Kramnik vence a Miss Universo

12/01/2003 – El enfrentamiento entre Kramnik y Deep Fritz en Bahrein me trajo dos sorpresas. La primera fue el resultado. Sobre el ordenador con ocho procesadores esperábamos que Fritz tuviera una fuerza de juego de entre 2700 y 2750. Así que calculábamos que se produciría una derrota contra Kramnik, especialmente porque también sobreestimamos los efectos de las reglas especiales del enfrentamiento... Tiene aquí el resto de la traducción del editorial escrito por Matthias Wüllenweber para ChessBase Magazine 91

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

El tener que sellar el programa y pasárselo al oponente en septiembre fue inicialmente bastante doloroso. Había varias razones psicológicas para ello. Una es que los desarrolladores de programas encuentran difícil de soportar las situaciones en las que no pueden reparar inmediatamente los problemas que han descubierto. Pero retrospectivamente también debe considerarse que las reglas fueron establecidas de forma equilibrada.

La segunda gran sorpresa fue la amplitud y fidelidad del público interesado en un acontecimiento ajedrecístico. Aparentemente el juego tiene un buen potencial para atraer la atención de los medios, principalmente cuando destacados oponentes se enfrentan a un alto nivel.

Los oponentes que tienen características que contrastan claramente fuera del ámbito ajedrecístico cumplen más fácilmente los criterios para destacarse. USA vs URSS, KGB vs disidentes, hombre vs máquina: todos estos tienen una especial fascinación. Encuentros de alto nivel implican que se enfrentes los representantes que lideran cada grupo.

Internet es perfecto para dar cobertura al ajedrez. la retransmisión en directo de la acción se convierte automáticamente en un tema global y el ancho de banda requerido para difundir las jugadas de ajedrez es muy pequeño, puesto que no hay que transmitir imágenes en movimiento.

El enfrentamiento de Bahrein hizo un uso extensivo de Internet. Bastante antes de que comenzase hicimos los preparativos con potentes socios para la cobertura en directo. Llevó una buena dosis de capacidad de persuasión puesto que la cooperación técnica requerida era considerable. Incluso el día de la primera partida no estaba claro todos los que iban a realizar retransmisiones en directo.

Entonces pasó algo destacable. La cobertura en directo y los reportajes de la revista alemana de noticias Der Spiegel generaron tal cantidad de interés que los editores decidieron aumentar el espacio disponible en la web de noticias. Fue posible porque pudieron contar exactamente cuanta gente visitaba las páginas de ajedrez, en tiempo real, a medida que sucedían los acontecimientos.

Durante la mañana que siguió a la emocionante sexta partida, el ajedrez recibió más atención que todos los demás temas de las páginas de noticias. André Schulz les facilitó comentarios jugada a jugada con un diagrama por movimiento y dichos diagramas recibieron más pulsaciones que las imágenes del concurso de Miss Universo. La gente que no creía que el ajedrez pudiera nunca atraer audiencias masivas ahora tienen cifras concretas que prueban que estaban equivocados.

Un factor importante para el éxito del acontecimiento de Bahrein fue que Vladimir Kramnik jugó un gran encuentro. Su osada decisión de arriesgar todo en la sexta partida, cuando conducía las piezas blancas y tenía una ventaja cómoda, le dio al acontecimiento un clímax dramático perfecto. Esto era lo que los periodistas estaban buscando. La posición de Kramnik como sucesor histórico de Garry Kasparov como campeón del mundo de ajedrez se vio claramente reforzada tras el acontecimiento de Bahrein.

Nuestra conclusión sólo puede ser positiva. El ajedrez puede, después de todo, cautivar a las masas si solamente se le presenta de la forma correcta. Bahrein probó que la gente está deseando concentrar su atención en partidas de ajedrez durante un prolongado periodo de tiempo si reciben cobertura de primera clase y si las circunstancias del encuentro pueden disparar su imaginación.

Matthias Wüllenweber



Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro