Se abre el circo de Linares

22/02/2002 – LEONTXO GARCÍA nos manda desde Linares la crónica de los momentos previos. Hoy tendrá lugar la ceremonia de inauguración. Mañana empieza la batalla. El día 10 de marzo las aguas volverán a su cauce. Además del toneo magistral, se celebrarán el II Torneo Internacional de Ajedrez para Ciegos (del 22 de febrero al 4 de marzo), el IX Abierto Internacional Anibal (del 1 al 10 de marzo) y el II Torneo de Base "Día de Andalucía" (28 de febrero) Pero dejemos la palabra al cronista que nos imbuirá del espíritu del torneo desde la arena de Linares

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

la arena de Linares


Circo romano, de carpa o virtual. Linares, el Wimbledon del ajedrez, tiene algo de los tres: gladiadores que luchan a muerte, artistas, fieras y una multitud de seguidores por Internet. Gari Kaspárov, El Ogro de Bakú, quiere humillar otra vez desde mañana a cuatro de sus grandes presas: Viswanathan Anand, Michael Adams, Vasili Ivanchuk, y Alexéi Shírov (España); y especialmente al nuevo campeón del mundo oficial, Ruslan Ponomáriov, de 18 años. Además, debuta un español con mucho talento: Francisco Vallejo, campeón del mundo sub 18 en 2000.

Francisco Vallejo

No es necesario que hablen las paredes del hotel Aníbal -llenas de fotos de ajedrecistas insignes que han dejado muchas neuronas desde 1978 en esta ciudad de la provincia de Jaén- para comprender que estamos en un lugar sagrado. Los empleados miman a las cinco grandes estrellas, que ya casi son de la familia: el agresivo Kaspárov, el vegetariano Anand, el tranquilo Adams, el nervioso Ivanchuk y el genio imprevisible Shírov apenas pisarán la calle, excepto para rápidos paseos, porque esas paredes son la sede de su gran cita anual con Caissa, la diosa del ajedrez. Los jóvenes Ponomáriov y Vallejo serán pronto contagiados por el ambiente especial del torneo.

El Hotel Anibal

El hotel y el escenario están unidos por un pasillo interior que Kaspárov recorrerá cada día (excepto el 27 y el 5, jornadas de descanso) durante dos semanas con sus andares de fiera para transfigurarse de monje a gladiador. En Linares, donde ha viajado en compañía de su madre, Clara Kaspárova, y su entrenador, Yuri Dojoián, su estado más habitual es el enfado: la ira le resulta imprescindible para demostrar un año tras otro -tiene 38 y fue el campeón más joven a los 22- que es el 'número uno', el que mejor se prepara y el que más lucha. Y necesita ser el mejor porque le educaron para ello, y no para otra cosa; es un auténtico animal de la competición.

Clara Kasparova y Dojoian

Como siempre, Clara Kaspárova bajará con antelación al restaurante para pedir la comida de su hijo. Hace tres años que su hijo cambió la dieta. Ahora, una comida normal para él consta de una ensalada de tomate, pimientos, cebolla y queso, seguida de pescado a la plancha. Hasta 1999 engullía salmón y solomillo media hora antes de las partidas: "Hago la digestión durante la apertura, que no necesita mucha concentración, y quemo la energía acumulada en la comida durante el medio juego, cuando más falta me hace", explicaba entonces. Ahora sólo come carne por la noche.

Como casi siempre, Kaspárov ocupa la 'suite' 103, y le ha dado una copia de la llave a su madre, que está en la habitación de al lado, en previsión de cualquier emergencia. Anand y su esposa, Aruna, ocupan otra 'suite', la 135, cuya pared es contigua a la de Kaspárov. Por tanto, el indio deberá hablar en voz baja cuando analice con su entrenador, el georgiano Elizbar Ubilava, al igual que Kaspárov con Dojoián. Hace muchos años, cuando la rivalidad entre Kaspárov y Kárpov estaba en su apogeo, era éste quien ocupaba la 135, lo que contribuía a la tensión de la guerra psicológica entre ambos.

Precisamente el primer duelo por el Campeonato del Mundo entre Kaspárov y Kárpov causó, de manera indirecta, un episodio inolvidable. Corría el mes de febrero de 1985. El filipino Florencio Campomanes, entonces presidente de la FIDE, acababa de provocar uno de los mayores escándalos de la historia del ajedrez al cancelar ese duelo sin vencedor tras cinco meses de lucha, bajo fuertes presiones del Kremlin. Kárpov ganaba por 5-3 (se jugaba a seis victorias) pero había perdido las dos últimas partidas, 47ª y 48ª. Las fotos publicadas por las agencias indicaban que Kárpov sufría un agotamiento extremo. De hecho, la Federación Soviética, tras llevarle a Austria para una cura de reposo, comunicó al organizador de Linares, Luis Rentero, que el entonces campeón del mundo no estaba en condiciones de jugar el torneo, y que enviaba en su lugar al gran maestro Ígor Makárischev.

Florencio Campomanes

Campomanes, cuya decisión había merecido un editorial del 'New York Times', y Rentero compartían una filosofía común: el fin justifica los medios. Como Linares no había logrado aún el gran prestigio que tiene ahora, Rentero vio el cielo abierto para que su torneo produjera una noticia de gran impacto, y actuó como si no hubiera recibido el aviso de la Federación Soviética. El día previsto para la inauguración, a las 19.00 horas, el Ayuntamiento de Linares estaba abarrotado de autoridades, periodistas, cámaras, cables y micrófonos: todos esperaban a Kárpov, pero quien apareció fue Makárischev. Con la arrogancia de un torero, Rentero se dirigió a los periodistas: "La Federación Soviética no se va a reír del pueblo de Linares. Nosotros invitamos a Kárpov. Por tanto, Makárischev volverá a Moscú en el primer avión".

Luis Rentero e hijo

Hoy, los escándalos no son necesarios para la brillantez del torneo. Desde que sufrió un gravísimo accidente de coche, Rentero no tiene la salud necesaria para organizarlo. Pero se mantiene el alto nivel de combatividad que él estimuló con multas a quienes firmaban tablas rápidas y 'listas negras' a los reincidentes, que nunca más eran invitados. Es probable que mañana, durante la primera ronda, Rentero aparezca en la sala de prensa y diga algo parecido a lo que dice todos los años: "En este circo los gladiadores se matan de verdad. Hay sangre en casi todas las partidas. Esto es un verdadero torneo de ajedrez".

LEONTXO GARCÍA


Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro