Inauguración de la exposición Lasker en Berlín

07/11/2005 – El fin de semana del 20 al 23 de octubre la Sociedad Laser organizó una gran exposición en honor del extraordinario Campeón Mundial, Emanuel Lasker. Se dieron cita muchos invitados eminentes. Entre ellos una persona que se enfrentó al propio Lasker en 1935. La tarde de la inauguración terminó con una partida por medio de Internet entre Berlín y Nueva York, dos sitios donde Lasker vivió sus grandes éxitos. Reportaje ilustrado

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Emanual Lasker: el placer de reflexionar

Desde la fundación de la Sociedad Lasker el año pasado, esta institución, que tiene como meta promocionar y apoyar el deporte de los trebejos y la cultura del ajedrez en Alemania, ya ha conseguido los primeros éxitos.

El fin de semana entre el 20 y el 23 de octubre la Sociedad Lasker celebró un festival en honor del Campeón del Mundo con varias actividades. El acontecimiento comenzó el jueves con la inauguración de una exposición en honor del único Campeón Mundial alemán de la historia. La exposición muestra todo tipo de objetos ajedrecísticos, como p. e. libros, juegos, mesas, documentos, etc. enlazados con Lasker o con la época de su vida, expuestos sobre una superficie de unos 450 m².

Entre otras cosas hay un juego de ajedrez muy especial que ha sido descubierto por casualidad hace poco tiempo. Bueno, a lo mejor no fue la casualidad sino más bien la providencia. Se trata de un juego ajedrez que había sido utilizado po el ex alcalde de Berlín, Ernst Reuter ("Gente de este mundo, observar esta ciudad") y el sindicalista socialdemócrata Wilhelm Leuschner en el año 1933 bajo circunstancias muy tristes. Esa fue una de las cosas que recordó su hijo Edzard Reuter en su discurso junto a los invitados presentes el jueves por la noche.


Dr. Emanuel Lasker

El símbolo de la Sociedad Lasker es una persona que es recordada como matemático, filósofo, Campeón del Mundo de Ajedrez durante muchos años... Emanuel Lasker. Hoy en día, Lasker sería una estrella, algo así como un Super-Kasparov. Y en sus tiempos fue exactamente eso: una superestrella. Su cuñada, la esposa de su hermano mayor, Berthold, fue la poetisa Else Lasker-Schüler. El pintor expresionista, Max Oppenheimer, pintó cuadros de Lasker. Lasker jugó al ajedrez con Max Planck y entre sus amigos figuraba Albert Einstein.

Cuando los Nacionalsocialistas tomaron el poder en Alemania, el Campeón Mundial judío "molestaba la imagen" que querían crear y eleminaron su nombre de los libros de ajedrez de la literatura alemana. Y en las ruinas tras la guerra el pueblo alemán se vio confrontado con problemas más urgentes de resolver que conmemorar al Campeón Mundial de Ajedrez. Más tarde, cuando volvieron a tener tiempo para recordar su imagen, ya se había ya había quedado difuminada. Y hoy todavía perdura la sombra de los Nazis que dificulta el acceso a Lasker.

Quizá la idea se les ocurrió a más personas, pero al final fue Paul Werner Wagner quien se comprometió a fundar la Sociedad Lasker. Llevó a cabo esa idea en el año 2001 junto con sus amigos y con personas de la misma opinión en el transcurso de una gran conferencia sobre Lasker, también organizada por Wagner.


Paul Werner Wagner

Pronto se apuntaron más aficionados al ajedrez, que no veían el ajedrez tanto como un deporte de competición, sino más bien como una tarea cultural y social y que consideran importante la historia del ajedrez y piensan que Lasker debe formar parte de esa historia. Desde el principio muchos grandes maestros apoyaron a la Sociedad Lasker: Viktor Kortschnoi, Yuri Averbach, Lothar Schmid, Wolfgang Unzicker, Wolfgang Uhlmann...


Yury Averbach

Hace poco se apuntaron también Anatoly Karpov y el historiador de ajedrez Isaak Linder, que jugó contra Lasker en el año 1935 en una simultánea en Moscú. Lasker le felicitó entonces por la buena partida (Es decir, quien le estreche la mano a Linder solo estará a un apretón de mano de distancia de Emanuel Lasker). Aparte de eso también forman parte de la Sociedad Lasker muchos científicos, historiadores de ajedrez, coleccionistas de ajedrez del círculo del Dr. Thomas Thomsen, periodistas y aficionados al ajedrez.


Isaak Linder saludando de parte de la Federación Rusa de Ajedrez


Averbach, Linder y Kortschnoi en la mesa que vio la partida Lasker vs. Schlechter en 1910

Cuando el director de publicidad de la agencia Dorland en Berlín se hizo cargo de la presidencia de la Sociedad Lasker surgieron nuevas posibilidades porque Hansen fue capaz de proveer sitio en la sede de su agencia para montar una exposición sobre Lasker, con lo que se hizo realidad un sueño. Ojalá algún día esa exposición se convierta en un auténtico museo del ajedrez.


Stefan Hansen

Tras muchos días de trabajo y sudor, el jueves, 20 de octubre de 2005 finalmente fue inaugurada la exposición. El "Fin de semana Lasker" tenía el lema "El placer de reflexionar", una cita tomada de un manuscrito de Lasker.

Para la Sociedad Lasker esa exhibición es el primer paso del proyecto de convertir esa exposición en un centro de ajedrez alemán, si no europeo, en Berlín. La amplísima colección de libros de ajedrez de Lothar Schmid y la inmensa colección de juegos de ajedrez del Dr. Thomas Thomsen se pondrán a la venta para apoyar ese proyecto. Pero eso no será posible sin contar con apoyo por parte de las autoridades. La idea es demostrar con esa primera exposición (Habrá más en el futuro) lo valiosa que puede ser esa casa del ajedrez para el público y que se trata de un tesoro y una herencia cultural, esperando que las autoridades lo vean de la misma manera. Desde luego, una agencia de publicidad debería ser la institución y la sede idonea para ello.

La persona Emanuel Lasker es ideal para reunificar las fuerzas a veces divergentes en el mundo del ajedrez porque hay mucha gente que tiene motivos para identificarse con Lasker y lo tienen como ídolo. Fue hijo del cantante Adolf Lasker y su esposa Rosalie Israelssohn. Nació en Berlinchen, que hoy se llama Barlinek, una pequeña localidad de Pomerania. En aquel entonces esa parte de Pomerania formaba parte de Alemania, aunque ahora pertenece a Polonia, así que ambos países tienen motivos para celebrar a Lasker. En Barlinek lo hacen con mucho entusiasmo y cuando tuvo lugar la Conferencia Lasker en 2001, Polonia envió a su embajador. Lasker fue uno de los muchos judíos alemanes que jugaron un papel importante en la cultura y en el dinámico desarrollo del la nación alemana. Por eso, nunca será posible comprender o encontrar una explicación para el odio y las crueles consecuencias que iban a desencadenarse. Durante su vida Lasker visitó muchos sitios y vivió en muchas ciudades, p. e., en Berlín, Londres, Moscú y Nueva York. La delegación rusa, con Yuri Averbach e Isaak Lindner, que nunca suele faltar a las actividades de la Sociedad Lasker, insistieron una y otra vez en la gran influencia que tenía el Campeón Mundial alemán en el ajedrez ruso, porque vivió y jugóa en Moscú durante una época.


Parte de la exposición


Libros, viejos y nuevos


La Casa Lasker en Thyrow en miniatura


Una foto histórica de la casa original de Lasker


La familia Lasker en Berlinchen (hoy Barlinek)


Medallas Lasker


Arte ajedrecístico con un comentario escrito por Albert Einstein acerca de su amigo Lasker

Según indica la correspondencia que se ha encontrado, resulta que Lasker no abandonó Alemania porque los Nazis habían llegado al poder, sino porque con la crisis económica se le había acabado el sustento. En 1929 Lasker ya no vivía en Alemania.

La exposición reune diversos objetos directamente relacionados con Lasker: libros escritos por él sobre ajedrez, bridge o skat, el Juego de Lasca inventado por él y también manuscritos y correspondencia. Uno de los temas de la exposición fue "El ajedrez en la guerra y el cautiverio".


Petra Kortschnoj

Petra Korchnoi, la esposa de Victor Korchnoi cayó en manos de los rusos en Viena en 1946. Pensaban que ella era una adepta al líder de los estudiantes católicos de Leipzig. La llevaron a un campo de prisioneros en Siberia y la encarcelaron allí durante 10 años. Ella contribuyó a la exposición con un libro que ganó durante su cautivero en un torneo de ajedrez y un certificado emitido en Workuta, Siberia.

Reinaba un ambiente muy especial la noche de la inauguración de la exposición y fue impresionante ver todos los detalles conmovedores que formaron parte de la colección. En el centro de atención estaba una mesa, un escritorio, un "elemento interactivo" como lo definió la directora de la exposición Susanna Poldauf.


El escritorio de Lasker


Un tablero mural

Susanna Poldauf recibió muchas felicitaciones por el gran trabajo realizado, poniendo muchísimo empeño y dedicación . Hubo gracias especiales también a los patrocinadores Dorland, ChessBase y la Editorial Excelsior de Raj Tischbierek.


La directora de la exposición, Susanna Poldauf

Hubo discursos del Dr. Matthias Kribben, que habló como representante de la Federación Berlinesa de Ajedrez, e Isaak Lindner, que leyó un saludo de parte de la Federación Rusa de Ajedrez. Al final, el invitado de honor Edzard Reuter habló sobre el papel del ajedrez como idea permanente en un mundo en el que la globalización y el capitalismo neoriberal sólo serán una época pasajera. Y también explicó como uno de los objetos, un pequeño juego de ajedrez, logró llegar hasta la exposición.


El pequeño tablero de ajedrez con una foto de Wilhelm Leuschner

El pequeño juego de ajedrez que, a pesar de sus piezas de madera no tiene mucho valor material, podría haber desaparecido fácilmente durante los lúgubres años de la II Guerra Mundial. Sobre todo porque uno de sus dueños, Wilhelm Leuschner fue ejecutado en 1944 a consecuencia del fracasado atentado contra Adolf Hitler, el 20 de julio. No obstante, los herederos de Leuschner lo guardaron y fue pasado de una generación a la siguiente, hasta ir a parar a una caja. Una de las nietas de Leuschner encontró el juego al limpiar el desván. Abrió la caja de madera que servía como tablero de ajedrez y no solo encontró las piezas sino también los nombres de Ernst Reuter y Wilhelm Leuschner y llamó por teléfono al hijo de Ernst Reuter, Edzard.

Inmediatamente al llegar al poder, los Nazis empezaron a detener a disidentes políticos, intelectuales, artistas y los llevaron a campos de prisioneros. Los dos líderes socialdemócratas detenidos, Reuter y el Leuschner, se encontraron en el campo de concentración de Lichtenburg. Leuschner ya había sido encarcelado y torturado por los Nazis en anteriores ocasiones. Les permitían jugar al ajedrez. Como testimonio de ese privilegio, sus nombres fueron escritos sobre el tablero. Ambos fueron puestos en libertado en el año 1934. Reuter fue al exilio en Turquía junto con su familia, entre ellos su hijo de seis años, Edzard, mientras Leuschner se quedó en Alemania. Era dueño de una fábrica de aluminio y de los derechos de algunas patentos que eran importantes para los esfuerzos de la guerra y entró en contacto con el movimiento de resistencia alrededor de Stauffenberg. Tras el fracasado intento del atentado contra Hitler en julio de 1944, Leuschner fue ejecutado el 29 de septiembre 1944 en Berlín Plötzensee. Reuter volvió a Alemania en 1946 e inició su trabajo político. Llegó a ser alcalde de Berlín (de la parte occidental) y fue una de las figuras simbólicas del espíritu de perseverancia de la gente de Berlín del oeste durante el bloqueo. Es famoso por la frase que dijo en su discurso delante de las ruinas del "Reichstag": "Gente de este mundo, observar esta ciudad". Cuando murió repentina e inesperadamente en el año 1953, a los 64 años de edad, por un ataque de gripe, los habitantes de Berlín colocaron velas en las ventanas de sus casas. Acudió un millón de personas a su entierro.

A Ernst Reuter le gustaba mucho el ajedrez y durante los tiempos en el campo de concentración de Lichtenburg fue especialmente importante para él. Su hijo Edzard, que fue el director general de Daimler Benz AG entre los años 1987 y 1995, jugó al ajedrez cuando era muy joven y siempre ha mantenido ese temprano amor por el juego de las 64 casillas ("Ya se sabe como son esas cosas: nunca te olvidas de tu primer amor, aunque ya no siguas con él")

Cuando Edzard Reuter recibió la llamada telefónica de la nieta de Leuschner y se enteró de su descubrimento se quedó electrificado. Como no lograron ponerse de acuerdo sobre el momento de la cita para intercambiar el juego de ajedrez, se fue alargando el momento. Edzard Reuter estaba tan excitado que hasta olvidó apuntar el nombre, dirección y teléfono de la nieta de Leuschner... Pasado un tiempo se encontró con un viejo amigo que había vivido cerca del sitio desde donde lo había llamado la nieta de Leuschner y le contó la historia. Este hombre de repente tuvo una idea sobre quien podría ser esa nieta y al cabo de unos días logró ponerse en contacto con ella.

Desde luego, toda la historia sobre el reencuentro del juego y también de cómo llegó a la exposicón luego fue pura coincidencia. Pero hubo otra casualidad más.

Cuando se reunieron Edzard Reuter y Stefan Hansen para hablar sobre algunos detalles de la exposición y Hansen se enteró de la historia del juego de ajedrez, le entregó su tarjeta de visita a Reuter y le mandó leer la dirección... La exposición Lasker en la sede de la agencia Dorland está ubicada en la calle... Leuschnerdamm.


La casa Dorland en la calle Leuschnerdamm

Para tener de todo un poco, la fiesta se completó con una partida de ajedrez por medio de Internet en Playchess.com entre Berlín y Nueva York. Esa parte de la exposición fue equipada por ChessBase, mostrando una pequeña retrospectiva sobre el desarrollo del ajedrez informático.


El área informática de la exposición

Se enfrentaron en una partida de ajedrez por medio de Internet el monologuista alemán y fuerte jugador de ajedrez Matthias Deutschmann desde Berlín contra Zsuzsa Polgar, desde Nueva York. De esa manera se enlazaron las dos ciudades, que tanto habían significado para Lasker, con las nuevas tecnologías. Lasker vivió en Berlín durante muchos años de si vida y tuvo grandes éxitos ajedrecísticos en Nueva York, que también fue el lugar de su muerte.


En Berlin: André Schulz y Matthias Deutschmann


En Nueva York: Zsuzsa Polgar

Durante su juventud, Matthias Deutschmann fue un muy fuerte ajedrecista y formó parte de la selección juvenil y jugó en la Bundesliga alemana. Luego se dedicó a su carrera sobre el escenario, pero jamás ha dejado completamente de jugar al ajedrez. Cuando la versión alemana del programa de ajedrez Fritz "aprendió a hablar" fue Deutschmann quien le dio su voz. De vez en cuando al escuchar su voz, (por ejemplo, haciendo cola en el supermercado) la gente la reconoce y le preguntan si él es Fritz o si tiene que ver con el programa de ajedrez.


Deutschmann vs. Susan Polgar

En el servidor Playchess.com, Deutschmann juega bajo el nick "Rasumovski" y es un respetado jugador de partidas bala. En el primer momento cuando le preguntaron si podía jugar una partida contra Susan Polgar resultó que no tenía tiempo, pero se lo pensó y al día siguient preguntó "¿Realmente contra Susan Polgar? ¿Y ella ya ha aceptado?" y se apuntó.


Los espectadores siguiendo la partida Polgar vs Deutschmann

Cuando llegó la hora de jugar Deutschmann se puso bastante nervioso. El control de tiempo iba a ser de 15 minutos. Deutschmann jugó con blancas y atacó a lo bruto (lo mismo que hacer sobre el escenario cuando se pone a hablar de política).

Optó por un Gambito Blackmar-Diemer y pronto prendió fuego a todos los puentes. La GM en Nueva York se defendía con toda fuerza y se enrocó pronto, tal y como le suele enseñar a sus alumnos de ajedrez.

El rey de Deutschmann se quedó en el medio del tablero, un destino que compartía con el rey de Polgar. Casi todos de los 200 invitados acudieron para seguir es espectáculo comentado por el GM alemán Helmut Pfleger con gran humor, como siempre.


Juliane Mieke de la Escuela de Cine y Televisión de Potsdam, donde acaba de rodar un corto de ajedrez

Muy al final, el ataque de Deutschmann perdió presión mientras entraba en apuros de reloj y perdió esa partida extremamente excitante. Zsusza Polgar comentó que Deutschmann siempre había tenido mucha compensación por su peón y que se las había arreglado muy bien para ir atacando a su rey permanentemente.


GM Dr. Helmut Pfleger


El análisis postmortem tras la partida por Internet

Haga clic aquí para reproducir la partida (con comentarios de Susan Polgar)

A la inauguración de la exposición siguieron varios acontecimientos más. Los lectores que lean esas líneas y se arrepientan de no haber estado presentes en la inauguración podrán enmendarlo fácilmente apuntandose para las próximas actividades de la Sociedad Lasker. Y las empresas que piensen que el eslogan "El placer de reflexionar" o el aura del ajedrez hagan juego con su concepto o su estrategia empresarial también serán bienvenidas si se ponene en contacto con el director de la Sociedad Lasker para aparecer (en lugar de sus competidores) en el Centro Europeo del Ajedrez.

Fotos: Ben Bartels

Texto original: André Schulz

Traducción: Nadja Woisin


Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro