¿Es peligroso el ajedrez?

por Frederic Friedel
06/06/2024 – Es un juego apasionante. Hay estudios que han demostrado que, en posiciones dramáticas con posibilidades para ambos bandos, los niveles de adrenalina y las pulsaciones de los jugadores implicados pueden elevarse a cotas experimentadas por parapentistas, alpinistas extremos o buceadores de aguas profundas. Por lo tanto, no es de extrañar que algunas personas hayan muerto en el tablero de ajedrez cuando el escenario se volvió extremadamente estresante y prolongado.

ChessBase 17 - Mega package - Edition 2024 ChessBase 17 - Mega package - Edition 2024

It is the program of choice for anyone who loves the game and wants to know more about it. Start your personal success story with ChessBase and enjoy the game even more.

Más...

Casos letales provocados por el ajedrez

Por Prof. Christian Hesse and Frederic Friedel

En el thriller de Agatha Christies Un problema de ajedrez, publicado en 1927, un maestro de ajedrez muere de un repentino ataque cardíaco en medio de una partida de ajedrez. Era un libro de ficción (en el que se menciona a Capablanca, Lasker y Rubinstein), pero hay ejemplos en la vida real.

En 1933, Geza Maroczy, uno de los jugadores más fuertes de hace cien años, estuvo presente cuando Adolf Olland (1867-1933), un maestro de ajedrez de los Países Bajos, murió por un destino similar durante una partida de torneo. Maroczy comentó más tarde que a él también le gustaría morir así: «Es el mejor tipo de muerte para un maestro de ajedrez».

A lo largo de los años ha habido muchos otros ejemplos, aunque no hay tantos casos documentados de grandes maestros de ajedrez que hayan muerto literalmente en medio de una partida. Sin embargo, he aquí algunos que murieron durante torneos de ajedrez de ataques al corazón:

Muertes relacionadas con el ajedrez: Vladimir Bagirow, Gideon Ståhlberg, Vladimir Simagin, Adolf Olland

  • Gran maestro ruso Vladimir Bagirow (1936-2000): Murió mientras estaba jugando un torneo en Finlandia. Iba en cabeza con tres victorias consecutivas. En la cuarta ronda tenía un peón de ventaja, pero tras una lucha contra reloj, sufrió un infarto y murió al día siguiente.
  • Gran maestro sueco Gideon Ståhlberg (1908-1967): Murió de un ataque cardíaco durante el Torneo Internacional de Ajedrez de Leningrado 1967. Ståhlberg saltó a la fama cuando ganó partidas contra Rudolf Spielmann y Aron Nimzowitsch en 1933 y 1934 respectivamente, y quedó tercero (tras Alekhine) en Dresde 1936, y segundo (tras Fine) en Estocolmo 1937. En 1938 empató contra Keres.
  • Gran maestro ruso Vladimir Simagin (1919-1968): Falleció debido a un ataque cardíaco mientras estaba participando el un torneo de ajedrez en Kislovodsk, Rusia. Fue tres veces campeón de Moscú (1947, 1956 y 1959), ayudó a entrenar a Vasili Smyslov en el Campeonato del Mundo e hizo muchas contribuciones significativas a las aperturas de ajedrez.
  • El maestro de ajedrez holandés Adolf Olland (1867-1933): Falleció debido a un ataque cardíaco mientras estaba jugando el Campeonato de Holanda 1933. Nacido en Utrecht, Olland era médico y el principal maestro de ajedrez holandés de la época anterior a Max Euwe.

Parece haber dos situaciones habituales en las que las personas suelen fallecer por causas relacionadas con el ajedrez. La primera es debida a un ataque cardíaco o un derrame cerebral, a menudo causado por la tensión de una partida de ajedrez que se está jugando. He aquí algunos ejemplos:

  • Johann Zukertort (1842-1888) Murió de un ataque cardíaco mientras jugaba al ajedrez en el café londinense The Simpson's.
  • Aivars Gipslis (1937-2000) Murió de un derrame cerebral mientras jugaba una partida de ajedrez en un club de ajedrez de Berlín.
  • Efim Bogoljubow (1889-1951) murió de un ataque al corazón justo después de terminar una exhibición de partidas simultáneas.
  • Victor Ciocaltea (1932-1983) murió de apoplejía cerebral mientras jugaba una partida de ajedrez en un torneo en España.

  • Alexander Alekhine (1892-1946) fue encontrado muerto por una camarera en su habitación de hotel en Estoril (Portugal), con un juego de ajedrez de clavijas sobre la mesa. Causa probable de la muerte: atragantamiento y asfixia por un trozo de carne.

La segunda situación estándar surge de la violencia mortal relacionada con una partida de ajedrez que se acaba de jugar. He aquí algunos ejemplos:

  • Martin Wirth disparó a Vernie Cox en 1994 en Fort Collins después de que discutieran tras una partida de ajedrez.
  • En 1960, el marinero Michael George perdió una partida de ajedrez y un espectador criticó una de las jugadas del marinero. El marinero mató al espectador con una botella de cerveza.
  • En 1915, Ajeeb, un autómata de ajedrez con un ajedrecista oculto en su interior (Sam Gonotsky) jugaba en Coney Island. Un visitante perdió contra el «autómata» y se enfadó tanto que disparó a la máquina y mató al Sam Gonotsky oculto.

Para leer sobre más personas que fallecieron por causas relacionadas con el ajedrez, véase la obra de Bill Wall Deaths of Chessplayers , de la que se resumen los ejemplos anteriores. Allí encontrará un gran número de otros jugadores que murieron mientras realizaban actividades ajedrecísticas.

Quizá el ejemplo más notable de una muerte directa en el ajedrez sea el de Cecil Purdy, el primer Campeón del Mundo de Ajedrez por Correspondencia.

El 6 de noviembre de 1979, durante una partida de ajedrez regular en el Campeonato de Australia en Sydney, Purdy sufrió un infarto masivo. Fue trasladado de urgencia a un hospital y la gente avisó a su hijo, que consiguió llegar al hospital mientras su padre seguía vivo, pero estaba en muy mal estado. Cuando Cecil Purdy reconoció a su hijo, le dio la impresión de que con su último aliento quería decirle algo. Así que su hijo bajó la oreja hacia la boca de su padre.

Detengámonos un momento en esta situación. Hay muchas palabras que podría haber dicho, por ejemplo: «He intentado ser un buen padre. Pero no sé si lo he conseguido». O tal vez: «Ahora tienes que ocuparte de la familia. Yo ya no podré hacerlo».

¿Qué dijo Cecil Purdy? Con la poca energía que le quedaba, pronunció estas últimas palabras con su último aliento antes de morir:

«Tengo una victoria, pero llevará algún tiempo».

Para nosotros, éste es uno de los mejores ejemplos de la inmensa pasión que uno puede sentir por el ajedrez.

Después de haber hablado de todas estas muertes inducidas por el ajedrez, uno podría preguntarse si el ajedrez es en realidad un juego sano o arriesgado.

La respuesta no es fácil, como veremos. En la segunda parte intentaremos cuantificar estadísticamente el riesgo de jugar al ajedrez, utilizando una unidad desarrollada por Ronald Howard en la década de 1970: el micromort. Micro significa una millonésima, y mort es la palabra francesa para muerte. Por tanto, un micromort equivale estadísticamente a una millonésima parte de la probabilidad de morir. Si un millón de personas están expuestas a un riesgo de esta magnitud, por término medio una de ellas morirá.

Un micromort es el riesgo de un varón de 25 años de Europa Central de levantarse por la mañana y no sobrevivir al día, por la razón que sea. Le ocurre a uno de cada millón de jóvenes de 25 años. A los 90, te enfrentas a 500 micromort y a los 100, tienes 1500 micromort en tu contra cada día. El riesgo de correr un maratón es de 8 micromort, escalar el Matterhorn 2840 micromort, intentar escalar el Everest: 38.000 micromort.

Entonces, ¿cuál es el riesgo de jugar una partida de ajedrez? Y el ajedrez en general, ¿resta o añade esperanza de vida? No se pierda el análisis estadístico de estas cuestiones en la segunda parte.

Traducción al español: Nadja Wittmann (ChessBase)


Schachgeschichten – Chess Stories

This book was published in October 2022. It consists of alternating chapters, with Prof. Christian Hesse writing, in his entertaining style, about mathematical aspects of the Royal Game, and Frederic Friedel writing about his encounters with World Champions, of whom he got to know and befriended around a dozen.

The book has been published in German and is endorsed by five world champions (Garry Kasparov wrote the foreword).

If you speak German you can read the first 30 pages here

The book is available from Amazon for €20. Plans for an English language version are under way. 


Ex editor jefe de la página de noticias de ChessBase en inglés. Estudió Filosofía y Lingüistica en las universidades de Hamburgo y Oxford. Del mundo académico pasó al periodismo científico, produciendo documentales para la televisión alemana. En 1986 fue uno de los fundadores de ChessBase.
Debate y comentarios Envíe sus comentarios a los editores