Jorge Güelman y un tributo al Club Argentino de Ajedrez

23/06/2011 – En la última década tres dirigentes han estado al frente del Club Argentino de Ajedrez. El señor Jorge Güelman (en el período 2000-2008), el licendiado Luis Palacios (2008-2010) y, actualmente, el doctor Claudio Goncalves. Esta es una breve reseña del club de ajedrez más antiguo del país austral, que el pasado 17 de abril celebró su CVI aniversario. Reportaje ilustrado por Carlos A. Ilardo...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Jueves, 23 de junio de 2011

Jorge Güelman y un tributo al Club Argentino de Ajedrez

Por Carlos A. Ilardo

Nace la historia

El Club Argentino de Ajedrez es, por antonomasia, la entidad decana de la actividad vernácula; sus más de 106 años de existencia lo avalan como el mayor referente y testigo de los grandes éxitos, frustraciones y hazañas del ajedrez nacional. Por sus distintas mesas y salones desfilaron las mejores figuras del ámbito internacional y local; 12 de los 19 campeones mundiales lo visitaron para conocer y descubrir su historia.

Un importante crecimiento demográfico, como consecuencia de una alta tasa de inmigrantes, tuvo la Argentina entre fines del siglo XIX y comienzo del XX; el país pasó de 4.044.000 habitantes en 1895 a casi 8 millones en 1914; en la ciudad de Buenos Aires el crecimiento fue de 663.854 a 1.575.814 (el último censo de 2010, sitúa a la ciudad con casi 3.000.000 de habitantes). Indudablemente, por ello, fueron necesarias la creación de nuevas alternativas para atender tamaña demanda, y los bares, restaurantes y clubes no quedaron al margen; tampoco el ajedrez que, sin ser aún popular, cada vez sumaba mayor protagonismo en la prensa y en la sociedad.

Por iniciativa de un grupo de socios y parroquianos del Club del Progreso y el Café Lloverás reunidos el lunes 17 de abril de 1905, a las 21, en los Altos del Café Luzio (Calle de la Piedad 491, hoy Bartolomé Mitre casi esquina San Martín donde se ubica la Casa Central del Banco de la Provincia de Buenos Aires), se llevó a cabo la fundación del Club Argentino de Ajedrez. Se trató de una asamblea provisoria, con 160 representantes, la que decidió que el Dr. Emilio Carranza y José Pérez Mendoza fueran el Presidente y Vice de la nueva entidad. La Comisión Directiva se completó con: Julián Balbín, Benito Villegas, Julio Lynch, Lizardo Molina, José Badaracco, Ricardo Guiménez, Eugenio Zamudio, A. Bach, Carlos Malagarriga, Eduardo Luck, Fermín Rodríguez, Alejandro Waugh, Jorge Nollmann, José Coronel y Miguel Cabello. Entre sus primeros encabezados, los firmantes se comprometían a fomentar en la República la difusión del ajedrez y proveer a sus socios un punto céntrico de reunión.


Palacios y Gonzalves junto a los dos últimos grandes maestros consagrados en el club, D. Lemos y D. Valerga

De visitas ilustres y campeones

Doce de los 19 campeones mundiales de ajedrez visitaron el Club Argentino: Emanuel Lasker, José Raúl Capablanca, Alexander Alekhine, Max Euwe, Vasily Smyslov, Mikhail Tahl, Tigran Petrosian, Boris Spassky, Robert Fischer, Anatoly Karpov, Garry Kasparov y Viswanathan Anand.

Aunque los motivos de su intempestiva decisión fueron inciertos, se sabe que el artista francés  Marcel Duchamp y su amiga Yvonne Chastel, llegaron a Buenos Aires, el 9 de septiembre de 1918, después de tres semanas a bordo del SS Crofton Hall. Marcel Duchamp (1887-1968) cuya obra ejerció una fuerte influencia en la evolución del arte de vanguardia durante el siglo XX, durante su estancia en Argentina no eludió exhibirse como un eximio ajedrecista. Se alojó en el barrio Monserrat (Alsina 1734) y compró revistas de ajedrez y estudió partidas del cubano José Raúl Capablanca. Fue habitué del Club Argentino y jugó en la modalidad “por correspondencia” con su amigo el antropólogo Conrad Arensberg. Su pasión por el juego de ajedrez lo llevó a vivir en soledad en Buenos Aires, ya que su compañera, Yvonne Chastel se cansó de su indiferencia y retornó, sola a París.

En 1927, acaso, el Club Argentino escribió una de sus páginas más gloriosas; se convirtió en sede del histórico match por el campeonato mundial de ajedrez entre dos colosos del tablero; el cubano José Raúl Capablanca y el ruso-francés, Alexander Alekhine. El resultado final favorable a Alekhine, arrebatándole el reinado a Capablanca, después de seis años, resultó un disparador informativo que trascendió las fronteras. A casi un siglo de aquel acontecimiento, aún, expertos y entendidos debaten sobre las causas y motivos de aquel duelo inolvidable.

En 1992, el ruso Kasparov, se sorprendió cuando una multitud desbordó la capacidad del edificio para inscribirse en el único torneo que el entonces N°1 del mundo, disputó en Buenos Aires y en el que compartió el 1er puesto con el joven Hugo Spangenberg. Kasparov permaneció oculto toda la noche en el despacho de la presidencia -allí jugó 7 de las 11 partidas- mientras que afuera fue necesario cortar el tránsito de la calle dado que el público, sumado a jugadores, invitados y curiosos no tenían lugar para desplazarse por el interior del club.

El gran maestro Oscar Panno, de 75 años,  es la máxima gloria del Club del Club Argentino de Ajedrez, con 26 defensas exitosas del título de campeón del club, entre 1953 y 1992.

Aaron Schwartzman, con 102 años, es el socio más longevo del Club y como ajedrecista brilló en la primera mitad del siglo XX; durante 17 años, entre 1931 y 1948, fue el campeón de la institución.

En 1955 el Club Argentino organizó un certamen internacional para festejar sus “Bodas de Oro” por el 50° aniversario de su fundación, que fue llamado “Magistral Presidente Perón”, y se realizó en momentos en los que el país se debatía entre uno de más de sus sangrientos antagonismo.

El yugoslavo Borislav Ivkov fue el ganador y semanas más tarde se produjo la caída del ex presidente-
Dos más: en julio de 1997, en la sala principal del club fue velado el gran maestro Miguel Najdorf y, en 2009, en el 1er piso, el maestro Héctor Decio Rossetto.

El recuerdo de Jorge Güelman tras su paso de ocho años al frente de esa entidad:

“Asumí la presidencia del Club Argentino en 2000, durante una etapa difícil y comprometida, tanto en lo institucional como por la crisis social y económica que afectaría a la Argentina el año siguiente. Fueron muy duros los comienzos donde el club no contaba con dinero suficiente en su caja, ni para hacer frente a los vencimientos de los servicios. No obstante, y tras ocho años de laboriosa gestión entregué mi mandato sin deudas, con casi $40.000 en caja y con pleno funcionamiento de las actividades –con torneo diarios durante todo el año, una escuela de enseñanza de ajedrez para todos los niveles de socios y aficionados, con remodelación de obras edilicias (refacción de sanitarios, la colocación de un cerramiento vidriado en el área de la escuela y de utilidad para el desarrollo de los grandes torneos, y un reciclado general del 3er piso del edificio). Estas fueron sólo algunas de las obras que dejé y que me enorgullecen tanto como la del honor de haber sido el presidente de la entidad decana del ajedrez argentino, en el año de su Centenario. No puedo soslayar la ayuda de mis pares de Comisión Directiva con los que trabajamos para la organización del Torneo Abierto del Centenario, y alcanzar la cifra record de participantes en Sudamérica, con 515 inscriptos. El éxito que llegó también por la ayuda brindada por el legislador Norberto Laporta nos permitió al año siguiente repetir la experiencia con idéntico resultado. Creo que se trató de otro de los grandes hitos de la historia de este glorioso club, al que tuve el honor de presidir durante  ocho inolvidables años”. Jorge Guelman (Presidente del Club Argentino de Ajedrez 2000-2008)”.

Tras su gestión, Güelman fue reemplazado por el Lic. Luis Palacios. Esta es la nota escrita por el nuevo presidente homenajeando a su predecesor.

                                                                 Buenos Aires, 30 de junio de 2008

Estimado Jorge:

Se acerca la Asamblea anual del Club y soy el único candidato que se ha presentado. Por lo tanto puede decirse que, si no media ningún imponderable, seré el próximo presidente del Club por los próximos dos años, a partir del 10 de julio venidero.

Quiero aprovechar esta ocasión para agradecerte muy especialmente tu apoyo a mi candidatura. Eso me honra muy especialmente y sin duda, servirá para que me convierta en el presidente del Club Argentino de Ajedrez en  pocos días más.

Pero mi agradecimiento quiere incluir también todo lo que has hecho por el Club en estos ocho años en que has ejercido la presidencia de nuestra centenaria Institución.

Recuerdo como si fuera hoy cuando regresé de mis vacaciones de invierno en julio de 2000 e ingresé a la sede del Club. A la sazón, vos acababas de hacerte cargo de la presidencia por primera vez, pocos días antes.  El cambio que noté fue increíblemente positivo. Todas las paredes del primer piso estaban cubiertas de hermosos cuadros. ¿Qué había pasado?. Pues, simplemente, habías organizado, junto al querido amigo, socio y artista plástico Jorge Duarte una exposición pictórica de alto nivel. Y además, de todo lo que se vendiera, un porcentaje quedaba para el Club. (Todavía poseo en mi casa el hermoso original que compré de Jorge Duarte).

Ese acto inicial, mostró, sin que lo supiéramos en ese entonces, tu permanente vocación y preocupación por sanear las maltrechas finanzas del Club que heredaste de anteriores gestiones. Ahora, próximo a hacerme cargo del Club, y como tesorero del mismo por los últimos cuatro años, puedo atestiguar la bonanza económica en que dejas las cuentas que pertenecen a todos los socios. No solo eso, sino debo agregar la gran honradez con que manejaste todos los actos, financieros o de otra índole, de nuestra Institución. Yo lo conocí bien, pues he sido tesorero del Club durante los últimos cuatro años.

Sabes que no siempre he estado de acuerdo contigo en aspectos del diario acontecer del Club, pero en cuanto a honradez, nadie te aventaja. ¿ Y cómo defendías los dineros del Club en cada contrato?. Parecías un león, aunque es dable reconocer que en esos aspectos tuviste en tu querida Alicia una ayuda y consejo invalorable.

Por eso lamenté tanto los ataques aviesos que recibieras en los últimos tiempos de gente que todos conocemos como buscapleitos permanentes, en evidente desequilibrio emocional/mental. He escrito algo a los socios del Club sobre mi posición al respecto.
¡Qué decir de la gran actividad ajedrecística que vivió el Club durante los últimos 8 años. Todos los días del año hay actividad!.
¡Qué hermosos han quedado los baños que, a poco de hacerte cargo de la presidencia, hiciste arreglar!

Sin lugar a dudas, uno de los más grandes logros de tu presidencia, fueron los festejos del Centenario del Club y el Torneo de la Legislatura, que conseguiste que se realizaran  por dos años. A mi entender, se ha tratado del torneo abierto más importante en cuanto a premios, del ajedrez argentino.

Todavía recuerdo como si fuera hoy, cómo te desvivías y no tenías paz interior, por no poder celebrar un torneo acorde con la rica historia del Club. Nadie te lo demandaba, pero vos no estabas conforme. Solo te cargaste al hombro ese tema y, a partir de la inestimable colaboración del diputado Norberto La Porta, lograste hacerle ver que era necesario, dada la historia del Club, que la Legislatura porteña se hiciera cargo del evento. Recuerdo cuán hábilmente fuiste guiando sus propuestas para que el torneo se jugara en el Club y cómo alquilaste escuelas cercanas para que pudieran entrar todos los jugadores que quisieron jugar. Creo que superaron los 400 inscriptos. Todo un éxito, que pudiste repetir al año siguiente.

¿Y cuándo conseguiste que la Provincia de San Luis, a través de gobernador Alberto Rodríguez Saá nos donara elementos para el juego (160 juegos con sus respectivos tableros más 60 relojes)?. Aprovecho para agradecerte el apoyo que me distes en la negociación que encaré, con el representante de la provincia, para que la mesa histórica y los trebejos del match Capablanca – Alekhine fueran exhibidos durante el Campeonato Mundial de 2005, en Potrero de los Funes, San Luis. Qué bueno que fue que la provincia eligiera al Club para hacer el lanzamiento a la prensa mundial de ese tan importante campeonato. Como resultado de todo, la mesa y los trebejos nos han sido regresados con los exhibidores tan elegantes que se prepararon para su presentación ante todos los participantes del Torneo Mundial. Todos los ajedrecistas quisieron fotografiarse delante de la mesa y la prensa mundial especializada se hizo eco de la historia de nuestro Club. Durante mi presidencia, confío en profundizar la relación con el sector público pues veo los grandes resultados que ha dado para nuestro Club.

No puedo dejar de mencionar aquí el gran privilegio que fue poder transmitir todas las partidas del mundial en directo en el Club, bajo la explicación de los GM Ricardi y Flores, todo, financiado por la Provincia de San Luis. ¿Te acordás que Karpov nos visitó un día para ver las partidas en simultáneo?. Todavía recuerdo su consejo para una movida, dicho en voz alta en inglés: “b5”.
También ha sido un valuarte el funcionamiento de la Escuelita de Ajedrez infantil. Tenemos que perseverar en esa línea junto al maestro Marcelo Reides.

Lo de la Escuela de Alto Rendimiento merece un párrafo aparte. Qué importante ha sido la contratación del Maestro cubano Miguel Andrés. No solo una excelente persona sino un extraordinario profesional. Gracias al amigo Bibiloni que insistió en que la tuviéramos y le hiciste caso. Me enamoré de ese proyecto desde que lo conocí y vos fuiste testigo que apoyé su continuación a pesar del costo para el Club. Pero esa Escuela de Alto Rendimiento nos va a dar grandes resultados. Ya verás.

Nos estás dejando un nuevo contrato con el Instituto Náutico Argentino que promete aliviar por mucho tiempo los problemas financieros del Club. Fue bien negociado el acuerdo. Van a ser como $5000 pesos todos los meses de ingresos adicionales, aunque habrá algunos costos mayores de electricidad. Pero el resultado es altamente beneficioso para el Club.

Por último, este torneo de la Despedida que estamos llevando a cabo, no pudo haber sido más importante, por el nivel de jugadores y su importante número. Felicitaciones por él y por el reciente torneo por equipos.

Te pido que tu actual apoyo se siga manteniendo firme a lo largo de mi gestión, pues el Club que tanto queremos, ampliamente lo necesita.

Te saluda fraternalmente,

Luis Palacios

Enlaces:


Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro