Entrevista con Fabiano Caruana, ganador del clásico de Londres 2017

por Macauley Peterson
19/12/2017 – Fabiano Caruana ha ganado el clásico de Londres. Tras un triunfo en la última partida, que había durado muchas horas, contra Michael Adams, el italonorteamericano tuvo que verse las caras con Ian Nepomniachtchi en el duelo de desempate por la victoria del torneo. Concluida la prueba, Macauley Peterson le preguntó por sus impresiones, sus habilidades en la modalidad de ajedrez relámpago y sus próximos planes.| Foto: Pascal Simon

Fritz 16 - Edición en español Fritz 16 - Edición en español

La bestia del ajedrez siempre lista y adiestrada para que usted se divierta jugando, analizando y entrenando.

Más información...

Chulo como Caruana

Únicamente 30 minutos después de haber terminado su larga partida victoriosa contra Michael Adams, Fabiano Caruana tuvo que enfrentarse con Ian Nepomniachtchi en un duelo de desempate a partidas de ajedrez relámpago para determinar al ganador del clásico de Londres. Nepomniachtchi pasa por ser uno de los mejores jugadores del mundo en dicha modalidad y había podido descansar mucho más tiempo que Caruana.

¿Cómo aprovecharía Caruana la media hora que le quedaba antes de comenzar el duelo de desempate? ¿Qué podía hacer para cargar las pilas rápidamente? Estaba claro que no le quedaba tiempo suficiente como para prepararse verdaderamente. En lugar de ello, Fabiano optó por tomarse un pincho, acompañado por un poco de... ¡ajedrez! Caruana miraba las partidas que disputaban su exrepresentante Lawrence Trent y Maxime Vachier-Lagrave. Trent jugaba con tres minutos en el reloj, Vachier-Lagrave con uno.

3 minutos para Trent, 1 minuto para Vachier-Lagrave

Cuando llegó la hora, le rogaron que se acercara al escenario, para disputar el duelo de desempate del Chess Classic de Londres 2017 con Ian Nepomniachtchi.

Primero disputaron dos partidas de ajedrez relámpago, de 10 minutos por partida, más 5 segundos de retardo por movimiento. En caso de un posible empate tras ese miniduelo, se disputarían dos partidas de ajedrez relámpago más, esta vez a 5 minutos y con 3 segundos de retardo por movimiento. Si persistiese el empate, se disputaría una partida a todo o nada.

Después de que las primeras tres partidas de ajedrez relámpago hubiesen terminado en tablas, Caruana ganó la cuarta y con eso el Chess Classic de Londres.

Al día siguiente, Fabiano Caruana se tomó su tiempo para conceder una entrevista.

La entrevista de Macauley Peterson con Fabiano Caruana para escuchar

Macauley Peterson:  Hola Fabiano. Ayer se acabó el clásico de Londres. Hemos visto un duelo de desempate muy emocionante al final de la competición y tu fuiste uno de los protagonistas. Lo que más me ha llamado la atención era la tranquilidad con la que te planteaste la parte de los desempates. No dabas la impresión de que fueses un ajedrecista que acababa de jugar una partida muy larga e iba a disputar el duelo por la victoria de ese supertorneo. 

Fabiano Caruana: Bueno, creo que al haber jugado una partida que duró 6 horas, después te relajas mentalmente cuando acaba. Y eso es lo que he hecho yo también. Eso no quita que me haya tomado muy en serio también el duelo de desempate. Quería jugar bien, pero a la vez me tomé el asunto con un poco de calma porque desde mi punto de vista, ya había conseguido lo más importante. Había quedado en el primer puesto, aunque empatado con Nepomniachtchi. 

En el duelo de desempate sobre todo estaba en juego el prestigio, pero ya no importaba el dinero. ¡Claro que quería ganar el torneo! Al fin y al cabo esta fue mi primera victoria en el clásico de Londres, uno de los supertorneos más importantes del mundo, con los jugadores de la elite. No obstante, me parecía que ya lo había conseguido y por eso también podía empezar a relajarme un poquito y simplemente jugar al ajedrez relámpago y disfrutar de la competición. Creo que para mi oponente la presión era bastante más grande y quizá fuese esa la razón porque Nepomniachtchi se puso nervioso mientras que yo lograba mantener fría la cabeza. 

The playoff on the stage

El escenario, preparado para el duelo de desempate | Foto: Lennart Ootes

MP:  En la primera partida, surgió un ataque Indio de Rey y al final firmasteis tablas, los dos con muy poco tiempo en el reloj. Me dio la impresión de que ambos preferíais que el duelo fuese decidido sobre el tablero y no por los apuros de tiempo y las consecuencias que eso tiene. 

FC: Bueno, yo tenía una posición inferior durante toda la partida. En un momento dado, incluso pensaba que iba a perder. Pero cuando entramos en el final, poco a poco conseguí imponerme. Después de que hubiese consumido más tiempo durante la mayor parte de la partida, de repente la diferencia de tiempo estaba igualada, más o menos. A los dos nos quedaban unos 12 segundos en el reloj. Entonces Nepomniachtchi me ofreció las tablas. Reflexioné un momento y vi que aún me quedaban 7 segundos. En ese momento y con tan poco tiempo en el reloj no fui capaz de tomar una decisión. Por eso decidí aceptar las tablas.

Si hubiese continuado, probablemente el caos habría sido total. Creo que la posición era favorable para mí, pero no veía de manera clara cómo continuar y encima tendría una desventaja psíquica, por haber rechazado las tablas. En esos casos, es muy probable quedarse con la sensación de tener que probar algo, mientras tu rival puede jugar con toda tranquilidad. 

Además tenía la sensación de que se me podría acabar el tiempo  y que entonces la cosa saldría mal. Bueno, igual podría haber ganado la partida y se puede criticar mi decisión, pero creo que no estaba nada decidido y en principio, las posibilidades de ganar estaban 50/50. No quería que mi destino dependiese de lo que iba a pasar en un duelo de desempate, con apuros de tiempo.

MP: Sí, creo que esa es una sensación que conoce cualquier ajedrecista independientemente de la fuerza de juego que tenga, al recibir una oferta de tablas estratégica.

FC: Exacto. 

Fabiano Caruana Ian Nepomniachtchi

Fabiano Caruana e Ian Nepomniachtchi | Foto: Lennart Ootes

MP:  En la segunda partida, jugasteis una especie de Siciliana que se convirtió en una Siciliana cerrada. La partida parecía ir por el el mismo camino, más o menos, que la anterior: a tí te quedaba menos tiempo en el reloj y él te ofreció tablas.

FC: Creo que nuevamente, Ian Nepomniachtchi tenía ventaja, pero no mostró grandes esfuerzos. Probablemente me podría haber metido en serios apuros, pero la posición final estaba más o menos igualada. Yo tenía una posición un poquito inferior y creo que me quedaban unos cuatro minutos en el reloj, tiempo suficiente para solucionar los problemas.

Entonces ya no me preocupaba mucho y tampoco me quedaba mucha esperanza para poder ganar el final. Lo interesante en esa posición era que mi oponente iba a tener problemas para ganar la partida, hasta durante el final de la misma. Si él hubiera tomado mi peón en a3, su alfil habría quedado atrapado en la casilla a3, debido a mi caballo en d3. Cuesta imaginarse cómo podría ganar la posición, incluso si las cosas le saliesen extraordinariamente bien. Por lo tanto, tras la apertura que habíamos jugado, unas tablas me parecían un resultado razonable para esa partida.

Las partidas  a 10 + 5

 

ChessBase 14 Premium package (español)

ChessBase 14 pone la gestión de las bases de datos de ajedrez por las nubes y en la nube, globalizando su acceso y dotándola de análisis táctico automático, entre otras muchas novedades.

Más información...


Comentarios en directo de las partidas a 10 minutos

Desempates, partida 1 | Fuente: Saint Louis Chess Club on YouTube

MP:  A continuación se disputaron las partidas a cinco minutos. En la tercera partida, en el movimiento 13, Ian cometió un error poco usual y eso le costó una pieza. No obstante, luego logró aguantar y siguió  jugando hasta que el tiempo en el reloj llegó a ser el factor decisivo. ¿Cómo has percibido esa partida?

 

FC: Mi oponente perdió una pieza y yo me quedé tan asustado que consumí más tiempo del que debiera. Necesité unos 20 segundos para asimilar lo de Ce4 y comprobar que no había pasado por alto nada. Es que había visto el movimiento anteriormente y me había dado cuenta de que entonces me bastaría con jugar hxg5 y a continuación, Nepomniachtchi tendría una pieza de desventaja.

A continuación Ian Nepomniachtchi comenzó a jugar muy rápido para causarme problemas. Nunca tenía la impresión de que tuviera una posición totalmente ganadora. En algún momento me parecía que simplemente podría capturar todos sus peones del flanco de dama y que a continuación ya se acabaría el asunto. Pero Ian resistía con tenacidad. Cada vez tenía menos tiempo y el problema en este tipo de posiciones es que aunque te queden tres segundos por movimiento, no es posible ganar tiempo. Te quedan 3 segundos para el resto de la partida. Recuerdo que en algún momento, cuando únicamente me quedaban 3 segundos en el reloj, pensé "igual voy a perder por tiempo". No había visto f5, pero creo que aunque la posición fuese ganadora, que nunca la habría ganado. Desde luego, Ian opuso muy buena resistencia y yo no jugué lo suficientemente rápido. En eso acaba.

 

¡Tablas!

MP:  Hay que encontrar los movimientos apropiados, pero no te queda tiempo.   

FC: Exacto, al menos debería tener un plan y a la vez debería evitar perder piezas. Es una combinación complicada. Es que normalmente hay que jugar de manera pasiva para no perder piezas. La posibilidad más simple para no perder material es mantener la posición estable, pero para progresar hace falta hacer algo y comenzar a calcular variantes.

MP:  En una partida en la que se tenías la victoria al alcance de la mano y entonces únicamente se logra firmar tablas, entonces puede pasar que eso sea incluso un problema en la partida siguiente, porque únicamente hay 5 minutos entre partida y partida para despejar la cabeza y olvidarse de la partida anterior. No obstante, entonces efectivamente dominabas la cuarta partida. Y Yasser Seirawan opinaba de tu movimiento 37.Cd7, que te brindó una gran ventaja, que había sido un "movimiento estrella".

 

37.Cd7 ¿Sobresaliente o simple táctica?

FC: Bueno, pues, a mí más bien me pareció un golpe táctico bastante normal. Pensaba que mi oponente igual habría pasado por alto el movimiento Dc6 y luego yo no me di cuenta de Cd4, pero afortunadamente, su rey se quedaba en e5, por el momento. Entonces las cosas se torcieron. Pensaba que le podría dar jaque mate, pero no me quedaba tiempo para calcular el mate hasta el final. Y a la vez había consumido demasiado tiempo en movimientos evidentes. Podría o bien haber calculado los movimientos para darle jaque mate o bien jugar muy rápido para mantener la ventaja. Fue así como al final nuevamente hubo una pelea con apuros de tiempo, pero creo que afortunadamente no cometí ningún error grave. Es posible que haya puesto en peligro mi victoria y la verdad es que me entró un poco el pánico cuando él jugó 60...e3.

 

Manteniendo la calma y dando jaque

Sin embargo, de alguna manera logré mantener bajo control la situación. Creo que la posición estaba tan claramente ganada por mi parte, que al final lo único que me quedaba por hacer era jugar cualquier cosa para finalmente ganar.

Las partidas a 5 + 3

 

Desempate, partida 3 | Fuente: Saint Louis Chess Club on YouTube

MP:  Antes en algunas ocasiones tuviste problemas con al ajedrez relámpago, pero este año has obtenido una serie de resultados buenos en esa modalidad de juego. ¿Has mejorado tu juego de ajedrez relámpago o hay otras razones para ello?

FC: No creo que jamás haya jugado muy mal al ajedrez relámpago pero, efectivamente, hubo una serie de resultados negativos, sobre todo en los torneos de ajedrez relámpago de los grandes torneos, en los que se solía determinar de antemano quien iba a jugar con qué color.

MP:  ¿Los torneos como el de Zúrich, por ejemplo?

FC: No, en Zúrich siempre he jugado bien. En una ocasión gané el torneo y otro año quedé subcampeón. En Zúrich nunca he jugado mal. Pero en el Altibox Norway Chess he tenido muy malas actuaciones en dos ocasiones, al igual que en el torneo de ajedrez relámpago del Memorial Tal. Y también en Londres en alguna ocasión. Aún así, siempre tenía la sensación de que eso también era debido a las circunstancias. O yo no estaba en muy buena forma en general, o las cosas no me salieron bien. A pesar de eso, nunca tuve la sensación de que verdaderamente jugaba peor que los demás. Es posible que no tenga el mismo nivel que, digamos Maxime Vachier-Lagrave, Levon Aronian o Hikaru Nakamura, pero puedo competir con ellos y estar a la altura, en general.

A lo largo de los últimos meses, las cosas salieron bien para mí, también en el ajedrez relámpago, por ejemplo, contra Grischuk. Derrotar al que ha sido 3 veces Campeón del Mundo de Ajedrez Relámpago fue un gran éxito. Claro que los duelos de desempate son un poco más breves y un tanto caóticos pero Nepo, es un gran jugador de ajedrez relámpago. En general es un jugador magnífico. Desde luego, especialmente en las partidas con el control de tiempo más breve, Nepomniachtchi es un jugador fortísimo. Y eso embellece un poco más mi triunfo. 

MP:  Aún así, si me he enterado bien, has decidido no apuntarte a los Campeonatos del Mundo de Ajedrez Rápido y Relámpago en Riad a finales de diciembre. ¿Cuáles son las razones?

FC: Ya me hubiese gustado participar. La bolsa de premios también es muy atractiva. Además me gusta participar en ese tipo de torneos. Un título mundial en ajedrez rápido o relámpago habría sido el colmo para finalizar el año. Pero simplemente no me encaja bien en mi agenda. Vivo en los Estados Unidos y en algún momento también tengo que pasar por casa. En enero ya se disputa el torneo de Wijk aan Zee. Sería un lío muy grande todo. Entonces no habría vuelto a casa en 3 meses. Me dije a mi mismo que, desde luego, con el triunfo en Londres el año ha terminado muy bien para mí. ¿Para qué anhelar y perseguir más cosas? En lugar de ello, ahora procuraré tomarme las cosas con calma y esperar con ilusión los dos grandes torneos que se avecinan en el nuevo año. 

MP:  Tampoco ayuda mucho que solo hayan anunciado el torneo de Riyadh mes y medio antes de que comenzara, ¿verdad?

FC: Sí, lo anunciaron en el último momento y entonces es más complicado organizarse.

MP:  El próximo gran torneo en el que vas a participar será el Tata Steel en Wijk aan Zee y ese será el último antes del Torneo de Candidatos en Berlín, ¿verdad?

FC: Sí, correcto.

MP:  ¡Pues entonces: mucha suerte con todo!

Malcolm Pein Fabiano Caruana

Malcolm Pein felicitando al ganador del Chess Classic de Londres 2017 | Foto: Lennart Ootes

Traducción del inglés al alemán: Johannes Fischer (ChessBase)
Traducción del alemán al castellano: Nadja Wittmann (ChessBase)



Es el editor jefe de la página de noticias en inglés de ChessBase en Hamburgo (Alemania). Además es el autor del podcast de ajedrez "The Full English Breakfast". Ha sido coproductor del documental "Magnus" en 2016.
Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro