¿Quiere saber el final?

02/04/2004 – ¡Estos ajedrecitas están locos! ¡Si desde pequeños oímos una y otra vez que hay que empezar por el principio! Además, es obvio: si no sabes empezar, ¿cómo vas a llegar al final? Y a esos clavos ardiendo se agarran muchas veces los jugadores de ajedrez principiantes, dispuestos a devorar teoría de aperturas. Pero no es nuevo el consejo de que se posponga esa parte del aprendizaje en beneficio del estudio de temas tácticos y de los finales. Parece que nadie cuestiona las ventajas del entrenamiento táctico, pero ¿cuál es la razón que justifica el estudio de los finales?Bien está lo que bien acaba

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

 

A falta de uno, son varios los motivos por los que conviene empezar por el final:

a) Los finales conllevan un aprendizaje de técnicas elementales con las que llegar a materializar la ventaja lograda durante la partida. Si memorizar variantes de apertura no garantiza ningún éxito inmediato, el tener un control de las técnicas para dar mates simples o de acorralamiento del rey sí garantizan dividendos, bien sea en la culminación de partidas con ventaja propia o bien en saber como ponerle las cosas difíciles a los rivales con menos conocimientos técnicos, lo que nos puede salvar medio punto en el peor de los casos.

b) El estudio y análisis de las posiciones de finales, aunque tienen unos principios específicos distintos de los de las fases de apertura y mediojuego, permiten una profundización en la concepción del juego. Es como trabajar en un laboratorio de ajedrez. Es estudiar ajedrez en condiciones científicas. ¿Y para que sirven esos conocimientos "teóricos"? Pues para poder tomar decisiones adecuadas en la práctica. Cuanto más se profundice en el conocimiento de los finales, tanto más fácil será tomar decisiones en el mediojuego tanto de cara a alcanzar situaciones favorables como para poner remedio a las que no nos sean propicias antes de que sea demasiado tarde. El conocimiento de los finales ayuda a entender mejor la interacción entre las piezas y a ver su oculto potencial.

c) ¿Conocen ustedes eso pasatiempos de laberintos en los que, por ejemplo, hay que enseñarle a un tierno ratón el camino para alcanzar un sabroso pedazo de queso? Pues suelen ser otro ejemplo claro de que a veces conviene empezar por el final. ¿Es trampa? ¿Acaso no se le podía prestar ayuda al ratón desde el satélite de nuestros ojos, con una visión global del problema? Durante los estudios de los finales y composiciones muchas veces podemos descomponer el objetivo final de la victoria o las tablas en partes o fases. Por ejemplo, bloquear los peones de un ala, para luego crear un peón pasado en la otra y tratar de coronarlo. Con el estudio de los finales se desarrolla y agudiza uno de los sentidos más difíciles de adquirir: el de la estrategia y su planificación.

d) Todos sabemos que los posibles resultados de una partida de ajedrez son tres. Pero el conocer el desenlace no le resta un ápice de emoción a cómo se escriba la historia sobre el tablero hasta que el resultado se escriba en la planilla. Incluso a veces el resultado es lo de menos y al estudiar los finales se logra un disfrute estético en un mundo del pensamiento formal, aparentemente sometido a unas estrictas reglas.

Se suele dar la siguiente paradoja: si estudia aperturas, puede que tarde bastante en lleguar a jugar un final. Si estudia finales, no pasará mucho tiempo hasta que esté disputándolos como parte de sus partidas.

¡Y no es algo tan complicado como parece! Bueno, llegar a ser un Zidanne de los finales de torres le llevará su tiempo, pero en menos de lo que cree podrá empezar a hacer algunos malabarismos.

¿Por dónde empezar? Pues en nuestra tienda en línea tenemos una completa gama de CDs con esa temática, que puede ver y adquirir aquí. Además, con el objeto de hacer más fuertes a los módulos de ajedrez en la última fase de la partida, disponemos también de las bases de datos de finales (también conocidas como Tablebases o tablas de Nalimov) en una colección de 5 DVDs. Usando esas bases de datos podrá jugar y analizar a la perfección todos los finales hasta con 6 piezas. Les ofrecemos unas detalladas explicaciones en castellano sobre qué son y cómo usarlas.

¡Sabiendo el final, no perderá un ápice de emoción su partida de ajedrez, sino todo lo contrario!


Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro