Entrevista con Anatoly Karpov

11/09/2012 – El pasado fin de semana, la Casa Rusa de las Ciencias y la Cultura en Berlín organizó una exhibición de partidas simultáneas con Anatoli Karpov. El periodista alemán Dagobert Kohlmeyer aprovechó la oportunidad para entrevistarle y hablaron de muchísimas cosas. Kohlmeyer también quiso conocer el punto de vista del ruso acerca de la solicitud planteada en el Congreso de la FIDE de Estambul, para excluir de la FIDE a siete federaciones (entre ellas, la alemana) Karpov opinó: "Las federaciones en cuestión no deben quejarse sino defenderse de manera más vehemente". La entrevista traducida al castellano...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Martes, 11 septiembre de 2012

Karpov de visita en Berlín

"Las federaciones en cuestión no deben quejarse, sino defenderse de manera más vehemente".

Por Dagobert Kohlmeyer

La Casa Rusa de las Ciencias y de la Cultura en la Friedrichstraße, en Berlín es un punto de encuentro popular entre los ajedrecistas locales. Levon Aronian también suele acudir a este club, llamado "Präsident" (“Presidente") para contar historias de los torneos que acaba de disputar y para mostrar algunas partidas. La semana pasada, estuvo de visita el GM Evgeny Vasiukov, de paso por Berlín antes de regresar a casa, tras su participación en una reunión de veteranos en Dresde.

El gran maestro de 79 años fascinó al público, contando historias interesantes de su carrera como ajedrecista y entrenador y también mostró algunas de sus partidas más brillantes.


Yuri Zarubin, Evgeny Vasiukov

Visita prominente: Anatoli Karpov.


Karpov en el club "Präsident"

El XII Campeón del Mundo acudió por primera vez en otoño de 1988, cuando la casa aún se llamaba "Casa de la Ciencia y Cultura Soviética". En aquel entonces participó en un pequeño torneo contra los jugadores de elite de la República Democrática de Alemania, Rainer Knaak, Lutz Espig y Raj Tischbierek. Naturalmente ganó Karpov. Más adelante, Karpov hizo exhibiciones de simultáneas en el mismo lugar en varias ocasiones y después de que cayese el Muro de Berlín, acudió muchas veces más, por ejemplo, para el Congreso de la FIDE de 1991.

El fin de semana pasado, Karpov, que es parlamentario en la Duma de Rusia y dirige el Fondo de la Paz, acudió a Berlín sobre todo en su función como político.

En una rueda de prensa, Karpov fue presentado como "presidente del consejo de administración" del internado "Interdom", que acoge a más de 4.500 alumnos de 86 países. Los exalumnos de ese famoso instituto, fundado en 1933, se habían reunido en Berlín para celebrar una conferencia de varios días de duración.

Tras la rueda de prensa, Karpov estuvo dispuesto a conceder una entrevista.

Dagobert Kohlmeyer: Anatoli, estás continuamente de viaje. ¿Cómo lo aguantas físicamente?

Bueno, estoy acostumbrado a trabajar duro desde muy joven. Es una cuestión de la actitud y del entrenamiento. Si uno tiene tantas citas en el extranjero como yo, hay que tener una condición especial.

¿Dónde has estado antes de venir a Berlín?

Antes estuve en Rusia. Ayer por la noche, por ejemplo, primero tomé un vuelo de Sochi a Moscú y llegué a casa a las cuatro de la madrugada. Al mediodía ya tuve que continuar para ir a Berlín. Mañana me volveré a marchar de Alemania. Esa es mi vida de viajero...

En Estambul está terminando la Olimpiada de Ajedrez. ¿Ganarán los rusos finalmente?

No tengo ni idea. Depende mucho del oponente que tengan en la última ronda y también contra quienes jueguen los armenios. Como me he pasado los días en el avión, no conozco los resultados más recientes. Ya no juego en el equipo nacional desde hace mucho. Se acabaron esos tiempos. Aparte de la propia fuerza de juego, también es un aspecto importante el espíritu de equipo entre los jugadores.

El espíritu de equipo parece que se ha esfumado un poco. La última vez que Rusia quedó campeón olímpico fue en 2002. Entonces Kasparov jugaba en el primer tablero.

Algo así es lo que marca la diferencia. No hay figura líder. Eso era diferente en nuestros tiempos. Entonces solo contaba la victoria y ni nos planteamos otra cosa. Aparte de las habilidades ajedrecísticas, hace falta tener personajes que son auténticos líderes y que marcan el rumbo al equipo y saben motivar a los demás. Añoro algo así desde hace muchos años.

¿Es la única causa?

A mi no me gusta la actitud de algunos jugadores de la actualidad. Si hay una metedura de pata o una derrota innecesaria (como en Estambul contra el equipo de EE.UU.), entonces dicen que los demás tienen la culpa. ¡Eso no es trabajar en equipo!

Y eso que Rusia tiene la tradición de ajedrez más larga y fuerte.

¡Eso es! El ajedrez siempre se ha valorado especialmente en nuestro país. Forma parte de nuestra cultura desde siempre. Los grandes poetas como Puschkin y Lermontov jugaban al ajedrez. Y también Tolstoi y Turgeniev. Puschkin acudía al club de ajedrez de San Petersburgo. Lenin y Gorki eran aficionados al ajedrez. En la Unión Soviética, el ajedrez fue uno de los deportes más populares y recibió todo tipo de apoyo. La selección de talentos y su fomento ya no es lo que era antes.

Si Lenin hubiese jugado mejor al ajedrez, ¿habría salido de otra manera la revolución?

Probablemente habría sido mejor, si el oponente de Lenin, Georgi Plechanow (un socialdemócrata ruso) hubiese jugado mejor al ajedrez (Karpov se ríe).

Volvamos al presente. No acudiste a la Olimpiada de Estambul. Allí el presidente de la Federación Turca de Ajedrez, Ali Nihat Yazici, en su función de organizador, no ha invitado a los funcionarios y árbitros de diversos países europeos, entre ellos también a los alemanes. Ali, como vicepresidente de la FIDE va tomando más y más las riendas. El conflicto con él, ¿es una de las razones porque no fuiste a Estambul?

Claro. Y en cuanto al tema de las federaciones no invitadas, opino que las federaciones en cuestión y sus presidentes no deberían quejarse de su desdicha, sino que deberían reaccionar de manera más vehemente ante este comportamiento. Todas las federaciones, sin esperar a ver lo que hacen las demás, debería escribir una carta al primer ministro de Turquía. En esa carta le deberían explicar cuáles son las desfachateces de Ali y cuáles son movimientos cruzados que está realizando.

¿Piensas que esas cartas podrían tener algún efecto?

En este caso sí. Sé que el gobierno turco tiene que haber dado mucho dinero para la organización de la Olimpiada de Estambul. Este asunto seguramente se aclararía en cinco minutos o quizá todavía más rápido. Pero estoy convencido de que no se ha escrito ni una sola carta de queja.

La FIDE es y sigue siendo una construcción poco transparente y obra a su capricho. ¿Las federaciones occidentales deberían fundar su propia federación?

No estoy yo para recomendar nada. Solo puedo sugerir las jugadas apropiadas y los pasos que hay que tomar para enfrentarse con la banda de la FIDE. Pero si no se tienen en cuenta...

¿Qué habría que cambiar?

En principio, el gran problema del ajedrez internacional consiste en que las federaciones europeas se han olvidado de cómo hay que sostenerse en situaciones difíciles. Se han acostumbrado demasiado a su vida agradable. Es por eso que hoy en día les cuesta defenderse contra la política de la federación internacional.

Tal y como se ha podido leer, Kasparov en 2014 también quisiera presentarse como oponente a Ilyumzhinov en las próximas elecciones de la FIDE. ¿Lo dice en serio? En caso afirmativo, ¿qué opciones tiene?

(Se sonríe): No lo sé. Pregúntaselo a Garry directamente.

Desde el punto de vista político, pocas veces opináis lo mismo.

Eso es verdad y por eso separamos el ajedrez y la política. Hace dos años, antes de que comenzase la campaña electoral para las elecciones de la FIDE junto con Kasparov nos pusimos de acuerdo en que no íbamos a hablar de la política de Rusia.

El mundo del ajedrez está preocupado por Boris Spassky. Hay dos versiones. Boris dice: "He huido de París, donde me retenían". Y su hermana afirma: "No le faltaba de nada en París; le han secuestrado". ¿Cuál es la verdad?

¿Cómo voy a saberlo yo? No tengo ni idea.

Karpov vs. Dr. Kapr

Por Dr. Kapr

La exhibición de simultáneas comenzó tras una rueda de prensa sobre las actividades sociales de la organización con la cual Karpov está colaborando también, tanto en Rusia como en el extranjero.


Klaus Kapr

D07: 1.d4 d5 2.c4 Cc6 3.Cf3 Ag4 4.cxd5 Axf3 5.dxc6 Axc6 6.Cc3 Cf6 7.f3 e5 [7...e6 también es posible.] 8.dxe5 Dxd1+ 9.Rxd1 0-0-0+ 10.Rc2 Sd7 11.Af4 h6



Este movimiento es innecesario y debilita la posición.

12.h4 Te8 13.e4 Cxe5 14.Td1 Ac5 15.Ab5 Axb5 16.Cxb5 f6 17.h5 a6
[17...Td8 con ese movimiento, las negras casi hubiesen logrado igualar.]

18.Cd4 Thf8 19.Cf5 Tf7 20.Td5 Af8
Las blancas tienen una posición más activa. El Ag7 necesita protección. 21.Thd1 Cc4 22.b3 Cb6 23.T5d3 Aa3 24.Rd2 Af8 25.Re2 Cd7 26.Tc3 Ce5 27.Td5 Cc6 28.Tc1 Td8 29.Txd8+ Rxd8 30.Td1+ Td7 31.Txd7+ Rxd7 32.Ad2 Cd8 33.Rf2 Ce6 34.Rg3 Ad6+ 35.Rg4 c5


En esta posición Karpov, con el cansancio visible en la cara, ofreció tablas y acepté encantado. Las blancas jugaron de manera posicional y tácticamente sólidas. Yo, con negras, no pude evitar unos pequeños errores que, en su suma, deberían haber conducido a la derrota. Con 35...Ae5 el jugador de las piezas negras podría haber obrado de manera más activa para alcanzar las tablas. Tras el movimiento menos fuerte con el peón 35…c5 las blancas simplemente pudieron cambiar el alfil y avanzar con el peón por el flanco del rey. ½–½.

Las demás partidas disputadas durante las simultáneas concluyeron con victorias para Karpov.

Texto y fotos: Dagobert Kohlmeyer

Traducción: Nadja Wittmann, ChessBase



Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro