Kramnik: de salud, planes y ordenadores

14/03/2006 – Ha sufrido un annus horribilis con mala salud y torneos que ha tenido que cancelar en su calendario. Ahora parece que Vladimir Kramnik vuelve por sus fueros. En septiembre se espera que dispute un encuentro de reunificación contra el campeón del mundo FIDE Veselin Topalov, en noviembre abordará un espectacular duelo hombre - máquina. Hablamos con el campeón del mundo de ajedrez clásico y les ofrecemos esta entrevista, franca y en profundidad completamente traducida al castellano

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Entrevista con Vladimir Kramnik

Por Frederic Friedel

En noviembre de este año el campeón del mundo de ajedrez clásico jugará un encuentro a seis partidas contra el programa de ordenador Deep Fritz. La bolsa de premios es de un millón de dólares, el lugar es el Palacio Federal de Arte y Exposiciones de Bonn y la prueba cuenta con el patronazgo del ministro alemán de finanzas, Peer Steinbrück. Antes, en septiembre de 2006, está previsto que juegue un encuentro de reunificación contra el actual campeón del mundo FIDE Veselin Topalov. Y aún antes estará en el Torneo de Dortmund Super-GM y quizás en la Olimpiada de Ajedrez. Una dura vuelta para un GM de primera fila que ha estado luchando contra una enfermedad debilitante. La presente entrevista se desarrolló por teléfono a comienzos de la semana pasada.


Vladimir Kramnik, campeón del mundo de ajedrez clásico

Salud

Frederic Friedel: Vladimir, antes de que nos centremos en el tema principal (el encuentro con el ordenador) es necesario preguntarte algunas cosas más generales. Como por tu salud ¿Qué pasó?

Vladimir Kramnik: Bueno, no me gusta hablar de ello y probablemente no lo haría tampoco en este caso, pero, como sabes casi seguro, hubo muchos rumores en un momento dado. Sida y cáncer eran las cosas más suaves que se decía que tenía. Así que creí que podría ser el momento de explicar a la gente cual era el problema real [Espondilitis anquilosante, una enfermedad reumática que origina artritis de la espina dorsal y de las articulaciones sacro ilíacas y a menudo cursa con inflamación de los ojos, pulmones y válvulas del corazón]

FF: ¿Cuándo comenzó?

VK: En realidad, hace ya algunos años, justo después del 2000, pero sólo recibí un diagnóstico claro hace unos tres años. En 2001 I tenía inflamaciones ocasionales y dolor, pero era soportable. No era agradable, pero sí soportable. Al principio lo iba soportando, pero luego empezó a empeorar. Los médicos dijeron que necesitaba tratamiento y que llevaría tiempo liberarse del mal.

FF: ¿Cómo afectó a tu rendimiento durante una partida o durante un torneo? ¿Te sentías bien y luego te agotabas o algo así?

VK: No, no tiene relación con los torneos. No se siente uno bien, ni antes de la partida, ni durante la partida ni tras la partida. Sólo duele. Simplemente te duele todo. Es artritis, la inflamación de distintas articulaciones. Y en los periodos de crisis hay varias articulaciones que son especialmente dolorosas, permanentemente. Así que hay que tomar muchos calmantes y antiinflamatorios, que te dan una somnolencia increíble. Y no eliminan completamente el dolor, sólo lo amortiguan.

FF: Yo también tuve que tomar uno de esos medicamentos un par de veces. Son bastante brutales. Me dejaron KO. Recuerdo que la última vez, al cabo de un par de horas de haber  despertado, volví a caer dormido…

VK: Probablemente sólo tomaste uno. Yo tomaba cuatro o cinco al día. Ya puedes imaginarte como estaba cuando jugué la Super Final en Moscú. Teníamos un sitio en el que podíamos acostarnos y yo me moría por hacerlo, pero sabía que si cedía a la tentación, me quedaría grogui en un minuto.

FF: Terrible…

VK: Sí, la enfermedad no es realmente peligrosa; no te acorta la vida o algo así. Sólo que es muy desagradable y dolorosa. Y cuando sientes dolor semana tras semana se vuelve bastante deprimente.

FF: ¿Cuánto durará el tratamiento? ¿Cuánto tiempo pasará antes de que puedas decir que está otra vez en plena forma?

VK: El tratamiento conlleva que tengo que visitar frecuentemente a mis médicos y seguir tomando este combinado de medicinas. No sé lo que durará. Para algunas personas se produce una gran mejoría al cabo de pocos meses; a otros les lleva medio año o incluso uno entero. Debo decir que en lo que a mi respecta me encuentro sensiblemente mejor que en noviembre o diciembre pasado, pero aún estoy lejos de estar completamente bien.

FF: Sí, sé que te encuentras mejor, porque recientemente estuviste en un partido de fútbol…

VK: ¡Ah! ¿Así que oíste hablar de eso? Bien, tenía algo que hacer en Londres sólo un día y coincidió que esa misma jornada tuvo lugar el encuentro entre el Chelsea y el Barcelona. Me las apañé para conseguir una entrada gracias a algunos contactos.

FF: ¿Y que te pareció?

VK: Fue excelente y me divertí mucho, pero hizo bastante frío. Decidí que la próxima vez que vaya a ver un partido de fútbol será durante el verano. El partido de vuelta es esta semana, pero lo veré por televisión. Ya fue bastante entretenimiento en el exterior para mi.

FF: Tu enfermedad implica que te hayas perdido algunos torneos y que vayas a perder algunos más ¿Cuáles son tus planes inmediatos? ¿Vas a jugar en Mónaco?

VK: No, desgraciadamente no voy a jugar allí. Aún estoy en un tratamiento intensivo y no puedo marcharme durante dos semanas. Realmente me gustaría mucho jugar, pero el médico me dijo que no. Me dijo que por supuesto que me sentía un poco mejor y que había avances positivos, pero que puedo recaer si interrumpo un tratamiento de este tipo. Es una verdadera lástima. Me encanta Mónaco. [Suspira] Es la primera vez en doce años que me pierdo este torneo. Desde 1994, lo jugué todos los años. Es el torneo que jugué con más frecuencia.

FF: ¿Cuándo te van a dejar jugar sin restricciones?

VK: Depende. Espero que me dejen salir en mayo, de forma que pueda jugar la Olimpiada. No sólo porque quiero estar completamente curado, sino también porque me muero por jugar al ajedrez. Me resulta muy incómodo no jugar al ajedrez durante tanto tiempo.

FF: ¿Lo echas de menos…?

VK: Muchísimo. Echo de menos la competición, el ambiente, la gente de alrededor, socializar, hablar de ajedrez. Me siento aislado.

FF: ¿En que inviertes tus días en estos momentos?

VK: Sigo trabajando en el ajedrez, por supuesto. A parte de eso, me reúno con amigos y paso el tiempo. Nada especial. Pero me mantengo trabajando. No con mucha intensidad, pero sí de forma constante.

FF: ¿Qué hay de Dortmund? ¿Tomarás parte en esa prueba?

VK: Oh, si, realmente creo que sí. Para esa época debería ser posible, sin lugar a dudas. No me resultaría muy gracioso si no pudiera jugar para finales de julio. El tratamiento debería haber terminado para entonces.

 

¿Reunificación en septiembre?

FF: Vale, cuéntanos que hay del encuentro de Elista en septiembre. ¿Cuál es la situación?

VK: No está completamente claro. Quizás sabes tu más que yo. Quiero decir que desde mi punto de vista esta claro. He dicho varias veces que estoy listo para jugar, preparado para negociar, en cualquier momento y lugar. Nunca entendí porqué no jugamos tras la oferta que hicimos en noviembre. Nunca entendí bien porqué se rechazó.

FF: ¿Y la oferta de la FIDE para jugar en Elista?

VK: Aún no conozco exactamente la posición de Topalov. Ahora todo depende fundamentalmente de él. Hasta la fecha no he oído ninguna afirmación clara por su parte en este tema.

FF: ¿Así que estás preparado para jugar? Si hay acuerdo y se organiza el duelo, ¿jugarás contra Topalov en septiembre y luego contra el ordenador en noviembre?

VK: Sí, sin la menor duda. Por supuesto será bastante difícil, pero estoy preparado para hacerlo. Preveo estar totalmente curado este verano. Entonces podré preparar y jugar ambos encuentros. Es un asunto serio, pero creo que estaré completamente listo para él. Pero en este momento sigo un poco confundido. El tiempo pasa, todo el mundo habla del encuentro contra Topalov, todo el mundo tiene curiosidad, pero no hay una respuesta clara. Sería estupendo si Veselin hiciera una afirmación clara. Si no quiere jugar, debería decirlo, porque así al menos no perderíamos el tiempo. Ganó en San Luis en octubre, así que creo que ya ha tenido bastante tiempo para decidirse. Agradecería enormemente que hiciera una declaración nítida sobre su posición con respecto a este asunto.

El duelo contra el ordenador

FF: Vale, basta de este tema. Vas a jugar otro encuentro contra un ordenador. Jugaste uno, allá por 2002 en Bahrein y lo igualaste. En este medio tiempo los programas se han hecho mucho más fuertes y los ordenadores en los que funcionan son mucho más rápidos. Tu cerebro, creo, no es ni más grande ni más rápido. así que ¿cuáles crees que son tus opciones?

VK: Realmente aún no lo sé. Estoy seguro de que tengo opciones, pues en caso contrario no jugaría en encuentro. No me interesaría. Para mí, jugar contra un ordenador es un reto muy serio. Creo que puede ser una de las últimas oportunidades de que un humano derrote a un ordenador. Creo que el ordenador es el favorito en cualquier encuentro contra un ser humano. Realmente han llegado a ser increíblemente fuertes. Pero aún hay un momento en la historia en el que hay una opción. Sé que tengo una oportunidad. Creo que puedo aprovechar Bahrein como una buena lección, porque gané gran cantidad de experiencia allí. Me ayudará en el encuentro de Bonn. Pero, por supuesto, sé que los ordenadores no han quedado estancados y que se están mejorando constantemente. Puedo apreciar como mejora Fritz de día en día.

FF: Así que te sientes inferior en este encuentro. ¿Es una ventaja o un inconveniente?

VK: En realidad pasó lo mismo cuando jugué contra Kasparov. Todos decían que él era el favorito y eso no me desanimó en absoluto. De hecho, cuanto mayor sea el reto, más me motiva. Incluso aunque me de cuenta de que probablemente mis opciones son un poco menores que las del ordenador, no me deprimo o asusto. Sé por mi experiencia con Garry que puedo ganar tal encuentro, así que ¿por qué no otra vez? estoy convencido de que opondré una dura licha y estaría muy contento si me las arreglase para ganar, pues quizás esta pueda ser la última victoria del hombre sobre el ordenador.

FF: Los programadores de Fritz no están especialmente contentos por jugar contra ti. Preferirían otros jugadores, pues te consideran especialmente incómodo y difícil. ¿Sabes por qué?

VK: Creo que es por mi estilo. Yo también creo que puede que sea uno de los jugadores más incómodos para un ordenador, porque mi estilo está más fundado en el juego posicional y en los finales (No creo que traicione ningún secreto si digo que soy bastante bueno en los finales) Estos son factores que son puntos débiles de los ordenadores. Un jugador muy combinativo que confíe en las  habilidades de cálculo de él…

FF: O en las de ella…

VK: Sí, exactamente, como Judit. Estos jugadores tienen muchas menos opciones contra los ordenadores, porque siempre van a perder la batalla del cálculo. Mi juego no está basado en el cálculo, así que a pesar de todos los factores a favor que tienen los ordenadores, yo también tengo unos pocos triunfos. Hay algunos jugadores muy fuertes que no tienen triunfos frente a los ordenadores, pero creo que yo tengo algunos e intentaré usarlos.

FF: En Bahrein jugaste un dramático sacrifico contra Fritz. Aquello fue puro cálculo.

VK: Sí, en la sexta partida. Tu sabes que el ordenador mete miedo, pero tengo cierto amor propio como ajedrecista. Si creo que una jugada es la mejor, incluso si sé que no es inteligente hacerla frente a un ordenador, aún así tengo que hacerla. Es muy fácil perder tu amor propio si realizar jugadas más débiles a propósito. Es muy difícil forzarme a hacerlo. En aquel momento pensé que el sacrificio del caballo era muy interesante, me gustó y lo hice, incluso aunque fuese muy arriesgado. Por supuesto, fue una decisión equivocada, pues el ordenador superó mis cálculos.

FF: Así que ese ese el mayor peligro para tí, que puedas ver una jugada muy buena y que la realices, incluso si entraña riesgos frente a un ordenador.

VK: Por supuesto. No se puede ganar una partida sin ningún cálculo. Claro que se puede intentar lograr posiciones en las que los cálculos no sean tan importantes como las consideraciones posicionales, pero no se puede ganar una partida sin calcular ninguna variante. Puesto que los ordenadores son increíblemente fuertes en esto, siempre hay opciones de que cuando alcances esta fase de la partida te veas sobrepasado. Pero debes estar preparado para la batalla del cálculo y debes estar preparado para calcular variantes muy bien.

FF: De hecho has ganado partidas tácticas muy hermosas frente a los ordenadores…

VK: Sí, como en Dortmund en 2000. Pero aquellos eran tiempos muy distintos. Ya no se puede ganar partidas colocando todas las piezas en la columna g y dando mate al rey rival. Ya no es posible. Los programas como Fritz ahora entienden lo que haces. Todo es bastante distinto, incluso desde el encuentro de Kasparov frente a Deep Blue. Fritz es completamente distinto que Deep Blue. No se puede usar la misma estrategia, no se pueden usar las mismas cosas. Tienes que adaptarte, seguir el desarrollo de los programas, ver hacia donde van. Lo mismo que los programadores siguen la evolución de los ajedrecistas y se preparan para ellos. Es la misma cosa. Es este sentido la preparación es similar a la que se hace para un encuentro por el campeonato del mundo. Repasas todas las partidas disponibles de tu oponente, intentas ver en que ha mejorado, donde tiene debilidades, encontrar las modificaciones realizadas en los últimos tiempos. Puedo apreciar que Fritz está cambiando con bastante dinamismo.

FF: ¿Así que te prepararás muy seriamente?

VK: Aún no he empezado, especialmente por el teórico encuentro con Topalov, que influiría enormemente en mi planificación. Pero una vez que todo se aclare, empezaré a prepararme, muy seriamente, para el encuentro frente al ordenador.

FF: En realidad, creo que ya conoces a tu rival Fritz bastante bien.

VK: Sí, lo uso todos los días.

FF: ¿Por qué Fritz? Hay otros fuertes programas.

VK: Bueno, por un lado, no tengo otros módulos de ajedrez. Pero también es porque jugué el encuentro contra Fritz en 2002 y me acostumbré a este programa. Ciertamente que llegué a comprenderlo con bastante profundidad y sé cuando puedo confiar en su juicio. Pero incluso otros ajedrecistas, jugadores de primera fila con los que hablo, lo prefieren a otros programas de ajedrez. Eso probablemente quiere decir que les parece un poco mejor que otros.

FF: O simplemente la fuerza de la costumbre. ¿Qué pasa con las máquinas gigantescas con gran cantidad de procesadores en paralelo…?

VK: ¿Te refieres a Hydra? No lo conozco demasiado bien, pero a mi no me parece mucho mejor que otros programas. Vi el encuentro que jugó contra Adams, que fue bastante aterrador, porque no hubo lucha, ni siquiera una mínima oportunidad para el ser humano. Pero creo que en cierto modo fue un fallo de Mickey, porque no se preparó suficientemente. En un encuentro contra un ordenador la preparación es muy importante, absolutamente crítica. Probablemente Mickey no se lo tomó lo bastante en serio. Vio como había hecho tablas frente al ordenador y Kasparov también las había logrado en Nueva York y probablemente pensó que no sería demasiado malo. Pero de hecho sé muy bien que si no estás increíblemente bien preparado, las cosas pueden ponerse terriblemente feas.

Trabajo con ordenadores

FF: ¿Desde cuando has estado trabajando con ordenadores? ¿Cuándo fue la primera vez que encendiste un ordenador para hacer ajedrez con él?

VK: Creo que fue al comienzo de 1993, en algún “366”. No me acuerdo de los detalles, sólo que era muy lento. Intentaba aprender a usar los ordenadores. Empecé a usar Fritz en serio en 1995. Me acuerdo que fue tras mi encuentro con Kamsky. Durante mi preparación, no estaba usando ningún programa de ajedrez. Creo que Kamsky ya lo estaba haciendo y fue la razón por la que perdí la primera partida. La perdí desde la apertura, debido a una increíble jugada de ordenador que es muy difícil encontrar o refutar delante del tablero. Me resultó evidente que era una enorme ventaja trabajar con un programa de ordenador. Tras esta experiencia me di cuenta de que probablemente me había llegado la hora de hacer que Fritz corriese en mi ordenador.

FF: Repasando tu trabajo con ordenadores, ¿dirías que estas contento de que hayan entrado en escena? ¿Es bueno que sean capaces de jugar al ajedrez y de hacerlo tan bien? ¿O ha sido una conquista negativa para el juego?

VK: Bueno… no es malo para el ajedrez, sólo es malo para los ajedrecistas [Se ríe]. Hay que darse cuenta de que tenemos que trabajar diez veces más que antes, porque la cantidad de información en tan enorme. También tienes que se mucho más preciso que antes al analizar posiciones. En la era anterior a los ordenadores tenías ciertas ideas interesantes, jugadas que parecían buenas y eso bastaba. La preparación estaba hecha, sólo tenías que salir y realizar la jugada. Básicamente tu preparación llevaba dos horas. Ahora la misma cosa llevará cinco horas o más. Tienes que comprobar todas las partidas de tu rival, luego tienes que revisar todo lo que pasó en la variante que piensas jugar. Luego debes averiguar lo que Fritz dice sobre las ideas a las que has llegado e intentar recordar todo eso. Así que se trabaja mucho más duramente.

FF: ¿Lo cual es lamentable?

VK: No, es normal. Hay ciertos avances, progresos científicos que no podemos parar. Me parece estupendo. También ha ciertos aspectos que son muy positivos. Los ordenadores facilitan mucho el analizar las propias partidas y comprobar donde se han cometido errores. Es muy bueno para la propia evolución. No tienes que analizar tus partidas durante semanas, Puedes encontrar rápidamente cuales son tus puntos débiles y como eliminarlos. En segundo lugar, es mucho más fácil adquirir conocimientos, los conocimientos necesarios para jugar a un nivel muy alto. En las etapas anteriores recuerdo como trabajaba con libros y enciclopedias. Y me llevaba mucho mas tiempo encontrar cualquier cosa, sencillamente para adquirir conocimientos teóricos. Ahora es mucho más rápido y creo que esa es una de las razones principales por las que el ajedrez se rejuvenece cada vez más. Estoy casi seguro de que es debido a los ordenadores.

FF: ¿Mejoran los ordenadores tu estilo de juego? ¿Son más interesantes los torneos, especialmente los del más alto nivel, o son más aburridos?

VK: No sé si los ordenadores están mejorando el estilo de juego. Sé que lo están cambiando. El ajedrez se ha convertido en un juego distinto. Se podría decir que los ordenadores han cambiado el mundo del ajedrez. Esto resulta bastante claro.

FF: ¿En que sentido? ¿Las partidas del más alto nivel son más o menos emocionantes? ¿Más o menos arriesgadas? ¿Más o menos interesantes?

VK: eso es muy subjetivo. Yo, como profesional, tengo un punto de vista y supongo que los aficionados tienen una perspectiva bastante distinta. Para mi la mayor parte de las partidas jugadas al nivel más alto son interesantes. Incluso las tablas rápidas pueden ser a menudo interesantes y críticas en determinada variante. Pero las mismas partidas se han vuelto muy distintas. Hay implicada mucha más táctica, muchas mas complicaciones. En estos tiempos, gracias a los ordenadores, para conseguir algo desde la apertura tienes que tender a posiciones complicadas, especialmente si quieres ganar la partida. No puede conseguirlo simplemente consiguiendo una posición ligeramente mejor y pulverizando lentamente a tu oponente. Bueno, en realidad sí puedes, pero cada vez es más difícil. Así que la gente busca complicaciones. Se puede ver en torneos recientes, como ahora en el Morelia - Linares. La mayor parte de las partidas están siendo ganadas en profundas complicaciones.

FF: Eso parece sonar a que el ajedrez se ha vuelto más interesante.

VK: Sí, puedes decirlo así si te gusta. Yo puedo decir que me gustan las partidas puramente posicionales tanto como las complicadas. Pero a los aficionados y a los fanáticos del ajedrez por supuesto les encantan las complicaciones salvajes y las combinaciones, lo cual puedo entenderlo. Para mi lo más importante del ajedrez es el nivel. Si una partida se juega al más alto nivel, no me importa mucho si es complicada o árida. En ambos casos me da gran placer. Si una partida es muy complicada, con muchos sacrificios, pero también con muchos fallos, no me divierto tanto. Así que para mi se trata más de una cuestión de calidad que de estilo de juego. Creo que esto es así para la mayor parte de los jugadores de primera fila.

FF: Una última pregunta: ¿cómo se siente uno cuando un aficionado con un Elo de digamos 1400, que estuvo siguiendo tu partida con un ordenador, llega después y te dice señala que cometiste un error o pasaste por alto una jugada ganadora en el movimiento 32 o que perdiste un mate forzado en 16?

VK: Sí, eso es realmente un problema. Para mi no es tan malo: soy una persona muy sencilla, ya lo sabes, y acostumbrada a las críticas. Pero tienes la sensación de que la gente está perdiendo el respeto por los ajedrecistas. Por supuesto, es muy bueno y muy ameno para los amantes del ajedrez tener un programa de ajedrea a su lado, para ser capaces de seguir las partidas y hacerse realmente una idea de lo que está pasando. Incluso sin un comentarista, se puede arrancar a Fritz y más o menos entender las jugadas. Pero a veces los aficionados, especialmente aquellos que no son muy activos por si mismos, tienen la sensación de que no jugamos tan bien, de que estamos cometiendo errores todo el tiempo, de que necesitamos veinte minutos para realizar una jugada que Fritz encuentra en segundos. Pueden tener la sensación de que los jugadores de primera fila no son en absoluto tan fuertes. Pero eso no es cierto. Es una ilusión. Con un ordenador al lado es muy fácil juzgar, pero cuando estás solo delante del tablero es muy distinto. En realidad creo que el nivel de juego general de hoy en día es más alto que nunca, pero debido a que los ordenadores muestran con tanta facilidad y rapidez todos los fallos, pudiera parecer que es más bajo. En épocas anteriores, cualquier jugada complicada, cualquier sacrificio interesante se recibía con gran aprobación y entusiasmo. Ahora sólo se tiene que arrancar a Fritz para ver lo que pasa y si la jugada sirve o no. Así que lo único que me gustaría pedir a los aficionados al ajedrez es que no nos juzguen a nosotros, los profesionales del ajedrez, con demasiada severidad. Estamos sentados delante del tablero y no podemos calcular millones de jugadas por segundo. Necesitamos tiempo y podemos cometer errores. Pero eso no significa que los jugadores de primera fila no sean grandes ajedrecistas. Simplemente es que se tienen mejores instrumentos para analizar lo que hacen. Quizás pueda parecer que el aura de los jugadores del pasado era más seductora que la de los de la actualidad, pero es porque no se tenía un programa como Fritz para mostrar todas las lagunas de sus partidas.

FF: ¿Así que los ordenadores pueden estar dañando la imagen de los jugadores?

VK: Esa podría parecer la conclusión de la última parte de nuestra conversación, pero debemos considerar que está generando mucho más entusiasmo por el juego. Hay muchos más espectadores, lo que es resultado directo de que la gente sea capaz de entender lo que pasa. Definitivamente es un avance positivo. Aún así, como ajedrecistas, a veces tengo un poco de nostalgia de los viejos y buenos tiempos en los que podías prepararte en una o dos horas y luego descansar y leer libros. Llegabas a las partidas sintiéndote fresco, porque no tenías que memorizar toneladas de variantes. Simplemente es la nostalgia de un jugador más veterano. Creo que los jugadores jóvenes no conocen este sentimiento y puede que no entiendan de lo que estoy hablando. Pero aún puedo recordar aquellos tiempos y eran estupendos a su manera.

FF: Muchas gracias, Vladimir, por esta entrevista sincera y franca. Te deseamos todos la mejor de las suertes.


Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro