Deep Fritz: profundos apuros

08/10/2002 – Deep Fritz intentó poner en apuros a Vladimir Kramnik con una partida escocesa. Hasta la jugada 16 se siguió una partida que Jordi Magem disputó contra Kovalev en Batumi 1999. En la 17 el programa introdujo una novedad, pero no tuvo éxito. Kramnik de nuevo cambió damas tempranamente y mantuvo la posición bajo control con hábiles variaciones de ritmo. Terminó imponiéndose tras 51 movimientos y cerca de cinco horas de juego. Hubo controversias entre los espectadores y comentaristas sobre el momento en que debe rendirse el ordenador. Por un acuerdo entre los contendientes y la organización, se seguirá jugando la partida hasta que se considere que es clara la derrota para la mayor parte del público. Tras la jornada de hoy el campeón del mundo se destaca en el marcador por 2,5 - 0,5. Necesita dos puntos para adjudicarse la victoria. Elizabeth Vlasov (foto) hija del embajador ruso, manifestó entusiasmada: "Err! Fritz, dos millones de posiciones por segundo; Kramnik, dos. Sin embargo, ganó Kramnik". En términos parecidos se expresó el GM Julian Hodgson, lleno de fina ironía británica: "Fritz calcula más en una jugada que Kramnik en toda su vida". La próxima cita es el jueves, en el horario acostumbrado, con Kramnik al mando de las blancas. Para reproducir la partida. Para ver fotos. Más comentarios en español.

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

 

Para ser un Gran Maestro se debe saber como luchar cada tipo diferente de batalla. Para ser un Campeón del Mundo se debe saber cómo hacer que tu oponente luche en tu campo de batalla. Vladimir Kramnik salió de una posición inferior para sobrepasar a Fritz en una dura lucha de cinco horas.

El equipo de Fritz tenía razones para el optimismo tras la apertura, aunque resultó fuera de lugar. Aunque la posición con la que salió Fritz de la venerable Apertura Escocesa era buena, resultó el tipo de posición que requiere maniobras estratégicas que los ordenadores no comprenden en absoluto pero que los campeones del mundo dominan. Kramnik poco a poco fue superando a Fritz con un brillante despliegue de ajedrez que acaparó constantes elogios de los Grandes Maestros que comentaban la partida.

"¿Cuánto tiempo podrá Kramnik seguir jugando a este nivel?" se preguntaba el cuatro veces campeón británico Julian Hodgson. "18...Cb4 fue brillante e inesperada", dijo el GM Danny King sobre la jugada que le llevó a Kramnik una pensada de más de 30 minutos. Y bien valió ese tiempo porque tras las simplificaciones Fritz quedó en una posición pasiva que le venía como anillo al dedo a Kramnik.

Incluso se tomo un descanso para fumar un cigarrillo mientras decidía su décimooctava jugada. Cuando se le preguntó sobre esto en la conferencia de prensa Kramnik respondió que no creía que el fumar le ayudase en el juego sino que había intentado dejar de fumar 40 veces claramente sin éxito. También dijo que supo que iba a ganar desde la jugada 19.a3, cuando Fritz debilitó sus peones en el ala de rey. Le llevó 30 precisas jugadas más embolsarse el punto.

Fue casi una vergüenza ver estropearse la estupenda posición que Fritz había creado como si fuera un pudding bajo el sol de Bahrein. El super-programa sabía que estaba en un lío pero no era capaz de ver la forma en que Kramnik iba a exprimirlo. El centro del tablero cayó bajo el control de sus torres y suavemente transformó la partida en un final de peones ganado. Este modelo es muy simlar al de la última partida y resalta a la perfección una bien conocida debilidad de los ordenadores en la planificación de los finales a largo plazo.

Al equipo de Fritz le queda el consuelo de haber superado a Kramnik en la fase de apertura de la escocesa, una de las favoritas del anterior campeón del mundo Garry Kasparov. Kramnik debió haberse preparado ampliamente contra ella antes de su duelo con Kasparov por el título mundial pero Fritz logró una posición muy cómoda. El problema fue como el del eunuco que se encuentra con un harén: Fritz no tenía ni idea de que hacer.

Así que Fritz ganó las escaramuzas de la apertura pero Kramnik había escogido el campo de batalla: un mediojuego sin damas, con una estructura de peones rígida que pudo abrir a su conveniencia. Requirió una técnica excelente el mantener a Fritz bajo control durante el resto de la partida y el campeón del mundo la tiene.

Reproducir la partida



Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro