Grischuk: 'En el póquer no estoy entre los quince mejores'

11/08/2007 – Es un jugador altamente competitivo. Apenas terminado el desempate contra Sergey Rublevsky en el que Grischuk obtuvo la última plaza para México, el gran maestro ruso declaró: “No conozco en el deporte frase más tonta que 'lo importante es participar'. Para mí lo más importante es la victoria”. Nos desvela en esta entrevista con Yuri Vasiliev (Sport Express) como fue la eliminatoria en Elista, la tesitura que genera el privilegio de Kramnik de jugar contra el ganador de México si no fuera él, sus aspiraciones al triunfo y el papel que juega el póquer en su vida. No se pierdan esta interesante entrevista traducida al castellano...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Alexander Grischuk: 'En el póquer no estoy entre los quince mejores'

por Yuri Vasiliev (Sport Express)

Traducción de Manuel de los Reyes García Markina

Apenas terminado el desempate contra Sergey Rublevsky en el que Grischuk obtuvo la última plaza para México, el gran maestro ruso declaró: “No conozco en el deporte frase más tonta que 'lo importante es participar'. Para mí lo más importante es la victoria”.


Grischuk antes de la partida decisiva contra Rublevsky en Elista

Al principio su duelo con Rublevsky transcurría dominado por usted y parecía que lograría ganar en las partidas normales, pero de pronto todo cambió. ¿Qué pasó?

Fue muy importante la primera partida. Pude emplear una novedad, el mérito de cuya creación corresponde a Andrey Schekachev, uno de mis segundos en Elista, y obtener el punto. Es mucho más fácil jugar cuando vas delante en el marcador. Si hubiera ganado la tercera partida (y mi posición estaba ganada), el duelo seguramente sí se hubiera acabado en las partidas normales, incluso podría haber bastado con cinco. Pero se me escapó una maniobra defensiva de la dama del rival y Rublevski pudo empatar. Y bueno, luego me sucedió ese marasmo en la cuarta partida...

En la quinta hubo una lucha interesante en una variante que en su tiempo jugó Garry Kasparov.

Sólo diré que supongo que se le quedó a Sergey desde la época de sus sesiones de trabajo con Kasparov. Rublevsky lleva toda la vida jugando siempre lo mismo y aquí, de repente, usa una variante nueva. Mi rival resultó estar bien preparado. Propuse tablas en una posición poco clara, creyendo que tras “Cc2” debo sacrificar la torre o quedar peor. Luego miré un poco y parece que el sacrificio no sirve. Aún no puedo opinar exactamente sobre el sacrifico de torre. En la sexta partida jugué la novedad “Ad4” en la Apertura Escocesa. Siempre le tuve fe a esa variante aunque mis segundos se burlaban siempre de mí, sobre todo después de haber perdido en la cuarta partida.

El desempate fue para usted sorprendentemente fácil. En la primera partida de nuevo plantearon la variante en la que tuvieron su discusión creativa.

Sergey decidió reforzarla, pero al parecer la juzgó con demasiado optimismo. Nosotros también la analizamos cuidadosamente y logramos encontrar el orden exacto de jugadas para las negras. En general, es más fácil jugar con negras en ajedrez rápido. Logré ganar. Rublevsky no se defendió de la mejor manera. Luego pude defender una posición muy difícil en la segunda. Cuando logras esto, y además con este control de tiempo, ganas confianza adicional. Y bueno, en la última partida hubo pelea. Sergey desechaba variantes de tablas, pero cuando por fin logró crear complicaciones poco claras, ya nos quedaban segundos a ambos y para mí fue de nuevo más fácil jugar la posición porque mi rey estaba bien cubierto. Por supuesto que da gusto ganar un encuentro. Doy las gracias a Dmitri Yakovenko y a Andrey Schekachev. Con semejante equipo simplemente no podía perder, no podía fallarles.

¿Cómo cree que jugará en México?

Creo que todos nosotros esperamos ganar. No soy la excepción. Lucharé por el título.

¿Cómo es su marcador con los siete participantes restantes?

Creo que no me equivoco si digo que el marcador neto no está a mi favor. Pero hace mucho que dejé de sentir temor ante alguien.

En México estarán en vigor reglas bastante interesantes, según las cuales Kramnik, si gana el torneo, jugará un encuentro contra Topalov, y si ocupa otro lugar, jugará contra el triunfador. ¿Qué opina de estas reglas?

¡Son espantosas! Yo, por ejemplo, soy Campeón del Mundo de Ajedrez Relámpago. Me pueden decir que en el próximo campeonato, si no gano, voy contra el triunfador, pero si gano voy contra Anand... En esa situación no sabría si querría ganar el campeonato... pero esta situación surgió como consecuencia de que, cuando se discutían las cláusulas para el duelo de reunificación, Topalov, quién sabe por qué, insistió en que el perdedor no jugase en México. O sea, él mismo se causó una situación desagradable.

En la prensa ajedrecística se hace referencia a cierta segunda afición suya, en la que es extremadamente fuerte. Y cuando le preguntaron a Kramnik en el torneo Amber si usted no estaba ahí como ayudante suyo, respondió que a usted lo invitaron los organizadores de un torneo de póquer.

¡Pero qué misterio puede haber aquí! Hace tiempo que lo sabe todo el mundo. Me da risa leer acerca de mi “afición” en la prensa. No participo en campeonatos del mundo ni en grandes torneos internacionales de póquer, yo sencillamente juego por dinero en efectivo.

O sea, ¿por dinero contante y sonante?

Pues sí. El nivel de éxito en este juego se mide no por valoraciones, sino en dinero. Y hablar de dinero es un verdadero marasmo.

Pero en póquer también hay campeonatos del mundo y torneos importantes.

Sí, pero no es como en el ajedrez. Citaré un ejemplo. El jugador más fuerte en 2004, según los resultados de los torneos más importantes, fue Daniel Negreanu, quien en 2005 ni una sola vez logró estar entre los premiados en los torneos de la Serie mundial.

¿En el póquer también hay jugadores de nivel de élite, que puedan ser considerados como grandes maestros?

Ahí todo es diferente. Pero, indudablemente, juego al ajedrez más fuerte de lo que juego al póquer. En ajedrez estoy entre los quince mejores, en póquer no.

¿Pero usted entra entre los cien mejores?

Sólo sé que no estoy entre los quince mejores.

En ajedrez, ¿tiene usted intenciones de ser el campeón mundial?

Por supuesto.



Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro