Eugeny Atarov: Cartas sobre el tiempo presente en Rusia

28/01/2002 – "Rusia es el país más ajedrecístico del mundo" escribe Atarov en su reportaje sobre el Campeonato Mundial ¡Es cierto! Ahora, que están disputando el Campeonato Mundial en Moscú estamos recibiendo noticias desde allí con puntualidad y con regularidad. Pero normalmente el flujo de información suele ser bastante escaso. Nuestro corresponsal en Moscú, Eugeny Atarov (Web: www.joeblack.ru; correo electrónico: info@joeblack.ru) quiere cambiar eso y nos va a abastecer con "cartas sobre el tiempo presente en Rusia" a partir de ahora. Nos contará historias sobre los torneos y los acontecimientos ajedrecísticos de allí. Pero eso no será lo único: con su primera carta Atarov ya nos permite una mirada profunda al fondo del alma rusa. No se pierda la carta de Atarov. Está traducida al castellano aquí

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

¡Blitz, Blitz, Blitz!

Cartas sobre el tiempo presente en Rusia (1)


¿Ha oído hablar una vez de que la historia del ajedrez se está desarrollando como una espiral? ¿No? Pues existe ésta teoría y el otro día tuve la oportunidad de convencerme de su veracidad. Hace algunos meses, cuando conocí a André Schulz, acordamos que les iba a informar a los lectores de estás páginas sobre los últimos acontecimientos ajedrecísticos en Rusia, ese país tan grande y enigmático, cada dos semanas. La primera edición de mi "crónica", la dedico a un torneo de ajedrez de relámpago.
En aquel entonces, a primeros de septiembre, tuvo lugar en Moscú la final de un popular torneo de ajedrez relámpago, con un premio prometido por el periódico "Vechernaja Moskwa". En dicho torneo no sólo tomaron parte los jugadores de la selección olímpica de Rusia, sino también los mejores jugadores de partidas relámpago de nuestra capital. Lamento que no haya llegado este reportaje a los lectores de la página de ChessBase en septiembre pues no fue posible encontrar un traductor en aquel momento. Pero vamos a hacer la prueba por segunda vez ahora y vamos a hacer girar la espiral de la historia. ¿Adivina con qué voy a empezar?
¡Por supuesto: con el Blitz! Navidades, Año Nuevo... no sólo estamos en la temporada de los acontecimientos más importantes, sino también en una época del descanso (o de diversión) Durante estas dos semanas festivas se organizaron tres torneos de ajedrez de relámpago bastante importantes. Dos en el mismo Moscú y otro en Piter (Así es como llamamos cariñosamente a nuestra antigua capital San Petersburgo) En realidad sólo tuvieron lugar dos torneos, de los que solo merece la pena mencionar y mirar más detenidamente uno. Pero, voy a empezar mi cuento con algunas desilusiones:

Desilusión n° 1 - El torneo de ajedrez de relámpago, organizado por el periódico "Vechernii Leningrad" (NdlaR "Leningrado Vespertino") existe desde hace 40 años. Como verá, los periódicos adoran este juego rápido... Siempre es cuestión de vida o muerte, de todo o nada, este torneo. Vencedores de este torneo de partidas relámpago fueron jugadores excelentes como Tal, Kortschnoi, Chepukaitis y, durante los 10 años pasados, Kochiev. ¿Y este año?

¡Nada de eso! Solo tomaron parte dos Grandes Maestros. Venció el campeón de Rusia sub 20, Evgeni Schaposchnikov (NdR: El apellido significa "zapatero" en castellano)

Evgeni Schaposchnikov

Puede encontrar a Schaposchnikov, p. e., en el ICC donde consiguió rápidamente la fama de ser un jugador ágil y extraordinario. Esta vez ni le hizo falta movilizar todas sus fuerzas. Con mucho fue el mejor jugador de todos. Ganó con 1,5 puntos de ventaja sobre el segundo ¡Y esto en un torneo de liga con 12 participantes!
La segunda desilusión fue la anulación del torneo navideño de partidas relámpago de KasparovChess. El torneo llevaba celebrándose dos años y se había hecho muy popular en este breve tiempo. Era un torneo cerrado de elite, en el que siempre tomaron parte muchas estrellas rusas, como lo muestra también su lista de vencedores: en 1999, Bareev y en 2000, Schipov. Dicen que este año fue cancelado simplemente por falta de dinero. Bueno, también podría proponer yo una "versión" propia con las razones de la anulación. Sólo se trata de la hipótesis de que alguien que había juntado a las estrellas dos años seguidos a la misma hora y en el mismo lugar, no salió de la redacción porque parecía que el torneo ya estaba vivo automáticamente... Hm ¿Quizás me debiera haber encargado yo? De todas formas es una pena, porque de este modo perdimos un show fenomenal.

Bueno, fuimos recompensados de alguna manera por esta pérdida con un torneo nuevo estupendo llamado Nikolai Vlassov, del que quiero contaros ahora. Pero primero algunas informaciones acerca de quien le da nombre. Si le gustan a Ud. las aperturas tortuosas, como el Ataque Groß (1.g4) o las defensas con caballo de dama después de 1.e4/d4, con 1..Cc6, debería conocer el nombre de Kolia Vlassov desde hace tiempo ya. A los demás les diré, que se trata de un jugador muy bueno que obtuvo un puesto para el reciente Campeonato Mundial por medio de Internet, pero quedó eliminado en un duro enfrentamiento duro con Rustam Kasimdjanov.

Nikolai Vlassov

Así fue, cómo empezó la historia del torneo. El mismo Vlassov contó que estaba harto de las arbitrariedades de diversos organizadores de torneos y por eso decidió celebrar un torneo de ajedrez relámpago cada año, en el día de su cumpleaños, en su propio honor. De esta manera lleva organizados hasta ahora seis, teniendo en cuenta también el recién celebrado. Siempre se juega en las salas del famoso club de ajedrez "Octubre". El premio de 100 US $ para el primer clasificado probablemente le parecerá bastante modesto pero en Rusia es otra cosa. Se pueden comprar un montón de cosas por 100 US $, p. e., cerveza (aproximadamente 100 litros)

Se suman al premio de 100 US $ los derechos de inscripción del torneo, que son de 5 US $ por jugador. Esto aumenta un poco los premios, aunque verdaderamente no es mucho.
Ahora se asombrarán de que quienes fueron los grandes del ajedrez que se pusieron al tablero en el torneo de Vlassov por una bolsa premio tan modesta: Alexander Morosevich, Sergey Shipov, Alexandra Kosteniuk, Alexander Lastin, Sergey Kiselev y Alexander Riantsev.


Sergey Kiselev

Para los que estén bien enterados de la escena de ajedrez relámpago de Moscú quiero añadir los nombres de Valentin Arbakov y Pavel Dvalishivili. Vinieron todos a felicitarle el cumpleaños a Kolia (NdR: apodo de Nikolai) aunque la fecha ya había sido hace bastante tiempo, en noviembre. Pero el torneo se aplazó para después del final del Campeonato Mundial de la FIDE.

El siguiente problema fue que había demasiados participantes. Se juntaron unas 40 personas con lo que resultaba impensable una liga con 39 rondas. Por eso se formaron dos grupos, ambos con 20 jugadores. Los mejores se encontrarían en la final. La formación de los grupos sucedió de una manera muy especial, como notó el vencedor del año pasado, el subcampeón de Rusia 2001, Alexander Lastin. De acuerdo con el ranking del club, jugaron en un grupo Morosevich, Kiselev, Ritchagov, Kosteniuk, Arbakov y Lastin, y en el otro solamente Shipov, Riantsev, Dvalishvili - y para de contar. Sin embargo, el triple vencedor del torneo, compañero permanente de ajedrez relámpago de Kasparov y experto principal de KasparovChess (NdR: está hablando de Shipov) observó que los jugadores desconocidos del grupo supuestamente más fácil vencieron a muchísimos de los favoritos a la postre. Solo los dos primeros puestos fueron obtenidos por jugadores favoritos.

En lo que se refiere al enfrentamiento por el título, se trató de un duelo disputado entre los dos Alexanderes, Lastin y Riantsev. Hace poco todavía trabajaban juntos como entrenador y alumno y ahora jugaron en un torneo como oponentes casi iguales. Ambos ganaron de manera convincente en sus grupos. Lastin ganó al equipo Morosevitsch &Co. por 17/19, y el otro venció por 16/19 a su perseguidor, Shipov. La final se celebró por el sistema Scheveningen, de manera que los participantes del mismo grupo no tenían que volver a enfrentarse. Y así resultó que al principio de la final era líder en puntuación Pavel Dvalishvili aunque no era el que había conseguido más puntos en total, pero sí contra los participantes en la final. Luego todo ocurrió de manera normal y los dos Alexanderes jugaron sus rondas a solas y una antes del final ya era Lastin quién tenía en la mano la victoria.



Alexander Lastin
Vencedor del torneo

¿Sabe qué fue lo que le hizo ganar? Pues nunca se le ocurriría... Lastin había observado que Sergei Rublevski llevaba una gorra durante el torneo de septiembre, que tuvo lugar a pleno sol, al aire libre. Rublevski ganó el torneo. La gorra la llevaba como protección contra los rayos del sol, porque le molestaban, claro. Y aunque no hacía sol en el Club Octubre sino que al contrario, estaba bastante tenebroso, Sascha (NdR diminutivo de Alexander) no se quitó nunca su gorra talismán (Todos los participantes en el Campeonato del Mundo FIDE habían recibido tal gorra) durante todo el torneo. Pues creo que me han entendido muy bien. Siempre que se junten para jugar al ajedrez relámpago deberían ponerse un sombrero. Es un método aprobado y tiene su efecto.

Epílogo

por Alexander von Gleich

El reportaje de Atarov no solo está escrito de una manera divertida sino que también ha incrustado todo lo que le importa al alma rusa:
Se trata de la "Intelligenzija" de los jugadores de ajedrez. Los torneos fueron anunciados pero no se celebraron: ¡Estafa! ¿Existen rusos que nunca hayan sido estafados? Ahora tenemos material para discusiones interminables: ¡Antes todo estaba mejor! ¿¡Y hoy...?! Ese dolor tan grande va a llevar consigo que nos pongamos a buscar con la vista una botellita (vodka)...

Pero, ¡alto ahí! Sigue el artículo y va por un camino poco común: aparece el héroe pero no corresponde al modelo clásico. 1...Cc6: esto no es bien visto en Rusia, porque hay que respetar las leyes de la escuela rusa de ajedrez, que provienen de Chigorin, quién fue más o menos tan dogmático como Tarrasch.

Pero el héroe ha logrado algo (Campeonato Mundial) y organizó un torneo. El premio es de 100 US $.
Ah, son tan malos los tiempos ya, que uno vuelve al punto de los tiempos de antes y se pone a buscar con la vista la botellita. Y esto es importante porque ahora todo pasa golpe a golpe, una estafa sigue a otra: los héroes Morosevitsch etc. juegan por un premio de 100 US $, así que seguro que hay gato encerrado. El sistema del torneo despierta aún más desconfianza. ¿Por qué no juega cada uno contra cada uno? ¿Y eso, cuando no importa el tiempo en Rusia?

La sospecha de que aquí hay algo raro se alimenta: parece que el sorteo no fue correcto. Está servido el escándalo. Y, además de lo anterior, incluso se sitúa en cabeza un tío de Georgia (Dwalischwili) ¡Estafa! Solo el resultado del torneo sirve para la reconciliación. Ganó el veterano. Radiantes de felicidad, vamos a vaciar la botellita.
Y también es cierta la explicación: fue la gorra. Todos los rusos son supersticiosos. Ahora se le ocurrirá un acontecimiento a cada uno. Y cuanto más vodka beban, tanto más fantásticos serán sus historias. Es cierto: no se carece de fantasía ni de teorías conspiratorias en Rusia.


Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro