El regreso de un fiel amigo

por Amador Rodríguez
30/12/2013 – Fueron muchos los años en los que el ritmo de torneos en que participaba era frenético y contaba siempre a mi lado con un fiel compañero que iba evolucionando a través de nuevas versiones. Su ayuda era inestimable en aquellas jornadas maratonianas de preparación para eventos y rivales concretos. Reseña de Deep Fritz 14 por Amador Rodríguez...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Un buen día llegó Rybka que de la noche a la mañana adquirió una fama brutal y fue ese el módulo que pasé a utilizar. Al cabo de otros años irrumpió en escena Houdini y ese es el que había utilizado desde entonces. La salida al mercado de Fritz 14 atrajo mi atención y después de tantos años lo he instalado, me ha encantado y estoy feliz por el reencuentro con ese viejo amigo que nunca me dejó colgado.

Fritz para los no grandes maestros

Lo primero que debo decir es que ahora me percato de que estos programas ofrecen mucho más que un compañero de estudio. El algo que un gran maestro normalmente pasa por alto, porque como jugador profesional realmente lo que utilizas es el módulo de análisis, invocándolo desde dentro de ChessBase.

Llega un momento en que esa actividad profesional disminuye, por variadas razones. En mi caso particular noto que las condiciones en los torneos son ahora peores que en los años 80 y como se supone que el mundo vaya hacia adelante, prefiero jugar solamente competiciones de clubs en España y Francia y pasar de los abiertos de verano. Muchos de los grandes maestros de mi generación han seguido una línea similar y han terminado priorizando labores de entrenamiento.

¡Es cuando uno se da cuenta de lo mucho que se puede disfrutar del ajedrez con un programa como Fritz14!

Si, realmente hay muchas formas para hacer que la práctica del ajedrez sea muy placentera utilizando un programa como este. No me imaginaba yo explorando como entrenar en defensa y ataque, finales, tomando lecciones en video a través del sistema integrado de Chess Media o procesando baterías de tests y haciendo pruebas de rendimiento. Es una pasada, numerosas opciones, que cierto es que están ahí de versiones anteriores y simplemente me pasaban desapercibidas.

¿Qué hay de nuevo en Fritz14?

Fritz 14 ha experimentado una importante metamorfosis tecnológica que lo ha dotado con una elegante interfaz de usuario y lo ha optimizado para la nueva generación de Windows. Comprendo que esto le puede parecer tontería a muchos, un cambio insignificante, pero realmente sí que es relevante.

Los ordenadores siguen una ruta de actualización cada vez más rápida y los sistemas operativos también, su ciclo de vida es cada vez más corto. De aquél eterno XP hemos evolucionado a un Windows 8.1 que es radicalmente diferente y exige más, no solo al hardware sino también al software.

A donde quiero llegar es a que aunque el módulo sea eventualmente similar al de una versión anterior, el programa en si no va a ejecutar igual de rápido en un nuevo sistema operativo que no existía cuando lo compramos. Ni nos va a ofrecer la misma fiabilidad cuando estemos ejecutando de forma simultánea varias aplicaciones.

Deep Fritz, versión única.

Hasta ahora, Fritz se ofrecía en dos versiones, una “para pobres” y otra “para ricos”. Es un decir, quizás exagerado, pero quienes tenían ordenadores más potentes y pagaban más, podían adquirir un Fritz de rendimiento superior, optimizado para el uso de procesadores con varios núcleos.

Ahora desaparece esta diferenciación y por un precio más bajo se tiene acceso a la que siempre fue la versión superior. A partir de esta versión 14, Fritz está diseñado para sacar el máximo rendimiento a la arquitectura de 64 bits y puede ejecutarse en equipos de hasta 8 núcleos de proceso en paralelo. No debe asustarse quien todavía le mantenga su confianza a un ordenador antiguo porque el programa funciona incluso con el viejo y célebre Windows XP (service pack 3).

De hecho, por primera vez se incluye un módulo de 64-bit y una interfaz de la misma arquitectura y el fabricante anuncia que ofrece un aumento de 100 puntos Elo en su rendimiento. No quiero dar fe de esto, porque no estoy escribiendo una crónica con fines comerciales y tampoco he realizado pruebas en esa dirección.

Es algo que tendrá que comprobarlo cada cual. Yo sin experiencia concreta en la versión anterior, que de hecho no tengo, lo que si observo respecto a otros módulos antiguos que tenía instalados, es que este va de maravillas, no se cuelga, arranca rápido y siempre a la primera. Es frecuente que lo olvide analizando en cualquier posición irrelevante, regrese a las 2 horas, me percate de ello, vea que está funcionando  como siempre y lo desconecte. Y también es frecuente que pase a trabajar en otra aplicación que requiera recursos intensos del procesador sin que me entere de que Fritz14 está trabajando en segundo plano. Esto antes era impensable, el ordenador se colapsaba y acusaba el esfuerzo.

Jugar y analizar, disfrutar y entrenar

Para interpretar las frases sueltas hay que hacerlo a pares.  Disfrutamos jugando y entrenamos analizando. Son dos formas diferentes de interacción entre hombre y máquina. En los párrafos anteriores he abordado el tema de las muchas cosas que se pueden hacer para disfrutar de esta aplicación. Ahora me propongo dar algunas pistas sobre su uso con fines de análisis y entrenamiento.

Hay quienes simplemente le ponen una posición  al módulo y dejan el ordenador encendido varios días hasta ver si en la medida que se sumerge en las profundidades del árbol de análisis es capaz de aportar una solución mágica, quizás una super novedad teórica. A quien le sobre el tiempo o le sobren ordenadores puede pensar en un patrón similar, pero es algo que no recomiendo.

Tampoco es bueno sentarse, ir mirando y confiando ciegamente en las propuestas del ordenador. Es “el patrón del vago”, que tampoco puedo recomendar. Lo ideal es estar concentrado uno mismo en la posición e ir introduciendo jugadas que sean de nuestro gusto para obtener sobre ellas el veredicto del ordenador, el siempre útil visto bueno táctico, esa garantía de que no nos estamos dejando nada por el camino, ni ahora ni en las próximas jugadas. La vista táctica de programas como Fritz es muy aguda y suele ser eficiente.

Algo diferente es intentar llegar a conclusiones en posiciones en las que realmente lo que se echa en falta es el juicio de un fuerte gran maestro o un experimentado entrenador.

Un ejemplo claro lo encontramos en mi partida contra el excampeón mundial Tigran Petrosian disputada durante la Olimpiada de Buenos Aires. A la altura de la jugada 16 se alcanzó la siguiente posición.

Yo debía decidir si regresar con mi alfil a d3 o a h3. La mayoría quizás lo regresaría sin mucho pensar a d3 y desde ahí seguir apuntando hacia el enroque negro, el peón en g6 concretamente, que con el tiempo podría sufrir el asedio del avance del peón  a h5 o un salto eventual de caballo a e5 si las negras jugaran d5. Yo sin embargo me decidí por retirar el alfil hacia h3, para tratar de provocar algún caos interno en la posición negra, dejarla con menos maniobrabilidad.

Esa decisión no es para Fritz 14 sino para un gran maestro, mientras más fuerte mejor. Podría dejar al ordenador ahí enchufado días y no obtendría una respuesta categórica.  Si la tendría si Magnus Carlsen detuviera su vista sobre el tablero un par de minutos.

Hay otras posiciones en las que es realmente imposible prescindir de un ordenador para llegar al fondo de los análisis y verificarlos bien. Esta siguiente posición proviene de la partida Timman-Torre en Tilburg 1982. Las blancas han sacrificado una pieza y necesitan abordar el ataque de la forma más contundente posible. Hay varias vías a explorar, cada una de ellas derivando en largas y complejas variantes.

Como un buen ejercicio de entrenamiento podemos colocar esta posición sobre un tablero convencional y tratar de encontrar la solución, pero estoy seguro que al confrontar posteriormente cada variante contra Fritz14 te vas a llevar grandes sorpresas.

¿Podemos vivir sin estas aplicaciones?

La respuesta es no, rotundamente. Los tiempos han cambiado, las cosas son ahora diferentes y en el ajedrez el impacto informático es brutal.

Fritz 14 es una aplicación elegante, bien diseñada, amistosa con el usuario y que responde a las necesidades de un ajedrecista de cualquier nivel. Si no lo tienes, te lo estás perdiendo. El precio ha bajado y las prestaciones han subido muchísimo, una ecuación muy distinta a la que encontramos en el mercado respecto a la mayoría de los productos, sean de ajedrez o no.

Información acerca del programa

Deep Fritz 14: haga clic aquí para comprarlo

Óptima compatibilidad con Windows 8.1

La interfaz del programa, por primera vez también estará diseñada para la arquitectura de 64-bit, con lo que funcionará de forma ágil y rápida en los sistemas operativos actuales. Por supuesto, la nueva versión también incluye todas las funciones conocidas de juego, entrenamiento y análisis por las que Fritz se ha convertido en el programa de ajedrez más popular.

Premium en Playchess.com

Conéctese con Deep Fritz 14 al servidor más grande del mundo y disfrute de interesantes comentarios en directo de los torneos de ajedrez de la élite mundial o participe en sesiones de entrenamiento con los grandes de ese oficio como, por ejemplo, Leontxo García, Daniel King, Maurice Ashley y Karsten Müller, entre muchos otros. Deep Fritz 14 incluye acceso Premium durante seis meses.

Sólo valen los mejores análisis

Con Deep Fritz 14 tendrá acceso a la función “Let’s Check“*, la mejor y más amplia base de datos del mundo, con análisis de altísimo nivel. En el servidor Let´s Check se almacenan más de seis millones de posiciones con profundos cálculos de módulos sobre cada una de ellas y cada día se mejoran y amplían los análisis. Si quiere saber rápidamente lo que hay que pensar de alguna posición de apertura, lo mira en Let´s Check y listo. Allí encontrará toda la información con un solo clic, ahorrando horas de espera porque no hace falta que haga calcular a su ordenador.

Incluye

  • Módulo completamente rediseñado con un aumento de Elo de unos 100 puntos.
  • Óptima compatibilidad con Windows 8.1, con interfaz diseñada para la arquitectura de 64-bit
  • Acceso Premium a Playchess.com durante 6 meses
  • Acceso a "Let´s Check", la mejor y más amplia base de datos del mundo, con análisis de altísimo nivel
  • Por supuesto, la nueva versión también incluye todas las funciones conocidas de juego, entrenamiento y análisis por las que Fritz se ha convertido en el programa de ajedrez más popular.

*) Acceso "Let’s Check" con Deep Fritz 14 hasta el 31.12.2016

69,90 €

58,74 € Sin IVA/VAT (para clientes fuera de la Unión Europea)

79,40 $ (sin IVA/VAT)

Idiomas: Español Español
EAN: 4027975007830
Proceso de compra: Descarga o por correo

Requisitos del sistema

Mínimo: Pentium III 1 GHz, 2 GB RAM, Windows Vista, XP (Service Pack 3), 7/8 -DirectX9, tarjeta gráfica con 256 MB RAM, lector de DVD-ROM, reproductor Windows Media Player 9 y acceso a internet para poder activar el programa y usar Playchess.com, Let’s Check e instalar las actualizaciones.

Recomendado: PC Intel i5 (Quadcore), 4 GB RAM, Windows 8.1 , DirectX10, tarjeta gráfica con 512 MB RAM o más, tarjeta de sonido 100 % compatible con DirectX10, reproductor Windows Media Player 11, lector de DVD ROM y acceso a internet para poder activar el programa y usar Playchess.com, Let’s Check e instalar las actualizaciones.




Gran maestro de ajedrez, programador .NET. En su momento, el GM más joven del mundo. Actualmente entrenador de jóvenes talentos y programador especializado en tecnologías de Microsoft.
Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro