Campeón del tablero y de la vida

09/06/2004 – Víctor Adrián Barria, director del Torneo Universitario Rossetto (cuya primera edición se disputará los próximos días 12 y 13 de junio de 2004 en el servidor Jugarajedrez.com) y Coordinador de Ajedrez de la Universidad Nacional del Sur, nos trae un amplio e interesante retrato, tanto en lo ajedrecístico como en lo personal, de la persona a la que se rinde homenaje con el nombre del torneo. Sin duda es un monumento vivo de la historia del ajedrez y de su tierra.Lucha y maestría

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Lucha y maestría


Foto: Adrián Barria

Es parte importante de la historia del ajedrez argentino y del respeto que se tiene de la Argentina en el mundo ajedrecístico. Estamos hablando de Héctor Decio Rossetto, un bahiense que dejo su maestría plasmada en el tablero.

El Gran Maestro Héctor Decio Rossetto nació en Bahía Blanca, Provincia de Buenos Aires, el 8 de septiembre de 1922.

Le fue otorgado el título de Maestro Internacional en 1950 y el de Gran Maestro en 1960.

Fue Campeón Argentino, en seis oportunidades: años 1942, 1944, 1945, 1947, 1962 y 1972. Jugó seis Olimpiadas y obtuvo la medalla de oro en el quinto tablero en la olimpíada de Helsinki con un rendimiento del 80% (+8, -2). Participó en los Interzonales de Portoroz (Yugoslavia) en 1958 y Amsterdam 1964. Logrando 3 subcampeonatos mundiales por equipos, fueron obtenidos en : Dubrovnik 50,Helsinki 52 y Yugoslavia 54.

Asiduo participante de los Magistrales de Mar del Plata, donde logró el primer premio en 1949 y 1952 y el segundo en 1950 y 1961.

Después de Miguel Najdorf fue el argentino que más  torneos ganó. Su mejor año fue 1952 donde jugó 8 torneos, en 7 salió primero y en el otro segundo. En ese año con Najdorf, Bolbochán, Pilnik, Eliskases y Maderna obtuvieron el segundo puesto en Helsinki detrás de Rusia.

 

Recorriendo la antigua Bahía Blanca

Al empezar nuestra charla trae de su armario 2 carpetas con fotos y recortes que recorren su vida.

Su memoria prodigiosa me lleva a recorrer la antigua Bahía Blanca .


Fotos: Adrián Barria

 "La gente no sabe, en una de esas, en Bahía, que Bahía Blanca la cuadra de O’Higgins, todavía no estaba abierta Drago, Drago era una cortadita que estaba entre Colón hasta Moreno hasta el correo, tal es así, que había entrada y salida, un viento unos remolinos. La calle O’Higgins todavía no se había abierto Drago, de Chiclana hasta Brown era la calle más iluminada de la Republica Argentina, en Buenos Aires no había ninguna calle que tuviese la iluminación de la calle O’Higgins porque era el boom de los Amaducci e hijos que habían puestos letreros luminosos en todas partes. Era boom en Bahía era una cosa de locos la iluminación de la calle O’Higgins."

Haga clic aquí para escuchar su relato (formato mp3, 103 Kb, 52 seg)

"Soy huérfano de madre. Mi padre me llevaba a todos lados con la mamadera iba a todos los cafés, escribía, era escritor, traductor, musicólogo mi padre era un bocho. A los 4 años en el café el jugaba al ajedrez y yo mirando aprendí a jugar al ajedrez, no me enseño nadie. Y nadie sabe y todavía esta, en la Central Muñiz en el primer piso, ahí empecé a jugar ajedrez, había una rotonda, hasta Chiclana estaba la librería y abajo estaba la confitería. Al fondo de lo que era eso, hubo un hotel, entrando por Chiclana al lado del bar Paulista, yo le puedo decir todos los bares que había en Bahía alrededor de la plaza. Y ahí empecé a jugar ajedrez, la gente piensa que a lo mejor empecé en el Colón, cuando el Colón se fundó en el 1931 yo tenía 9 años y yo ya jugaba."

También jugo billar y ping pong. Los jugaba muy bien, ganó un torneo de billar que organizo Ezequiel Navarra y no retiró su trofeo. Se decidió finalmente por el ajedrez

Por su relato pasan nombres de amigos y conocidos, los Moisá, Enrique Julio, Avanza, Alfredo Fichter, Geddes.

 

El comienzo de su carrera ajedrecística

"Un día yo veía en el diario la clasificación de un torneo de ajedrez, me arrime a “La Cosechera” después del mediodía y estaba estudiando Rolando, me dice: hola pibe. El era maestro pastelero era un hombre muy culto y fue el primero en Bahía que conoció teoría ajedrecística, los libros que traían ,estaban en el idioma alemán y el tenía esos libros. El club de ajedrez estaba detrás de “La Cosechera”. Me pregunta Rolando que haces por acá. Le conteste

-         Vengo a jugar un torneo.

-         ¿En que categoría?

-         La última, cuarta.

-         Juguemos, para ver como juegas.

Después de jugar me dice: No estas para jugar en cuarta vas a jugar tercera.

Jugué tercera, segunda, primera y los planche."

 

Sus ídolos 

"Cuando yo estaba en Bahía Blanca mi ídolo argentino era Carlos Guimard cuando le ganó el match a Grau. Jacobo Bolbochán me conoció en Bahía, era muy buena persona. Del aprendí muchas cosas, no precisamente del tablero. Me ofreció su casa, era un santo."

"Guimard era mi ídolo en Bahía, cuando vine a Capital Federal fue mi rival (Rossetto le gana el match por el Campeonato Argentino en 1942, partidas para bajar) y después fue mi colega y finalmente en los últimos años de su vida fuimos amigos".

"Mi ídolo era Emanuel Lasker porque como le puedo explicar, veía el ajedrez como lo veo yo. Yo veía el ajedrez siempre como una lucha y el decía que se dividía el ajedrez apertura, medio juego y final siempre había una oportunidad, pero en la lucha y ese era mi maestro, yo jugué con Alekhine y Capablanca ping-pongnes"  (partidas rápidas).

Clic aquí para escuchar su relato. (formato mp3, 48 Kb, 24 seg)


Vassily Smislov, Héctor Rossetto, Boris Spassky y Tigran Petrossian, en Buenos Aires 1978.

"Un gran maestro argentino quería comentar el premio de belleza que le gane a Korchnoi (partida para bajar - partida para reproducir) y le dije que para mi, mi mejor partida fue con Guimard (partida para bajar- partida para reproducir) que es un modelo de Holandesa, esa fue mi mejor partida, llegue una jugada antes que él, Guimard jugó muy bien ese torneo el Sesquicentenario".

 

Frases sobre los jugadores argentinos:

"El mejor jugador argentino con los peones es Panno".

"La mejor jugadora Argentina es Claudia Amura y ahora surgió Carolina Luján".

"Un colega mío que me gusta su juego es Sergio Giardelli".

"Para mi Pablo Ricardi junto con Daniel Cámpora son los mejores jugadores argentinos. Aunque ahora apareció Rubén Felgaer".


Héctor Rossetto y Miguel Najdorf.

 

Su familia

"Tengo 60 años de casado, mi esposa es quien me acompaño en todos mis viajes, ahora me cuida y aguanta en casa. A mis hijos no les enseñe a jugar ajedrez, mi hijo no aprendió, en cambio mi hija aprendió por su cuenta". Al entregarle el afiche del torneo enmarcado me dice: "mi hija cuando lo vea seguramente se lo llevara y lo pondrá en su camerino". Su hija es Cecilia, reconocida figura del mundo del espectáculo, la admira por su talento y profesionalidad. Durante la entrevista su esposa esta junto a nosotros y hace comentarios que demuestran que tiene un gran sentido del humor. 

 

Afiche del torneo

Trae un tablero y pienso que analizaremos una partida pero me sorprende y me invita a jugar. Su esposa observa nuestras partidas y pienso cuantas partidas habrá visto en su vida junto al maestro. Al finalizar la primera partida me dice" creía que no jugabas bien" ese elogio me llena de orgullo, obviamente perdí esa partida. La siguiente fue tablas, después de haber jugado un largo tiempo, le ofrezco tablas y el maestro acepta no sin antes hacer un breve análisis de la partida, enseñándome los errores de la partida.(la foto muestra esa partida). Seguimos jugando algunas partidas y me muestra algunos secretos de las aperturas (esos secretos que no se aprenden en los libros) mientras jugamos. Uno se siente cómodo al dialogar con Héctor Rossetto, su sinceridad, el decir lo que piensa y siente, son rasgos que lo distinguen.

 

Jugando con el maestro Rossetto.

 
Foto: Sebastián Marchese 

Me muestra una partida suya, jugada a los 15 años de edad, con el Ing. Pedro Aguilar.  

 Rossetto, Héctor Decio - Aguilar, Pedro [B03]

Partida para reproducir

Bahía Blanca, 1938 "Jugué teóricamente sin saber de teoría."

1.e4 Cf6 2.e5 Cd5 3.c4 Cb6 4.d4 d6 5.f4 dxe5 6.fxe5 Cc6 7.Ae3 Af5 8.Cc3 e6 9.Ae2 Dd7 10.Cf3 0–0–0 11.0–0 Ag4 12.Cd2 Af5 13.Cb3 f6 14.exf6 gxf6 15.a4 Tg8 16.a5 Dg7 17.Tf2 Cd7 18.Af3 Cde5 19.a6 Ag4 20.axb7+ Rb8 "en este momento todos dijeron el pibe esta perdido, esta partida viajo por todo el mundo, está en el libro de Joyas del Tablero Rubén Fine y en otros libros." 21.Axc6 Cxc6 22.d5 exd5 23.cxd5 De7 24.dxc6 Txd1+ 25.Cxd1 Dxe3 26.Cxe3 Ae6 27.Cd4 Ah6 28.Cef5 1–0 "Esta partida se la mostré a Alekhine, había jugado unas partidas ping-pong antes con él, y al verla hace este sonido mmm ese sonido era de aprobación, cada vez que Alekhine hacia mmm así, era de aprobación (Haga clic aquí para escucharlo formato mp3, 9 Kb, 4 seg), para mi fue muy gratificante su aprobación."

Partidas para bajar (Formato PGN, 33 Kb)

Antes de despedirme me dice: "jugas bien, seguramente jugas mucho  ping pong (partidas rápidas de ajedrez)". Me río. El maestro se dio cuenta de mi gusto por las partidas rápidas. Le agradezco su tiempo y su amable cordialidad, el me contesta "mi casa tiene abiertas las puertas para todas las personas de buena voluntad". Me invita a que vuelva a visitarlo en mi próxima visita a la Capital , le prometo que lo volveré a visitar. 

Héctor Rossetto un campeón del tablero, pero lo más importante, un campeón de la vida.

 

Víctor Adrián Barria
Director del Torneo

Coordinador de Ajedrez
Universidad Nacional del Sur

 

 

 

 


Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro