Boris Gulko: recapitulación

02/04/2002 – "Compararía el jugar contra un ordenador con luchar contra un río con fuertes rápidos en el canal navegable y aguas tranquilas fuera de él. El arte está en alcanzar las aguas mansas..." Tras su derrota por 3 - 5 contra los mejores programas del mundo, Boris Gulko ha sacado algunas interesantes conclusiones y nos ofrece un resumen de sus partidas contra las máquinas. Lo puede leer, traducido al castellano, aquí.

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

 

Boris Gulko: lo que aprendí de mi match contra los ordenadores.

O cómo jugar contra los programas de ajedrez actuales junto con una revisión del encuentro.

Primero: Estaba completamente falto de preparación para jugar contra un programa de juego moderno. Mi experiencia de mediados de los 90 resultó ser irrelevante en la actualidad. Me di cuenta de que, para tener éxito, un GM tiene que prepararse de una manera completamente distinta para jugar contra ordenadores en comparación con el ajedrez “humano”. Compararía el jugar contra un ordenador con luchar contra un río con fuertes rápidos en el canal navegable y aguas tranquilas fuera de él. El arte está en alcanzar las aguas mansas: es la clave del éxito para jugar contra los ordenadores.

Segundo: Se tiene no sólo que encontrar debilidades en los ordenadores sino también que librar el estilo propio de los métodos que se emplean normalmente contra los humanos. Debe abstenerse de usar aproximaciones psicológicas, puesto que los ordenadores no tienen psicología. Debe refrenarse en buscar errores en los cálculos de su oponente puesto que los ordenadores no comenten errores de cálculo.

Tercero: Los mejores programas – y he jugado con los mejores – tienen distintos puntos fuertes y débiles. Si se encuentra un método para jugar contra uno, puede ser inservible contra otro, de forma que se debe investigar distintas formas para enfrentarse con cada programa diferente.

Durante el match llegué a algunas percepciones nuevas sobre el modo de jugar de los ordenadores. La primera vuelta la perdí 1-3; la segunda terminó 2-2 y pienso que hubiera podido ganar una tercera vuelta. Esto resultará más claro una vez que hayamos revisado las partidas.

Primera vuelta:

Gulko – Deep Junior. Las blancas crean presión sobre la columna b. Deep Junior podá haberse defendido si hubiera previsto la maniobra Cf3-d2-c4, pero “no lo entendió”. Podía haber ganado yo jugando, por ejemplo, 36.Ta6. Buscando evitar apuros de tiempo jugué 36.Db1? rápidamente y tras 36…a4 la posición quedó incierta.

Fritz – Gulko. Este fue un vivo duelo táctico. Mi oponente fue muy creativo. Perdí en una posición clara de tablas debido a los apuros de tiempo. Por ejemplo, podía haber jugado 51….Ta8 52.Rf4 Rf7 53.Re3 (o 53.Th3 Rg6) Re7 54.Rd4 Rd8 55.Rc5 Rc7 y las blancas no habrían logrado nada.

Gulko – Hiarcs. Se volvió una partida posicional en la que mi oponente, sorprendentemente, no cometió ningún error.

Shredder – Gulko. Mi oponente jugó con el estilo del joven Kupreichik. Cometí dos fallos garrafales seguidos en una posición caótica y recibí un bonito mate.

Segunda vuelta:

Deep Junior – Gulko. Empleé una adecuada estrategia antiordenadores por primera vez en el match. Creamos una posición cerrada sin grandes oportunidades tácticas. Jugó perfectamente durante la primera parte de la partida, mejorando el juego de Stein en su histórica partida contra Bagirov. Me privó de cualquier jugada activa. Pero en el mediojuego tenía que haber preparado f2-f4-f5 pero tan largo plan estaba por encima de sus capacidades mentales. Las jugadas de mi oponente llegaron a carecer de objetivo y, al final de la partida, yo tenía ventaja.

Gulko – Fritz. Tras errores mutuos en la apertura, alcancé una ventaja en el final.Encontró la forma de escapar.

Hiarcs – Gulko. Esta fue la mejor partida de un ordenador durante la competición.De nuevo permití una lucha táctica. Fue preciso en la apertura y consistente en el mediojuego.

Gulko – Shredder. Esta fue mi única victoria. Obtuve lo que es necesario frente a un ordenador: un despiste estratégico sin damas. Mi intuición venció a sus cálculos.

En resumen, debo decir que la gente del Club Kasparov hizo un gran trabajo con la organización de la competición.

Fuente: Kasparov Chess

Puede revisar las partidas aquí.


Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro