El ajedrez ha retornado a la India

por Frederic Friedel
08/08/2022 – El juego se inventó en el siglo VI en el noroeste de la India, desde donde emigró a Occidente y conquistó el mundo. El país de origen, sin embargo, descendió a la mediocridad, hasta que en la década de 1980 produjo de repente su primer gran maestro y campeón del mundo. Ahora la India está a punto de convertirse en la nueva superpotencia del ajedrez.

ChessBase 16 - Mega package Edition 2022 ChessBase 16 - Mega package Edition 2022

Ideas nuevas, análisis precisos, y entrenamiento a medida. ChessBase es la base de datos de ajedrez particular de referencia en todo el mundo. Aprenda, disfrute y mejore su juego. Cualquier ajedrecista con ambiciones, desde el Campeón del Mundo hasta los jugadores de club o los amigos ajedrecistas aficionados, trabajan con esta herramienta.

Más...

Los orígenes del ajedrez

Cuando hablo del origen del ajedrez, suelo decir algo extravagante como: "El ajedrez fue inventado el primer fin de semana de septiembre del año 568, por un consejero de la corte del rey regional, en el noroeste de la India". Se trata, por supuesto, de una afirmación frívola; lo digo sólo para provocar a los historiadores que, desde hace décadas, intentan rastrear los orígenes del ajedrez hasta Rusia, China, India, Asia Central, incluso el antiguo Egipto.

Hay una imagen que se muestra a menudo y que parece mostrar a una dama egipcia claramente dedicada a jugar al ajedrez.

Se trata de una imagen de la célebre reina egipcia Nefertari, la esposa favorita del faraón Ramsés II, que reinó entre 1279 y 1213 a.C.

Pero, ¿realmente está jugando al ajedrez? Podría estar reorganizando frascos de perfumes, pero lo más probable es que esté jugando al Senet (o Senat), un juego de mesa que se conocía en la época. Tenía este aspecto. Tenía 30 casillas, dispuestas en tres filas de diez, y dos juegos de piezas, probablemente cinco para cada lado (las reglas del juego no están del todo claras).

Digo que el juego de ajedrez fue inventado por una sola persona (o por un pequeño grupo de personas) en un corto período de tiempo porque puedo imaginarlos sentados diseñándolo. Me los imagino diciendo: "Necesitamos un rey que lo gobierne todo, y su consejero. ¿Y qué hay de los elefantes, los caballos y los carros como parte de su ejército? Por supuesto, debe tener soldados de a pie que pueda trasladar al combate...". Idearon las reglas y crearon un juego que llamaron "Chaturanga", que en sánscrito significa "cuatro miembros", las ramas del ejército.

El Chaturanga es claramente una versión temprana del ajedrez. Si se viera el juego en el siglo VI, se identificaría inmediatamente como ajedrez, aunque algunas de las reglas fueran ligeramente diferentes. El elefante (alfil) y la consejera (reina) tenían una movilidad muy restringida. Las reglas evolucionaron a lo largo de los siglos, durante los cuales el Chaturanga, que pasó a llamarse "Shatranj", y luego ajedrez, emigró a Occidente para convertirse en uno de los juegos más populares y queridos del mundo.

Hoy en día se calcula que más de 800 millones de personas en todo el mundo, es decir, alrededor del 8% de la población mundial, lo juegan regularmente. En países occidentales como Estados Unidos, Reino Unido, Europa y Rusia, alrededor del 70% de la población adulta ha jugado al ajedrez en algún momento de su vida. El inventor del juego no podía imaginar la popularidad que alcanzaría y la duración que tendría. Fue pura suerte.

Los nombres de las piezas cambiaron. El elefante siguió siendo elefante (slon) en los países de habla rusa (¡donde se puede presenciar un brillante sacrificio de elefante en h7!), pero se convirtió en el corredor (Läufer, loper, leefer, etc.) en Europa central, en un alfil en el mundo de habla inglesa, en un artillero (alfil) en España y en un fou (tonto o bufón) en Francia. He aquí un buen resumen proporcionado por Danial A en la Wiki (haga clic para ampliar):

Tras su invención, el ajedrez se extendió desde la India hasta Persia, y entró en el mundo musulmán cuando los árabes invadieron y conquistaron Persia. Posteriormente, el ajedrez se extendió a España y al resto del sur de Europa. Las reglas se modificaron y evolucionó lentamente hasta su forma actual, hacia el año 1500.

En China, hace un milenio, se empezó a practicar un juego de estrategia derivado del chaturanga. Se convirtió en el juego xiangqi, que se sigue jugando hoy en día. Lo llamamos ajedrez chino o ajedrez de los elefantes. Tomó prestado del Go, que se jugaba en el país desde el siglo VI antes de Cristo. Las piezas se colocan en la intersección de las casillas, y no dentro de ellas. El objetivo del xiangqi es similar al del ajedrez: atrapar al rey del adversario.

El ajedrez llegó a la antigua Rusia en los siglos IX y X. Gozaba de un estatus muy alto y se jugaba en la corte, y se dice que Iván IV el Terrible, que gobernó el país de 1530 a 1584, murió mientras jugaba. En el siglo XX, el ajedrez se convirtió en una asignatura escolar en todas las escuelas primarias de Rusia, que rápidamente se convirtió en la superpotencia del juego. Hoy cuenta con más de 200 grandes maestros, seguida de Alemania y Ucrania, con unos 70 cada uno. Por cierto, la mayor densidad de GMs se encuentra en Islandia, donde alrededor del 0,000035% —35 por millón— de la población ha obtenido el título.

El ajedrez retorna a la India

Mientras todo esto sucedía, las cosas se movían lentamente en la India. Había muchos jugadores fuertes, pero sólo unos pocos llegaban a las normas de MI, por no hablar de las de GM. Las oportunidades de jugar en torneos internacionales eran escasas y faltaba estímulo. Esto explica por qué no surgió ningún Sultán Khan en la escena india, incluso cuando había una gran cantidad de talento en el país.  Sólo los esfuerzos dedicados de los jugadores veteranos y de los organizadores lo mantuvieron en pie, y en los años siguientes hicieron posible el fenómeno de Anand.

Recuerdo que en los años 70 me invitaron a organizar una exhibición de simultáneas en Bangalore, India. Le pregunté al GM (alemán) Helmut Pfleger si lo haría, y felizmente aceptó. "¿Cuál debe ser la fuerza máxima de tus oponentes?", le pregunté. En las simultáneas con reloj es normal que se restrinja el nivel de los oponentes. "No te preocupes", dijo Helmut, "pueden elegir a cualquiera". Sabía que sería capaz de enfrentar incluso a los ocho ajedrecistas indios más fuertes.

Eso ha cambiado radicalmente en las últimas décadas. "Helmut", le dije recientemente en una conversación telefónica, "tengo un niño de 12 años aquí. ¿Te gustaría jugar una partida contra él?". Sabía que tenía a Gukesh en casa y respondió: "Oh, eso podría ser muy difícil para mí".

El gran cambio para la India se produjo cuando un niño de Tamil Nadu (India), Viswanathan Anand, demostró una extraordinaria habilidad en el juego. En 1988 se convirtió en el primer gran maestro indio, y llegó a ganar cinco títulos de campeón del mundo. Anand impulsó a sus compatriotas a retomar el juego.

Y lo hicieron con fuerza. Chicos de todo el país empezaron a jugar, a estudiar duro "para llegar a ser como Anand". Y empezaron a hacerse muy fuertes. Siguieron apareciendo grandes maestros, y hoy hay unos 70 jugadores que tienen el título. Anand, ahora con poco más de cincuenta años, sigue jugando en torneos de primera, animado por más de mil millones de seguidores.

Campo de entrenamiento con Kramnik y Gelfand en Chennai, 2020. He marcado a cinco jugadores (Vaishali, Gukesh, Raunak, Pragg, Arjun) que están luchando por obtener medallas de oro en la actual Olimpiada

Preveo que la India está en camino de convertirse en la última superpotencia del ajedrez. Hace poco asistí a dos campamentos de entrenamiento en los que Vladimir Kramnik, y luego Kramnik y Boris Gelfand, trabajaron con jóvenes talentos indios, de 12 a 16 años, todos con títulos de GM o al menos con normas de GM. Era impresionante ver cómo un bullicioso niño de 13 años, en un momento dado, está corriendo por el patio de recreo, persiguiendo un balón de fútbol, y de repente entabla una discusión con un antiguo campeón del mundo, sobre las líneas de apertura: "En el análisis de ayer, ¿qué pasa si las blancas juegan esto, esto, esto, esto, esto, esto, esto, y luego lanzan un ataque en el flanco de rey?". A lo que Kramnik responde: "Eso es muy interesante. Deberíamos estudiarlo en la sesión de esta tarde". Todo ello sin un tablero de ajedrez a la vista.

Durante mi visita a Chennai fui entrevistado por un portal de noticias que quería saber mi opinión sobre el futuro del ajedrez en la India. Les dije que creía que en cinco o diez años al menos el 25% de todos los jugadores de torneos internacionales serían de la India; que el 25% de los 100 mejores jugadores serían indios; que habría tres grandes maestros indios entre los diez mejores del mundo. "¿No exagera?", dijo el anfitrión. "¿Tres entre los diez primeros? ¿Cómo puedes predecir eso?" "Estoy bastante seguro de acertar", dije. "De hecho, ¡puedo darte sus nombres hoy mismo!".

En enero de 2019 visité a uno de los que pronto serán los diez mejores jugadores del mundo, Gukesh, de 12 años...

...que en abril de ese año, junto con otros dos jóvenes talentos (Savitha y Siddarth), recibió entrenamiento de finales con el Dr. Karsten Mueller en la oficina de ChessBase en Hamburgo.

Desde entonces, los jóvenes supertalentos indios, que aparentemente se cultivan en los arrozales, han hecho todo lo posible para reforzar mi pronóstico. Mientras escribo estas líneas veo que Gukesh ha ganado su sexta partida en la Olimpiada de Chennai, contra un gran maestro de 2700, que es tres veces medalla de oro en la Olimpiada.

China es otro país al que le va bastante bien el ajedrez. Actualmente tiene una aspirante al Campeonato del Mundo, y ha tenido varias campeonas mundiales en el pasado. Hou Yifan fue la jugadora más joven de la historia en obtener el título de gran maestro y la más joven en ganar el Campeonato Mundial Femenino. Entonces, ¿China, que tiene una base de población aún mayor que la India, y que actualmente está haciendo todo lo posible por apoyar a los talentos del ajedrez, generará competencia para el ajedrez indio?

No, nunca lo alcanzarán. Hay dos razones concretas para ello. Por un lado, no tienen un dios del ajedrez (India tiene a Anand); y tienen un juego rival. Una gran mayoría de la población juega su propia versión del ajedrez. La India tiene una base de población mucho mayor para el ajedrez que China.

Así que lo que podemos hacer es sentarnos y ver cómo se desarrolla el ajedrez indio. En cierto modo, este fenómeno está justificado: el país que inventó el juego hace tantos siglos tome la delantera en este maravilloso juego.


Master Class Vol. 12: Viswanathan Anand

Vishy Anand, nacido en 1969, pasa por ser “la cabeza más rápida del planeta“ y es el actual Campeón del Mundo. Los expertos dicen que es uno de los más grandes talentos naturales de la historia del ajedrez. Los expertos GM Yannick Pelletier, GM Mihail Marin, GM Karsten Müller y MI Oliver Reeh explican las partidas de Vishy Anand y nos enseñan, como se pueden armar las partidas desde un punto de vista estratégico para presionar sobre el oponente y para jugar los finales con la técnica apropiada para ganar la partida.

Más...



Ex editor jefe de la página de noticias de ChessBase en inglés. Estudió Filosofía y Lingüistica en las universidades de Hamburgo y Oxford. Del mundo académico pasó al periodismo científico, produciendo documentales para la televisión alemana. En 1986 fue uno de los fundadores de ChessBase.
Debate y comentarios Envíe sus comentarios a los editores