Anécdotas y curiosidades en torno a los récords ajedrecísticos

por Romelio Milián González
24/10/2020 – En general, tanto a los aficionados como a los especialistas nos impresiona sobremanera las actuaciones deportivas que sobrepujan a todo los del mismo género ya realizado, logrando la hazaña de aperturar un nuevo nivel. Conceptualmente los récords tienen el inusual encanto de la espectacularidad, y en ocasiones, nuestras mentes ofrecen tenaz resistencia para aceptarlos, e incluso ante la abrumadora realidad exclamamos atónitos, ¡increíble, pero cierto! | En la foto: Garry Kasparov (anunciando su retirio en Linares, 2005) | Foto: Nadja Wittmann (ChessBase)

How I became World Champion Vol.1 1973-1985 How I became World Champion Vol.1 1973-1985

Autobiografía profesional del mayor genio del ajedrez de todos los tiempos a través del análisis de sus propias partidas. Desde sus más tiernos comienzos. Descubra el mito desde su origen.

Más...

“Los récords, además de resultar espectaculares,

 nos brinda la posibilidad de hacernos, una idea bastante cercana

 en torno al tamaño de la hazaña”

Mas, a no dudarlo, esta paradoja en cuanto a los récords, nos brinda otra interesante posibilidad y es la de asociarle al ajedrez una novedosa faceta, donde con su quehacer cotidiano, además de construir su historia, logra incorporar lo curioso como elemento adicional, y donde éste asume un importante rol protagónico.

Entonces, a las tres dimensiones establecidas para el ajedrez, arte, ciencia y deporte, podríamos incorporarle una cuarta, la de espectáculo pues sus actividades fluyen con vertiginosa inmediatez por los diferentes medios de comunicación y, muy especialmente, en Internet. El ajedrez es una disciplina que se aviene a la perfección a la red de redes, siendo un ente activo en su transmisión y divulgación, pudiéndose constatar su desarrollo en tiempo real en los más diversos confines del planeta. Una prueba fehaciente de ello lo constatamos en estos tiempos de pandemia por la covid-19, donde el juego ciencia no ha dejado de practicarse ni un solo instante, lo mismo en su forma presencial que on line.

Probablemente, uno de los récords más conocidos en el ajedrez de siempre fueron los 27 largos años durante los cuales reinó como monarca absoluto Enmanuel Lasker, más, paradójicamente, desde 1894 hasta 1921 jugó solamente 271 partidas en 10 torneos (ganó el 80% de ellos!) y en 11 matches. Justo es consignar, que Lasker en la etapa señalada tuvo varios “descansos” que en total sumaron 16 años, sin jugar partida alguna.

Garry Kasparov en Linares con Luis Rentero y Vishy Anand de fondo

Garry Kasparov en Linares con Luis Rentero y Vishy Anand en un segundo plano | Foto: Carlos Ximenes

Entonces…. ¿cuál es el récord que debemos asumir? ¿el de años como campeón? o ¿el de años sin jugar y mantenerse a tan altísimo nivel?, pues, en honor a la verdad, ambos perfectamente, cumplen con los méritos necesarios para ser consideradas marcas en el mundo trebejístico.

Romelio Milián González junto a Vishy Anand en Linares 2002

Romelio Milián González junto a Vishy Anand en Linares 2002 | Foto: del album particular de R. Milián

Master Class Vol. 12: Viswanathan Anand

Vishy Anand, nacido en 1969, pasa por ser “la cabeza más rápida del planeta“ y es el actual Campeón del Mundo. Los expertos dicen que es uno de los más grandes talentos naturales de la historia del ajedrez. Los expertos GM Yannick Pelletier, GM Mihail Marin, GM Karsten Müller y MI Oliver Reeh explican las partidas de Vishy Anand y nos enseñan, como se pueden armar las partidas desde un punto de vista estratégico para presionar sobre el oponente y para jugar los finales con la técnica apropiada para ganar la partida.

Más...

¡Ocho años sin perder partida alguna!

Esta es una marca que impresiona de manera singular y, en efecto, así sucede al recordar que el tercer campeón mundial de ajedrez, José Raúl Capablanca, estuvo desde el 8 de febrero de 1916 en New York (O. Chajes 1 – Capablanca 0 Francesa 60), hasta el 22 de marzo de 1924 en New York (R. Reti 1 – Capablanca 0 A15 31), sin perder partida alguna de las 63 que realizó en ese tiempo obteniendo el impresionante resultado de 81,7% de efectividad (+40 =23).

Ahora bien, resulta incuestionable el gran impacto que tuvo el récord de Capablanca en función de los años que permaneció sin tener que inclinar su monarca en partida alguna, pero ante el aturdidor y desenfrenado incremento en la actividad ajedrecística planetaria, pronto quedó con claridad meridiana, las enormes dificultades que traería consigo poder superar ese resultado. (Mas, la vida se encargaría de introducir sus modificaciones con singular inteligencia, pues si bien conseguiría acortar a un año la marca, sería mucho mayor el número de victorias conseguidas y en ello mucho tuvo que ver el octavo campeón mundial Mijail Tahl, que permaneció invicto desde el 23 de octubre de 1973 (ronda XV. Tahl 0 Petrosian 1, Caro-Kann 27, XLI Ch.URSS) hasta el 21 de octubre de 1974 (ronda VI Tahl 0 Kirov 1 Siciliana 37, Novi  Sad), jugando 98 partidas para un desempeño del 74% (+47 = 51), en los 9 eventos donde intervino y cuyas categorías oscilaron entre la VII y la XIII. Una proeza de significativa envergadura, conociendo el arriesgado estilo y modo de encarar la lucha del “Mago de RigaYa en pleno siglo XXI algunos grandes maestros lograron hilvanar una serie exitosa de partidas sin tener que inclinar su rey, entre ellos, cabe destacar a Sergei Tiviakov, con 110 (2004/2005); Bogdan Lalic 110 (2006/2007) y a Ding Liren con 101 (2017/2018).

Es reciente que el actual campeón mundial Magnus Carlsen, vuelve a ser noticia, al establecer una marca de alto impacto, cuando se mantuvo invicto durante 802 días en 125 partidas (+ 41 = 84), mas, lo interesante aquí fue su elevado performance rating (P.R) de 2805, lo que demuestra la gran categoría de sus rivales, cuya media fue de 2688. Esta proeza de Carlsen dio inicio el 31/viii/18 cuando Mamedyarov lo venció en la 9na ronda del 51th Festivial de Biel en 57 lances de un E 65, hasta que el 10/x/20, Duda se las arregló para vencerlo en 63 movidas de una Caro-Kann.

A golpe de audacia, la juventud se impone

El ajedrez magistral necesita continuamente involucrase en transformaciones profundas y que propicien su continuo perfeccionamiento y para ello consta de una fuente prácticamente inagotable, la aparición de nuevos y jóvenes  rostros que ansían alcanzar el reconocimiento y la fama como cabeza visible de los diferentes relevos generacionales a que pertenecen, pues de ese modo propician ejercer un gobierno en el cual,  además de inyectar  vitalidad y renovación, propicien dictar los cambios pertinentes. A tal suerte, apreciamos dos fenómenos que se nos presentan en la actualidad con suma frecuencia, los grandes maestros del planeta cada día se hacen más jóvenes y algo muy parecido sucede con quienes tienen acceso a reinar en el Olimpo.

Acceso al pergamino de gran maestro

Cuando la FIDE en 1950 decidió otorgar títulos internacionales, consideró inicialmente conceder 27 pergaminos de Grandes Maestros, a jugadores con probados meritos en la arena internacional correspondiéndole a David Bronstein ser el más joven del mundo con 26 años. Pero en 1952, Tigran Petrosian se hace con el título luego de su sensacional actuación en el Interzonal de Estocolmo y Saltsjobaden en Suecia, con apenas 23 años. Se sigue bajando la parada y para 1955 Boris Spassky estuvo listo para conquistar el título tan solo con 18 años.

El tiempo continúa transcurriendo y en 1958, durante la celebración del Interzonal de Portoroz en Yugoslavia, Bobby Fischer hace añicos la marca de Spassky y con 15 años, 6 meses y un día se convierte en Gran Maestro. El récord de Fischer, se convirtió en uno de los más longevos en los anales trebejísticos, hasta que Judit Polgar, el 20 de diciembre de 1991, treinta y tres años después, accediera al título de GM sin distinción de sexo con 15 años, 4 meses y 28 días. Once años más tarde, el ucraniano Sergei Karjakin conseguiría su tercera norma de GM en Sudak en agosto de 2002, teniendo a la sazón de 12 años y 7 meses. Por cierto, esa es la marca que aun hoy en la actualidad se mantiene inalcanzable, por ahora. 

Un monarca con edad de príncipe

Los primeros siete campeones mundiales reconocidos por la FIDE, con excepción de Emanuel Lasker, que lo hizo con 26 años, el resto pasó con holgura las tres décadas de vida antes de convertirse en reyes del planeta. Es por ello, que cuando Mijail Tahl en 1960, teniendo a la sazón 23 años y 180 días, logra destronar a Mijail Botvinnick, la afición mundial quedó francamente impresionada por un resultado, que, aunque inesperado, revolucionó el ajedrez en su momento.

En 1975 y próximo a cumplir los 24 años de edad Anatoli Karpov asume la corona mundial, al declinar defender su título Bobby Fischer.

Garri Kasparov, con 22 años y 210 días, logra batir a Karpov en el match por el campeonato mundial de ajedrez el 9 de noviembre de 1985, haciéndose de ese modo el campeón más joven de la historia del ajedrez.

Sin embargo, esta loable marca de Kasparov solamente prevaleció 17 años, pues el 23 de enero de 2002, Ruslan Ponomariov, con 18 años y 104 días, la hizo añicos, luego de vencer a su compatriota Vasili Ivanchuk en la final por la disputa del codiciado título. De esta manera, Ponomariov comenzaría un reinado donde prácticamente hizo coincidir su edad con la de un príncipe.

Mayor número de victorias consecutivas

La más larga serie de triunfos logrados de manera sucesiva en partidas de matches y torneos  le pertenece al primer campeón mundial de la historia del ajedrez, Wilheim Steinitz, cuando desde 1873 hasta 1882 logró hilvanar 25 victorias de modo ininterrumpido, ya que venció en sus últimos 14 compromisos en Viena 1873, dos ante Blackburne en el play-off; siete frente al propio Blackburne en su match de Londres 1876 y luego de alcanzar dos triunfos en Viena 1882, Mackenzie, con dos peones menos, logró encontrar un salvador jaque perpetuo.

Entre 1970 y 1971, Bobby Fischer consiguió 19  victorias de manera sucesiva (no se incluye el ff Vs Panno en el Interzonal de Palma de Mallorca/70), sin embargo, ese extraordinario resultado logra una dimensión colosal si pensamos que durante 1971 en el torneo de la Candidatura venció en seis ocasiones a Larsen y Taimanov respectivamente y en la primera partida a Petrosian, de ese modo, obtuvo 13 triunfos consecutivos frente a jugadores que holgadamente sobrepasaban los 2600 puntos en el baremo del Elo. Justo aquí, es donde se establece el resultado espectacular y ello nos da una idea de la inmensa hazaña alcanzada.

La cara opuesta de la moneda fue la protagonizada por el GM islandés Johann Hjartarsson  que desde el 25 de febrero al 21 de marzo de 1989, experimentó  una de las “malas rachas” más sorprendentes para un jugador de la elite, en los anales trebejísticos, cuando a partir de la 5ta ronda de Linares – descansó en la 6ta-  se enfrentara a Ljubojevic, Karpov, Portisch, Ivanchuk, Timman y Short; hasta la 4ta ronda de Ámsterdam, Salov, Short, Timman y Salov, teniendo como factor común, el inclinar su monarca en todos ellos.

Aún se mantiene incólume la marca de mayor número de triunfos consecutivos alcanzados en torneos, proeza que le pertenece por entero a Garri Kasparov, pues desde 1981 hasta 1990 obtuvo 15 primeros lugares, en algunos casos compartido, mas, lo impresionante resulta ser que 14 de ellos militaron en la categoría de supertorneos!!. La relación completa se las muestro a continuación: Campeonato URSS Frunze 1981, empatado con Psajis; Bugojno e Interzonal de Moscú, ambos en 1982; Bruselas 1986, Bruselas SWIFT 1987, empatado con Ljubojevic; Ámsterdam, Belfort World Cup, Camp.URSS Moscú, empatado con Karpov y Reyjavick World Cup, todos en 1988; Barcelona World Cup, empatado con Ljubojevic: Skelleftea World Cup, empatado con Karpov, Tillburg y Belgrado, todos en 1989 y Linares 1990.

Durante la XVII Olimpíada Mundial de Ajedrez celebrado en La Habana 1966, Bobby Fischer logró 15 puntos de 17 posibles, obteniendo un 88,23% de efectividad y con ello se hizo acreedor a la medalla de plata en defensa del primer tablero de EE.UU, sin embargo, al alcanzar un P.R de 2822 se convertiría en el primer jugador en la historia de las Olimpíadas en sobrepasar la envidiable cifra de los 2800. Por cierto, esta marca mantuvo su vigencia hasta Salónica 1988, cuando Kasparov logró 2877.

El P.R. de mayor impacto en loa anales trebejísticos lo realizó Garri Kasparov, durante sus 15 años de monarca planetario, pues desde diciembre 1985(match amistoso Vs Timman), hasta noviembre de 2000(match Vs Kramnik). En todo ese tiempo se desempeñó para el 68,1% de efectividad (+280 = 338 -41, válidos para 449 puntos de 659), ante una media Elo de sus rivales de 2658, para obtener un P.R de 2791. Suceso inédito entre sus iguales por siempre.

Tabla de resultados VI (resultados de Kasparov XII-85/XI-00)

Elo Jugadores

     +

    =

    -

Ptos/Part

    %

     X

  P.R.

     - 2500

     8

    0  

     0

     8/8

  100

 2434,8

 3161

     +2500

   57

  39

     2

 76,5/98

    78,1

 2565,2

 2785

     +2600

 151

153

   17

227,5/321

    70,9

 2642,3

 2800

     +2700

   64

146

   22

  137/232

    59,1

 2727,1

 2792

    Totales

 280

338

   41

  449/659

    68,1

 2658

 2791

El más alto Elo jamás conseguido 

Uno de los sucesos más competitivos en la historia del ajedrez ha sido la lucha por elevar, cada vez más, el coeficiente personal de los ajedrecistas.

Un verdadero punto de inflexión aconteció en 1972, cuando Bobby Fischer logró una cifra impensable para su época, 2785 puntos Elo, aventajando en 125 unidades a su más cercano escolta, el entonces campeón mundial Boris Spassky. Tuvo que transcurrir varios años para que Karpov y Kasparov accedieran a su membresía en el Club de los 2700, hasta que Garri Kasparov en 1999, lograría implantar una marca de altos vuelos, al conseguir 2851 puntos en su coeficiente personal. Entramos en un nuevo siglo y se pensó que ese récord perduraría mucho tiempo más, sin embargo, el noruego Magnus Carlsen tenía otro punto de vista y con un discurso propio en 2013, primero superaría en 10 unidades la marca de Kasparov, y ya después estaba en condiciones de fijar en 2882, la cota actual, que fuera de dudas, constituye una cifra de ensueño y que el joven nórdico muy bien pudiera dedicarse a ir incrementándola gradualmente.

Master Class Vol.7: Garry Kasparov

Inigualable compendio de la carrera ajedrecística del XIII Campeón del Mundo, con 9 horas de vídeo, entre otras muchas exquisiteces.

Más...

En muchas ocasiones, hay resultados que suelen impresionarnos de una manera contundente, sin embargo, esas marcas pese a ser francamente sensacionales, resultan ser oficiosas y no obtienen el reconocimiento y validez por parte de la comunidad ajedrecística. Ejemplos elocuentes hay muchos, entre estos podemos señalar:

  • Paul Morphy, Bobby Fischer y Garri Kasparov, en los siglos XIX, XX y XXI, fueron protagonistas de un hecho similar y sumamente insólito, ellos en el apogeo de sus carreras deportivas decidieron ¡dejar de jugar al ajedrez! En el caso de Morphy desde 1869 hasta 1884, en el de Bobby, desde 1972 hasta 1992 y en el de Kasparov, desde 2005 hasta nuestros días.
  • Uno de los imprescindibles y que en su momento se le consideró un verdadero campeón sin corona, el célebre Akiba Rubinstein, posee una hazaña francamente difícil de igualar y prácticamente imposible de superar, ya que, en sus primeros encuentros con los monarcas del orbe, Akiba tuvo la inmensa satisfacción de vencerlos, a saber: Lasker (San Petersburgo, 1909); Aliojin (Moscú, 1910); Capablanca (San Sebastián, 1911) y Euwe (La Haya,1921)). Fuera de dudas, aquí lo curioso, lo anecdótico y el récord, se mancomunan.
  • Sin lugar a dudas, 2014 fue un año para recordar, donde sucedieron hechos relevantes en el mundo del ajedrez, mas, su trascendencia y lo que le daría celebridad para la posteridad es que se efectuaron en ese año todas las categorías de la 14 a la 22 y los dos primeros supertorneos con CAT 23. Además, fue el año donde se realizaron mayor número de supertorneos, con 31. Justo es consignar que en 2009, se realizaron 35 eventos de esta naturaleza, pero no se efectuaron certámenes con CAT 22 y 23 respectivamente.
  • En Los Angeles 1968 (CAT 14) se celebró el desempate del torneo Interzonal de Susse 1967, donde intervinieron tres jugadores, mas, lo curioso estriba en el hecho de quien ganó este evento, no pudo ganar partida alguna en la lid. De ese modo Samuel Reshevsky, pasó a la Candidatura, entablando sus ocho partidas, dejando a Hort y Stein fuera de la lucha por la corona mundial, pues todos ellos concluyeron con 4 puntos en las 8 partidas celebradas.
  • El célebre Paul Keres, durante el torneo de Candidatos de Yugoslavia 1959, celebrado en varias de sus ciudades, realizó una hazaña de altos quilates cuando ganó 10 partidas e hizo 4 tablas, del total de las partidas que jugó conduciendo……las negras!!!!.
  • Tras defender con éxito su corona en 1966, Tigran Petrosian intervino en la II Copa Piatigorsky en EE.UU, donde solamente consiguió el 50% de los puntos en litigio. Aquí el GM danés Bent Larsen lo derrotó en dos ocasiones, pero en una de ellas, mediante un brillante sacrificio de dama, ¡inusual manera de derrotar a un monarca reinante! Otra arista interesante de los enfrentamientos Petrosian-Larsen, lo apreciamos cuando observamos sus primeros nueve encuentros (Portoroz 1958 hasta el evento de Santa Mónica), donde no hubo empates y el soviético Petrosian venció 6 x 3.
  • En Linares 1993. Durante el duelo entre dos “pesos pesados”, el conductor de las blancas (Karpov), se encontró, al filo de la movida 22 de las negras (Kasparov) en una posición, donde todas sus piezas se encontraban en la primera fila, un hecho bastante inusual entre jugadores que han sido inquilinos reales. El desenlace de esta inolvidable paliza, originó un curioso incidente, cuando Kasparov coronó su peón c y no lo reemplazó por otra pieza, entonces él, bien conocido por sus elevadas dotes histriónicas, se viró hacia el público haciendo un gesto con sus manos y que fue captado magistralmente por el lente de Carlos Ximénez. Por cierto, tuvo la inmensa dicha de estar presente durante esa partida. (Fig.1 Kasparov y su curiosa pose de asombro)

También el mundo del ajedrez exhibe resultados que impactan, y no precisamente por lo positivo de ellos, sino más bien por su polo opuesto, al respecto deseo referirme a tres ejemplos. Aliojin, pese a ser un consistente ganador de eventos, e incluso en muchos de ellos obtenía abrumadoras ventajas ante sus más cercanos rivales, jamás pudo alcanzar su inclusión en el selecto “Círculo de los 2700”. Fischer nunca tuvo la satisfacción de ganar un supertorneo (CAT 14 en adelante), pese a tener un excelente avatar en su carrera deportiva. El performance rating constituye un valioso auxiliar para comprender a cabalidad el resultado de un jugador en un torneo específico. Todos hemos quedado fuertemente asombrados ante la memorable actuación de Anatoli Karpov en Linares 1994, dicho sea de paso, un extraordinario y fortísimo torneo, quien con 11 puntos de 13 (84,6%) y una media Elo de sus contrarios de 2681, logró un rating para ese evento de 2977, aventajando significativamente al inmenso Lasker, quien en la final de San Petersburgo 1914, computó 7 puntos de 8 (87,5%) ante rivales cuyo Elo medio era de 2606, logrando desempeñarse para 2942.

Próximo a cumplir el medio siglo de existencia, se alza con inusual majestuosidad el P.R más elevado, jamás alcanzado en torneos a la americana o round-robin, por lo cual Bobby Fischer al alcanzar el score perfecto en 11 partidas en el Campeonato de EE.UU 1963/64 obtendría la astronómica cifra de 3138, razón por lo cual este resultado se convierte en uno de los récords más longevos del ajedrez.

Récords para recordar

  • José Raúl Capablanca jamás perdió partida alguna de torneo jugando con blancas la apertura Ruy López.
  • Judith Polgar es la máxima recordista femenina del planeta ha sido el ajedrecista que, con menor edad, pudo acceder al título de MI sin distinción de sexo, al contar con 12 años y un mes en 1989. Con 15 años, 4 meses y 28 días logró el pergamino de GM, para hacer añicos el récord de mayor duración en la segunda mitad del siglo XX que pertenecía a Bobby Fischer, cuya data era de 33 años, luego de haber alcanzado su título en 1958. En enero 2003, fue la primera mujer en lograr los 2700. A partir de 2004 se ubica entre los diez primeros en la lista elo del orbe y para 2005 logra su mayor coeficiente con 2735. Ese propio año participa en el torneo de Candidatos de la FIDE en San Luís Argentina.
  • Ruslan Ponomariov de Ucrania, obtuvo su última norma de GM en octubre de 1997 y contaba entonces con 14 años y 17 días, convirtiéndose así en el GM más joven del mundo  y se convirtió en el campeón mundial más joven de la historia en 2002, con 18 años y 104 días, al vencer a Ivanchuk.
  • El acceso a campeón mundial de ajedrez por el indio Vishy Anand siguiendo tres vías bien diferentes, a saber, empleando el sistema de K.O de la FIDE y vencer posteriormente a Shirov en la final en el 2000; ganando el Candidatos de México en 2007 y el match de unificación con Kramnik en 2008. (Fig.2 Anand y el autor de este trabajo en Linares 2002).
  • Enmanuel Lasker tiene el raro privilegio de haber vencido en tres de los cuatro supertorneos en que participó, Berlín 1918 (CAT 14); San Petersburgo 1895/6 (CAT 15) y San Petersburgo –final- 1914 (CAT 16).
  • Desde el 16 de abril hasta el 1 de mayo de 2013, se realizaron simultáneamente en diversos puntos del planeta cuatro supertorneos de ajedrez, el Campeonato  de   China con CAT 15; el 48 Capablanca in Memoriam, CAT 18; Aliojin Memorial, CAT 20 y el Grand Prix de la FIDE en Zug, CAT 21.

Pienso que en la actualidad, y a tenor de la toma de conciencia en torno a la tetradimensionalidad del ajedrez, la FIDE puede y debe  considerar la posibilidad de habilitar un departamento oficial donde se procesen y custodien datos históricos y estadísticos del juego ciencia, así como sus principales curiosidades y anecdotario, ya que ello constituye un elemento imprescindible para recrear y hacer veraz la historia del noble juego, por supuesto, en esto juega un rol fundamental cada una de las federaciones nacionales afiliadas.


Recuerdo adicional de la redacción de es.chessbase.com:

El día que Kasparov se retiró del ajedrez profesional en Linares

En la rueda de prensa, después de la última ronda del Torneo Internacional "Ciudad de Linares" 2005 Garry Kasparov, el jugador más fuerte del mundo anunció su retiro del ajedrez profesional. El público y los periodistas que fueron testimonios de este momento histórico y chocante se quedaron pasmados y conmovidos con las palabras de Kasparov. Había comentado su decisión a sus amigos más próximos solo unos minutos antes de su declaración la cual originalmente quería plantear en la clausura. Pero, después de la derrota en la última partida (de su carrera profesional) contra Veselin Topalov decidió "desahogarse" esa misma noche.

La madre de Kasparov, Klara Shagenovna Kasparova estaba presente en la rueda de prensa y escuchaba a su hijo con los ojos llenos de lágrimas. "Llevamos visitando torneos hace 30 años ahora", dijo, "y esa fue la última vez". Les costó trabajo a los colegas y a Garry y también a los periodistas no dejarse vencer por la emoción. Hemos grabado en vídeo la rueda de prensa completa y la publicaremos en ChessBase Magazine. Aquí tienen una secuencia con la declaración oficial de Kasparov.

Kasparov anunciando su retirada en el hotel Aníbal de Luis Rentero (Linares, 2005)

Vídeo por Nadja Wittmann (ChessBase)

 




Romelio Milián González, (naciodo en 1949, en Quivicán, Cuba). Es Licenciado en Ciencias Pedagógicas en la especialidad de Biología.
Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro