en caso de f4-f5. Les dejo a ustedes la tarea de estudiar esta posición con más detenimiento.

Topalov – HYDRA para reproducir...


7. DEEP JUNIOR – Ponomariov

Tenemos sobre el tablero una variante de la teoría moderna. La idea de las negras no está mal pero el secreto de la posición es difícil de entender: Las blancas se han enrocado en el flanco de dama y las negras en el de rey y en ambos casos las posibilidades del jugador para desplegarse y atacar están en el flanco de su propio enroque porque allí está debilitando la estructura de peones del adversario.

-Posición después de 17...De8-

Las blancas lograron un empate sólido.

DEEP JUNIOR – Ponomariov para reproducir...

 

8. HYDRA – Karjakin

-Posición después de 14.Ch4-

Las blancas han llevado a cabo la apertura de manera sana y han conseguido una posición completamente equilibrada. Aquí, sin embargo, jugó 14...Te8; lo cual me parece un poco inexacto.

 

El procedimiento estándar conocido consiste en 14...h6

I 15.Cg6: fg6: 16.Ae3 Le3: 17.Ce3: Rh7 con compensación.

II 15.Af6: Df6: 16.Cf5 Cf4 y luego Rg8-h7 y g7-g6. Las blancas están en una posición adecuada.

Después de la jugada de texto crece la oportunidad para pequeñas complicaciones.

-Posición después de 21.Tad1-

Las negras jugaron 21...d5, pero, después de 22.Cf3 la posición se pone difícil inesperadamente:

I 22...de4: 23.Te4: Dd5 24.a3 con la amenaza desagradable de 25.De2; las blancas tienen una ventaja considerable.

II 22...c6 23.a4 Dc5 24.ed5: Dd5: 25.Te4 conduce a la misma estructura que I.

III 22...d4 23.c4 Dd7 24.b4 naturalmente tampoco es agradable para las negras.

IV En la partida intentó 22...Te6, pero, después de 23.c4 dc4: 24.dc4: De8 25.c5 su posición ya era practicamente desesperada.

De todo eso resulta que las negras mejor habrían renunciado a 21...d5. Después de 21...Dd7 seguido de Dd7-e7 ya no deberían tener dificultades para mantener la posición equilibrada.

HYDRA – Karjakin para reproducir...

 

9. FRITZ – Topalov

Esto fue la única derrota de Topalov.

-Posición después de 8.0-0-

Las negras han logrado una posición agradablemente cerrada pero, aquí jugó en analogía a la partida DEEP JUNIOR – Topalov 8...g5. Esto no me gusta nada. Creo que las posiciones que aparecen sobre el tablero en 8...Ae7 9.Te1 cd4: 10.cd4: Db6 11.Cb3 a5 12.a4 Cb4 para las negras son mucho más faciles de tratar que las estructuras que surgieron después de la jugada de texto.

Después de 8...g5 9.Ab1 g4 10.Ce1 en mi opinión las negras deberían haber admitido la continuación 10...cd4: 11.cd4: Cd4: 12.Dg4: Cc6 13.f4 Db6+ 14.Rh1 Cc5 con unas consecuencias difíciles de prever. Jugó 10...h5, y la respuesta fue 11.Cb3. Ahora ha surgido una estructura extremamente incómoda para las negras: Su flanco de rey ha sido debilitado bastante. Siempre tiene que preocuparse de que las blancas no puedan abrir la línea “f“ para así conseguir una ventaja.

-Posición después de 20.Ac2-

Las negras se han recuperado un poco porque han logrado llegar a f7-f5. Su próxima jugada fue 20...h4; pero, esto no sirve de nada aparte de debilitar la cadena de peones en el flanco de rey. Después de 21.Ad2 Ac7 22.Ad1 Tg8 23.a3 a4 24.f3 gf3: 25.Af3 las negras se quedaron con debilidades en ambos flancos y no lograban mantener cerrada la posición a largo plazo.

En vez de la jugada de texto se podría poner en consideración la continuación 20...Cb4, para quitar el caballo desagradable de d3. Tanto después de

I 21.Cb4: Db4: 22.Ad2 Db2: 23.Ab3 Da3 24.Dd4: Aa7, como después de

II 21.Te2 Cd3: 22.Ad3: Aa7 las negras tienen las mejores previsiones como sucedió en la partida.

FRITZ – Topalov...
 

10. HYDRA – Ponomariov

-Posición después de 21.Cd4-

Las negras han conseguido una estructura agradable que corresponde a los deseos de cualquier jugador que opta por la Defensa Siciliana. Tiene en su mano la casilla e5 y en general tiene un buen control de las casillas negras importantes, sobre todo porque ha desaparecido el alfil de las casillas negras de las blancas.

Aquí jugó 21...Rh8. No veo el porqué de esta jugada. No hay nada en contra de la continuación 21...Cc4. Después de 21...Cc4 22.Ac4: (La continuación 22.De2 Cb2 aquí no tendría sentido para las blancas) 22...Tc4: 23.Cde2 Ae5 y se avecinan buenos tiempos.

A 21...Rh8 siguió 22.Th3, y ahora las negras jugaron 22...Cc4; recibiendo como respuesta 23.De2 y luego 23...Ad4:.

De hecho fracasa 23...Cb2: por 24.e5 de5: 25.fe6: fe6: 26.Ah7: Tc3: 27.Tc3: Rh7: 28.De4+ Rg8 (la continuación 28...g6 no inspira mucha confianza) 29.Da8: ed4: 30.Tc7 Dc7: 31.De8:+ Rh7 32.Tf3. En caso de duda naturalmente se fiará uno de éste oponente que la captura en b2 no trae suerte.

Después de la jugada 23...Ad4: la posición es de doble filo. Siguió 24.Ac4: Ac3:; ahora la estructura de peones de las blancas en el flanco de dama está rota pero mantiene posibilidades de ataque.

-Posición después de 30.c4-

Aquí las negras jugaron 30...b5. La jugada no es incorrecta pero, una centralización sólida es más segura. Después de 30...De5 ni la continuación 31.Tfh4 h5 ni 31.Dc1 Rg8 le sirven de algo al bando blanco.

La respuesta a 30...b5 fue 31.Dc1, y ahora atacaron las negras 31...h5. Después de 32.g4 sin embargo, pronto se cayó la posición. Con 31...Dg5 o bien con 31...De5 se podía oponer resistencia.

Esto fue una derrota un poco desgraciada. Las negras no jugaron mal pero, no lograban mantenerse firmes contra la presión constante.

HYDRA – Ponomariov para reproducir...

11. Karjakin – FRITZ

Poco se puede decir acerca de esta partida. Durante 25 jugadas se realizó una variante teórica bastante fuerte que probablemente ha sido desarrollada hasta este punto con el uso extremo de un ordenador. Más tarde apareció sobre el tablero una posición muy difícil, abierta, llena de táctica que probablemente era ventajosa para las negras.

-Posición después de 25.Af4-

La agudeza radica en que las negras después de 25...Df4: 26.Db5+ Rd8 (26...Re7 27.Cc6+ Ac6: 28.Ta7+ Rd8 29.Db6+ lleva a mate) 27.Cc6+ Ac6: 28.Thd1+ van a la ruina.

Pero, las negras jugaron 25...Ad6, y después de 26.Ad6: Dd6 la situación para las blancas es difícil. Su rey no tiene la debida seguridad y el caballo del oponente en e4 es muy eficaz.

Las blancas se decidieron quitar el peón desagradable de la casilla f3. Jugó 27.Df3:. Quizá 27.Cc4 ofrece mejores posibilidades. Después de 27.Df3: sucedió 27...Cg5: 28.Dd3 Ce4, y quizá aquí también 29.Cc4 es la continuación más fuerte. Las blancas jugaron 29.The1 y hubo 29...Dh2+ 30.Te2: Dh4: con más complicaciones.

-Stellungsbild nach 35...Sf6-

Aquí se desmiente 36.Tgf2 con 36...Ta8 37.Tf6: Dh2+ 38.T1f2 Ta2+. Lo más prometedor parece probablemente la defensa pasiva por medio de 36.Tc2 Ta8 37.De2. Pero, las blancas intentaron 36.Dc5. Ahora fracasa 36...Ag2: en 37.De7, y la continuación 36...Ta8 37.De7 Ta2+ 38.Rc1 Ta1+ 39.Rb2 Ta2+ conduce a tablas. Las negras jugaron 36...De4, pero, las blancas se dieron cuenta de eso y contestaron con 37.Tf6:. lo cual no parece ser completamente sin esperanza para las blancas:

I 37...Rf6:? 38.Tf2+ naturalmente es falso por: 38...Re5: 39.Dc7 mate.

II 37...Dg2:+ 38.Tf2 Tc8 39.Dd4 De4 40.Tf7:+ Rg8 41.De4: Ae4: 42.Tf6 h5 43.Th6 h4 44.Th5 con probabilidades de sobrevir.

III 37...De5: 38.Tgf2 Ta8 39.Tf7:+ Rg6 40.T7f6+ Rh5 41.Dd4 Ta2+ 42.Rc1 lleva a una situación confusa.

Pero, las negras obtuvieron una posición ganadora con la jugada 37...Ta8:

I 38.Tf7:+ Rg8 39.Tg7+ Rh8 40.Th7+ Dh7: 41.Tf2 Dg7, y a largo plazo ganarán las negras.

II 38.Tg6+ Rh7 39.Th6:+ Rh6: 40.Cf7:+ Rg6 41.Tg5:+ Rf7: fue lo que pasó en la partida. En esa posición no se le puede al rey negro. Por ejemplo, 42.Dc7+ Re8 43.Dg7+ (43.Dc5+ se detendrá con 43...Re8) 43...Re8 44.Dh8+ Re7 45.Tg7+ Rd6 46.Dh2+ e5, etc.

Para un hombre a quién solo queda poco tiempo es imposible calcular tales posiciones con seguridad y confianza en si mismo hasta el final mientras la máquina no tiene dificultades algunas para hacerlo. Justamente es este tipo de posiciones de vasta ramificación la cual requiere un cálculo muy exacto que se teme tanto y suelen evitar los hombres a toda costa en los enfrentamientos con las máquinas. Tanto más deberíamos alabar al jugador de las piezas blancas quien intentaba jugar al ajedrez de la mejor manera posible sin dejarse impresionar por su oponente ni adaptando su estilo de juego miedosamente a las circunstancias.

Karjakin – FRITZ para reproducir...

12. Topalov – DEEP JUNIOR

Se muestra, como en la partida de Karjakin, que la máquina trata de manera insuficiente las complicadas estructuras sicilianas en las que no es muy exacto el cálculo a la hora de escoger la jugada. Después de 20 jugadas las negras tienen una posición perdida.

-Posición después de 20.Ca2-

Ahora se muestra cuantas fuerzas consume la lucha contra un oponente que no percibe presión alguna cuando está en una situación tensa sin derrumbarse. Las blancas logran mantener su ventaja durante 20 jugadas pero, al final, se pierden.

-Posición después de 41...d3-

Las blancas aquí encontraron otra jugada excelente: 42.Te4.

42.Ac3 sería más comprensible pero, probablemente no lograría su propósito. Después de 42...Ac3: 43.Rc3: las negras tienen la baza 43...d2, y ahora:

I 44.Td2: Tf3:+ 45.Td3 Tf4 46.Td4 Tf3+ 47.Rb2 Th8

A)    48.Tde4 Th2+ 49.T1e2 Te2:+ 50.Te2: Tg3. La situación está bastante confusa.

B)     48.Te2 Thh3 49.Tde4 Tb3+ 50.Rc2 Tbc3+ 51.Rd2 Tcd3+ 52.Re1 Th1+ 53.Rf2 Th2+ 54.Rf1 Te2: 55.Re2: Ta3:, y las negras deberían estar en condiciones de mantenerse firmes.

II 44.Td1 Th4 45.f4 Th3+ 46.Rd4 Ta3: 47.Tdd2: Ta4 48.Tb2 a5 49.f5

A)    49...Tb4: 50.Tb4: ab4: 51.fg6: fg6: 52.Tf7+ Re8 53.Tg7, y ganan las blancas.#

B)     49...Th8 50.fg6: fg6:

Ba) 51.ba5: Th4+ 52.Re3 Ta3+ 53.Re2 Tc4: con situación confusa

Bb) 51.Th2 Th2: 52.Th2: ab4: 53.Th7+ Rc8. Las negras tienen buenas chances para salvarse .

Bc) 51.Tf7+ Re8 52.Tf4 ab4: 53.Te2+ Rd7 54.Tf7+ Rc8. Esa posición también es confusa. El peón “b“ siempre les deja contraprevisiones a las negras.

La jugada de la partida 42.Te4 fue contestado por 42...Th1. Ahora las blancas metieron la pata: Jugaron 43.Tf4, y después de 43...Ae5 44.Tf7:+ Re8 45.Tb7 Tb1+ 46.Ra4 Tb2 las negras recibieron un contrajuego que bastaba para firmar tablas.

En vez de 43.Tf4 las blancas deberían optar por jugar 43.Ae3. Las negras tienen que intentar 43...Tb1+ 44.Ra4 Ac3.

-Posición después de 44...Ac3 (análisis)-

I Ahora la continuación 43.c5 dc5: 44.bc5: es tentadora pero, después de 44...Tb5 las negras otra vez reciben contrajuego (47.Tc4 Ae1).

II 45.Th2 es la continuación correcta. Ahora las negras deberían fracasar porque a Tf1 sigue 46.Rb3, y después de 45...Th8 46.Th8: Ah8: 47.c5 se impone la pareja de peones blanca avanzada en falange.

Siendo el bando blanco en la fase final de esta partida uno no puede encontrar soluciones adecuadas por la mera ayuda de la intuición posicional. Es preciso que realice un trabajo de cálculo muy complicado, concreto y de vasta ramificación para encontrar el camino hacia la victoria. Casi siempre tiene esta pinta la fase final en las posiciones ganadoras contra los programas fuertes de ajedrez y esto es lo hace tan difícil imponerse después de todo.

En estas situaciones, el material sigue igualado pero es hora para componer todas las impresiones coleccionadas y imponerse.

Cuando los fuertes maestros se enfrentan a programas siempre temen especialmente dos cosas como causas de sus derrotas: Por un lado tienen miedo de que vayan a cometer descuidos graves y por el otro lado que vayan a tener una posición desesperada ya después de la apertura por falta de conocimientos de libro. Sin embargo, ninguna de las seis derrotas que sufrieron los hombres en Bilbao se debieron a ello. No hubo ningún 'fracaso humano' en el campo de la táctica. Una de las partidas (Karjakin – FRITZ) fue perdida por haber escogido mal la apertura, pero, el problema fue un exceso de conocimientos de teoría y no la falta de los mismos.

En otra partida (Ponomariov – HYDRA) el hombre parecía tener poca consideración a su oponente de manera negligente. Al parecer, no le creía capaz de organizar y llevar a cabo un ataque al rey de manera sensata.

En las otras cuatro partidas pérdidas los jugadores de carne y hueso, sin embargo, poco a poco fueron superados porque no podían cumplir con los requisitos de la posición cometiendo demasiadas inexactitudes. En las partidas FRITZ – Karjakin y HYDRA – Karjakin las negras no lograron coordinar la estructura de peones y de piezas de manera adecuada. En la partida FRITZ – Topalov las negras escogieron una posición demasiado vacilante, arriesgada con una estructura de peones avanzados y en la partida HYDRA – Ponomariov las negras optaron por decisiones malas en algunos casos a la hora de defenderse contra el ataque de rey aunque su posición en general fue muy sana.

¿Significa esto que los programas de juego son actualmente superiores a los hombres en cuestiones de entendimiento general de juego y el tratamiento estructural de las posiciones? Lo dudo. Hubo una victoria muy convincente de los hombres (Karjakin – DEEP JUNIOR), que se debía a la mejor vista de los requisitos posicionales de la posición. También en la partida Topalov – DEEP JUNIOR las blancas consiguieron una posición ganadora gracias a su superioridad a la hora de componer la posición y en la partida Topalov – HYDRA por lo menos estuvo cerca a la victoria y eso desde una posición inferior.

Si los hombres logran adquirir el esfuerzo infatigable y la imperturbabilidad de sus oponentes, desde mi modo de ver, de momento todavía pueden hacer frente a ellos. Se trata de trabajar en dos cosas: La presión de la sangre no debe exceder la del ordenador y el desarrollo de sentimientos de miedo y otras sensaciones no debe ser más grande que la del cerebro electrónico. Si se consigue eso sucederá una medida de fuerzas desde mi punto de vista más o menos equilibrada.

Incluso bajo las condiciones actuales no parece ser tan difícil conseguir unas tablas por medio de un juego sólido. Las dos partidas con empate de Ponomariov (Ponomariov – FRITZ y DEEP JUNIOR – Ponomariov) son ejemplos buenos para ello. De todas formas es muy difícil vencer la fuerza de defensa de estas masas de materia que nunca flaquea. Eso casi sólo puede pasar por casualidad.

Así que es la tensión permanente y de mucho tiempo la que impide mantenerse firme contra los programas informáticos. Esa tensión es de otro tipo que la que sienten los jugadores cuando luchan uno contra el otro entre ellos mismos. Entonces saben que el oponente también puede meter la pata de repente, despeñarese o derrumbarse como uno mismo. En la lucha contra las máquinas nunca hay esa esperanza; éste es un peligro que sólo le amenaza al hombre. Un fin inesperado, siempre está en su horizonte.

Me cuesta trabajo exponer de manera adecuada el potencial de juego de los programas que disputaron el evento. El programa DEEP JUNIOR al parecer ha jugado menos fuerte que las otras dos construcciones. Las diferencias en la profundidad de cálculo son considerables de manera que existen vicios en distintas posiciones. Puede que surjan debido a incertidumbres en la valoración de la posición. Naturalmente no puedo decidir yo por qué síntomas ha caído enfermo el paciente concretamente pero, seguro que una buena dosis de vitaminas le serviría para recuperar fuerzas.

HYDRA parece ser el único programa que aspira el ataque al rey de manera encauzada. Mostró debilidades dos veces en la creación de la estructura de la posición (HYDRA – Ponomariov y Topalov – HYDRA), pero, dos veces se organizó de manera irreprochable.

FRITZ juega un ajedrez sólido y sano en todo tipo de posiciones. En el futuro, este programa deberá ser el modelo más importante para desarrollar el juego de los nuevos maestros.

Topalov – DEEP JUNIOR para reproducir...

Traducción: Nadja Woisin y Guillermo Baches



Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro