Problemas filosóficos para jugadores de ajedrez (5)

por Arne Kaehler
28/05/2020 – Nuestra pequeña columna de los problemas de lógica para ajedrecistas ahora va a tener una hermana, una sección de problemas de filosofía. Estos problemas también tienen solución, pero a la vez también sirven para debatir y filosofar porque son paradójicos. Una solución no necesariamente tiene que ser la única posible y podrá haber varias maneras de resolver el problema. El primer problema de esta nueva serie, se concentra en una solución que será obvia para algunas personas, pero no les parecerá lógica en absoluto a otros.

ChessBase 15 - Premium package ChessBase 15 - Premium package

¡Entrenarse como Carlsen, Caruana y compañeros! ¡Más rápido, más confortable y más eficiente! ¡Disfrute de las ventajas del flamante programa ChessBase 15! Los nuevos programas de paquetes combinan el nuevo ChessBase 15 con la nueva Mega Database 2019.

Más...

Las blancas siempre ganan

Los dos grandes maestros de ajedrez Fritz Diecisiete e Houdini Komodo, se habían estado enfrando entre ellos durante muchos años, con el fin de averguar, quién de los dos era el mejor jugador de ajedrez del mundo. Pero tenían el marcador absolutamente igualado porque resultaba que aquel jugador que jugaba con las piezas blancas siempre ganaba. Para resolver la cuestión de quién era mejor, en un momento dado organizaron un torneo. El premio en metálico para el ganador era de 5.000.000 de dólares. El subcampeón no recibiría nada de nada. 

Las reglas del torneo eran muy simples. Si un jugador lograse ganar dos partidas consecutivas, ganaría el torneo. Después de cada partida, cambiaron de bando y aquel jugador que había jugado con blancas a continuación jugaría con negras. Desafortunadamente también el torneo concluyó con el marcador igualado. 

Después de 100 partidas disputadas, ambos jugadores habían ganado 50 partidas, aquellas pues, que habían jugado con las piezas blancas. No simplemente era que aquel que jugaba con blancas ganaba con facilidad, sino encima el de las negras no tenía ninguna esperanza en absoluto de ganar. 

Para poner punto y aparte al torneo, los organizadores del torneo tomaron una decisión. 

"Mañana se disputará una sola última partida que será decisiva. Fritz, aquel jugador que había comenzado el torneo jugando con blancas, podrá elegir un rollo de papel de dos. En uno de los dos rollos estará escrita la palabra "negras" y en la otra la palabra "blancas". Esoja el rollito que escoja, tendrá que jugar con aquel color cuyo nombre estará escrito sobre la parte interior del rollito de papel que haya elegido". 

Ambos jugadores se pusieron a protestar porque al proceder de este manera, el resultado del torneo se basaría puramente en la suerte. Quien quiera reciba el rollo diciendo "blancas", ganaría la partida y el torneo. Pero los organizadores permanecían firmes en su decisión. 

Lo que Fritz no sabía, Houdini había estado colaborando con los organizadores del torneo para poder influir en el resultado del torneo. Houdini, había quedado en darles su premio en metálico a los organizadores, en el caso que que ganase el torneo, porque era lo único que quería. 

Había sido la idea del propio Houdini hacer que el torneo fuese decidido a través de una última partida decisiva y también de qué manera se iba a determinar, quién de los dos debía jugar con qué color. 

A vísperas de la última partida, Fritz se sentó un rato en el bar del hotel. De repente, se asomó el entrenador con cara de agitación. Se acercó y le dijo a Fritz: "Oye Fritz, no te vas a creer lo que te voy a contar. Estaba en la sala de juego porque los organizadores me habían rogado ayudarles a colocar bien las sillas para los especadores para la partida de mañana. Mientras estaba con lo de las sillas, escuché como estaban hablando en al sala adjunta los organizadores con la puerta medio abierta. No me quería creer lo que estaba viendo. ¡Los organizadores estaban escribiendo en letras grandes "negras" en ambos rollitos de papel! ¡Quieren que pierdas la partida, Fritz!"

Fritz reflexionó durante un breve instante y luego le comentó a su entrenador: "Muchas gracias por haberme advertido. No tengo nada que temer. Todo saldrá bien. Ya sé lo que tendré que hacer". 

En este momento, Houdini entró en la sala de juego para hablar con los organizadores. Los preguntó: "¿Habéis scrito "negras" en ambos rollitos de papel? ¿Sí, verdad?" Los organizadores le respondieron: "Sí, lo hemos hecho, Houdini". 

Houdini continuó:"¿Y el entrenador de Fritz ha visto que habéis escrito esas palabras en los rollitos?" - "Pues sí, lo ha visto. Es más, uno de nosotros le ha seguido para ver si se lo comentó a Fritz y efectivamente, se lo comentó tal y como había sido de esperar". 

Houdini se sentó en una silla con una sonrisa ancha. "Maravilloso. Fritz es un chico listo. Ahora procedamos con el último paso para que pueda ganar la partida mañana". Los organizadores asintieron y tomaron la medida necesaria para ello. 

Al día siguiente, Fritz logró ganar la partida y el torneo, jugando con blancas por la gran sorpresa de Houdini y los organizadores. 

¿Cómo lo consiguió y qué había ocurrido para que fuese posible?

Recuerde que los organizadores habían tomado una última medida necesaria para garantizar el éxito de Houdini. Pero al final fue justamente eso lo que estropeó su plan. La lógica no ayuda mucho aquí. Hay muchas soluciones posibles, pero hay una solución en particular que sirvió para obtener dicho resultado. 

Les rogamos disculpar el hecho poco realista que los jugadores siempre ganaban las partidas con las piezas blancas y nunca con las piezas negras, eso es, naturalmente un escenario un poco artificial por lo cual no se deberían tomar demasiado en serio este problema. En todo caso, al final de todo, Fritz ganó con las piezas blancas en todo caso. 

He llamado Fritz y Houdini a los dos protagonistas de mi pequeño cuento por ninguna otra razón que darles un poco de publicidad adicional, pues, son programas de nuestro surtido. 

Suscripción anual Premium a la Cuenta ChessBase

Suscripción durante 12 meses a los servicios Premium de la cuenta ChessBase

Más...

Fritz 17 Incluye el módulo FAT FRITZ

Fritz 17 es la nueva edición de aquel mismo programa de ajedrez Fritz que ha fascinado al mundo del ajedrez desde hace unos 25 años (¡!): las victorias de Garry Kasparov y de Vladimir Kramnik; los métodos innovadores y modernos de entrenamiento para jugadores aficionados y profesionales; ajedrez cibernético en el servidor de Fritz, etc. Fritz es “el programa de ajedrez más popular de Alemania” (Der Spiegel) y ofrece todo lo que necesita el ajedrecista. La novedad más espectacular: Fritz 17 incluye el módulo basado en una red neuronal de inteligencia artificial, "Fat Fritz".

Más...

Houdini 6 Standard

Houdini 6 continúa donde lo dejó su predecesor y añade unos sólidos 60 puntos Elo a este formidable módulo, que lo convierten una vez más en el programa de ajedrez más fuerte.

Más...

El peón tonto

El problema de lógica del peón tonto tiene como solución que se ha quedado con exactamente cero dudados. 

Si el peón se quedaría con exactamente nada, le pagaría al ♞ 24 ducados. Esto significa también que había duplicado este importe previamente, con lo cual tendría 12 ducados.

Ahora comprendemos u n poc mejor por qué es un peón más bien simple. Al correr por tercera vez con tan solo 12 ducados en su bolsillo, debería haber comprendido que esto no acabará bien. 

Es que antes ya le había dado 24 ducados al ♞ o sea que eso serían entonces 36 ducados (12+24). Esto se duplicó, es decir tenía 18 ducados (36 dividido por dos). El último paso sería pagarle otros 24 ducados al  ♞ lo cual sería exactamente 42 ducados y la mitad de 42 es 21. Al principio de todo el peón tonto había tenido en su bolsillo 21 ducados.

Noticia original en inglés: Arne Kähler (ChessBase)

Traducción al castellano: Nadja Wittmann (ChessBase)



Arne Kaehler, una persona creativa y apasionada por los juegos de mesa en general, nació en Hamburgo y aprendió a jugar ajedrez muy pequeño. Al enseñar ajedrez a equipos juveniles y al crear contenido sobre ajedrez en YouTube, Arne consiguió transmitir su pasión y llegó a crear un curso de ajedrez online. Actualmente, Arne publica en la página inglesa de ChessBase, enfocándose en producir artículos entretenidos y de promoción.

Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro