Olimpíadas de Ajedrez (II)

06/02/2008 – En la segunda parte de su resumen sobre la historia de las Olimpíadas de Ajedrez, Frank Große se dedica a los torneos de La Haya 1928 y Hamburgo 1930. Dos años después de la victoria de Euwe en el "Campeonato del Mundo para Aficionados", Hamburgo fue la siguiente sede de la Olimpíada. El torneo fue organizado con motivo del 100 aniversario del club de ajedrez hamburgués Hamburger Schachklubpor el entonces presidente Walter Robinow. El equipo vencedor fue Polonia, que contó con el sobresaliente jugador Rubinstein en sus filas. La Depresión no pudo con el ajedrez...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

La historia de la Olimpíada de Ajedrez
2ª parte: antes de la Segunda Guerra Mundial (1928 - 1930)

Por Frank Große (www.schachlinks.com)

La Haya 1928

Un año después de la primera Olimpíada oficial (en Londres 1927), continuó la serie de las Olimpíadas de Ajedrez, quizá inspirados por los Juegos Olímpicos de Verano que se estaban disputando al mismo tiempo en Amsterdam. En esta ocasión participaron 17 equipos con 86 jugadores. En paralelo se celebró un torneo individual que se consideraba el "Campeonato del Mundo de Aficionados", que fue ganado por Max Euwe (que en 1922 había ganado el Campeonato de Holanda por primera vez) con 12 puntos en 15 partidas. Euwe fue el único jugador sin partida aplazada. El vencedor del año 1924, Letten Hermann Mattison ocupó el tercer lugar porque el polaco David Przepiorka, culpable de la única de derrota de Euwe, se alzó con la medalla de plata. La partida Euwe - Przepiorka en formato PGN. Al mismo tiempo dejó escapar la medalla de oro por la siguiente miniatura:
 

 

Przepiorka,Dawid - Cheron,Andre [D17]

World Championship Amateur The Hague (7), 21.07.1928

1.d4 d5 2.c4 c6 3.Cf3 Cf6 4.Cc3 dxc4 5.a4 Af5 6.Ce5 e6 7.f3 Ab4 8.e4 Axe4 9.fxe4 Cxe4 10.Df3 Dxd4 11.Dxf7+ Rd8 12.Dxg7 Axc3+ 13.bxc3 Df2+ 14.Rd1 Cxc3# 0–1

 


(1) Max Euwe de joven

A diferencia de la Olimpíada oficiosa de 1924, los resultados individuales no se tuvieron en cuenta para el resultado del equipo.



Debido a la decisión tomada un año antes en Londres sobre que en la Olimpíada de Ajedrez solo podían participar jugadores no profesionales, se aceptó cierta pérdida de calidad ajedrecística. "Si se quiere tener una impresión de la relación de fuerza entre los países, es imprescindible que compitan los mejores en el campo de combate..." (2) afirmó el conocido periodista de ajedrez alemán Alfred Brinckmann. El equipo del Reino Unido no se presentó para protestar porque el equipo de EE. UU. había mandado a jugadores que sí, eran profesionales. La FIDE cambió las reglas en el Congreso de La Haya y después de ello, y en el futuro nunca volvió a haber restricciones de este tipo.

Teniendo en cuenta estas circunstancias, el torneo individual fue más atractivo que el por equipos. Esto mismo también se manifiesta por el hecho de que el campeonato individual se titulaba como "Torneo A" y la propia Olimpíada como "Torneo B". Nuevamente fueron los húngaros los que triunfaron de manera convincente con el equipo vencedor de 1927, a falta de Geza Maroczy: Géza Nagy, Andreas Steiner, Arpad Vajda y Kornel Havasi. El segundo lugar lo ocupó el equipo de EE. UU. y el tercero Polonia. Los seis mejores resultados individuales fueron galardonados con un premio: Isaac Kashdan (EE. UU., 13/15 [¡en aquel entonces, Kashdan solo tenía 22 años y se encontraba al principio de su carrera de ajedrez!]), André Muffang (Francia, 12,5/16) Teodor Regedzinski (Polonia, 10/13), Andreas Steiner (Hungría, 11,5/16), Géza Nagy (Hungría, 11,5/16) y Rivier William (Suiza, 7,5/11)


La partida más corta de la Olimpíada de Ajedrez de 1928:

Mueller,Hans - Duchamp,Marcel [A28]

The Hague ol (Men) The Hague (16), 03.08.1928
1.c4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Cc3 Cf6 4.d4 exd4 5.Cxd4 Ab4 6.Ag5 h6 7.Ah4 Ce4 8.Axd8 Cxc3 9.Cxc6 Cxd1+ 10.Cxb4 1–0


Hamburgo 1930

En 1930 la Olimpíada de Ajedrez se disputó por primera vez en Alemania y por la siguiente razón: el club de ajedrez de Hamburgo, el "Hamburger SK", que era el segundo más antiguo de Alemania, organizó el acontecimiento para festejar su centenario. Sin duda, eso fue en gran parte mérito del entonces Presidente de la Federación Alemana de Ajedrez (Deutscher Schachbund - DSB) y Presidente del HSK Walter Robinow. El comerciante era uno de los hombres de bien que formaban parte de la joven organización de la FIDE. A pesar de los problemas económicos y de la depresión, logró que se celebrase el acontecimiento en Hamburgo (ya entonces una metrópoli con aproximadamente 1,5 millones de habitantes) y recibió mucho apoyo de James Frankfurter y Julius Dimer.


(3) Walter Robinow

Las 18 naciones participantes mandaron a sus cinco mejores jugadores (en total 88 ajedrecistas) y de los jugadores de elite de aquel entonces solo faltaban Euwe, Capablanca y Nimzowitsch, de manera que esta Olimpíada también pudo cumplir con los requisitos cualitativos y cuando terminó, organizadores y prensa estaban de acuerdo en que la Olimpíada de Hamburgo 1930 había sido un éxito. Fue la última vez que los jugadores podían cambiar de tablero a lo largo de la competición, es decir, podían decidir de ronda en ronda, en qué tablero iban a jugar.

Esta vez no era Hungría (que optó muchas veces por cambiar la alineación de sus jugadores), sino Polonia el equipo que pasaba por ser el favorito; el equipo de la medalla de bronce en 1928 con jugadores como Rubinstein, Tartakower (la participación de este último fue una sorpresa porque no era polaco ni había vivido en Polonia ni siquiera hablaba polaco) y Przepiorka completaron el equipo. Este último ya había llamado la atención en la anterior Olimpíada y la nominación del Vicepresidente de la Federación Polaca de Ajedrez, que siempre estaba dispuesto de contribuir al ajedrez desde su propio bolsillo, era lógica.

El único equipo que al menos sobre el papel podía competir más o menos con los polacos eran los húngaros, con Géza Maroczy en el primer tablero. Sin embargo, sufrieron una derrota en la primera ronda cuando los dos equipos se enfrentaron directamente (¡3,5 : 0,5!) Pero los húngaros no se dejaron impresionar y volvieron al ataque en las rondas siguientes, quedando finalmente en el segundo lugar, por delante de los alemanes. Esto es todo una hazaña, sobre todo teniendo en cuenta que Géza Maroczy, el primer tablero de los húngaros ya tenía 60 años y al final de la ronda 15 llegó al límite de sus fuerzas. Perdió contra el noruego Olaf Olsen (que desde el año 1943 se conoce bajo el apellido Barda) y no volvió a presentarse en las últimas dos rondas.

Olsen,Olaf - Maroczy,Geza [D64]

Hamburg ol (Men) Hamburg (15), 13.07.1930

1.d4 Cf6 2.c4 e6 3.Cf3 d5 4.Ag5 Cbd7 5.Cc3 Ae7 6.e3 0–0 7.Dc2 c6 8.Tc1 Te8 9.a3 a6 10.Ad3 h6 11.Ah4 dxc4 12.Axc4 b5 13.Aa2 c5 14.0–0 Ab7 15.De2 Db6 16.Tfd1 Tac8 17.dxc5 Cxc5 18.Ce5 b4 19.axb4 Dxb4 20.Td4 Db6 21.Tcd1 Tcd8 22.Dc2 Txd4 23.Txd4 Td8 24.Ab1 Txd4 25.exd4 Cb3 26.Axf6 1–0

Alfred Brinckmann puntualizó los sucesos en Hamburgo, comentando: "Seguro que raras veces en un torneo de ajedrez ha habido un vaivén tan vivo como en Hamburgo. […] El que hoy todavía vio su nombre con orgullo en la cima de la clasificación, unas rondas más tarde podría haber descendido hasta muy abajo. […] De esta manera estaba garantizado, que cada uno de los encuentros fuese una lucha sin cuartel, cada ronda fuese terriblemente competida y que desde el primer movimiento hasta el último, reinara una tensión explosiva". (2) El equipo de EE.UU. en esta Olimpíada aún parecía poco homogéneo, pero esto iba a cambiar en las siguientes competiciones. El equipo alemán se las arregló de manera respetable en su propio territorio, teniendo en cuenta que se habían presentado sin Bogoljubow (que había perdido de manera honorable contra Alekhine a finales de 1929 en el Campeonato del Mundo) y Lasker. Pero los maestros Ahues (7,5/14), Sämisch (9,5/14) Carls (9,5/14), Richter (7,5/12) y Wagner (10,5/14) jugaron de manera muy eficiente hasta derrumbarse en su encuentro con EE. UU. 0,5:3,5. "Surgió la pregunta en varias ocasiones sobre por qué faltaba Bogoljubow, ahora que era alemán. […] Justamente ahora cuando por primera vez tendría la oportunidad de luchar por su nueva patria; se podría haber esperado que (como muchos otros), hubiese puesto en primer plano el punto de vista idealista. Esto no ha ocurrido y no nos queda más remedio que tomar nota con resignación de dicho hecho“, (2) juzgó Brinckmann, que también se manifestó de manera detallada con respecto a los demás representantes alemanes una vez concluida la Olimpíada en Alemania:
 


(4) Carl Ahues (1883 - 1968)

"Es un hombre práctico, no teórico. La solidez y la cautela predominan rotundamente sobre la inclinación hacia la aventura y del azar. Su confianza en si mismo es variable y ahí radica que no haya logrado éxitos aún mucho más grandes. En Hamburgo ha jugado fuerte y estable". (2)


(5) Carl Carls (1880 – 1958)

"Desde siempre, imperturbable, sigue el mismo método casero en la fase de la apertura que hasta lleva su nombre; el reproche de que esa eterna monotonía se podría convertir en una abotargada uniformidad le dan igual. Para él ninguna partida puede ser lo suficientemente larga y si su oponente ya amenaza caerse de la silla, entonces es cuando se sienta frente al tablero con comodidad. Un terco alemán del norte que se agarra implacablemente a lo que le parece bueno y correcto". (2)


(6) Friedrich Sämisch (1896 – 1975)

"En lo que se respecta al talento original y mano izquierda para el sentido y tipo de una partida, quizá se podría colocar a Sämisch en el primer lugar del equipo alemán. Es un placer disfrutar una y otra vez de sus hazañas más acertadas sobre las 64 casillas. Pero hay una cosa que le tira hacia abajo como si fuese un peso de plomo: ¡su falta de economía con respecto al tiempo! Así que en la Olimpíada de Hamburgo, en varias ocasiones, le vimos obligado a realizar un elevado número de movimientos, en una fracción apenas mensurable del tiempo del que disponía. Al final del torneo, dicha desproporción alcanzó formas a veces grotescas". (2)


(7) Kurt Richter (1900 – 1969)

"Mientras que los otros cuatro con respecto a su manera de jugar y su temperamento, más o menos formaban un conjunto homogéneo, Richter llamó la atención. Es un jugador de combinaciones por excelencia, el hombre del riesgo desaprensivo. Para él las tablas eran el último remedio inevitable, el soso resultado de la lucha. En Hamburgo ha ganado algunas partidas de ataque en gran estilo y ha perdido otras de manera catastrófica". (2)


(8) Heinrich Wagner (1888 – 1959)

"La cabeza teórica del equipo. Desde los comienzos de su carrera ajedrecística, con su método tranquilo de matemático, ha elaborado un concepto autónomo del ajedrez. Es escéptico y no se fía de la autoridad. Por lo tanto es un fiable y desconsiderado analítico. Un enemigo de todo lo que brilla de boquilla". (2)


(9) El equipo ganador, Polonia: Frydman, Tartakower, Rotmil, Rubinstein, Makarczyk, Przepiorka, Wrobel

Rubinstein (que fue galardonado por su buen resultado junto a Flohr y Kashdan) se destacó del equipo polaco con un impresionante rendimiento de 15 puntos en 17 partidas y hasta rezagó el excelente resultado del húngaro, Kornel Havasi (12/14). A este último sus compañeros del equipo le dejaron jugar con blancas muy a menudo y le dieron el apodo de "Caballero Blanco". Sin embargo, estadísticamente, esto aún fue superado por el primer resultado de Alekhine: en el primer tablero de Francia ganó nueve partidas en nueve rondas, pero sin enfrentarse con los mejores equipos. Alekhine ganó el premio a la belleza con siguiente partida:

Stahlberg,Gideon - Alekhine,Alexander [E23]

Hamburg ol (Men) Hamburg (3), 13.07.1930

1.d4 Cf6 2.c4 e6 3.Cc3 Ab4 4.Db3 c5 5.dxc5 Cc6 6.Cf3 Ce4 7.Ad2 Cxc5 8.Dc2 f5 9.a3 Axc3 10.Axc3 0–0 11.b4 Ce4 12.e3 b6 13.Ad3 Cxc3 14.Dxc3 Ab7 15.0–0 Ce7 16.Ae2 De8 17.Tfd1 Td8 18.a4 f4 19.a5 fxe3 20.Dxe3 Cf5 21.Dc3 d6 22.axb6 axb6 23.Ce1 e5 24.Ta7 Cd4 25.De3 Td7 26.Ta2 Tdf7 27.f3 Tf4 28.Ad3 Dh5 29.Af1 Dg5 30.Tf2 h6 31.Rh1 Txf3 0–1


Fuentes de las fotos:

(1) Schachecke.de
(2) Endgame.nl
(3) ballo.de
(4) berlinerschachverband.de
(5) bidmonfa.com
(6) evrado.com
(7) Megabase 2008
(8) bidmonfa.com
(9) olimpbase.org

Fuentes de los datos:

(1) olimpbase.org
(2) Deutsche Schachblätter

Traducción: Nadja Woisin


Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro