Relevo en la presidencia de la Federación Francesa de Ajedrez

por Stefan Löffler
26/04/2021 – De un tiempo, que se cuenta por años, a esta parte, los desencuentros entre Federación y jugadores han sido constantes en Francia; no será pues nada fácil la tarea que le espera al recién proclamado presidente de la FFE, Éloi Relange, cuya candidatura se ha impuesto a la de su predecesor en el cargo, Bachar Kouatly. Stefan Löffler cuenta la historia en el siguiente informe.

ChessBase 16 - Mega package Edition 2021 ChessBase 16 - Mega package Edition 2021

Ideas nuevas, análisis precisos, y entrenamiento a medida. ChessBase es la base de datos de ajedrez particular de referencia en todo el mundo. Aprenda, disfrute y mejore su juego. Cualquier ajedrecista con ambiciones, desde el Campeón del Mundo hasta los jugadores de club o los amigos ajedrecistas aficionados, trabajan con esta herramienta.

Más...

El GM Éloi Relange tiene 44 años, es hijo del pintor Jean-Maxime Relange, está casado y tiene tres hijos. Desde 2005, únicamente se ha sentado frente al tablero para defender los colores del Clichy, su club en París. Durante un tiempo se ha dedicado sobretodo a una actividad para él más lucrativa: el póker. Una actividad en la que alcanzó un importante éxito como cofundador de una academia de póker algo similar a la empresa de póker que vendieron unos alemanes y que hizo posible la fundación de Chess24. Desde hace unos años, Relange gestiona además una bolsa online de trabajo. 

La candidatura de Relange a la Federación Francesa de Ajedrez fue una idea promovida por el capitán del Clichy, Jean-Baptiste Mullon en julio de 2019: Mullon lamentaba el lastimoso estado de la Federación Francesa de Ajedrez y, cuando Leo Battesti le preguntó por qué no se presentaba él como candidato a la presidencia, Mullon respondió que eso demasiado grande para él, pero, le siguió dando vueltas a la idea y entonces se despertó en medio de la noche con una certeza: "¡Lo tiene que hacer Éloi!"

"Éloi" proviene del latín y significa "el elegido".

Éloi Relange | Foto: Overture2020.fr 

Tras varias reuniones, Relange aceptó  y finalmente decidió presentar su candidatura a la presidencia, le atraía la idea de tener un sueldo fijo garantizado. Gracias a los contactos de Mullon, logró recabarse el apoyo treinta personas al candidato Relange. Otra factor que puso viento en popa a su campaña fue lo tenso y complicado de la relación entre el equipo nacional de Francia y el presidente Bachar Kouatly .

Una vez anunciada la candidatura de Relange, Maxime Vachier-Lagrave, Étienne Bacrot y Laurent Fressinet comunicaron que no volverían a jugar en el equipo francés mientras Bachar Kouatly siguiese en la presidencia como consecuencia no fueron seleccionados para el Campeonato de Europa por Equipos 2019. Además, Kouatly despidió a demás al director técnico Jordi López  y al capitán del equipo francés, Sebastien Mazé. A Mazé le reprochó falta de disciplina y relató lo que sucedió en  la "Fiesta de las Bermudas" de la Olimpiada de Ajedrez 2018 en Batumi cuando Vachier-Lagrave se emborrachó de tal manera que acabó hospitalizado (personas allegadas a Vachier-Lagrave aseguran que fue algo puntual que nunca se ha vuelto a repetir); una historia que solo se hizo pública en Francia cuando Kouatly la aireó durante la precampaña electoral.

Bachar Kouatly nació en 1958 en Damasco, Siria. Su abuelo, Shukri al-Kuwatli, fue el primer presidente de Siria en los periodos 1943-1949 y 1955-1958. En 1963, tras el golpe de estado la familia se fue marchó al exilio a Beirut. Al principio Kouatly jugaba bajo bandera libanesa y aún era así cuando se coronó Campeón de Francia en 1979, pero a partir de 1982 ya como jugador francés representó en  en cinco olimpiadas de ajedrez a Francia. En 1990 no acudió a la cita olímpica al coincidir sus fechas  con el Campeonato del Mundo entre Kasparov y Karpov celebrado en Lyon del que era organizador. En 1997 compró y reflotó la revista de ajedrez francesa Europe Échecs, hábil en los negocios, además de gran maestro, Kouatly fundó la empresa IDEAL - Institut Developpement Echecs Animation Loirsir, cuya actividad abarcaba campus de entrenamiento en verano, cursillos de ajedrez y actividades diversas en regiones y municipios. Un producto de éxito resultó ser la "partida mayoritaria" en la que el alcalde de una localidad hacía equipo con grupo de jugadores, casi siempre escolares, en el que entre todos decidían cuál iba a ser el próximo movimiento. Si una ciudad deseaba la presencia de un personaje famoso, Kouatly solía invitar a Anatoli Karpov.  

Cuando en 2012 entró en contacto con la Federación Francesa de Ajedrez, Kouatly ya era desde hacía años el hombre de negocios más importante del mundo del ajedrez y quiso estar en la lista de quienes apoyaban a Léo Battesti, quien por entonces se presentaba como candidato a la presidencia, pero cuando Battesi rechazó la oferta de Kouatly, éste cambió de bando y decidió apoyar la campaña de Diego Salazar. Junto con Europe Échecs y el encuestador Larbi Houari, el candidato de Kouatly ganó las elecciones por muy escaso margen, con apenas una ventaja del 1%. 

Salazar se gastó más de lo que era capaz de ingresar y, tras tres años de presidencia, tuvo que dejar el cargo a un presidente interino. En 2016, el propio Kouatly presentó su candidatura a la presidencia renunciando, a diferencia de su predecesor Salazar y al candidato de la oposición Stéphane Éscafre, a cobrar un sueldo lo que sin duda le ayudó a obtener el apoyo de casi dos tercios de los votantes.

Tras el despido de su secretaria por razones económicas lo que provocó que varios de los empleados de la federación reaccionaran declarándose en huelga y la formación de un comité de empresa en otoño del año 2017.

Unos meses más tarde, Kouatly despidió al director técnico, Jordi López. Eso causó una gran protesta entre prácticamente todos los jugadores de la elite francesa que escribieron una carta abierta para expresar su descontento, fue por entonces cuando ocurrió lo de la en la Fiesta de las Bermudas en la Olimpida y la despido del capitán del equipo nacional, Sebastien Mazé. 

Por una parte, Kouatly había saneado las finanzas de la federación, encontró además un nuevo local de juego en el Castillo de Asnières, ubicado al Norte de París, a orillas del Sena, pero por el otra, Kouatly cada vez tenía más más enemigos.

El Castillo de Asnières

El estallido era sólo cuestión de tiempo hasta que finalmente Le Monde aireo el asunto preguntándose cómo era posible que el hombre de negocios más importante del mundo del ajedrez fuera además cabeza de la federación y advirtiendo sobre la incompatibilidad de que la organización de los campeonatos oficiales de la federación recayera casi siempre en IDEAL cuya publicidad se insertaba en Europe Échecs. Alarmado por el reportaje publicado en el diario, el Ministerio de Deportes abrió una investigación y publicó dos informes sobre los conflictos de intereses de Kouatly: para Relange y su equipo la intervención ministerial cayó como agua de mayo. 

Y llegó la pandemia. Unos cientos clubes se dieron de baja y mientras la federación se hallaba sumida en luchas internas entre las fuerzas que pugnaban por hacerse con el control en las inminentes elecciones.  Debido al coronavirus, las elecciones fueron aplazadas dos veces. En Francia, todas las federaciones deportivas están obligadas a celebrar elecciones en olímpico, pero al aplazarse la Olimpiada en Tokio lo fueron también las elecciones presidenciales de la Federación Francesa que no se han celebrado hasta abril 2021. Mientras que Relange se preguntaba si merecería realmente  la pena aguantar, el abogado Joel Gaultier se presentó como tercer candidato, entretanto el encargado de llevar los negocios de la federación era un presidente interino, Yves Marek.

Debido al daño que había causado a su imagen por los informes publicados por el Ministerio de Deportes, Kouatly configuró una candidatura haciendo tándem con Johanna Basti, un mujer bien relacionada con las instancias oficiales de la Républica. 

Relange contaba con el respaldo de los "descontentos". Gaultier se presentaba como candidato de la reconciliación y del nuevo equilibrio: Larbi Houari, el hombre que había movilizado al electorado de Salazar en 2012, de Kasparov en las elecciones a la presidencia de la FIDE en 2014 y había apoyado a Kouatly en 2016, era el as en la manga más importante del abogado. Eso sí, el encuestador debe haber presentido que Gaultier no lograría los votos suficientes. 

En Francia, el presidente de la federación es elegido por los 810 clubes federados que dependiendo de su la cantidad de jugadores reciben entre uno y dieciséis votos. Dos tercios de los clubes únicamente disponen de uno o dos votos de los 1.701 que hay en juego. El voto por correo está permitido, pero la mayoría de los clubes decidió acudir el sábado de pascua a París. La participación electoral ascendió al 91 % (¡!) arrojando el siguiente resultado : Gaultier recibió el 23 % de los votos, Kouatly el 36 % y Relange el 41 % que otorgó la presidencia a éste último por mayoría simple.

El periodista y bloguero de ajedrez, Christophe Bouton, fue testigo de cómo tras unos instantes de incertidumbre, Kouatly esbozó una sonrisa y felicitó a su sucesor, casi veinte años más jóven que él y ofreció su apoyo. Aunque "apoyo" es una palabra que permite muchas interpretaciones, lo más probable es que en la realidad no haya mucho de tal cosa.

La compañera de campaña de Kouatly, Johanna Basti, anunció que en el futuro trabajará para la Federación Francesa de Bridge. Otra colaboradora de Kouatly la tenída por eficacísima directora general Mathilde Choisy abandonará igualmente la Federación Francesa de Ajedrez. El alcalde de Chartres, Jean-Pierre Gorges, amigo de Kouatly, anunció que ni la Liga Francesa, que habitualmente se disputaba en las fechas alrededor de Pentecostés, ni los Campeonatos de Francia, se podrán disputar en Chartres este año. 

Relange tiene ahora en sus manos la organización de todo y el tapar los más que previsibles huecos. Ni siquiera puede estar seguro de cobrar el salario de 2.700€ que aspiraba cobrar como presidente. pues al ser una institución sin ánimo de lucro, la Federación Francesa puede pagar un sueldo a sus empleados pero eso no está tan claro en el caso de sus directivos: Mullon comentó que para eso sería suficiente contar con el visto bueno de la junta directiva, pero según los estatutos marcados por el organismo superior  bajo cuyo control están las federaciones de deportes y las entidades culturales, tal medida debe ser aprobada en asamblea general con el voto a favor de dos tercios de los delegados. 

Enlaces


Stefan Löffler es un periodista alemán, maestro internacional de ajedrez y reside en Viena y Lisboa. Es miembro de la Comisión de Educación de la FIDE y colaborador de ChessPlus Ltd. www.chessplus.net y, asímismo es director del programa de la Conferencia de Ajedrez de Londres. www.londonchessconference.com