Los archivos secretos de la Escuela Rusa de Ajedrez

18/07/2007 – Adrian Mikhalchishin, gran maestro desde 1978, es aún uno de los entrenadores punteros del mundo. Entre otros, ha entrenado a la selección de la USSR, Anatoly Karpov, Vasily Ivanchuk, Zsuzsa Polgar y Alexander Beliavsky. No es necesario decir que conoce profundamente la Escuela Rusa de Ajedrez. En este su primer DVD revela varios métodos estratégicos que fueron introducidos y perfeccionados por gigantes del tablero como Botwinnik, Petrosian y Tal. Una mirada al otro lado del Telón de Acero, llena de enseñanzas vigentes. Compre ya este DVD o lea más sobre él en esta reseña en castellano y con vídeo de muestra...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

La Escuela de Ajedrez de Botvinnik vuelve al negocio

'The Secret Weapons of the Champions' por Adrian Mikhalchishin

Reseña de Michael Jeffreys
 

Para ser honrado, la primera vez que me crucé con el nuevo DVD de Chessbase "The Secret Weapons of the Champions" en mi ordenador, estaba pensando en otra cosa. Quiero decir: ¿quién era ese tal Mikhalchishin con su espeso acento ruso (¿ucranio?) y su porte de nada-de-tonterías? ¿Dónde estaba mi muy amado Daniel King, con su corazón alegre y rodeado de diversión? Quería entretenerme y en ese instante me pareció que aquel tipo ultra serio no estaba por la labor.

Así que apagué el vídeo y me olvidé del tema. Entonces sucedió algo divertido. Pocos días después estaba sentado delante de mi ordenador y decidí volver a mirar la introducción. Por cualquiera que fuera el motivo, el planteamiento de Mikhalchishin me caló de una manera completamente nueva y de pronto entendí de dónde venía. El GM Mikhalchishin había crecido en la antigua U.R.S.S. donde, al contrario que aquí en EE. UU., se toman su ajedrez muy en serio.

Mientras que aquí en Occidente queremos todo envuelto en azúcar para un consumo fácil, Mikhalchishin pertenece a la vieja escuela, la Escuela Botvinnik, donde los problemas sobre el tablero se resuelven por medio de entrenamiento sistemático y trabajo duro. En cuanto me di cuenta de que se me había ofrecido una visión de algo rara vez visto fuera de la Unión Soviética, a cargo de un hombre que ha entrenado, entre otros, a Karpov, Ivanchuk, Zsuzsa Polgar y Alexander Beliavsky, reorienté mi atención y escuché con un grado completamente distinto de respeto y responsabilidad. ¡Y vaya diferencia!

Mikhalchishin comienza diciendo que hay dos formas de convertirse en un jugador más fuerte: 1) Analizando cuidadosamente las partidas para eliminar los errores. 2) Estudiando a los “clásicos”, pero de una manera especial. El objetivo es aprender a manejar los distintos aspectos de la partida; los distintos planes, las estructuras típicas, cómo sacar provecho de las debilidades, cómo defenderse correctamente cuando es necesario, como explotar el desequilibrio de material, etc.

Cuenta la anécdota de cuando el gran Mikhail Botvinnik estaba dando clase a un grupo de juveniles en 1975, del cual formaba parte él, y el antiguo campeón del mundo estaba repasando sus partidas. Cuando se encontraba con un error, lo señalaba y decía: “Así que ustedes los jóvenes no saben que hacer en este tipo de posiciones... Esto es típico. Lo que tienen que hacer es estudiar las partidas clásicas, como la mía contra Bondarevsky, en el campeonato soviético de 1941, y sabrá todo lo que hay que hacer en este tipo de posiciones”.

Mikhalchishin dice luego que algunos de los ajedrecistas más clásicos solo eran un poco mejores que sus contemporáneos en ciertas facetas del juego y que podemos aprender mucho estudiando sus partidas. Por ejemplo, dice que Botvinnik era fantástico aprovechando la ventaja de espacio, empleando la centralización de piezas con el apoyo de un ataque en el flanco, lo mismo que venciendo con alfiles de colores distintos.

Petrosian fue el maestro del sacrificio de calidad y también sobre cómo explotar las casillas negras débiles en la posición del oponente.

Haga clic aquí para reproducir Petrosian - Schweber (1962).

Y Tal fue brillante en los ataques intuitivos, así como en la creación y el aprovechamiento de los desequilibrios de material. Destaca que, mientras que la posición ha sido creada objetivamente tras el desequilibrio material (como cambiando dos piezas menores por torre y peón), puede estar más o menos igualada y que sencillamente unos jugadores se encuentran más cómodos que otros jugando esas posiciones.

Como ejemplo, conduce al observador por la partida Tal - Savon, (URS-ch40 Baku, 1972) a partir de la posición que surge tras los movimientos: 1.c4 e6 2.Cc3 d5 3.d4 Cf6 4.cxd5 exd5 5.Ag5 Ae7 6.e3 0–0 7.Ad3 Cbd7 8.Cf3 Te8 9.0–0 Cf8 10.Dc2 Ae6 11.Ce5 C6d7 12.Af4 Cxe5 13.Axe5 c6 14.Ca4 f6 15.Ag3 Af7 16.b4 Ad6 17.Tab1 Axg3 18.hxg3 a6 19.Cc5 Te7 20.a4 Tc7 21.Tfc1 De7 22.Tb3 g6 23.Tc3 Tac8


Tal-Savon tras 23…Tac8

Aunque las blancas tienen las hechuras para un ataque de minorías con los peones en el flanco de dama, Tal siente que eso no le reporta bastante y decide desequilibrar las posición dramáticamente con el golpe: 24.Cxb7! Me imagino que eso probablemente fue un susto para Savon, que probablemente pensaba que Tal no cedería un caballo tan potente. Tras los movimientos 24…Txb7 25.Axa6 alcanzamos la posición del siguiente diagrama:

Y la partida continuó: 25…Ta8 26.Axb7 Dxb7 27.Db3 Ta6 28.b5 cxb5 29.Tc7 Db6 30.axb5 Ta5 31.T1c6 Dxb5 32.Dxb5 Txb5 33.Txf6, con la posición que se muestra a continuación:

 

Obviamente, Tal tuvo que imaginar este tipo de posición antes de haberse decidido por una jugada como 24.Cxb7. Sabía que sus dos torres activas sencillamente serían demasiado para que las contrarrestasen las dos piezas menores de las negras. La partida concluyó: 33…Ae8 34.Tc8 Rg7 35.Tf3 Tb1+ 36.Rh2 Cd7 37.Txe8 Cf6 38.Te7+ 1–0 (véase más abajo)

El caballo negro está a punto de caer, así que Savon se rindió en este momento

Mikhalchishin no solo conduce al espectador por la partida, sino que también lo hace por diversas variantes. Igualmente, explica porqué Tal prefirió una continuación en vez de otra.

Lo primordial

En resumen, el GM Mikhalchishin le lleva a través de 15 posiciones del mediojuego: 4 de Botvinnik, 2 de Makogonov, 5 de Tal y 4 de Petrosian. Todo este DVD es sobre el ajedrez de la vieja escuela y la forma en que los grandes ajedrecistas de la Unión Soviética solían mejorar, repasando partidas clásicas y posiciones clave y memorizándolas.

Como mencioné al comienzo de la reseña, si (como me pasaba a mi al principio) busca entretenerse por medio de comentarios vivaces y con un presentador carismático, este no es un DVD para usted. Sin embargo, si siempre se ha preguntado de que iba todo aquello de la llamada “Escuela Rusa de Ajedrez” y cuales eran exactamente sus “métodos de entrenamiento secretos”, entonces esta es su criatura, ya que Mikhalchishin decorre el telón de una forma directa y seria, permitiéndole ver exactamente lo que hacen.

Y puesto que Rusia y en particular la Escuela de Ajedrez de Botvinnik sacó mucho campeones de ajedrez en el transcurso de varias décadas, es seguro decir que sus métodos de entrenamiento se han demostrado bastante exitosos. En una escala de 1 a 10, "The Secret Weapons of the Champions" de GM Adrian Mikhalchishin recibe un 9.


Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro