Entrevista con Vlastimil Hort

por Andre Schulz
07/04/2020 – El duelo "URSS vs. el Resto del Mundo" fue un desafío fantástico. Es más: incluso cincuenta años más tarde lo sigue siendo. Vlastimil Hort era uno de los participantes y ha escrito muchos artículos interesantísimos en recuerdo de dicho desafío. Es una maravilla contar con un testigo, una leyenda en vida tan simpática que nos pueda contar los acontecimientos de aquellos tiempos de primera mano. André Schulz le ha hecho una entrevista a Vlastimil Hort. | Foto: Archivo Nacional de Holanda

Master Class Vol.1: Bobby Fischer Master Class Vol.1: Bobby Fischer

Fischer al descubierto: aperturas, táctica, estrategia, finales... ¡Descubra de la mano de grandes maestros los secretos de su sensacional habilidad, que le permitieron lanzarse al ataque (y ganar) en solitario a la Escuela Soviética de Ajedrez!

Más...

Entrevista con Vlastimil Hort en abril de 2020

André Schulz:  Vlasti, tú eres uno de los pocos maestros que nos quedan de aquellos  que participaron en el duelo "URSS vs. el Resto del Mundo". ¿Quedan otros más? 

Vlastimil Hort: Boris Spassky, pero está muy enfermo, Lajos Portisch, Wolfgang Uhlmann, Boris Ivkov, Fridrik Olafsson y Klaus Darga siguen en vida también. 

¿Realmente fue tan tremenda la emoción como la suelen describir? 

Sí, fue absolutamente fantástico aquello. Increíble. 

¿Cómo era vivir en Chequia en aquellos tiempos, dos años tras la invasión de la Unión Soviética y otros miembros del Pacto de Varsovia para reprimir las reformas en tu país?

Casi era como vivir en la cárcel. Está claro que había nada de la prensa occidental. ¡Prohibida! Tampoco había revistas de ajedrez. No teníamos contactos algunos con la gente del oeste. En la RDA también era así. Tan solo había revistas soviéticas, pero nos llegaban conmucho retraso. Recibíamos el boletín Shakhmatny y la revista Shahs, desde Riga, editada por Aivars Gipslis. Pero todo, todo nos llegaba con muchísimo retraso. No había internet, por supuesto. 

¿Participaron en el duelo los mejores jugadores de aquellos tiempos, o faltaba alguno? 

En principio eran los mejores jugadores del mundo de aquel año. Para Robert Hübner el duelo llegó un poco temprano. En el otro caso sin duda él habría estado ahí también. Era una buena selección la que formaba al equipo "Resto del Mundo". El Dr. Euwe tenía muy buen olfato. 

¿Cómo y cuándo se comunicó quienes iban a participar en el duelo? 

Lo comentaron y lo decidieron en una reunión que se llevó a cabo en Belgrado. Existía una propuesta previa por parte de Max Euwe. Incluso la había publicado en algún sitio, pero como te dije, nosotros no teníamos acceso alguno a las revistas del oeste. O en todo caso con un gran retraso. Olafsson sí estaba al tanto de la propuesta, pero se quedaba calladito durante aquella reunión. 

Fischer y Larsen discutían quien de los dos debía jugar en el primer tablero. Al final fue Euwe quien le persuadió a Fischer, jugar en el segundo tablero voluntariamente. Najdorf y Reshevsky discutían, quien debería jugar en el cuarto tablero, por detrás de Portisch. Esa sí, que fue una verdadera querella. Al final, el orden era idéntico con el que había propuesto Euwe. Pero eso era casualidad. 

¿En aquel entonces, ya existían las valoraciones Elo?

Bueno, sí. Pero aún no tenían tanta importancia. 

¿Fischer le tenía miedo a Spassky y por qué jugaba en el segundo tablero? 

Fischer no tenía miedo en absoluto. Le gustaba demasiado jugar. Fischer se puso de acuerdo porque le gustaba muchísimo la idea de disputar aquel duelo. 

¿Estábais en contacto con los espectadores? 

Sí, mucho. Domino bastante bien el serbocroata y solía hablar con muchísima gente en Belgrado.  

¿Y los jugadores de la selección del "Resto del Mundo", eran capaces de comunicarse con los jugadores de la URSS? 

Sí, sin problema. Casi todos hablábamos también también un poco de inglés. Y claro, muchos no soviéticos también hablabamos algo de ruso también. 

¿Quién de los rusos te parecía la persona más agradable? 

Paul Keres siempre me parecía muy afable y majo. Quizá también se debía al hecho que hablaba tan bien el alemán. Con él siempre se estaba muy bien. Tal aprendió a hablar alemán solo algo más tarde. Hablaba algo de inglés, pero no tenía mucho talento para los idiomas. Solíamos analizar las partidas tras las rondas todos juntos. 

Foto: Chess Life

¿Fischer ya había "perdido un poco los papeles" mentalmente dicho, o qué impresión tenías tú de él? 

No, no en absoluto. A mi me parecía totalmente normal. 

¿Qué premios había en juego? 

Es posible que Fischer y Larsen hayan pedido más, no lo sé. Pero nosotro recibimos 2.000 dólares cada uno. Eso era mucho dinero. 

¿Qué opinas de los rumores que había y que decían que algunos de los jugadores de los países "satélites" al final del duelo jugaban con el freno de mano apretado para que la URSS no perdiese el desafío?

Bobadas. Ahora, es cierto que Portisch tenía una posición ganadora en la partida de la última ronda y Najdorf también iba con ventaja. Pero, supongo que simplemente estaban demasiado asimismados y pensaban en sus éxitos particulares. Pero, éramos un equipo y queríamos ganar el duelo como tal. 

¿Los años 1970 eran una buena época para los jugadores profesionales de ajedrez en comparción con hoy en día? 

Entonces aún no existía el efecto Fischer. Normalmente no solíamos ganar mucho dinero. Únicamente con la llegada de Bobby Fischer y con el Campeonato del Mundo, los premios en metálico iban subiendo. Habrá que ponerle una vela a Fischer. Y en aquel entonces aún jugábamos con nuestras propias cabezas. La única ayuda ajena era el Informator. 

¿Qué estás haciendo estos días, en los tiempos de la crisis del coronavirus cuando no estás escribiendo artículos y dando entrevistas sobre los grandes torneos históricos de ajedrez? 

(Se ríe). Me ha encantado y ha sido un placer, poder haber contribuido a la conmemoración de aquel gran acontecimiento. 

Escribo mucho para combatir el coronavirus. Actualmente estoy trabajando en otro libro con historias del mundo de ajedrez. Muchas gracias por haberme entrevistado. 

No, somos nosotros los te tenemos que dar las gracias, Vlastimil. 

Entrevista original en alemán: André Schulz (ChessBase)

Traducción al castellano: Nadja Wittmann (ChessBase)



Es el editor jefe de la web de ChessBase con noticias en alemán. Forma parte de ChessBase desde 1991 y lleva la web alemana desde 1997.