Adriaan de Groot, psicólogo del ajedrez (1914–2006)

17/08/2006 – En los años 40, 50 y 60, el psicólogo holandés y maestro de ajedrez dirigió un amplio número de experimentos revolucionarios en el campo de los procesos cognitivos que se llevan a cabo en los cerebros de los grandes jugadores de ajedrez. Adriaan de Groot falleció en Schiermonnikoog (Holanda) el 14 de agosto. Tenía 91 años. In memoriam...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Adrianus Dingeman de Groot, conocido como Adriaan de Groot, nació el 26 de octubre de 1914 en Santpoort (Holanda) Fue psicólogo y maestro de ajedrez que se hizo famoso por sus experimentos cognitivos sobre el ajedrez en los años 40, 50 y 60. Su primer trabajo sobre este tema, "Het denken van den schaker" ("La manera de pensar de los ajedrecistas"), se publicó en 1946. La versión en inglés "Thought and Choice in Chess", apareció en 1965.

De Groot realizó sus experimentos de ajedrez con jugadores de muy diversas categorías, desde principiantes hasta los más fuertes grandes maestros. Su objetivo era explicar cómo los expertos de ajedrez podrían capturar la situación en el tablero de un vistazo, encontrar ideas constructivas sobre qué hacer a continuación y, de hecho, descubrir buenas jugadas. Y todo esto en unos pocos segundos.

En sus experimentos se instaba a los participantes a mirar una posición de ajedrez y a decir sus pensamientos en voz alta para que fuesen grabados. El resultado más sorprendente que descubrió De Groot fue que los grandes maestros tenían las mejores ideas durante los primeros segundos en los que contemplaban la posición. El definió cuatro fases en el proceso del pensamiento:

  1. La fase de orientación: aquí los maestros capturan la posición y formulan ideas generales sobre lo que hay que hacer.
  2. La fase de exploración: se caracteriza por el análisis de variantes concretas.
  3. La fase de investigación: este es el momento en el que deciden cual es probablemente el mejor movimiento.
  4. La fase de control: el jugador invierte tiempo en confirmar la validez de la elección realizada en la fase tercera.

De Groot prestó atención al papel de la memoria y la percepción visual en estas fases y cómo los jugadores expertos, y especialmente los grandes maestros, utilizan su experiencia con posiciones anteriores para facilitar el proceso descrito anteriormente.

Conocedor de los estudios realizados por Djakow, Petrowdski y Rudik en los años 20, de Groot también mostró posiciones en el tablero muy brevemente (durante 3 ó 4 segundos) a las personas con las que experimentaba. Averiguó que los grandes maestros y maestros eran capaces de memorizar un 93 % de las posiciones de las piezas, mientras que los expertos sólo recordaban un 72% y los jugadores menos experimentados apenas un 51%.

Más adelante (1973), en los estudios realizados por Herbert A. Simon y W.G. Chase, se compararon posiciones de partidas reales con posiciones aleatorias. Los americanos descubrieron que existía una relación directa entre la eficacia y la categoría del jugador a la hora del memorizar las posiciones cuando éstas eran reales. En cambio, en las aleatorias, el resultado fue más o menos el mismo para todos los jugadores. Simon y Chase llegaron a la conclusión que los jugadores de mayor nivel emplean un sistema de modelos que les permite decodificar rápidamente las principales propiedades de las posiciones.

Un jugador de club puede memorizar de un vistazo un fianchetto de alfil de rey, integrando las seis piezas involucradas en un solo conjunto. Un jugador aficionado, sin embargo, necesitará memorizar cada pieza y su colocación separadamente. Los grandes maestros conocen decenas de miles de estos patrones relevantes en cualquier situación significativa. En análisis posteriores, de Groot supuso que reconocían las relaciones funcionales entre las piezas más que sus posiciones y relaciones espaciales. Por ejemplo, un conjunto de piezas con caballo clavado por un alfil contra la dama sería memorizado más bien como una clavada que por la situación de las tres piezas el tablero.

Un comentario personal

En los años 80 hice una serie de documentales para la televisión alemana sobre ajedrez informático y los procesos cognitivos que están relacionados con el razonamiento ajedrecístico. Naturalmente nos fueron muy útiles los trabajos de Adriaan de Groot, Simon y Chase y otros investigadores. Específicamente medimos la exactitud con la que aficionados y grandes maestros eran capaces de reproducir una posición a la que habían estado expuestos entre 3 y 5 segundos, la habilidad de ambos grupos para encontrar cómo continuar de una manera razonable y la forma en que movían sus ojos mientras analizaban la posición. Pero eso puede ser materia para otro artículo.


Experimentos sobre el movimiento de los ojos con grandes maestros (aquí Andras Adorjan y Helmut Pfleger)

Debido a sus importantes trabajos en el entorno del ajedrez informático, De Groot fue el invitado de honor de la Asociación Internacional de Ajedrez de Ordenadores durante el Campeonato Mundial de Ajedrez de Ordenadores disputado en Colonia, en 1986, en cuya organización estuve involucrado. La única foto que tengo del investigador holandés es precisamente de este acontecimiento.


Frederic Friedel con Adriaan de Groot en Colonia 1986

A la edad de 71 años, Adriaan de Groot era una persona muy activa, agradable y simpática en las conversaciones que manteníamos. Le tenía al tanto de los experimentos que hacíamos en Ios documentales para la televisión y de los recientes desarrollos en el ajedrez informático. Estaba profundamente interesado en este asunto y especialmente en las consecuencias que éste conllevaba para el concepto filosófico de la inteligencia artificial. Muchas de las opiniones que mantengo hoy en este área, fueron desbrozadas por primera vez en nuestras charlas en Colonia. Después no le volví a ver muchas más veces, pero mantuvimos una correspondencia durante un tiempo y me "prestó" unos cuantos libros sobre los temas que habíamos comentado (más adelante me dijo que no hacía falta que se los devolviera). Muchas gracias a Adriaan por todas las maravillosas ideas que sembró en mi mente.

Frederic Friedel

Traducción: Nadja Woisin


Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro