Excursión a la Sierra de las Quijadas

10/10/2005 – Hoy por la mañana, antes de que se disputara la úndecima ronda del Campeonato Mundial, hubo una excursión al Parque Nacional de las Quijadas. El viento y el agua crearon esa obra maestra de la naturaleza con imponentes acantilados, griteas e interminables graderías. Un sitio donde la diversidad propone encuentros casuales con guanacos, cóndores y fósiles, sedimentos y huellas de dinosauros. Reportaje ilustrado...

ChessBase 15 - Mega package ChessBase 15 - Mega package

Find the right combination! ChessBase 15 program + new Mega Database 2019 with 7.6 million games and more than 70,000 master analyses. Plus ChessBase Magazine (DVD + magazine) and CB Premium membership for 1 year!

Más información...

El Parque Nacional Sierra de las Quijadas

Madrugamos para ir e venir a tiempo para el comienzo de la ronda once. El trayecto en autobús tardó unas dos horas para recorrer los apróximadamente 120 km. La carretera iba todo recto y tropezamos más veces con ganado que con otros coches.

En el camino fuimos a buscar a nuestro guía Daniel en el Parador las Quijadas.


El parador de Quijadas


En la tienda del parador

El clima del área es árido serrano típicamente continental. Durante la época entre octubre y abril suele ser caluroso, y algunos días no permiten realizar caminatas a la siesta debido al excesivo calor. Hoy hizo muy buena temperatura, con un poco de aire. Desde luego, se notaba la intensidad del sol serrano.

Hicimos una pequeña caminata por el sendero peatonal y recorrimos algunos de los miradores de Potrero de la Aguada.


Una clavel del aire

Nuestro guía nos explicó que a partir del estudio de las rocas sedimentarias se puede explicar qué agente (agua , viento, etc) transportó los sedimentos hasta un lugar determinado, en qué ambiente sedimentario (lagunas, desiertos, etc.) se depositó ese conjunto de sedimentos, qué clima imperaba en la región cuando esto sucedía, etc.

Cada formación geológica ha sido explorada desde el punto de vista paleontológico y en varias de ellas se han reportado hallazgos de restos y trazas fósiles, estas últimas son marcas dejadas en el sustrato a partir de la acción de organismos que habitaron este ecosistema en el pasado.
Los primeros estudios paleontológicos en Sierra de las Quijadas se remontan a 1937, cuando un geólogo dio a conocer el hallazgo de huellas de dinosaurios en la Formación El Jume. A partir de allí y en forma continua se comenzaron a difundir nuevos descubrimientos.


Boris Kutin, Florencio Campomanes y Lakhdar Mazouz


Nuestro guía Daniel y Campomanes con su "gorro improvisado"


Manisha Mohite (Deccan Herald, India)

Texto: Nadja Woisin

Fotos: Frederic Friedel, Nadja Woisin

Enlaces:



Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro