Jugadas de la memoria: galardón para Francisco Benko

03/11/2008 – El pasado jueves 30 de octubre, en el Senado de la Nación de Argentina, se realizó la entrega de los Premios Delfo Cabrera, en homenaje al maratonista argentino, medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 1948, con el que se distingue a distintas personalidades por su trayectoria en el deporte argentino. Entre los premiados estuvo el entrañable Francisco Benko, que a sus ¡98! años es uno de los ajedrecistas en actividad más longevo del mundo. Otra jugada para la memoria. Reportaje ilustrado por Carlos Ilardo...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Jugadas de la memoria

Por Carlos A. Ilardo

La entrega de los "Premios Delfo Cabrera" en Buenos Aires


Fachada del Congreso Nacional


La llegada de Francisco Benkö

La historia de Francisco Benko ya ha sido contada en estas páginas de ChessBase. Acaso, pueda resumirse diciendo que nació el 24 de junio de 1910 en la ciudad de Berlín, que padeció una difícil infancia, con la pérdida de sus padres e incluyendo los avatares de la 1era Guerra Mundial. Que se crió bajo el cuidado de su hermana Alice y que tras padecer el crecimiento del nazismo decidió marcharse hacia algún punto más seguro en el tablero de la vida, y a bordo de un barco llegó a la Argentina en 1936.


Benkö con algunos ajedrecistas


Una recepción para los galardonados

El pasado 30 de octubre varias glorias del deporte argentino fueron invitados al Congreso Nacional. Allí en el Senado de la Nación fueron homenajeados con la entrega de los premios Delfo Cabrera. Participaron de la ceremonia 10 deportistas, de los cuales 9 recibieron la medalla de plata y 1 la dorada.


Salón Eva Perón


El Regimiento de Patricios participó del acto entonando el himno

La nómina la integraron: Gladis Erbetta (atletismo), Roberto Elia (pelota), Miguel Molinuelo (equitación), Romina Platarotti (gimnasia), Magdalena Aicega (hóckey sobre césped), Ricardo Senn (ciclismo), Alfredo Harriot (polo), Marcelo Lofreda (rugby), Esteban Martínez (voleibol), Francisco Benko (ajedrez) y Mario Kempes (fútbol).

Justamente Kempes, goleador argentino en el seleccionado de fútbol, en 1978, y principal artífice de esa conquista, hace ya 30 años, fue galardonado con el premio mayor.


Benkö y otros nominados


La presentación de un vídeo sobre el espíritu del premio

¿Quién fue Delfo Cabrera?

Fruto del amor de Juana Gómez y Claro Cabrera, el pequeño Delfo nació el 2 de abril de 1919 en Armstrong, un punto en la geografía de la provincia de Santa Fe. Fue el cuarto de los seis hijos de aquel matrimonio. La temprana muerte de papá Cabrera obligó al Delfo a trabajar desde muy chico; tuvo varios oficios como ladrillero, trabajó en el campo, con la recolección del maíz, tarea que se hacía a mano, y como no le gustaba andar a caballo se trasladaba corriendo de un sitio al otro.


Delfo Cabrera


Delfo Cabrera en Londres 1948

La victoria de otro argentino Juan Carlos Zabala “Zabalita” en el Maratón de los Juegos Olímpicos de Los Angeles 1932, marcó a fuego a ese niño de sólo 13 años que se juramentó repetir la hazaña. Ese año participa en su primera competencia “La Vuelta de Armstrong”, de 4500 metros en la que finalizó 2do. Al año siguiente en una prueba en Rosario finalizó 4º, donde fue observado por el entrenador de atletas del club porteño San Lorenzo de Almagro, Francisco Mura. En poco tiempo Delfo Cabrera ganó varios campeonatos nacionales y Panamericanos.


Delfo Cabrera en la revista "El Gráfico"

A los 26 años, en 1945, se casó con Rosa Lento y tuvo tres hijos, María Eva, Hilda Noemí y Delfo.

Su hito sucedió en 1948 cuando participó en los Juegos Olímpicos de Londres; el 7 de agosto, después de algo más de dos horas de la Maratón, Delfo, con su casaca N° 233, ingresó al estadio Wembley detrás del atleta local Thomas Richards, tal vez, Cabrera contaba con menos recursos técnicos que su rival, pero llevaba consigo una sed de victoria inigualable que le permitió en los últimos 300 metros arrebatarle el puesto de privilegio al británico quedándose con la medalla dorada. Delfo Cabrera dejó la marca de 2h 34m 51s, aventajando a su rival en 16 segundos. Su vida deportiva puede resumirse en 210 participaciones en competiciones donde obtuvo 106, primeros lugares, 63, segundos puestos y 22, terceros. Campeón nacional en 3000, 5000 y 10.000 metros, Campeón Panamericano 1951, 1952 y recordman Sudamericano.


Tapa del diario "Clarin" con la victoria de Delfo Cabrera

El 2 de agosto de 1981, Delfo Cabrera falleció como consecuencia de un accidente en una ruta bonaerense. Desde hace 10 años, el Senado Nacional conmemora, con la entrega de 9 medallas de plata y 1 dorada, los premios Delfo Cabrera como distinción especial a la trayectoria de los mejores deportistas del país.

La senadora, oriunda de la provincia de Santa Fe, Haidé Giri brindó una breve reseña y los motivos del acto llevado a cabo en el salón Eva Perón, en el que estuvieron presentes familiares de Cabrera, entre ellos su hijo Delfo.


La senadora Giri en la presentación del acto


Hugo Lencinas, vicepresidente del Círculo de Periodistas Deportivos participa de la premiación junto a Francisco Benkö


Benkö con su medalla de plata


Mario Alberto Kempes, ex futbolista, actual comentarista de la cadena ESPN,
hace su agradecimiento por la medalla dorada y felicitó a cada uno de los nominados.


El maestro Oscar Panno y Benkö


Luis Palacios, presidente del Club Argntino junto a Benkö


Las primeras felicitaciones de los amigos de Benkö


A los 98 años, Francisco Benko continúa dando jaques, aquí en Villa Martelli en octubre de 2008

Llegó con muy poco equipaje pero en su mente estaban grabados los movimientos de alfiles y reyes que había aprendido en la escuela y que le habían permitido igualar dos partidas, durante una exhibición simultánea brindada en Alemania por el entonces campeón mundial, Alexander Alekhine.


Festejando su último cumpleaños rodeado de sus amigos ajedrecistas argentinos


La hora de los deseos, junto al infaltable tablero de ajedrez

Por eso enseguida buscó algún donde jugar ajedrez. De esa manera su mente logró evadirse del dolor y el espanto de un pasado para el olvido.

Por eso en esta ocasión hablamos sólo de sus vivencias, y tras la ceremonia de premiación nos contó.

¿Qué le pareció el homenaje, Don Francisco?

La verdad es que estoy sorprendido. Es la primera vez que recibo un premio de parte del gobierno de este país.

¿Está un poco emocionado?

Si, un poco sí, pero me hubiera gustado escuchar todo lo que dijeron de mi, pero a mi edad, a los 98 años, ya no escucho como antes y no pude entenderle al presentador todo lo que leyó sobre mi vida. (risas)

¿Esto ha sido un lindo regalo para usted?

Sí y también ha sido muy bueno que muchos amigos se hayan acercado hasta aquí para participar del homenaje.

¿Pensó que podía ganar la medalla dorada?

(Se ríe)… Y…, estaba ilusionado pero aquí en la Argentina el fútbol es muy importante. Es imposible competir con esa popularidad.

Los amigos, allegados y curiosos se acercaron para brindarle una palmada de aliento y felicitaciones. Francisco Benko, un hombre de 98 años que arrastra una vida digna para un guión cinematográfico, cargada de capítulos, como el sucedido el pasado jueves 29, el que quizás, sea otra gran jugadas para la Memoria.

Enlaces:

 


Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro