Entre tinieblas

29/05/2003 – Una de las modalidades ajedrecísticas que provocan mayor admiración entre los aficionados y público en general son las simultáneas de Ajedrez. Observar a un maestro batirse victoriosamente contra decenas de adversarios es un espectáculo extraordinario. Ahora bien, si el maestro se enfrenta a ese mismo número de oponentes, pero a la ciega, es decir, sin ver los tableros en los que se desarrolla la lucha, el prodigio se transforma en una proeza de carácter casi sobrehumano. Nos lo cuenta Mario Tallarico en su Casilla 66 de Peón de Rey y puede disfrutar ahora del artículo completo aquí.

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

 

Entre tinieblas

Por Mario Tallarico, escritor

Una de las modalidades ajedrecísticas que provocan mayor admiración entre los aficionados y público en general son las simultáneas de Ajedrez. Observar a un maestro batirse victoriosamente contra decenas de adversarios es un espectáculo extraordinario. Ahora bien, si el maestro se enfrenta a ese mismo número de oponentes, pero a la ciega, es decir, sin ver los tableros en los que se desarrolla la lucha, el prodigio se transforma en una proeza de carácter casi sobrehumano.

Se cuenta la historia de una señora mayor que quiso presenciar una simultánea a la ciega brindada por el GM alemán Sämisch. La señora se sentó lo más cerca que pudo del maestro y luego de observarlo atentamente durante un buen rato le dice indignada a su vecino:

-¡Ese hombre es un tramposo! Lo he estado observando, y estoy segura de que no es ciego.

Notables ajedrecistas han competido duramente por poseer el récord mundial de partidas jugadas simultáneamente a la ciega. Si bien la carrera por la supremacía mundial se centró principalmente en la primera mitad del siglo XX, hay constancia de partidas jugadas sin ver el tablero desde hace cientos de años. Parece que fue Philidor el primero en jugar contra dos adversarios a la vez, a los cuales, incluso, les otorgaba la ventaja de un caballo (una pieza menos para recordar, argumentaría un escéptico).

En 1858, en el Café de La Regence de París, Paul Morphy jugó contra 8 adversarios ganando 6 juegos, empatando 2 y sin perder partida, empleando para ello 10 horas. Al día siguiente, Morphy despierta a su secretario Edges y le dicta rápidamente todas las jugadas efectuadas en las ocho partidas, gracias a lo cual se conservan estas partidas.

Louis Paulsen juega contra diez tableros en Chicago y Zukertort en 1876 estirando el record a los 16 juegos.

Harry Nelson Pillsbury desafió en Filadelfia en el año 1897 a 21 oponentes con el resultado final de +14, =1, -6.

Por cierto, al genial Pillsbury lo de jugar al ajedrez sin ver los tableros le debía parecer aburrido, por lo cual, en algunas exhibiciones no sólo jugaba a la ciega al ajedrez sino también a las damas mientras echaba una partida al whist (un juego de cartas que se desarrolla entre 4 jugadores, muy parecido al bridge, en el que es necesario concentrarse para memorizar las cartas salidas y realizar cálculos de probabilidades).

En la partida que veremos a continuación se enfrentó a la ciega a 12 rivales al ajedrez, a cuatro a las damas, mientras echaba una partidita al twist. La exhibición tuvo lugar en Toronto en el año 1899.

(1) Pillsbury - Amateur [D05]

Toronto Canada, 1899

1.d4 d5 2.Cf3 e6 3.e3 Cf6 4.Ad3 Cbd7 5.0–0 b6 6.Cbd2 Ad6 7.e4 dxe4 8.Cxe4 Ab7 9.Cxd6+ cxd6 10.Af4 Axf3 11.Dxf3 d5 12.Ad6 Tc8 13.Tfe1 Tc6 14.Aa3 a5 15.c4 Ce4 16.cxd5 Cg5 17.Dg3 Tc8 18.dxe6 Cxe6 

9.Txe6+ fxe6 20.Dg6+ hxg6 21.Axg6# 1–0

Para reproducir la partida

El propio Pillsbury mejora su récord en Moscú el 14 de Diciembre de 1902 contra 22 jugadores (+17 =4, -1).

Harry Nelson Pillsbury

Hubo que esperar hasta el 6 de Agosto de 1919 para que alguien destronara a Pillsbury de su récord, y fue el polifacético Richard Reti en Haarlen (Holanda): 24 partidas: +12, =9, -3.

El húngaro Gyula Breyer, apuntó su nombre al palmarés de los mejores el 30 de Enero de 1921 en Kassa (Checoslovaquia). Jugó contra 25 oponentes obteniendo el siguiente resultado: +15, =7, -3. Superó a Reti por sólo una partida y gracias a ello se mantuvo en lo más alto durante más de 3 años.

El 17 de abril de 1924 el propio Alekhine estableció una nueva marca en New York al conducir 26 partidas: +16, =5, -5, aunque no satisfecho con su récord, lo vuelve a batir el 1 de Febrero de 1925 en París jugando contra 28 ajedrecistas: +22, =3, -3.

Se cuenta que Alekhine desarrolló su habilidad de jugar a la ciega durante la primera guerra mundial. En 1916 una herida lo mantenía ingresado en un hospital militar en Tarnapol (Georgia) en donde fue visitado por un grupo de ajedrecistas con los que jugó una serie de partidas a la ciega. Una de ellas es de las más conocidas de Alekhine, la que disputó con Feldt:

(2) Alekhine,Alexander - Feldt [C11]

Odessa, 1916

1.e4 e6 2.d4 d5 3.Cc3 Cf6 4.exd5 Cxd5 5.Ce4 f5? 6.Cg5! Ae7 7.C5f3 c6 8.Ce5 0–0 9.Cgf3 b6 10.Ad3 Ab7 11.0–0 Te8 [11...c5] 12.c4 Cf6 13.Af4 Cbd7 14.De2 c5 [14...Cf8] 15.Cf7! Rxf7 16.Dxe6+! Rg6 [16...Rxe6 17.Cg5#; 16...Rf8 17.Cg5] 17.g4! Ae4 18.Ch4# 1–0

Para reproducir la partida

De nuevo Reti llega a lo más alto en Sao Paulo, Brasil, el 7 de Febrero de 1925: Se enfrenta a 29 tableros y logra el excelente resultado de: +20, =7, -2.

Reti regresaba en barco hacia Europa muy feliz por saberse el poseedor del récord mundial de partidas a ciegas, pero una inesperada noticia le amargó la travesía: su récord había sido superado por un desconocido ajedrecista español apellidado Juncosa.

El record del español fue efímero, duró hasta que se descubrió toda la verdad: Juncosa había invitado a 32 jugadores a la simultánea de los cuales sólo se presentaron tres. Juncosa perdió con uno de ellos, empató con los otros dos y contabilizó a los 29 ausentes como partidas ganadas. Reti respiró aliviado y conservó su récord hasta que el belga George Koltanowsky superó en 1931 esa marca midiéndose a 30 adversarios: +20, =10, -0.

Alekhine mejoró la marca el 16 de Julio de 1933 en Chicago, al jugar 32 partidas: +19, =9, -4.

Koltanowsky vuelve a lo más alto en Edimburgo (Escocia) el 20 de Septiembre de 1937 jugando 34 partidas: +24, =10, -0.
Un hecho gracioso le ocurrió a Koltanowsky cuando antes de comenzar una de sus simultáneas a la ciega uno de sus rivales se le acerca y le pregunta tímidamente:

- ¿Tendría algún inconveniente, Maestro, si utilizo un tablero pequeño con piezas también pequeñas en mi partida?

El 9 de Octubre de 1943 en la ciudad argentina de Rosario, Miguel Najdorf establece una nueva marca mundial de ajedrez a la ciega al jugar 40 partidas de forma simultánea: +36, =3, -1.

En relación con este récord, Koltanowsky hizo declaraciones en las que dejaba entrever que Najdorf podía haber recurrido a alguna trampa. El diario La Gazeta de Sao Paulo (Brasil) se ofreció a patrocinar una nueva exhibición que se celebró en la ciudad brasileña de Sao Paulo, el 24 de Enero de 1947, con el resultado de: +39, =4, -2.

Por último, el Gran Maestro húngaro Janos Fletsch establece un nuevo récord mundial en Budapest en el año 1960. Los rivales de Flesch fueron 52 ajedrecistas: ganando el maestro 31 partidas, entablando 18 y perdiendo 3.

Por gentileza de

 

 


Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro