Ajedrez y educación

08/09/2005 – Con ocasión del Festival de Ajedrez Feria del Orinoco, Danilo Buela Valdespino, Vicerrector del Instituto Superior Latinoamericano de Ajedrez (ISLA), dio un curso sobre el tema "Ajedrez y Educación" enfocándose en Cuba y Venezuela en especial. No cabe duda que el ajedrez contribuye con sus valores a la formación integral de los niños. Y ello está directamente relacionado con el interés de formar una nueva generación más capaz, no sólo en cuanto a conocimientos sino también en valores, porque el ajedrez en materia educativa es por su esencia integralidad. Como dijo Fidel Castro: “A mí lo que me gusta del juego es que obliga a pensar; ése es el problema, no es cuestión de ganar lugares, educa al hombre en el hábito de optar entre variantes. Y uno de los peores problemas que yo veo muchas veces es que la gente no tiene el hábito de buscar variantes y de optar entre variantes”. Reportaje por Daniel Herrera...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Curso de Ajedrez y Educación: XII Festival de Ajedrez Feria del Orinoco 2005

por Daniel Herrera

El ajedrez es un juego milenario. Su origen se encuentra en la profundidad de los tiempos y nace del milagro aceptado de la leyenda y el mito; por ello vale recordar las palabras del Campeón Mundial A. Alekhine, al decir que en algún momento los hombres tuvieron que ser semidioses por haber creado el Ajedrez. Por tal razón he considerado oportuno valerme de la colaboración brindada por el Presidente de la Federación Venezolana de Ajedrez, Profesor Uvencio Blanco.


El Maestro FIDE Danilo Buela Valdespino en su charla

Es oportuno señalar que en apoyo al Curso Emergente Para Profesores de Ajedrez que se realiza en Cuba, Uvencio efectuó un trabajo de síntesis de algunos de los materiales contenidos en sus libros: ¿Por qué el ajedrez en las escuelas? (1998) y Arbitraje del ajedrez para docentes (1999), ambos libros reconocidos por la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE), organización de la que es Secretario del Comité de Ajedrez en las Escuelas y en los que presenta una compilación objetiva acerca de su historia.

La importancia de la enseñanza del ajedrez en los colegios

Lo esencial para comprender la significación de esta labor a escala social estriba en lo señalado por quien fuera el segundo Campeón Mundial de la historia del ajedrez Dr. Enmanuel Lasker “La misión del Ajedrez en las escuelas no es la erudición de sacar maestros de Ajedrez. La educación mediante el ajedrez debe ser la educación de pensar por sí mismo”.

Profundizando en el escenario que nos plantea la disciplina, podemos significar que en ajedrez el tablero constituye el espacio y es el elemento estático por sobre el cual actúan en expresión dinámica las piezas y peones que son la fuerza o material, desarrollándose con movimientos que alternativamente van efectuando cada uno de los dos adversarios.


Una clase de ajedrez en una escuela primaria alemana

“Las jugadas en el ajedrez, su proporción uno a uno, ofrecen la oportunidad alternativa de utilizar lo que se conoce como tiempo, que es un indispensable componente del juego, ya que en él se sintetizan el espacio y la fuerza.”

Es oportuno destacar que entre la posición y sus componentes: espacio, fuerza y tiempo, existe una relación dialéctica dado que la posición se expresa en sus componentes pero a la vez todos ellos conforman la posición. No hay ajedrez sin posición, por tanto puede afirmarse que el juego de ajedrez es una sucesión de posiciones. Todo lo que acontece durante el proceso del juego o partida de ajedrez, en un fragmento o episodio de la lucha y está remitido a ella.


Se aprovechan las nuevas tecnologías para la enseñanza del ajedrez

El objetivo del enfrentamiento en ajedrez es de carácter cualitativo y se alcanza en la posición definitiva de jaque mate, en la que uno de los bandos ve amenazado su Rey sin posibilidad alguna de protección o escape. Por eso es que la posición tiene carácter rector dentro del juego. A partir del componente tiempo u oportunidad alternativa de jugar se plantean una tras otras nuevas posiciones para cada uno de los contendientes.

“Una posición de ajedrez se justifica como problema precisamente en los nexos, relaciones y cualidades de y entre sus componentes: el espacio, la fuerza y el tiempo.” El ajedrecista desentrañará las características de las mismas en pro de obtener las más apropiadas soluciones.


En el aula de una escuela primaria alemana durante una clase de ajedrez: el "profe" es programa de ajedrez para niños "El pequeño Fritz"

Por lo general la toma de decisiones está asociada a la solución de problemas que nos compulsan a seleccionar conscientemente el orden y modo de actuar para alcanzar el objetivo. En ajedrez la toma de decisiones se ejecuta con preferencia en la elección de la jugada realizada. Fidel resume lo indicado al puntualizar: "...el ajedrez te coloca a cada instante ante la necesidad de resolver el problema".

La inclusión del ajedrez en las Escuelas Primarias y Secundarias es provechosa entre otras consideraciones por las siguientes:

  • El aporte demostrado que brinda al mejorar el aprovechamiento, la conducta, la disciplina y la organización de los escolares.
  • Estimula el papel activo de los escolares en el aprendizaje así como favorece, el desarrollo de un pensamiento independiente y creador.
  • Contribuye con sus valores a la erradicación de vicios y actitudes negativas, favoreciendo la ocupación del tiempo libre de forma sana, instructiva y educativa.


La monitora con su alumna

El ajedrez es un juego de estrategia donde su objetivo-resultado lo determina el logro de una posición, constituyendo la partida una sucesión ininterrumpida de posiciones-problemas a los que cada competidor realizando valoraciones, elaborando hipótesis, y desarrollando cálculos para tomar las decisiones más acertadas, deberá dar solución con su jugada. Este proceso coadyuva al desarrollo de las operaciones lógicas del pensamiento y forma en el escolar el habito de saber enfrentarse a los más diversos problemas en la vida.

Al poseer su propia tabla de valores el individuo está más preparado para la autodeterminación ante circunstancias nuevas. Logra de igual modo elevar su toma de conciencia ante situaciones problémicas, el pensamiento crítico, y ejercita la toma de decisiones como forma de alcanzar un juicio valedero porque cabe indicar que los conocimientos en este marco no siempre se trasmiten a los alumnos en forma previamente preparada, sino que se adquieren durante el mismo proceso de la actividad cognoscitiva independiente, en las condiciones de una situación problemática.


Los niños tienen "temores de contacto" con la técnia

La educación del siglo XXI se orienta, hacia la promoción de ciudadanos más críticos, creativos, aptos para la solución de problemas, lo que les hace portadores de herramientas que les capacita mejor para la toma de decisiones. De ahí que Las tendencias educativas contemporáneas señalen el eje transversal, desarrollo del pensamiento, como la base esencial para el logro de los propósitos generales de la educación de este siglo.


¡Aprender jugando!

Estoy convencido por las razones referidas que el ajedrez es una vía importante a utilizar desde las edades escolares para procurar el objetivo de formar habilidades de pensar de manera creadora pues los avances de la sociedad y de la ciencia y la técnica, han movido hacia la investigación, dejando rezagadas las soluciones ofrecidas en su momento por los esquemas de la didáctica tradicional, máxime en una época donde tanto la información como la inteligencia son también muy importantes, pero ninguna de las dos garantizan, ni mucho menos, la capacidad de pensar, la capacidad de mirar las cosas sin transitar por los mismos patrones.

Apuntes sobre el ajedrez en Cuba

La enseñanza del ajedrez en las escuelas se incorpora en la época actual como novedad educativa en proyectos que cada vez más son abrazados por instituciones de numerosos países y podemos afirmar que, es en este terreno, una poderosa expresión de modernidad.

El Programa de Masificación del Ajedrez en Cuba y la expresión esencial del mismo, llevar su enseñanza a las escuelas, hoy tiene el sustento fundamental en la Formación de Profesores de Ajedrez, acción que por su importancia y trascendencia investigamos dado la significación teórica y metodológica que ofrece unido a los aportes prácticos de la misma actividad pero que desde los esfuerzos iniciales (surgidos hace más de 40 años), ha sido un movimiento progresivo en su tránsito por diferentes etapas. Si bien surgieron a inicios del siglo XX algunas ideas que destacaban lo provechoso de la inclusión del ajedrez en el desempeño curricular de los alumnos, tales expresiones fueron esporádicas y resultaron intentos aislados y carentes de apoyo oficial. Es con el triunfo de la Revolución que encontramos la unión de tales raíces, situadas en la época donde el brillo de la trayectoria de Capablanca orientó a pedagogos sobre las posibilidades que ofrecía la inserción del ajedrez en las escuelas, con los esfuerzos nuevos de incorporación de las grandes masas a las oportunidades educativas que se ofrecieron para todos y dieron continuidad a la campaña de Alfabetización.

Aceptado es que “la práctica del ajedrez, no lleva solo implícito el logro de resultados deportivos, sino la creación de un hombre apto y capaz de modular una conducta. En el ajedrez quien piensa toma decisiones, busca variantes, se repliega o ataca, es el hombre pleno, la personalidad total, no su pensamiento o su imaginación creadora de manera aislada.”

Más reciente, en la conversación que el Comandante en Jefe sostuviera con el GM Silvino García, en el marco de la Simultánea Gigante celebrada el 7 de diciembre de 2002, señaló: “A mí me gusta el ajedrez porque es un juego que hace pensar, que permite buscar variantes para solucionar problemas. La gente tiene que aprender a encontrar variantes para solucionar los problemas de la vida diaria. El ajedrez es un instrumento que crea el hábito de como usar la inteligencia”.

A lo expuesto podemos añadir que en nuestro país el propósito de ampliar el conocimiento del ajedrez a las capas más amplias de la sociedad también se sustenta y enriquece en elementos históricos y culturales que hacen del ajedrez expresión de identidad y de cubanía.

Multitud de antecedentes lo testimonian, Cuba tiene el privilegio de haber sido el primer país de América donde se practicó el ajedrez cuando en 1518 se funda el primer Club en Bayamo, y no es casual que El Padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes, cultivara el juego ciencia como estudioso, practicante y publicista; que Carlos J. Finlay, benefactor de la humanidad, acogiera la disciplina con singular devoción y rigor como tantos hombres ilustres del país.

Sin embargo el arraigo del ajedrez en la cultura cubana no radica en que un abogado y patriota inmortal y un médico de estatura científica y humana mundiales, junto a otros destacados exponentes, le otorgaran relevancia: lo notable, culturalmente hablando, se nos da, frecuentemente, en aquellos detalles que la historia oficial a veces no recoge, pero que en sí mismos son capaces de expresar una noción de cultura más gráfica y profunda que los más eruditos estudios: Se considera a Félix Sicre primer campeón nacional (1860), aparece La Revista Mensual de Ajedrez, primera de Latinoamérica especializada en la materia, editada por Andrés Clemente Vázquez (1861), y en 1862 el negro José María Sicre, esclavo liberado por Félix Sicre, interviene en la primera partida a la ciega en Cuba, frente al genio norteamericano Paul Charles Morphy –era quien jugaba sin mirar el tablero-, durante la primera de sus dos visitas a Cuba.

Así se dan la mano, cual expresión básica de la nacionalidad, los extremos sociales que dieron lugar al cubano y del que el ajedrez, por los caminos que le son propios, es parte integrante.

Su más alto peldaño de excelencia individual se expresó con timbres propios en la extraordinaria figura de José Raúl Capablanca y Gaupera, quien señalara en 1942: “El ajedrez es algo más que un simple juego, es una diversión intelectual que tiene algo de arte y mucho de ciencia. Es además un medio de acercamiento social e intelectual". Y concluía sus reflexiones afirmando que: “A mi juicio el ajedrez debía formar parte del programa escolar de todos los países.”, y es que los auténticos valores de una nacionalidad se hacen realidad en el conjunto de su pueblo y se reflejan, singularizados, en sus hombres y mujeres sobresalientes.

En la actualidad, cuando nuestra escuela desde los primeros grados se nutre de medios tecnológicos avanzados y se llevan a cabo dentro del proceso educativo elementos de la enseñanza a distancia, resulta una obligación el promover una estrategia de formación y aprendizaje a la que accedan estudiantes y de la cual emerjan profesionales, dueños de las competencias necesarias para moverse con la debida orientación y creatividad en un contexto social como lo exigen los retos a los cuales se enfrenta en nuestro tiempo y de los instrumentos necesarios para expresarse, comunicarse solidariamente, resolver problemas productivos y sociales, explicar causas y prever las consecuencias de sus propias acciones.

Tales consecuencias e instrumentos no se improvisan, son el resultado de largos procesos de maduración y de interacciones. Esos procesos implican la tarea, consciente y consecuente del educador de promover y acompañar el aprendizaje, de aquí que no haya en el terreno de la educación excusas para no mediar pedagógicamente.

A lo valioso de la decisión de formar Profesores de Ajedrez luego de llegarse a la conclusión de que: “Masificar el ajedrez, te aseguro, colocaría a este país con mucha más capacidad de pensar, más eficiente, es como saber una asignatura básica”, resulta necesario dotar al educador que llevará a cabo tan importante tarea, de las herramientas que le hagan más eficiente e influyente en su labor ya sea en la escuela como en la comunidad, bien con niños, jóvenes y adultos, todo lo que por sus diversas características biosicosociales requieren también de la búsqueda y aplicación de modelos de comunicación más horizontales y organizativos.

Aunque los propósitos para la formación de profesores de ajedrez han estado siempre latentes y por diferentes fuentes han ejercido tales funciones en Äreas, Academias, Escuela de Iniciación Deportiva (EIDE), y Escuela Superior de Perfeccionamiento Atlético (ESPA), numerosos técnicos surgidos esencialmente de la práctica y el rendimiento competitivo de la disciplina, hoy se concreta la posibilidad de una vía de formación cultural superior no solo a los estudiantes que opten por la especialidad al acceder a los estudios universitarios, en interés de dedicar sus esfuerzos como profesionales a ofrecer las posibilidades que en el orden formativo integral son dables al ajedrez sino además, a quienes disponen del caudal de conocimientos y experiencias de años puestos en función del desarrollo de la enseñanza y el entrenamiento del ajedrez y que ha permitido elevar a nuestro país hasta los planos de la elite universal donde hoy se encuentra.

El Comandante Ernesto Che Guevara señaló en 1961: “Naturalmente que el ajedrez es un pasatiempo, pero es además un educador del raciocinio, y los países que tienen grandes equipos de ajedrecistas marchan también a la cabeza del mundo en otras esferas más importantes”.

También por idea del Che y por el concepto abarcador de la masificación, se instaura en el calendario deportivo del ajedrez cubano la celebración de los torneos Capablanca In Memóriam, actualmente el certamen de más tradición en América y segundo del mundo luego del de Hastings. Fruto de aquella iniciativa fue la promoción de nuestros mejores ajedrecistas al plano magistral y ya en 1963 Eleazar Jiménez es el primer cubano en obtener el título de Maestro Internacional.

Comienza a publicarse en 1964 la revista Jaque Mate, que salió mensualmente de forma ininterrumpida hasta 1977 y llegó a convertirse en la más importante del mundo de habla hispana.

Dos sucesos ofrecieron un gran impuso al propósito de masificar el ajedrez en nuestro país y añadieron valores que los convirtió en acontecimientos de interés mundiales: en 1965 que Robert Fischer jugara en el IV Capablanca por teléfono y teletipo, al negarle el Departamento de Estado de los EE.UU. la visa para viajar a Cuba y en 1966 la celebración en La Habana de la XVII Olimpíada Mundial de Ajedrez, lo que hizo a nuestro país un gran tablero.

Es propicio señalar que Fidel asistió a varias jornadas de la olimpiada y declara allí que “la idea de Capablanca de enseñar el ajedrez en las escuelas es una gran idea".

Fundado el 20 de Abril de 1992, el ISLA es resultado de los avances alcanzados por el ajedrez, así como depositario de la extraordinaria herencia histórica que tiene esta disciplina en nuestra patria. Con el ISLA, además de dar un decisivo impulso a la actividad académica en todos los niveles técnicos del ajedrez en nuestro país, se propicia la realización de un programa mas abarcador de la experiencia obtenida por el ajedrez cubano al servicio de los países de nuestra área y que se expresó de inmediato cuando en 1992 contribuye a la celebración, en la ciudad de Mérida, del torneo internacional Carlos Torre Repetto, uno de los más prestigiosos y fuertes de la actualidad.

En la esfera educativa en los años 1992-93, especialistas del ISLA realizan una labor de culturización del ajedrez en ciudades mexicanas y bolivianas, ofreciendo cursos y conferencias en universidades y otros centros estudiantiles; en 1997 se dirige en los territorios de los Valles del Tuy en coordinación con la FVA, el Plan Piloto del Estado Miranda para la introducción de la enseñanza del ajedrez en las escuelas, y en el 2001 se introduce el ajedrez en escuelas bolivianas, mediante un plan dirigido personalmente por la Ministra de Educación, Deportes y Cultura de Bolivia.

Es bueno añadir entonces lo destacado por Fidel en su conversación con el GM Silvino García, cuando apreciaba el escenario de la Plaza en plena actividad ajedrecística, en el marco de la simultánea gigante de 2002: “No es un entretenimiento, es un gran entretenimiento, al extremo de convertirse en vicio. Es un gran instrumento para desarrollar el hábito de utilizar la inteligencia”.

Dando respuesta adecuada a las reflexiones de Fidel cuando señaló: “A mí lo que me gusta del juego es que obliga a pensar; ése es el problema, no es cuestión de ganar lugares, educa al hombre en el hábito de optar entre variantes, y uno de los peores problemas que yo veo muchas veces es que la gente no tiene el hábito de buscar variantes y de optar entre variantes.” A lo que continuó: “Si tenemos los niños con niveles de educación, que tienen las computadoras, que tienen televisión, se puede los sábados, o un día que tengamos más tiempo, poder montar 2 horas de enseñanza por televisión.”

Una decisión de carácter extraordinario fue adoptada en septiembre al iniciarse el curso escolar 2003-04 en respuesta certera a los razonamientos de Fidel cuando señaló: “Es un peligro, pero es que se vuelva en un “vicio”, entonces cogeríamos entre “los viciosos” los que se acerquen más a Capablanca y ahí les decimos que se dediquen a ese “vicio”. Les damos Matemática, Lógica, buscamos la carrera del ajedrecista, porque prestan un servicio tremendo y a lo mejor no alcanzan con el número de instructores que tenemos y preparamos más. Piensen en esa cosa y creamos la carrera, porque es una asignatura básica. Ustedes pueden contar con todo el apoyo que podamos darle.”

El ajedrez a partir de ese curso amplía su horizonte académico al ser una opción universitaria, con clases en la universalización, y cuyo primer año es para los matriculados, coincidente con el Curso Emergente de Profesores de Ajedrez lo cual les habilita para trabajar a partir de su graduación y continúan estudiando la Licenciatura en Cultura Física siendo trabajadores. En apoyo al mismo se publica el primer tomo del libro Ajedrez Integral y ya está en proceso de edición el segundo texto de Ajedrez integral.

La decisión de ampliar culturalmente la formación del profesor de ajedrez y de que el mismo sea un profesional de la especialidad, constituye un elemento particular y de excelencia de nuestra concepción y marca la diferencia con respecto a otras regiones y países desarrollados del mundo que también trabajan por dotar a su población del saber ajedrecístico.

El ajedrez en Venezuela

En “HITOS HISTÓRICOS DEL AJEDREZ VENEZOLANO” desde 1498 hasta 1995, Rafael Santana señala que en el siglo XIX algunos patriotas jugaron ocasionalmente al ajedrez. Entre los mismos citaba a los generales Simón Bolívar y Manuel Piar.

Ya 1825 Simón Bolívar (de hecho fue la primera personalidad en indicarlo), tomó en cuenta el ajedrez en su gran proyecto educativo para la Gran Colombia, como lo evidencia el siguiente pensamiento: «Los juegos y recreaciones son tan necesarios a los niños como el alimento, su estado físico y moral así lo requiere. (...) Como útiles y honestos son conocidos la pelota, la raqueta, el bolo, la cometa, las damas y el ajedrez».

El ajedrez de Cuba y Venezuela se relacionan desde el siglo XIX al añadir Santana que en abril de 1891 aparece el primer número de la revista "El Tablero", la segunda publicación especializada más antigua de Suramérica. La misma fue dirigida por Carlos Perret y Rafael Ruíz y agrega que "El Tablero" mantuvo un fructífero intercambio de informaciones con la revista cubana de Ajedrez.

En 1911, el Centro Ajedrecista de Caracas, venció al Club Bogotá, en un match por telégrafo. El tanteo final fue 2 a 0 y Cuba fue uno de los países que siguió con interés las dos rondas de este encuentro a distancia entre Venezuela y Colombia.

Ya en 1935 nace la Federación Venezolana de Ajedrez y a partir de este momento todos los campeonatos nacionales (en las diversas categorías), serán organizados bajo la dirección de la Federación Venezolana de Ajedrez.

El Campeón Mundial A. Alekhine visita a Venezuela en 1939, donde celebra diversas actividades ajedrecísticas que tuvieron amplia repercusión entre los aficionados al ajedrez. Otros grandes del ajedrez como Reshevsky, Fischer y Karpov, también estuvieron en Venezuela, país donde otros muchos Grandes Maestros han participado en los cada vez más numerosos eventos que se organizan y que han permitido que la disciplina se masifique cada vez más entre la población.

En 1985 se publica el "Programa de Ajedrez para Educadores" escrito por la psicóloga social y Maestra Nacional María Edelmira García La Rosa. Ella fue la coordinadora del Proyecto Ajedrez, dentro del programa para el Desarrollo de la Inteligencia (1980-83).

Cuba y Venezuela

Y en proyectos de participación competitiva y también de carácter académicos, Cuba y Venezuela han estado vinculados en los más recientes años. Vale destacar la colaboración técnica iniciada en la década de los noventa y profundizada en los inicios del presente milenio la cual abarca actividades educativas en los barrios, el crecido intercambio de delegaciones de todas las categorías de ajedrecistas, así como la obra publicada por el Profesor y AI Uvencio Blanco, la que ha contado con el reconocimiento de la FIDE por constituir una contribución al desarrollo del ajedrez en las escuelas.

Sin lugar a dudas, hoy nuestros países desarrollan en el terreno ajedrecístico la revolución más abarcadora en cuanto a población y profunda en lo referido a su contenido, al plantearse la introducción del ajedrez en las escuelas con luces propias. Tal aspecto no solo es destacable en el marco de nuestro hemisferio sino también a nivel mundial y ello está directamente relacionado al interés de formar una nueva generación más capaz, no solo en cuanto a conocimientos sino también en valores, porque el ajedrez en materia educativa es por su esencia integralidad.

Fotos: Daniel Herrera, Director General Ajedrezorinoco y ChessBase

Texto: Daniel Herrera

Enlaces:

Ajedrezorinoco

Reportaje sobre la Copa Feria del Orinoco

Instituto Superior Latinoamericano de Ajedrez (ISLA)

Reportajes sobre El pequeño Fritz:

Torneo "El pequeño Fritz" en Mérida

¿Quién puede batir su récord?

¡Grabando!

Pues, ¡cuando quieras!

El juego de comer piezas

El módulo del Rey Negro (con el módulo para descargar)

Descripción "El pequeño Fritz 1a parte - Aprende y entrena Ajedrez"

Descripción "El pequeño Fritz 2a parte - Ajedrez en el Castillo Negro"

 



Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro